Probamos las versiones más baratas del Seat Ateca9

Probamos las versiones más baratas del Seat Ateca

29 Noviembre, 2016, modificada el 19 Diciembre, 2016 por

La gama del nuevo Seat Ateca se anima con la llegada de nuevos y eficientes motores que suponen la entrada la gama de SUV; gasolina y diésel, ambos tienen 115 CV.

Probamos las versiones más baratas del Seat Ateca9

El Seat Ateca está disponible con nuevos motores de acceso a la gama y, en Autocasión.com, hemos sido invitados para conducirlos. Con más de 7.000 pedidos, el SUV de Seat está resultando un verdadero éxito; incluso para los propios responsables de la marca que, con una enorme sonrisa en la cara, negocian con Skoda, y su fábrica del Kodiaq, lugar donde se fabrican ambos modelos, para aumentar la producción del Seat Ateca.

El Seat Ateca en la Villa de Ateca

En la encantadora Villa de Ateca, Seat ha realizado la presentación de estos nuevos motores. Se trata del segundo núcleo urbano más grande de la comarca de Calatayud y hemos de remontarnos al año 250 antes de Cristo para descubrir el primer asentamiento poblacional. Con dos iglesias presididas por grandes torres, una mudéjar del Siglo XII y la otra, conocida como “la del reloj” que data de 1.540, tenemos en el Ayuntamiento –construido en 1.634- el centro neurálgico de Ateca, un lugar en el que cualquiera de sus agradables habitantes pueden hablarnos de la fantástica industria chocolatera de que disponen… por no hablar de la vinícola.

¿Cómo es el motor TSI?

La entrada a gama es la versión de gasolina que tiene un precio de partida de 23.690 euros. Denominado 1.0 TSI, está fabricado completamente en aluminio y va colocado en posición delantera transversal, tiene 3 cilindros y 1 litro de cilindrada y rinde los anunciados 115 CV. Lo hace entre 5.000 y 5.500 revoluciones por minuto. Destaca, a su vez, la enorme entrega de par: 200 Nm. Una cifra muy interesante para tratarse de un motor de 1 litro de cilindrada. Además, la entrega constante entre 2.000 y 3.250 revoluciones por minuto y, para redondear, desarrolla el 87% del par máximo desde sólo 1.500 rpm y hasta el corte de inyección –un poco después de las 6.000 rpm.-

El Seat Ateca 1.0 TSI tiene un peso en orden de marcha de 1.280 kilos, lo que supone una relación peso/potencia de 11,13 kilos/CV. Esto le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,0 segundos y una velocidad máxima de 183 km/h. El consumo medio, por su parte, ha sido homologado en 5,2 litros.

¿Cómo es el motor TDI?

El motor diésel, por su parte, es el nuevo 1.6 TDI que ya conocemos en, por ejemplo, el Volkswagen Touran. Con inyección directa por raíl común, turbo de geometría variable e intercooler, se trata de un bloque -fabricado en fundición- tetracilíndrico con culata de aluminio de 4 válvulas por cilindro –las mismas que el de gasolina- que, con 1,6 litros de cilindrada, rinde 115 CV. Si miramos al par máximo, descubrimos 250 Nm, que entrega entre 1.500 y 3.250 rpm.

El Seat Ateca 1.6 TDI tiene un peso en orden de marcha de 1.375 kilos, lo que supone una relación peso/potencia de 11,95 kilos/CV. Con estos datos, alcanza una velocidad máxima de 184 km/h con una aceleración de 0 a 100 en 11,5 segundos. El consumo medio homologado es de 4,3 l/100 km.

Sólo tracción 4×2 y cambio manual

Ambos motores se asocian, únicamente y seguramente para siempre, con una caja de cambios manual de 6 marchas –con sistema Start&Stop- y con la tracción delantera. Ya hemos probado una versión del Seat Ateca con tracción a las 4 ruedas pero Seat ha calculado que el 50% de las ventas totales del Ateca recaerán en estas versiones y que no es necesario ofrecer cambio automático o tracción total, opciones de las que sí disponen otros motores más potentes. Además, y para más señas, del dicho 50%,  espera que el 30% sean del 1.6 TDI y el 20% del 1.0 TSI.

Hemos podido conducir ambos motores y las sensaciones que nos han provocado han sido muy buenas. Vaya por delante que no estamos ante dos motores deportivos, con grandes cifras de potencia, sino versiones de entrada a gama que buscan un precio ajustado, unos consumos bajos, prestaciones decentes y máxima eficiencia. Y podemos decir que lo consiguen con creces. Sin ir más lejos, ambos emiten menos de 120 gr de CO2 -119 el TSI y 113 el TDI- y que, por tanto y como tantos otros coches en España, están exentos del impuesto de matriculación.

Seat Ateca, conducimos sus nuevos motores de 115 CV

El Seat Ateca con motor diésel, 1.6 TDI, tiene un rodar suave incluso a altas vueltas. Notamos como entrega fuerza desde las 1.500 rpm. en las que anuncia el par máximo y, a poco que llevemos una relación de cambio apropiada, notaremos como empuja hasta bien pasadas las 4.000 rpm. De hecho, hemos comprobado como tiene respuesta efectiva hasta las 4.600 rpm. Tiene que “tirar” de más peso que el TSI pero, para ello, tiene también 50 Nm más de par máximo. En definitiva, no vamos a notar unas diferencias notables en cuanto al empuje de ambos motores. La linealidad es su nota destacada.

Por su parte, al conducir el Seat Ateca 1.0 TSI notamos como el par máximo parece que se multiplique como si llevara un motor eléctrico de apoyo. Salir de Ateca por carretera convencional con bastante pendiente y hacerlo en 6 marcha con respuesta es un dato que habla muy bien de este voluntarioso motor. Por otra parte, como buen gasolina, estira mucho más que el TDI, y notamos empuje hasta las 6.000 rpm. En ese momento, la sonoridad se hace notar, pero sin molestar.

Vídeo del Seat Ateca con los nuevos motores

 

 

¿Cómo se comporta el coche?

En lo referente al chasis, hemos podido conducir por carretera de curvas y no hemos notado apenas balanceos de la carrocería. Sí que vamos más altos que en un turismo, como en un Alhambra, pero la agilidad es notable y la precisión, elevada.

Los frenos, aunque siempre mejorables, están bien dimensionados, con discos ventilados de 312 milímetros en el tren delantero y discos macizos de 272 mm en el trasero. Seguramente no llegues nunca a agotarlos, aunque nosotros te explicamos que puedes saber que puedes hacer si te pasa.

Nos ha gustado el tacto de la dirección, cuya asistencia electromecánica está muy bien calibrada. Desde la primera maniobra, hasta la última curva, hemos sentido muy buen “feeling”.

Como decíamos, estas versiones sólo van a estar disponibles con caja de cambios manual. Esta es de 6 marchas en ambos casos, pero son cajas diferentes. De esta manera, la versión 1.0 TSI tiene los desarrollos más cortos que la que monta el Seat Ateca 1.6 TDI. Lo que no cambia es su manejo: suave y preciso, aunque los recorridos del cambio son un poco largos.

Sólo disponible con tracción delantera, podemos olvidarnos de salir del asfalto con estas versiones del Seat Ateca… sobre todo con los neumáticos de serie.

Equipados con todo lo que quieras

Algo que nos ha gustado mucho es la posibilidad que brinda Seat de equipar a sus versiones de acceso a la gama Ateca con todo el equipamiento de tecnología de sus hermanos mayores. Desde la pantalla táctil con navegador hasta el portón trasero de apertura eléctrica, pasando por los asientes electrónicos de ayuda a la conducción como el asistente de permanencia en el carril, el retrovisor con detector de ángulo muerto o el control de crucero adaptativo son, todos estos, elementos a los que podemos optar en las nuevas versiones, 1.0 TSI y 1.6 TDI, del Seat Ateca.

Seat Ateca: todas las facetas del Coche del Año 2017

Te puede interesar...

Nacho Torres

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba