Prueba

El Seat Ateca estrena dos nuevos motores

3 fotos

Ampliar

20 de febrero, 2019

El Seat Ateca es uno de los pilares principales dentro de la gama de la marca, por lo que se ha trabajado en desarrollar dos nuevas motorizaciones para lograr hacer del Ateca una de las alternativas más atractivas del segmento.

El Seat Ateca constituye un pilar importante dentro de la gama de la marca: es su cuarto modelo en volumen de ventas (tras el León, Ibiza y Arona) y terminó el pasado año en la quinta posición dentro del ranking de SUV más vendidos en España. Por este motivo la marca ha desarrollado dos nuevos propulsores para que su crossover compacto siga siendo una opción muy a tener en cuenta dentro del segmento. Estas dos nuevas alternativas son el gasolina 1.5 EcoTSI de 150 CV y el diésel 2.0 TDI de 150 CV con AdBlue.

Nuevo motor 1.5 EcoTSI de 150 CV

Este motor tiene la misión de sustituir al anterior 1.4 TSI de idéntica potencia. Se trata de un cuatro cilindros con cuatro válvulas por cada uno de ellos, alcanzando un par máximo de 250 Nm de par entre las 1.500 y las 3.500 rpm. Se puede montar en tres configuraciones distintas: 2WD con DSG, 2WD con caja de cambios manual y 4Drive con DSG.

Una de las tecnologías que incorpora este nuevo propulsor es el sistema de desconexión de cilindros, capaz de desacoplar el segundo y el tercero en caso de no necesitar toda la potencia. Esto se traduce en un ahorro de hasta medio litro cada 100 km. Otra de las novedades es la adopción del ciclo Miller, que sustituye al ciclo Otto con el que funcionaba el anterior motor. Este cambio, traducido al cristiano, significa que las válvulas de admisión se mantienen abiertas durante más tiempo durante la fase de compresión, por lo que se genera una sobrealimentación en la cámara que mejora rendimiento y reduce el consumo.

Por ello, el nuevo motor estrenado en el Ateca se siente muy lleno, con unos buenos bajos y un empuje que no desfallece prácticamente hasta las 6.000 rpm. Las prestaciones del nuevo motor son muy aceptables: necesita 8,5 segundos para alcanzar los 100 km/h y alcanza 201 km/h de velocidad máxima en caso de combinarlo con la caja de cambios manual.

En caso de hacerlo con la sublime DSG del grupo, el Ateca necesita una décima más para alcanzar los 100 km/h, con una velocidad máxima que se queda en los 198 km/h en la versión con tracción a las ruedas delanteras. La variante de tracción integral y cambio DSG es la más lenta de las tres en este aspecto, a causa de su mayor peso en la báscula: 9,2 segundos en el 0 a 100 km/h y 189 km/h de velocidad punta.

En cuanto a sus consumos, dependen también de la configuración que elijamos: 5,5 l/100 km en la versión manual de tracción delantera, 5,7 l/100 km en la automática con tracción delantera y 6,5 l/100 km en la alternativa 4Drive asociada al cambio DSG.

Nuevo motor 2.0 TDI CR de 150 CV

El 2.0 TDI del Seat Ateca

3 fotos

Ampliar

Este motor, pese a no ser nuevo en la gama del Ateca, presenta como principal novedad la opción de montarlo con tracción delantera, puesto que anteriormente estaba sólo reservado a la tracción integral. Esta supone la gran apuesta de Seat, que tiene el punto de vista puesto en aumentar las cifras de ventas de coches diésel debido al severo castigo sufrido por este tipo de motorizaciones en cuanto a matriculaciones.

El 2.0 TDI desarrolla 150 caballos, es decir, la misma potencia que su primo gasolina. Genera un par máximo de 340 Nm entre las 1.750 y las 3.000 rpm, por lo que Seat ha conseguido un motor muy aprovechable en el rango de revoluciones habitual de cualquier usuario. Esto se demuestra a la hora de conducir el Ateca, con un empuje contundente en este rango que no obliga a tener que jugar con el cambio en exceso a la hora de subir una pendiente o hacer un adelantamiento.

Te puede interesar: Videoprueba del Seat Ateca 2.0 TDI

Como en el anterior motor, el 2.0 TDI se puede elegir con las mismas tres configuraciones. En caso de escoger la 2WD con caja de cambios manual, alcanza los 100 km/h en 10,4 segundos y tiene una velocidad máxima de 200 km/h. Por su parte, el 2WD junto con la caja de cambios DSG emplea 11,5 segundos en alcanzar los 100 km/h, teniendo la misma velocidad punta que la versión de tracción delantera. Al contrario que pasa en el motor gasolina, la variante 4Drive con cambio DSG es la más rápida en alcanzar los 100 km/h, haciéndolo en 8,8 segundos y alcanzando los 196 km/h de velocidad máxima.

Los bajos consumos son la principal baza con la que juega el 2.0 TDI:  4,7 l/100 km en las versiones de tracción delantera y  5 l/100 km en las de tracción integral. Debido a la actual vigilancia que hay para los motores diésel, este propulsor cuenta con un tratamiento de gases basado en tres módulos que ayuda a reducir sus emisiones:

  1. Catalizador de oxidación: se trata de un catalizador que reacciona al contacto con los gases de escape, transformando las emisiones de partículas de los gases en sustancias inocuas como el agua o el dióxido de carbono.
  2. Filtro de partículas: un dispositivo muy utilizado por todas las marcas diseñado para eliminar las partículas de hollín generadas en los gases de escape.
  3. Sistema de reducción catalítica: el Seat Ateca 2.0 TDI cuenta con un depósito junto al de combustible para rellenarlo con AdBlue. Este aditivo se ocupa de inyectar urea en el sistema de escape de gases, provocando una reacción química que extrae los óxidos de nitrógeno más dañinos para el medio ambiente.

En cuanto a los precios de ambas versiones, el 1.5 TSI en su versión de dos ruedas motrices parte de 27.020 euros, quedándose en unos atractivos 23.109 con todos los descuentos aplicados. El Seat Ateca 2.0 TDI comienza los 29.770 euros (23.472 euros después de aplicar los descuentos de la marca).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche