Novedad

Range Rover Sport SVR Ultimate Edition: el no va más

8 fotos

Ampliar

24 de agosto, 2021

Colocado en lo más alto, el Range Rover Sport SVR aumenta un punto el nivel gracias al conocimiento del Departamento de Operaciones Especiales que ha dado vida a este SVR Ultimate Edition.

Hablar del Range Rover Sport SVR es hacerlo de un coche casi perfecto para muchos de nosotros… menos, parece ser, para la propia Land Rover. Y es que la firma británica, no contenta con el rendimiento que ofrece ya uno de sus buques insignia deportivos, le ha dado una vuelta de tuerca más lanzando el Range Rover Sport SVR Ultimate Edition.

Te puede interesar: Videoprueba del Land Rover Defender 2020

No te preocupes, pese a tener dicho nombre no se trata de una edición de despedida, sino que lo que se busca es colocarla en lo más alto de su gama. ¿Cómo? Muy sencillo, acudiendo a su Departamento de Operaciones Especiales y dejándoles que obren su magia. El resultado, el que puedes contemplar en estas imágenes.

Salta a la vista

Externamente ofrece dos nuevos colores de carrocería.

8 fotos

Ampliar

De esta forma, el equipo de Vehicle Personalisation de SV Bespoke ha seleccionado las más exclusivas combinaciones de colores de pintura así como la elaboración de detalles a medida del interior del Range Rover Sport SVR Ultimate Edition. Comenzando por fuera, la carrocería puede estar pintada en tres colores: el ya existente en la gama Ligurian Black Satin o con los inéditos Marl Grey Gloss y Maya Blue Gloss (el de las imágenes) con una base de vidrio triturado para conseguir más brillo, combinándose en todos ellos con el techo en Narvick Black.

Un contraste que tiene continuidad con el tono en negro y ribeteado en Fuji White de los logotipos y las rejillas laterales a los que se suman unas espectaculares llantas forjadas de 22 pulgadas y 5 radios dobles en Gloss Black tras los que se esconden unas pinzas de freno también en negro.

El puesto de conducción mantienen la elevadísima calidad.

8 fotos

Ampliar

En el interior también se aprecia el trabajo artesanal del equipo SV Bespoke, siendo visible en el exclusivo diseño de las insignias cromadas SV Bespoke en el pilar B, las levas de cambio de metal anodizado negro y los estribos iluminados Ultimate Edition. El toque final lo da el revestimiento interior en Ebony y Cirrus, que incorpora asientos ligeros Performance de piel Windsor y antelina en contraste con las letras SVR en relieve.

Donde no hay variación alguna es en el bloque que lo anima, pues el V8 sobrealimentado de 5,0 litros sigue siendo tan salvaje como confirman sus 575 CV de potencia y sus 700 Nm de par que, en combinación con la trasmisión automática de ocho relaciones es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en solo 4,5 segundos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche