Skoda Fabia

8 febrero, 2007, modificada el 11 enero, 2011 por

Superior a su predecesor en todos los aspectos, el nuevo Fabia cuenta con una estética más juvenil y mejor habitabilidad, a la vez que estrena motores.

3

Superior a su predecesor en todos los aspectos, el nuevo Fabia cuenta con una estética más juvenil y mejor habitabilidad, a la vez que estrena motores.

3


Superior a su predecesor en todos los aspectos, el nuevo Fabia cuenta con una estética más juvenil y mejor habitabilidad, a la vez que estrena motores. Para disfrutarlo habrá que esperar hasta mayo, si bien la versión Combi no llegará hasta octubre.


EL Fabia es un modelo del que Skoda está especialmente satisfecha, como prueban esos 1,5 millones de unidades que se han vendido de la primera generación desde 1999. Ahora, a la segunda generación, que estará disponible en España a partir de mayo, le toca mantener el listón igual de alto. El nuevo Fabia presenta una línea muy cambiada con respecto al vehículo que sucede. Además de tener unas dimensiones un poco más grandes, es 22 milímetros más largo y 47 milímetros más alto, su estética es más cuadrada, lo que se traduce en un interior más espacioso y mejor aprovechado. También ahora tiene una estética menos sosa y resulta más atractivo y dinámico, con un frontal inspirado en el del Roomster que le imprime más carácter.


Lo bueno de este nuevo Fabia lo encontramos en el interior, sobre todo en las plazas traseras, donde los pasajeros podrán disfrutar de mayor espacio para la cabeza y para las piernas, lo cual supone un paso adelante muy importante con respecto a su antecesor, que pecaba de falta de espacio en esos asientos. Asimismo, el maletero, con 40 litros suplementarios, se ha visto favorecido y eleva la capacidad hasta 300 litros, que puede incrementarse hasta 1.163 litros si abatimos los asientos traseros. Otra ventaja que encontramos hacen referencia a los asientos, que en una posición más elevada (30 mm), permite una mejor visibilidad.


En otro aspecto que ha mejorado el Fabia es en su presentación final y, pese a que sigue mostrando un salpicadero un poco soso, se puede apreciar un refinamiento mayor y una calidad de acabado más cuidada. A todo ello hay que añadir un equipamiento de serie más completo. En España estará disponible con tres niveles de acabado: Ambiente, Sport y Elegance y desde la versión básica cuenta con una dotación de serie muy completa. El Fabia ha sido siempre un modelo que ha destacado por tener un magnífico comportamiento dinámico y esta segunda generación no iba a ser menos.


3

Su estabilidad continúa siendo magnífica y muestra siempre un comportamiento noble y predecible, por lo que resulta un coche muy fácil de conducir. En este sentido, la buena dotación de sistemas electrónicos de ayuda a la conducción tiene también mucho que decir. Además del ABS con EBC, el modelo checo dispone de programa electrónico de estabilidad (ESP) y control de tracción (ASR), mientras que en materia de suspensiones no presenta cambios importantes con respecto a su predecesor y mantiene los mismos esquemas. La nueva generación del Fabia se comercializará con siete motorizaciones, cuatro de ellas de gasolina y tres diésel.


Las primeras comienzan con el tres cilindros de 1,2 litros, que se puede escoger con 60 o 70 caballos de potencia. La última dotada con doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro. A continuación se sitúa el 1.4 16V de 85 CV y como opción más potente un nuevo motor 1.6 de 105 caballos construido en aluminio. Esta mecánica está disponible con una caja de cambios manual de cinco marchas o con una automática de tipo Tiptronic de seis relaciones. En nuestra primera toma de contacto con el nuevo Fabia tuvimos ocasión de conducir las versiones 1.4 y 1.6 y en ambas hay que destacar su magnifica suavidad de funcionamiento y, en el caso de la más potente, unas sensaciones muy deportivas.


Pero los verdaderos protagonistas en el modelo checo van a ser los motores turbodiésel. La marca ha elegido tres mecánicas superprobadas, fiable y que siempre han destacado por ofrecer un buen rendimiento y unos consumos muy ajustados. Se trata del tricilíndrico TDi de 1,4 litros con potencias de 70 y 80 CV y el 1.9 TDi de 105 CV, todas ellas dotadas del conocido sistema de inyección directa con bomba-inyector por cada cilindro, cuyo aspecto menos trabajado es su funcionamiento poco refinado. En cualquier caso, son unos motores que se adaptan perfectamente a la filosofía del nuevo Fabia, al que le sientan como anillo al dedo. Por lo que respecta a precios, la marca checa ha anunciado que en España los mantendrá idénticos a los de la generación anterior, o lo que es lo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba