Rolls-Royce Phantom Coupé

30 septiembre, 2009

A la venta desde 2008, ofrece un exclusivo habitáculo para 4 ocupantes y motor de 460 CV que lo lanza a un máximo autolimitado de 240 km/h.

Derivado del estudio 101 EX, el Coupé de la firma del éxtasis debutó el verano pasado y luce un precio superior a los 465.000 euros -según configuraciones-. De estética próxima a la de otros Rolls, cuenta con 2 únicas puertas de movimiento inverso a la marca, conforme a esa clásica configuración conocida como cochera, lo que según apuntan desde la marca permite construir un marco del parabrisas más ancho y robusto y, a su vez, ganar rigidez a la torsión y la flexión -en estas cotas es líder en la marca británica-.


Mide 5,6 metros de longitud, y en cierto modo compite con los diferentes Bentley Continental GT, pues las ofertas de Bugatti o Maybach carecen de un producto similar. Cuenta con precedentes en la marca, como los Corniche Two Door Saloon y Carnargue. Exhibe detalles de auténtico lujo, como el techo interior, dotado de decenas de pequeños led blancos que simulan un techo estrellado -ver fotos- y crean una luz ambiental de intensidad variable, o el capó posterior del maletero, de 2 piezas. Una abre hacia arriba, y la otra hacia abajo. Cuando la seguna está abatida oficia de asiento auxiliar a coche parado, e incluso puede con el peso de 2 adultos.


Por motor adopta la misma planta atmosférica 6.7 V12 fabricada por BMW -esencialmente común al modelo tope en la marca de la hélice, el 760i-. Además de inyección directa y caja de cambios automático secuencial de 6 relaciones dotada de convertidor de par, rinde 460 CV y un par motor de 720 Nm. Logra un máximo de 240 km/h, electrónicamente limitado por motivos de seguridad, y una aceleración desde parado, y hasta 100 km/h, realmente deportiva, pues rebasa por poco los 5 segundos. Como los Phantom y Phantom Drophead Coupé, esta fundamentalmente hecho de aluminio, y disfruta de un depósito de 100 litros de capacidad, 20 más que su “hermano” descapotable.


Extremadamente personalizable, hasta el punto de que casi no hay 2 Phantom Coupé iguales circulando en el mundo, cuenta con elementos y procesos realizados de forma completamente artesanal, entre otros el pulido de la carrocería, algunas de las fases de pintura, el tratamientos del cuero que forra los asientos o los apliques decorativos de marquetería que adornan parte de las puertas y los costados internos, además de la consola al completo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba