Seat León ST Cupra 2015: primera prueba

Seat León ST Cupra 2015: primera prueba

Seat enriquece aún más la gama León con la llegada de la versión ST Cupra (280 CV), que une la carrocería familiar con unas brillantes prestaciones deportivas. Lo hemos probado en calle y en circuito y aún nos duran las buenas sensaciones. A la venta en junio de 2015 por 33.620 euros.

Nuestra valoración: 8,8 Sobresaliente

9

10

9

8

9

8

Destacable

  • Comportamiento en curva
  • Dirección progresiva
  • Capacidad de frenado

Mejorable

  • Recogido de los asientos de serie

El León ST Cupra logra la cuadratura del círculo al combinar una carrocería familiar, con toda la capacidad de carga que eso supone, y un comportamiento plenamente deportivo que maravillará a esos conductores que se desplazan con su familia y necesitan la amplitud de un ST, pero que no renuncian a disfrutar conduciendo, en total seguridad, pero con dinamismo y capacidad de aceleración y frenada.

Será importante para esos compradores adaptar las presiones a la carga que en cada momento apliquen a su vehículo, porque un modelo de estas características resulta sumamente sensible a los cambios en la distribución de pesos y a la deriva que los neumáticos, dependiendo de la presión que lleven, pueden originar.

Nos ha encantado, en esta primera prueba de conducción del León ST Cupra, comprobar que no todo es blanco o negro y que las mezclas y los conceptos mestizos tienen mucho que aportar en el mercado del automóvil, con nichos interesantes y divertidos. Esperamos poder contar pronto con una unidad de pruebas que someter a un análisis más en profundidad. A ella os emplazamos.

Diseño Rasgos deportivos en una silueta familiar

Seat León ST Cupra
El León ST Cupra comienza a venderse en España el próximo mes de junio.
Ampliar

El Seat León ST Cupra comparte con el Seat León ST, la carrocería familiar del León, todos los rasgos básicos, pero se embellece y personaliza con elementos originales que lo diferencian,  conformando un diseño más pasional y atrevido. Cupra es el apellido de las variantes más deportivas de Seat, las de más altas prestaciones y cualidades dinámicas supremas, así que la estética debe comunicar del mejor modo posible ese ADN específico. Dicen los portavoces de la marca que la variante ST Cupra ha perfeccionado el lenguaje de diseño presente en la gama León y que equilibra potencia y elegancia. En la galería de fotos que os ofrecemos en esta misma página, podéis juzgar por vosotros mismos, pero sí os apuntamos esos rasgos distintivos, que se concentran en la parte frontal y en la trasera.

En el morro, la zona inferior cuenta con grandes tomas de aire cubiertas con rejilla de tipo nido de abeja, con la función de refrigerar motor y frenos, que son sometidos a un trabajo extremo en un coche de este tipo. Bajo la calandra, en la que va inserto el logo de Seat y el de las versiones Cupra (simulando la bandera ajedrezada de llegada a meta), cuatro ranuras horizontales ensalzan igualmente la apariencia deportiva.

En la zaga y con ese mismo afán de conseguir una imagen hiperdeportiva, el ST Cupra muestra, en la parte inferior del parachoques, una línea negra con reflectores rojos en los extremos. Esta inserción se complementa con un alerón más prominente en el techo y con la doble salida ovalada del escape. También a las llantas de aleación se les ha dado un diseño exclusivo y tras ellas se asoman las pinzas rojas de los frenos. Cristales de las ventanas oscurecidos y grupos ópticos de tipo LED, tanto delante como detrás, terminan de redondear un diseño que en toda la gama gusta y que en esta versión en concreto realza los valores deportivos Cupra.

Interior Espacioso, funcional y con buena calidad percibida

Seat León ST Cupra
El puesto de conducción está optimizado para una conducción dinámica.
Ampliar

El diseño interior del León ST Cupra cumple con tres funciones importantes: transmitir el mismo grado de deportividad exterior, mostrar un gran nivel de calidad percibida y facilitar al conductor/piloto el control de este pura sangre en todo momento. Esos objetivos explican el diseño limpio del salpicadero, la suavidad de los materiales al tacto, la buena colocación de los diversos mandos y botones… Desde el puesto de conducción, destaca sobre todo el volante de diseño exclusivo Cupra, con la parte inferior recta en lugar de curva, forrado de cuero perforado antideslizante para que las manos no puedan resbalar, puedan dibujar las trazadas adecuadas y manejen con precisión el coche. Detrás de él, levas para el uso manual del cambio automático DSG (opcional), que fue el que pudimos probar en el circuito de Castellolí en la presentación del ST Cupra a la prensa especializada. La palanca del cambio, impecablemente ubicada, con recorridos cortos y precisos, ayuda en su uso manual a una progresión rápida de las marchas cuando la conducción así lo exige.

Desde el punto de vista estético, el interior del León ST Cupra está igualmente diferenciado por la luz ambiental (en dos colores dependiendo de la elección que en cada momento haga el conductor con su “Driver Profile”), las tapicerías disponibles (monócromas o con diversas combinaciones de color, como la de cuero negro con inserciones blancas). Los asientos de serie recogen bien (en circuito podrían tener mayor sujeción lateral), pero se ofrecen con ese fin también asientos baquet de competición. Los pedales y las estriberas van revestidos en aluminio y las taloneras llevan la palabra Cupra.

Pero que todo esto no nos haga olvidar que estamos a bordo de un familiar: detrás contamos con un maletero de 587 litros ampliable a 1.470 si abatimos los respaldos de los asientos traseros. Para aumentar la sensación de espacio y luminosidad, está  disponible el techo solar panorámico (que los niños suelen agradecer en viajes largos) con cristal oscurecido.

Motor Corazón de competición, con consumos contenidos

Seat León ST Cupra
El 2.0 TSI de 280 CV acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos con cambio DSG y en 6,1 con cambio manual.
Ampliar

El único motor para el Seat León ST Cupra es el 2.0 TSI de 280 CV, un gasolina de doble inyección que será el único disponible en la gama Cupra, ya que la variante de 265 CV será eliminada en nuestro mercado por la falta de demanda: los compradores españoles de versiones Cupra se inclinan en su mayoría por el motor de 280 CV, por lo que el departamento de Márketing de Seat lo deja como única opción. Se puede combinar, como hemos visto, con cambio manual de 6 velocidades o cambio automático DSG (opcional) y acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos (6,1 con cambio manual), manteniendo consumos medios de 6,6 litros a los 100 (6,7 en versión manual). La velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h, con un par máximo de 350 Nm, que se mantiene además invariable en la mayor parte del régimen de utilización (entre las 1.750 y las 5.600 rpm). Por lo que respecta a las emisiones, éstas son de 157 g de CO2/km para la versión manual y 154 para la automática.

Los componentes de este 2.0 TSI se han modificado para que pueda ofrecer unas prestaciones que se aproximan a un motor de competición y para que pueda resistir la conducción deportiva, más exigente y extrema. Así, muchos elementos se han reforzado para aumentar su dureza y su resistencia al calor, el turbo entre ellos, que puede trabajar con mayor presión y a más temperatura. Lo mismo ocurre con el sistema de doble inyección, especialmente diseñado para reducir el consumo y la emisión de partículas de este cuatro cilindros, que, por cierto, también cuenta con sistema Start/Stop y función de recuperación de energía para aumentar su eficiencia energética.

Para el conductor, todo esto se convierte en una sensación de respuesta inmediata, incluso cuando acaba de arrancar, una subida de vueltas rápida y progresiva acompañada de un sonido espectacular, “de carreras”, que sin duda hará las delicias de los compradores amantes de su familia pero que no quieren dejar de lado las dosis de emoción que proporciona ponerse al volante de un buen deportivo, circulando al mismo tiempo con total seguridad.

Comportamiento Máxima diversión, total seguridad y control

Seat León ST Cupra
El control de estabilidad puede desconectarse o ponerse en modo deportivo.
Ampliar

El comportamiento dinámico del Seat León ST Cupra no sólo procede de su potente motor. En su desarrollo se han incorporado importantes avances tecnológicos, como el control de chasis adaptativo, el diferencial autoblocante activo y la dirección progresiva, que, unidos a sus frenos de alto rendimiento, proporcionan una conducción “fácil”, a pesar de la susceptibilidad que a priori puede despertar la dinámica deportiva combinada con una carrocería familiar.

Para que pudiéramos juzgar las aptitudes de esta nueva versión Cupra, Seat convocó a Autocasion.com a una jornada de conducción en el circuito barcelonés de Castellolí, seguida de un recorrido por vías convencionales (autopista, carreteras secundarias y trazado urbano), durante la que pudimos experimentar la versatilidad del León ST Cupra.

El control de chasis adaptativo permite compensar las inclinaciones y conseguir una máxima precisión en los trazados (sin subvirajes ni sobrevirajes indeseados), ya que, en cuestión de milisegundos, se adapta a las condiciones del firme y del tipo de conducción que se esté practicando. De hecho, el León ST Cupra cuenta con el sistema de “Driver Profile”, con el que se puede elegir una conducción confort, sport o Cupra (la más deportiva), según las circunstancias. La dirección progresiva reduce las vueltas de volante necesarias para efectuar giros (una maravilla en carreteras de curvas y muy útil también para maniobras como el aparcamiento). El diferencial autoblocante reparte la tracción para que las condiciones de adherencia sean siempre las idóneas para garantizar la trazada, evitar salidas de la carretera o compensar los posibles fallos del conductor. Además, elimina los rebotes en el volante y facilita un control máximo de la dirección. El control de estabilidad (ESC en la denominación de Seat) puede desconectarse de modo parcial (desactiva el control de tracción) o total (lo desconecta completamente).

Nuestra experiencia durante la conducción en circuito (en esta misma página podéis ver el vídeo que grabamos) cumplió plenamente las expectativas de deportividad y deshizo el prejuicio sobre la carrocería familiar, un disfrute en el que también tuvo que ver que las unidades de pruebas estuvieran equipadas con el pack Performance (opcional), que subraya el carácter deportivo del modelo con frenos Brembo de alto rendimiento, neumáticos Michelin Pilot y llantas de 19 pulgadas. El comportamiento en curva del León ST Cupra resulta noble, apuntando estrictamente donde uno quiere, acelerando de manera instantánea y con una frenada sorprendente sin comprometer la estabilidad. Ya fuera de Castellolí, por vías con restricciones de velocidad, intentamos simular esos momentos en que se va con la familia y hay que practicar una conducción más conservadora. Eligiendo el comportamiento Confort, el León se vuelve cordero y nos lleva con suavidad por las calles, los atascos y finalmente nuestro destino en el centro de Barcelona.

Equipamiento Tecnología, seguridad y confort

Seat León ST Cupra
El pack Orange Line cuentas con estas llantas bicolores.
Ampliar

Aparte del equipamiento tecnológico que ya hemos comentado en los apartados de motor y comportamiento, el León ST Cupra cuenta de serie con faros de LEDs integrales, grupos ópticos también de LEDs, que proyectan una luz parecida a la luz diurna, que cansan menos la vista y elevan el ángulo del haz de luz cuando se alcanza una velocidad superior a los 110 km/h durante más de 30 segundos (más visibilidad sin deslumbrar a los conductores que circulan en sentido contrario). También de serie es el freno multicolisión, que ayuda a prevenir alcances secundarios en caso de accidente.

El control de velocidad adaptativo emplea señales de radar para mantener la velocidad deseada y la distancia de seguridad predeterminada, acelerando o frenando al vehículo dependiendo de la situación del tráfico (si tiene cambio automático DSG, el sistema puede parar completamente el coche). Se combina con el sistema Front Assist, que detecta el tráfico que circula por delante y en el mismo carril y puede evitar una colisión con el vehículo que nos precede.

Un extra interesante es el sistema de navegación High, con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con mayor resolución de pantalla y funciones extra: se pueden conectar diversos teléfonos por Bluetooth, gestiona varios perfiles de usuario y permite leer y escribir mensajes de texto. De serie, el León ST Cupra lleva un sistema con pantalla más pequeña (6,5 pulgadas) y menos funcionalidades.

Por último, y según el nivel de acabado o el pack de equipamiento que se elija, se puede contar, entre otras cosas, con asientos deportivos en Alcantara, volante Cupra o el  Seat Sound System (diez altavoces con 135 vatios y subwoofer de 35 varios alojado en el maletero).

En cuanto a imagen, se puede personalizar con el citado paquete Performance, o los packs Black Line, White Line y Orange Line, que ofrecen diversas combinaciones de colores, llantas y detalles accesorios.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Edgardo Hinojosa 25 febrero, 2015

La línea de Seat me gusta bastante y más estos Cupra.. ya que no deja de guardar ese estilo deportivo con un toque familiar. Hace unos días vi un artículo muy interesante en MiAuto, un web especializado en SEAT y VW y tienen toda la información sobre estas marcas. Ahora con esta nota se complementa aún más mi información.Saludos.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba