Saab 9-5 BioPower

20 Diciembre, 2006, modificada el 11 Enero, 2011 por

La marca sueca trae a nuestro mercado, a partir de primavera, sus primeros modelos preparados para moverse con etanol E85

2

La marca sueca trae a nuestro mercado, a partir de primavera, sus primeros modelos preparados para moverse con etanol E85

2



No sabemos cuándo, pero que el petróleo se acabará es un hecho. Y también lo es que su consumo al ritmo habitual tiene una grave incidencia medioambiental por las emisiones de CO2 que implica. Las marcas de automóviles lo saben, y por ello hace tiempo que iniciaron una búsqueda de alternativas viables para el medio… y el bolsillo del consumidor. En este sentido, una de las firmas más concienciadas es Saab. No obstante, esta procede de un país, Suecia, con larga tradición y cultura ecológicas. Por ello, y a modo de solución inmediata, propone el etanol E85 como combustible alternativo a la gasolina o el gasóleo.


De hecho, comercializa modelos compatibles con este carburante –tiene un 85% de alcohol, pues el resto es gasolina– desde hace tiempo, fundamentalmente en el mercado local, pero también en otros como el británico. Y lo hace sobre la base del buque insignia 9-5, ya sea en formatos berlina o familiar SW. En este sentido, la gama apuesta por dos motores: el 2.0t y el 2.3t, ambos presentes en el 9-5 y en la gama 9-3. Pero en variantes BioPower estas mecánicas dan más de sí: la primera pasa de 150 a 180 CV, con un 16% más de par máximo –28,6 mkg–. Su respuesta es rápida y elástica –gracias al apoyo del turbo–, y sus prestaciones excelentes: completa el 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.


Algo mejor es su «hermano» grande, que si de origen da 185 CV en modalidad BioPower pasa a 210 –en este caso, el par evoluciona de 28,6 a 31,6 mkg–; su progresión hasta 100 km/h, en 7,9 segundos, habla claro de un modelo silencioso –como el 2.0t– que prima el dinamismo. Y es que el E85 ofrece un octanaje superior (104 RON), y al mismo tiempo la marca ha incrementado la sobrealimentación y utiliza un encendido más avanzado. El bloque refuerza válvulas y asientos, mientras que el circuito de combustible –tanque, bomba, conductos y conectores– presenta materiales compatibles con el volátil etanol.


2

Y ahí no acaba lo mejor, pues estas mecánicas, que supondrán un incremento en el precio de 1.000 euros cuando lleguen en la primavera de 2007, juegan con una avanzada electrónica de gestión, llamada Trionic, que posibilita utilizar gasolina sin plomo. Una solución inteligente si agotamos las existencias de E85 y no encontramos donde reponerlas, lo que al menos en España, con una infraes- tructura «en pañales», sucederá cada dos por tres –además, el consumo sube en torno a un 20%–. Aquí entran en juego las administraciones nacionales, que tienen ante sí un carburante ecológico –la biomasa que lo genera compensa las emisiones que libera, y también la que se deriva de la fase productiva– económicamente viable. En Suecia, que por cierto es socio comunitario, ya se han puesto a la tarea con interesantes incentivos fiscales.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba