Rolls Royce 101EX

Rolls Royce muestra en el Salón de Ginebra una carrocería nueva sobre la base del Phantom, más deportiva y vivaz, que no se prevé su comercialización.

Rolls Royce muestra en el Salón de Ginebra una carrocería nueva sobre la base del Phantom, más deportiva y vivaz, que no se prevé su comercialización.

La última creación de Rolls Royce es el 101EX, un prototipo que conserva todo el alma y espíritu de su padre, el Phantom, con una cara sin tantas arrugas, nueva, más estilizada y moderna con carrocería coupé. Los responsables de diseño de la marca han confirmado que, este prototipo, es tan sólo un juego de diseño y no se ha planteado su comercialización.
Su habitáculo da cabida a cuatro pasajeros, con puertas que se abren en sentido contrario, lo que mejoraría la entrada a bordo. Los acabados interiores están hechos con aluminio satinado, cuero y maderas de palisandro o roble rojo todos ellos rematados a base de horas de mano de obra. Los marcos de las ventanillas también son de madera que contrastan muy bien con el color exterior de la pintura que se ha denominado tungsteno oscuro.
El motor es un V12 de 6.7 litros460 CV, también compartido con el Phantom, ambos de origen BMW, con inyección directa y distribución Valvetronic, con variación del momento de apertura y de la alzada. La transmisión va dirigida al eje trasero en su totalidad con una caja de cambios automática de seis relaciones.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba