Novedad

¿El dinero no lo puede todo? Mira este Rolls-Royce encargado por un multimillonario japonés

9 fotos

Ampliar

30 de abril, 2021

Un coleccionista de arte japonés ha querido plasmar su exclusiva colección de cerámica en un Rolls. El resultado, espectacular Phantom Oribe que ha sido confeccionado junto con Hermès.

El titular creo que ya lo ha dejado lo suficientemente claro pero quien siga pensando que el dinero no lo puede todo es quizá porque nunca llegará a tener ni la décima parte de lo que posee este multimillonario japonés. Hablamos de Yusaku Maezawa, un coleccionista de arte y empresario que ha encargado a Rolls-Royce la creación de un modelo tan único como exclusivo: el Phantom Oribe que estás viendo.

Te puede interesar: El logo de Rolls-Royce está de cumpleaños

Con el talonario por delante y creado en colaboración con Hermès, tiene como inspiración la colección de cerámica japonesa del propio Maezawa. Es por tanto una joya con ruedas cuyo valor, lógicamente, no ha sido filtrado.

Obra de arte

Por fuera lo más destacado es la doble tonalidad de su carrocería, que ha sido creado por el departamento de preparaciones especiales Bestpoke de Rolls para imitar los esmaltes verdes y beiges que se empleaban en los artículos de Oribe. Tal ha sido el entusiasmo del propio Maezawa al ver los colores Oribe Green y Cream White que ha decidido incluso pintar su jet privado con los mismos tonos.

No obstante, lo más llamativo de este Phantom Oribe es sin duda su interior. La combinación de colores externa tiene continuidad en el interior, en forma eso sí de un cuero especialmente tratado y tintado en Seashell White o Hermès Enea Green. Este último ha sido especialmente tratado por la casa de moda francesa ofreciendo un mayor acolchado tanto en los reposacabezas como en los reposabrazos.

Más nobleza de materiales: las molduras de madera Royal Walnut perforada y de poro abierto que recubren el equipo de sonido, la consola central, los reposabrazos y el techo, proporcionando un auténtico interior de lujo. Como en la mayoría de Rolls-Royce Phantom cuenta con asientos completamente reclinables, alfombrillas hechas con lana de cordero, un enfriador de champán o una vitrina para guardar las copas, mientras que la guinda es el caballo de Hermès pintado a mano en la madera y expuesto tras una vidriera, al estilo de las galerías de arte. En definitiva, una auténtica joya con ruedas la que se ha encargado el propio Maezawa.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • H.Bradfield

    Tengo curiosidad de que un japonés que, según tengo entendido, vive en Japón pediría un coche con volante a la izquierda cuando los coches en Japón siempre tienen el volante a la derecha. Dado que en Japón circulan por el mismo lado de la carretera que en Inglaterra, un coche con volante a la izquierda no tiene sentido.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche