Rolls Royce, pletórica en el Salón de Pekín

Rolls Royce, pletórica en el Salón de Pekín

La firma británica, bajo el manto de BMW, echa el resto y presenta en Pekín su prototipo Rolls Royce Ghost Six Senses y la plataforma alargada de su Phantom.

Seis Sentidos, así se llama la primera novedad presentada por la marca británica en el Salón de Pekín.

El Rolls Royce Six Senses es un prototipo (por ahora) en el que el protagonismo lo asume el deleite de todos los sentidos. Ya antes de abrir la puerta, los ojos se saturan ante la elegancia y los acabados de una carrocería en  tono blanco perla. La clásica línea de la marca y las características llantas atraen todas las miradas, mientras que su interior repleto de lujo y tradición sigue sin dar tregua al sentido de la vista.

Durante un siglo, los Rolls Royce siempre han destacado por el silencio de marcha. Para estimular nuestro oído, los británicos aprovechan esa ausencia de ruido que lo envuelve todo para recrear  un auténtico auditorio con un equipo de sonido digno del salón más sibarita. Altavoces integrados en el cuero de los asientos  sirven para que sólo captemos el sonido del sistema de audio sin la menor contaminación exterior.

El olfato también se activa con el inconfundible aroma del mejor cuero seleccionado y las maderas que cubren cada milímetro del interior del Rolls Royce Six Senses.

En cuanto al gusto, en lugar de pinturas con base de regaliz para poder degustar el Rolls en sí mismo, han dotado este concept de un compartimento refrigerado en el que poder conservar las bebidas más refinadas y poder catar el champagne en el mejor entorno posible.

Tacto: desde que sujetamos la manilla para abrir las enormes puertas de este automóvil, metal pulido a mano, maderas seleccionadas y cueros de primera calidad son un estímulo para dicho sentido.

Rolls Royce Phantom II batalla larga
Un cielo con estrellas de fibra óptica.
Ampliar

En cuanto a la segunda novedad, no cabe duda de que también espoleará todas las sensaciones de sus ocupantes, sobre todo, la espacial. El Rolls Royce Phantom II de plataforma alargada proporciona mucha más amplitud para los ocupantes de las plazas traseras.

No se trata simplemente de cortar y alargar un chasis. Para la elaboración de este “salón rodante” es necesario el trabajo y el mimo de 60 operarios especializados y 450 horas de trabajo.

Las 450 piezas de cuero seleccionado y las mejores maderas contrastan con las últimas tecnologías en sistemas de cartografía, iluminación interior por LEDs y fibra óptica, aplicaciones para iPad y todos los sistemas de telecomunicación e Internet que nos podamos imaginar.

La parte mecánica también recibe su dosis de tecnología. En este modelo se presenta una nueva caja de cambios (por supuesto, automática) de 8 velocidades que, unida a una nueva gestión del  motor V12, permite una reducción del consumo (y, por tanto, de las emisiones) del 10%.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba