Novedad

Rimac C_Two: el eléctrico con 1.900 CV que hace olvidar al hipotético Tesla Roadster

7 fotos

Ampliar

09 de marzo, 2018

La compañía croata Rimac ha desvelado en Ginebra la evolución del Concept One, un hiperdeportivo eléctrico que supera los 1.900 CV de potencia. Es capaz de completar el "cero a cien" en solo 1,9 segundos... como el deportivo de Elon Musk, solo que este ya es una realidad.

En el nicho de los hiperdeportivos el límite está lejos de ser definido. Después de que el Koenigsegg Agera RS se coronara como el coche más rápido del mundo tras superar la barrera de los 447 km/h, una pequeña empresa italiana de artistas y diseñadores llamada Corbetalli ha presentado en Ginebra un nuevo modelo que nace para entrar de lleno en esa lucha (Corbellati Missile, ¿el próximo coche más rápido del mundo?) Si esta bestia con toques vintage en su estética alcanza la friolera de 1.800 CV gracias a su V8 9.0 biturbo, ¿qué tendríamos que pensar del Rimac C_Two del que os vamos a hablar si promete una cifra aún mayor?

Italdesign Targa: el coche de 2 millones de euros en Ginebra 2018

Pues sí, el fabricante croata ha llevado al evento suizo lo que es una evolución profunda del Concept One que presentó en Frankfurt 2011. No obstante, Rimac logra diferenciarse del resto que compite en esa prestigiosa lista de los récords, ya que es el único de ellos que tiene un sistema de propulsión 100% eléctrico y, aunque está preparado para alcanzar el Nivel 4 de autonomía, seguro que todos preferiríamos dejarlo en manual… Está compuesto por una batería de litio, magnesio y níquel con 120 kWh de capacidad que funciona como fuente de alimentación de cuatro motores -uno por rueda-.

Rimac C_Two y su aerodinámica propia de la aviación

Rimac C_Two en Ginebra 2018.

Todo ello le permite alcanzar unas prestaciones de infarto: genera nada menos que 1.914 CV de potencia y 2.300 Nm de par -eso sí, algo menos que los (¿ilusorios?) 10.000 Nm del Tesla Roadster-. El 0-100 km/h lo completa en 1,9 segundos, el mismo tiempo que Elon Musk asegura en su prototipo targa. Buena parte de «culpa» lo tiene la aerodinámica activa: el frontal cuenta con aberturas regulables electrónicamente en splitter y capó para dejar pasar el aire, así como también son regulables los flaps del alerón, que hace las funciones de aerofreno… aunque el equipo de frenada con frenos carbocerámicos augura una buena eficacia.

Por su parte, el chasis y la carrocería están construidos en fibra de carbono para aligerar el conjunto, mientras que el habitáculo rebosa futurismo, deportividad y clase. Tiene instrumentación digital, tapicería de cuero, asientos deportivos y una consola central totalmente limpia con una gran pantalla táctil. Está equipado también con un sistema de información para circuitos, el Driving Coach, que ayuda a coger la trazada ideal en cada circuito que se ruede.

¡Descubre aquí todas las novedades del Salón de Ginebra 2018!

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche