*

Seat Ibiza Copa 1.6 TDI: Te conquistará

18 Julio, 2011, modificada el 22 Abril, 2015 por

A primera vista, el Seat Ibiza no tiene nada nuevo, aunque, si te acercas… Un momento, ¿qué significa ese distintivo en los laterales? La palabra “Copa” aparece en su carrocería para traerte más equipamiento a un precio competitivo. ¿Merece la pena? Sigue leyendo y lo descubrirás.

No valorado

Destacable

  • Completo equipamiento
  • Precio ajustado
  • Gasto contenido

Mejorable

  • Recuperaciones del motor
  • Aspectos de algunos plásticos
  • Espacio en las plazas traseras

Tienes ante tus ojos uno de los coches más vendidos en los últimos meses en nuestro país. El Seat Ibiza es cómodo, se adapta al uso que quieras darle, no gasta en exceso, es asequible y tiene un diseño atractivo. “Como la mayoría de sus rivales”, pensarás, y no te equivocas: Citroën C3, Ford Fiesta u Opel Corsa son otros de los integrantes del “Top 10” en la lista de operaciones de los concesionarios, pero, para distinguirse, la marca española da un nuevo equipamiento (lo mismo ocurre con la versión Spotify, que puedes ver en movimiento en el pestaña “Vídeos”) a un precio muy interesante.

Así nace la versión Copa, “presentada en sociedad” en el Salón del Automóvil de Ginebra. Se trata de un nuevo paquete opcional que se asocia al acabado Style y que distinguirás fácilmente gracias a la leyenda en los laterales del modelo. Por supuesto, no se queda en el exterior: el “lote” consta de BlueTooth, puerto USB, sensores de lluvia y de luz de marcha, espejo interior antideslumbrante, cristales oscuros, llantas de aleación de 16” y una tapicería específica. Importe: 500 euros, que se quedan en 480 si, como es el caso, no se aplica el impuesto de matriculación (las emisiones son de 109 g/km de CO2). El importe total del coche son 17.711 euros. Muy bien, pero, ¿qué más te llevas?

Comportamiento intachable

Para empezar, un motor agradable –no se libra del “tableteo” habitual en los diésel, pero es bastante soportable en este Seat Ibiza-, que sube de vueltas con alegría y estira sus 90 CV algo más allá de lo que te imaginas. Las recuperaciones son su “talón de Aquiles” (hay que tener en cuenta que hablamos de una mecánica 1.6), pero el conjunto es armonioso y se defiende con valentía en las carreteras retorcidas, donde ayuda un cambio de cinco marchas bien escalonado y con un tacto correcto y preciso.

En este terreno también entran en juego unas suspensiones bien afinadas: ni te “saltan los empastes”, ni dejan que la carrocería se incline en exceso en las curvas cerradas. Así que tenemos un Ibiza que salva muy dignamente la papeleta cuando abandona las autopistas (donde se encuentra realmente cómodo) o el tráfico cerrado de la ciudad, entre el que “ratonea” hábilmente con sus más de cuatro metros de longitud. Y todo, con un consumo medio (oficial) de 4 l/100 km. Te aviso: será algo más alto si llevas un ritmo “alegre”, pero no se disparará; este modelo es poco “sediento”.

¿Qué esconde el interior?

Además de lo que te llevas en el paquete Copa, este Seat Ibiza trae de serie airbags frontales, laterales y de cabeza, ESP, ordenador de viaje, climatizador, control de velocidad… La calidad de la vida a bordo es muy razonable y aumenta gracias a unos asientos que sujetan el cuerpo con decisión y que pueden regularse de múltiples formas para que encuentres la postura perfecta al volante.

Otra cosa son las plazas traseras, en las que el espacio para las rodillas es… Bueno, es el que es, pero no te asustes: cuatro adultos pueden viajar cómodos, aunque sin aspavientos. No habrá problema si quieres ir con tus amigos a pasar un fin de semana; coloca el equipaje en su maletero de 292 litros y “tira millas”. Si quisieras meter a una familia numerosa con todos sus “accesorios”, sería otra historia, pero entonces no habrías leído esta prueba…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba