Range Rover Overfinch 500 S

25 Abril, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

Sólo Overfinch es capaz de transformar al Range Rover en el SUV más lujoso del mundo con un interior tapizado a mano, con madera de primera calidad y aluminio de verdad. Un motor V8 de altas prestaciones con 440 CV, discos de freno de 380 mm de diámetro y un sonido de auténtico dragster hacen que el 500 S ponga los pelos de punta.

6

Más información en hoymotor16, número 1279


El Range Rover es el SUV de lujo por excelencia, no en vano fue el que dio lugar a esta categoría en los años 70 del pasado siglo. En la actualidad el modelo británico sigue luciendo unas cualidades excepcionales en campo además de ser de lo más efectivo en carretera gracias a su suspensión neumática pilotada. Overfinch es un preparador inglés, con más de 30 años de experiencia, capaz de convertir al Range Rover en uno de los vehículos más lujosos, elegantes y deportivos del mundo.


¿Cuántos Range Rover preparados han visto por la calle? Ninguno, ¿verdad? Esta exclusividad se debe a que los Overfinch son vehículos al alcance de muy pocos. Sólo estrellas de cine de Hollywood, los mejores jugadores de fútbol, algún que otro aristócrata europeo y jeques árabes tienen en sus colecciones una joya de este calibre. Un Overfinch no es más que eso, un producto artesanal concebido con los mejores materiales posibles para causar admiración y deseo, igual que una joya.


No hay mejor adjetivo para describir la calidad de los materiales y la perfección de los acabados que no sea ¡¡¡impecable!!! Sin duda, no hay experiencia mejor en este segmento que estar sentado al volante de este lujoso 4×4 y escuchar el rugido de su motor V8. Es una auténtica gozada.

    prestaciones

    Overfinch no sólo concentra sus esfuerzos en el confort y el diseño de sus vehículos, también se encarga de mejorar la mecánica del Range Rover, y así se ha convertido en uno de los mejores especialistas en la marca. Nuestra unidad de pruebas era un Overfinch 500 S, contaba con un kit de potenciación específico para el motor 4.2 V8 Supercharged de origen Jaguar que monta el Range Rover de serie. Una reprogramación de la centralita electrónica, un nuevo sistema de admisión de aire, cambios en el compresor y una nueva línea de escape se encargan de aumentar la potencia de 395 CV a 440 CV.


    El aumento de las prestaciones se hace patente desde el primer momento que pisamos el acelerador, el empuje es más contundente que en el modelo de serie: 40 caballos de más se notan.


    La musicalidad de los nuevos escapes es otro elemento que despierta nuestros sentidos. Sin duda, es el mejor sonido que jamás hemos escuchado en un SUV, suena de lo más redondo con una nota grave que entusiasma al conductor. Se dice que las sirenas encandilaban con su canto a los navegantes y éstos dirigían sus navíos contra las rocas cegados por la música de su voz. Los escapes del Overfinch 500 S parecen ser eso, el canto de una sirena, aunque en este caso no piden que lo dirijamos hacía un muro, ¡no! Piden que subamos de vueltas el motor, tanto como sea posible. Éste es uno de esos automóviles pensados para los que les gusta conducir. Además, gracias a la suspensión neumática gira bastante plano y en curva en apoyo apenas cabecea.

    Interior y maletero

    ¿Imaginan un interior al más puro estilo británico, vestido con piel y madera de primera calidad en un SUV? Un lujo que corre a cargo de un considerable sobreprecio, pero qué es el dinero sino una vía para lograr el placer. Las inserciones en madera de nogal se facturan a poco más de 4.000 euros, en carbono a 6.700 euros, las manecillas en aluminio a 2.400 euros, el cuadro de relojes deportivo a 1.100 euros, el salpicadero tapizado a juego con los asientos a 2.400 euros, el volante de carbono 1.400 euros, el volante de madera 1.600 euros… Por su puesto, si prefi eren un tipo de piel, un acabado de tapicería o un color que no forma parte del catálogo, no hay ningún problema, la marca cederá a sus peticiones siempre y cuando sean capaces de asumir los gastos extra de diseño, confección y demás.


    Una de las opciones más interesantes para el interior es una tercera fila de asientos con dos plazas que va instalada en el maletero. En ella pueden viajar en sentido contrario al de la marcha dos niños de hasta 12 años, con dos cinturones de tres puntos de anclaje.

    Equipamiento

    El Overfinch 500 S, basado en un Range Rover 4.2 V8 Supercharged, es un claro ejemplo de este inigualable «savoir faire». Sin ir más lejos, su kit de carrocería, bautizado como Aero II, lo aleja del modelo de serie a la vez que mantiene los «genes» característicos del Range. Elementos como los parachoques, la parrilla delantera, los bajos de la carrocería, las salidas de aire de las aletas delanteras y las llantas de 22” son como un traje a medida concebido expresamente por Overfinch para el Supercharged.


    Por 109.995 euros, Overfinch pone en sus manos un Range Rover 4.2 V8 Supercharged sólo con complementos para el exterior y unas taloneras de acero inoxidable en el interior. Partiendo de esta base, la lista de opciones es interminable: carcasas de los retrovisores cromadas o pulidas, terminación cromada para las manetas de las puertas, alerón trasero, lunas efecto privacidad, otro diseño de llantas de 22”, el kit de carrocería Aero, un faldón trasero compatible con un gancho para remolque… la misma tipografía que la original.


    Toca ir con cuidado ya que, el precio de este coche puesto en la calle supera los 200.000 euros y no es para andarse con chiquitas.


    Las enormes ruedas de 22” con el casi inexistente perfil de sus neumáticos obligan a hacer horas extras a la suspensión neumática, puesto que la obliga a filtrar las irregularidades del terreno. El asfalto es su medio natural, no es nada recomendable entrar en una pista forestal con unas llantas que superan los 5.000 euros y no han sido diseñadas para un uso «off-road», sino todo lo contrario.


    La caja de cambios automática nos facilitó las cosas a la hora de conducir desde el otro lado. Su modo «kick-down», reduce hasta la marcha más baja posible al pisar a fondo, con lo que siempre que lleguemos al final del recorrido del pedal derecho podremos disfrutar del sensacional sonido de sus escapes acompañado de un empuje de lo más contundente. También monta unos discos de freno delanteros sobredimensionados de 380 mm y unas pinzas de freno de 8 pistones desarrolladas en colaboración con el especialista italiano Brembo. Porque incrementar las prestaciones de un vehículo sin mejorar el equipo de frenos no tiene ningún sentido y en Overfinch lo saben.

    Puesto conducción

    Al subirnos nos damos cuenta que se trata de una unidad con volante a la derecha, así que tendremos que recurrir a la mano izquierda para cambiar de marcha, seleccionar el modo de la suspensión neumática, accionar el climatizador… Esto es lo de menos, lo que más cuesta la primera vez que uno se monta en un coche con volante a la derecha es hacerse con las medidas del coche desde el otro lado.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba