Rolls Royce Cullinan: el SUV más caro del mundo

Rolls Royce Cullinan: el SUV más caro del mundo

Por fin se han desvelado las imágenes definitivas del Rolls Royce Cullinan, el primer SUV de la marca británica y que llega al mercado con el título de crossover más caro del mundo.

Con un precio de 284.000 euros de partida, el Rolls Royce Cullinan se convierte en el SUV más caro del mercado. Para hacernos una idea, el precio de un Bentley Bentayga en el Reino Unido es de casi la mitad. Su imagen está claramente emparentada con los demás modelos de Rolls-Royce, especialmente el frontal, donde el espíritu del éxtasis y la coraza en forma de templo griego son inconfundibles.

Para los responsables de la marca, el Cullinan es el Rolls Royce más familiar y atrevido de todos los tiempos, con unas cualidades que van más allá del lujo y permiten a este suntuoso automóvil abrirse camino en la ópera o en el campo.

Rolls Royce Cullinan: para arrasar en EE.UU.

El interior del Cullinan es tan suntuoso como uno espera de todo un Rolls.
El interior del Cullinan es tan suntuoso como uno espera de todo un Rolls.
Ampliar

Entrar de lleno en el mercado de los SUV abre las puertas para una enorme expansión para la marca Rolls-Royce, que reconoce que espera que la mayoría de sus ventas se realicen en los EE.UU.

Gracias a esta nueva familia de modelos, Rolls-Royce espera alcanzar una cifra récord de ventas anuales para la compañía, que anuncia unas previsiones de 4.000 unidades.

El Cullinan se posiciona en la parte intermedia de la gama de Rolls-Royce, que mantiene el formidable Ghost como modelo de acceso y el Phantom en lo más alto de su oferta. Para su lanzamiento, la marca británica ofrece el Cullinan con una única mecánica, el V12 de 6,75 litros sobrealimentado y con una potencia de 571 CV.

Aunque pueda parecer poco probable que un Rolls salga del asfalto o deje de circular entre algodones, el Cullinan está dotado de todo lo necesario para defenderse como un jabato en el campo. Cuenta con una buena altura libre en la posición más alta de su suspensión neumática, es capaz de vadear ríos con una profundidad de hasta 54 cm y su tracción total le garantiza la máxima motricidad.

Si está adaptado para no doblegarse ante las piedras del camino, tampoco los baches de la carretera amilanan a esta mole de lujo. El Cullinan cuenta con el sistema de cámaras Flagbearer que escudriña la calzada y prepara la suspensión para que adopte los reglajes óptimos y lograr que no se note ninguna irregularidad en el viaje.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba