Señoras y caballeros… ¡El nuevo Ford Focus!

3 Agosto, 2011, modificada el 8 Agosto, 2011 por

La presentación puede parecerte exagerada, pero te aseguro que no lo es. Basta salir a la calle con este Ford Focus para que todas las cabezas se giren a su paso. Muy bien, su llamativo color ayuda bastante, pero… ¿Es tan frecuente que en los semáforos, al aparcar o en la gasolinera, te pregunten (interroguen, más bien) por un compacto?

No valorado

Destacable

  • Imagen llamativa
  • Chasis afinado
  • Postura de conducción cómoda

Mejorable

  • Espacio en las plazas traseras
  • Consumos
  • Dirección de tacto algo blando

Cualquier cambio en el nutrido segmento de los compactos está muy estudiado: aquí “pululan” los Peugeot 308, Seat León, Citroën C4, Opel Astra, el “superventas” Renault Mégane y el codiciadísimo Volkswagen Golf, por citar algunos ejemplos. La competencia es feroz y hay que saber qué pasos dar para que los rediseños ofrezcan ese “algo más” necesario para destacar. Ford, a tenor de las caras que deja a su paso, lo ha conseguido con el nuevo Focus.

No te hablo sólo del color que exhibe esta unidad (haría las delicias de cualquier amante del “tuning”), sino de sus líneas agresivas, afiladas, musculosas. Sacarlo del garaje y recibir miradas es todo uno. Pero hay quien va más allá y no se corta con las preguntas: “¿Es el nuevo Focus? ¿Qué tal va? ¿Cómo es por dentro?”. Espera, que te lo cuento.

Diseño Focus, pero aumentado

Acostumbrándome a las reacciones que provoca (lo habría esperado de las versiones más deportivas, pero quizá no tanto de un 1.6 de gasolina turbo, con 150 CV), empiezo a comentar: ha crecido respecto a la versión anterior -ahora mide 4,36 m de longitud- y la marca se ha esforzado por dotarlo de una estética más agresiva, se mire desde donde se mire. No hace falta que insista, porque los ojos de los interesados están recorriendo cada uno de sus trazos tensos, definidos y bien esculpidos. Gusta, no hay duda.

Comportamiento: fiel a su herencia

Su presencia también transmite más aplomo, debido al aumento en sus cotas, pero… ¿Cumple lo que promete? Más preguntas acompañadas de caras expectantes; no esperaba este “tercer grado” en la gasolinera… Aunque ya puestos, no es plan de dejar al auditorio con la duda.

Con permiso del León y el Golf, el Focus siempre ha presumido de uno de los chasis mejor afinados del segmento. Y en su nueva generación no iba a ser menos: las suspensiones cumplen con su cometido, lo que significa que no dejan que la carrocería se incline en exceso, pero tampoco te saltan los empastes.

Acompañando a este conjunto hay una dirección de tacto un poco blando que apena resta precisión al modelo: reacciona de forma noble en cualquier circunstancia. ¿Que tenemos que hacer 650 kilómetros por una autopista en buen estado? Adelante, aunque te advierto que el consumo está más cerca de los 7 l/100 km que de los 6 que anuncia como cifra oficial. Eso sí, puedes engranar la sexta marcha y olvidarte hasta que llegues a tu destino, ya que el desarrollo de esta relación es muy largo y el motor, elástico. ¿Que vamos a transitar por un retorcido puerto de montaña? Nos acompaña un cambio de manejo suave y limpio, pero echo de menos unos recorridos más cortos. También me habrían gustado unos frenos más progresivos: son muy eficaces, pero entregan casi todo el mordiente al final del recorrido del pedal.

El motor 1.6 Ecoboost de gasolina, con inyección directa, ofrece 150 CV muy voluntariosos: este Focus acelera con brío y sube de vueltas con alegría; no necesitarás muchas “espuelas” para obtener lo mejor de la mecánica. Es obediente a los requerimientos del pie derecho y te permite jugar con ciertas reservas de potencia: más que suficiente si buscas un propulsor fiable y que te procure dosis de diversión cuando las pidas. Para los que quieran más, el ST, con 250 CV, se pone a la venta a finales de año

Un interior de manual

Y no sólo por sus ajustes y su realización correcta, sino porque necesitarás echar un vistazo (aunque sea pequeño) a las instrucciones, debido a la cantidad de equipamiento que lleva. “Ponerte al volante es parecido a hacerlo en el ‘Enterprise…’”. La frase no es mía, sino de uno de los “amigos” –a estas alturas de la película, ya había confianza- que me pidieron, muy educadamente, curiosear en el habitáculo. Mientras las llaves sigan en mi bolsillo… Un momento: no hacen falta, ya que lleva arranque por botón. Pero no hay problema; la profusión de pulsadores tiene encantado al personal.

Cada uno corresponde a un sistema, como el Start/Stop, el control de crucero, el ordenador de viaje… Eso, si tenemos en cuenta la dotación de serie. Pero esta unidad de pruebas viene “alicatada hasta el techo” y cuenta con el paquete Tech Titanium, que añade un dispositivo de frenado para evitar accidentes a baja velocidad, alertas de cambio involuntario de carril, de ángulo muerto o de somnolencia del conductor, reconocimiento de señales de tráfico y un largo etcétera. Tendrás que sumar 1.150 euros a los 21.700 que cuesta, pero merece la pena pararse a pensarlo. Y si quieres hacerte la vida más fácil o personalizar tu Focus al máximo, echa un vistazo al asistente de aparcamiento activo (lo eligen el 30% de los compradores: que el coche busque un sitio para estacionar él solito y lo deje perfecto es la locura, incluso para aquellos que lo han visto varias veces) o a la iluminación interior mediante LED, que permite cambiar el color de la luz ambiental simplemente pulsando un botón.

Será sencillo acostumbrarte a todos los mandos (excepto el navegador, que ganó la partida varias veces, los dispositivos tienen un manejo muy intuitivo) y a la comodidad de sus asientos, que permiten una postura de conducción perfecta para cualquier talla. Llama la atención que no haya más espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, teniendo en cuenta el aumento en las medidas de este Ford, pero -seamos sinceros- en estos compactos pocas veces viajan cinco personas juntas y, cuando lo hacen, los trayectos no suelen ser largos: cuatro adultos estarán cómodos y su equipaje cabrá en el maletero. Tras saber todo esto, ¿habrá convencido el nuevo Focus a la audiencia?

– Si quieres ver nuestra vídeo prueba sobre la versión diésel del nuevo Ford Focus, no te pierdas este vídeo.

5 Comentarios

Esmeralda G. Valladolid 3 Agosto, 2011

Yo he tenido la oportunidad de montarme en este mismo coche y es verdad que mira todo el mundo, vayas por donde vayas, sólo que yo sí creo que es por el color :-D.

jlcm 3 Agosto, 2011

Estéticamente me ha decepcionado un pelín, no sé, a lo mejor es cuestión de acostumbrarme, pero echo de menos los faros traseros alargados. De momento me quedo con la versión anterior…

Jose Escalona 5 Agosto, 2011

He tenido la ocasion de probarlo y es una autentica maravilla, va pegado a la carretera y es el modelo que tiene la estetica mas acertada… y un buen precio
ENHORABUENA !!!!

Ramon Baltasar 5 Agosto, 2011

Es el mejor cohe del mercado…ni A3, GOLF, Civic, etc le llegan a la altura del escape… BIEN FORD… SEGUIR ASI. Un coche con esta tecnologia en opcion que ni un AUDI a8 te ofrece. QUE PASADA !!!!

BBS 9 Agosto, 2011

Que feo es el jodido…….y como tenga en herencia los fallos de la version anterior……mal vamos…..

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba