Rolls-Royce 200EX

23 Febrero, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Anticipa el nuevo benjamín de la marca, y aunque llega para atrapar a una clientela menos acaudalada su estándar de lujo y tecnología son los habituales en la firma británica. Su precio final podría rondar 250.000 euros.

8

Anticipa el nuevo benjamín de la marca, y aunque llega para atrapar a una clientela menos acaudalada su estándar de lujo y tecnología son los habituales en la firma británica. Su precio final podría rondar 250.000 euros.


El año que viene, Rolls-Royce ampliará su oferta con una berlina de rasgos prácticamente idénticos al concept-car 200EX que muestran las imágenes, y que por cierto será oficialmente presentado en el Salón de Ginebre de marzo. Con 5.39 metros de largura, es el Rolls más pequeño, pues los Phantom de distinta categoría superan los 5.60 metros. Así, competirá con los Mercedes Clase S y BMW Serie 7 más largos, aunque también con su rival por excelencia: el Bentley Continental Flying Spur.

Su silueta se corresponde, de manera casi milimétrica, con la de la berlina por antanomasia de la mara: los rasgos son casi los mismos, pero a escala y más compactos. De ahí, por ejemplo, sus puertas de apertura opuesta -las traseras en sentido contrario a la marcha, o tipo cochera, basculan un máximo de 83º-, con una zaga apaisada y descendente con un aire 100% Rolls.

Dentro, y como ya sucede en el Phantom, las plazas traseras se podrán solicitar para dos o tres ocupantes -los primeros con asientos independientes, y los segundos mediante una banqueta y un respaldo corridos-. El diseño del puesto de conducción es el habitual en los productos que sitúan al “Espíritu del Extasis” en su frontal, aunque lógicamente con un aire general más moderno y mandos de referencia, al estilo del iDrive para la gestión para la navegación y otros dispuestos sobre la consola. Ni que decir tiene, los materiales serán tan suntuosos y personalizables como es norma en la firma de Goodwood, si bien el ensamblaje del coche responderá al mejor rigor teutón.

Mecánicamente gozará de un propulsor V12 de origen BMW, con inyección directa de gasolina, aunque con cambios sustanciales respecto al bloque de características similares que aplican el resto de Rolls. Cómo no, su tracción será a las ruedas traseras, albergará todo un arsenal tecnológico a la última -airbag de cortina; ESP; distintas ayudas y asistentes a la conducción…-, y contará con cambio automático/secuencial.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba