Saab 9-3 Griffin

La firma sueca estira la vida comercial de los 9-3 con este restyling, denominado Griffin, con ligeros cambios en el diseño exterior e interior y el estreno de motores más potentes y eficientes.

A la espera de que aparezca la nueva generación Saab, cuyas señas de identidad seguirán el camino abierto por el prototipo PhoeniX, la marca de Trollhättan alarga la vida comercial de los 9-3 con ligeras pinceladas en el diseño exterior e interior y el estreno de motores más potentes y de menor consumo. Una necesaria actualización para que la berlina media de Saab no pierda comba entre lo más exclusivo del segmento, como los Alfa Romeo 159, Audi A4, BMW Serie 5, Mercedes-Benz Clase C o Volkswagen Passat.

Cambios que afectan a toda la gama de carrocerías del 9-3, tanto a la berlina o Sport Sedán, como a los familiares Sport Hacth y 9-3X y al descapotable o Cabrio. Los niveles de acabado son dos: Base y Aero.

Las principales modificaciones exteriores se localizan en el paragolpes frontal, rediseñado con unos antinieblas -de serie en toda la gama- de nuevo estilo y unas entradas de aire trapezoidales ligeramente modificadas que pueden ir pintadas en negro o en efecto metálico según el acabado elegido. El emblema Griffin -grifo en español, animal mitológico- luce en las aletas delanteras. Por dentro cambian las tapicerías y algunos elementos que pueden lucir, según el acabado, un look titanio o fibra de grafito. Excepto en el Cabrio, los asientos delanteros cuentan ahora con un bolsillo donde introducir objetos pequeños.

En el apartado mecánico los cambios son más profundos ya que se estrenan motores de mayor potencia y mejor rendimiento gracias al empleo de turbos dobles con inyección directa y válvulas de ajuste variable, entre otros. La oferta en gasolina es un 2.0 de 163 ó 220 CV de potencia, cuyos consumos en ciclo combinado y emisiones de dióxido de carbono se han reducido, según Saab, una media del 4%.

En diésel, la oferta consta del 1.9 TTiD de 130, 160 ó 180 CV de potencia, cuyas emisiones dióxido de carbono se quedan en 119 g/km en las versiones Sport Sedan y Sport Hatch. En cuanto a los consumos, Saab asegura una cifra de 4,5 litros/100 km en el Sport Hatch.

Coincidiendo con los nuevos 9-3 Griffin, Saab lanza una edición especial del descapotable denominada Independence Edition, con la que la firma sueca quiere conmemorar su primer año de independencia de General Motors, ahora en manos del fabricante holandés Spyker. Saab sólo producirá 366 unidades de esta serie –una por cada día del primer año y una adicional por el comienzo del siguiente–, montada sobre la base de la versión tope de gama Aero y distinguida con el color exclusivo ámbar metalizado. Cuenta con numerosos detalles diferenciadores tanto en la carrocería como en el interior y está disponible con el motor 1.9 turbodiésel de 180 CV, con el gasolina 2.0 turbo de 220 CV y con una versión Biopower que funciona con gasolina o bioetanol E85, combustible también disponible en los nuevos 9-3 Griffin.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba