Saab Aero X

1 Marzo, 2006, modificada el 11 Enero, 2011 por

Gracias a la experiencia en aviónica de la marca sueca, Saab ha fabricado el Aero X, un prototipo con tecnología de vanguardia y un propulsor que combina la gasolina con un biocarburante para ofrecer 400 CV.

8

Gracias a la experiencia en aviónica de la marca sueca, Saab ha fabricado el Aero X, un prototipo con tecnología de vanguardia y un propulsor que combina la gasolina con un biocarburante para ofrecer 400 CV.

Apoyándose en su experiencia como fabricante de aviones, la marca nordica, perteneciente al grupo General Motors, ha presentado en el Salón de Ginebra su último vehículo concept, el Saab Aero X. Este prototipo supone un verdadero ejercicio de diseño, en el que los ingenieros han puesto toda la carne en el asador para dotarlo de los mayores avances tecnológicos posibles. Sus medidas son ciertamente curiosas. La longitud es parecida a la de un Aston Martin DB9, pero la altura está por debajo del metro y treinta centímetros.


El Aero X no dispone de puertas propiamente dichas, sino que el conjunto del parabrisas, techo y lo que serían los laterales de unas hipotéticas puertas, se levantan hacia adelante y arriba de forma semejante a como lo hacen algunos aviones caza y prototipos, que causaron furor en los años 70. La cabina está fabricada en cristal sueco, por lo que los ocupantes tienen una visión de 180º al no existir montantes o pilares delanteros. Otra peculiaridad del cristal es la no necesidad de limpiaparabrisas ya que, dispone de un recubrimiento hidrófugo, que elimina el agua nada más entrar en contacto con la superficie del cristal. Dentro de la cabina se disponen todos los instrumentos de precisión necesarios para el manejo del vehículo, en los que los datos aparecen en imágenes 3-D, y eliminana los mandos e interruptores convencionales. 


La mecánica ya es conocida por estar presente en el 9-3 Aero, el 2.8 litros V6 pero con algunas modificaciones para llegar a los 400 CV de potencia máxima. De todos modos, la características principal es que funciona de forma indistinta con gasolina o bioetanol, sin producir emisiones de CO2.


8

En la consola central encontramos una palanca con forma de “joystick”, con utilidades diferentes. Sirve para abrir y cerrar la cabina. Una vez cerrada, hace las veces de palanca de cambio y se utiliza para seleccionar el modo de cambio automático o secuencial; cuando se elige este último, las marchas se cambian desde las levas que hay en el volante. En botón para el arranque está en el pomo de la palanca.


Sencillamente, en el Saab Aero X, podemos encontrar los mayores avances técnicos, todos ellos, esperando llegar a un modelo de serie.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba