Renault Laguna: nuevos motores

La berlina media gala revisa su motores turbodiésel dCi para hacerlos más ahorradores y ecológicos. Con potencias de 110, 130 y 150 CV, consiguen consumos por debajo de los 5 litros.

Las motorizaciones diésel dCi de 110, 130 y 150 CV -a 4.000 revoluciones-, asociadas a cambios manuales de 6 velocidades, de la berlina media del rombo, el Renault Laguna, suponen el 95% de las ventas. Por ello, incorporan nuevas tecnologías para mejorar notablemente los consumos y las emisiones de dióxido de carbono.

El Renault Laguna equipado con el motor dCi 110 eco2 -con 240 Nm de par máximo a 1.750 rpm- consigue el mejor nivel de emisiones del mundo, con 109 gr/km -110 gr/km para la carrocería familiar-, gracias, sobre todo, al sistema de recuperación de energía a la frenada o ESM, según afirma la marca.

La familia de las mecánicas Energy crece con los bloques 2.0 dCi de 130 y 150 CV -con 320 y 340 Nm de par máximo a 2.000 rpm, respectivamente-, equipados con tecnologías innovadoras como el Stop&Start, el sistema de recuperación de energía de frenado, el termomanagement y la bomba de aceite con cilindrada variable. Con estos motores, el Laguna reduce sus emisiones casi un 15%, con una marca récord de 118 gr/km -120 gr/km en el Grand Tour o familiar-.

En lo referente a la mejora en el consumo de carburante, destacan los 4,5 litros de media a los 100 km -4,6 en el Grand Tour- para el Laguna equipado con el propulsor diésel 2.0 Energy dCi de 130 y 150 CV; y los 4,2 litros de media a los 100 km con el dCi de 110 CV, un 10% menos que en la anterior familia de motores. Este último tiene 1.500 km de autonomía.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba