Range Rover Evoque 2.2 eD4 150 CV 4×2: la prueba25

Range Rover Evoque 2.2 eD4 150 CV 4×2: la prueba

, modificada el 11 noviembre, 2013 por

Lleva tiempo entre nosotros, pero cada vez que lo ves por la calle sigue llamando, y mucho, la atención. Hablamos del Range Rover Evoque, cuya versión más económica hemos probado. ¿Merece la pena? Sí, no podemos afirmar lo contrario. ¿Las razones? Sigue leyendo para descubrirlas.

No valorado

Destacable

  • Diseño.
  • Interior.
  • Comportamiento.

Mejorable

  • Ergonomía consola central.
  • Precio.
  • Formas del maletero.

Nunca he sido un amante de los SUV, ya que siempre he tenido la sensación de que son vehículos que, a pesar de tener posibilidades “off-road”, están “infrautilizados”. En la mayoría de las familias, y me baso en experiencias personales, se les da el mismo uso que a una berlina, con el sobrecoste que conlleva en lo que se refiere a combustible, neumáticos… etc.

Sin embargo, si hay un “crossover” que me plantearía comprar, sería el Range Rover Evoque. Es el SUV “menos SUV”: desde su diseño hasta su comportamiento, parece un coche más “convencional”, si bien su aspecto es el de un todoterreno.

Range Rover Evoque: un diseño sobresaliente

Quería dejarlo para más adelante, pero la realidad es que ya he nombrado en el segundo párrafo el gran acierto del Evoque, su diseño. Normalmente, es complicado que un vehículo pensado para ser eficaz y útil tenga una imagen atractiva. El exterior del Range Rover Evoque, sin embargo, es muy llamativo.

El frontal del Range Rover Evoque impresiona.25
El frontal del Range Rover Evoque impresiona.

Ha pasado ya tiempo desde su llegada al mercado y la gente lo sigue mirando con asombro por la calle. Y no existe un rango de edad determinado al que guste, sino que cualquiera lo admira. Desde jóvenes a mayores. Su agresiva silueta y sus angulosas formas son todo un acierto.

El interior del Range Rover Evoque también destaca por sus rasgos modernos y atrevidos, entre los que sobresale una consola central inclinada. Está presidida por una espectacular pantalla táctil que nos recibe, cada vez que la activamos, con el logotipo del Evoque, que vienen a ser los trazos de su silueta. Detalles que se agradecen, sin duda, como también la presencia de dos tomas de entrada, una de USB y otra exclusiva para iPod/iPhone, diferenciadas.

Se nota además que los materiales elegidos para el habitáculo, así como los ajustes de las distintas partes, han sido tratados con esmero. Es en este tipo de particularidades en las que se consigue realmente el calificativo “premium”, y el Evoque lo logra. También ayuda a aumentar la sensación de calidad y vanguardia la luz interior del habitáculo. Te hará sentir cómodo desde el primer momento.

La vida en el interior del Range Rover Evoque

A pesar de poder encarar caminos de tierra, la tracción 4x2 de esta versión del Evoque no será suficiente en las situaciones más complicadas.25
A pesar de poder encarar caminos de tierra, la tracción 4x2 de esta versión del Evoque no será suficiente en las situaciones más complicadas.

Nada más sentarnos al volante del Range Rover Evoque, nos viene a la cabeza un calificativo: confortable. Los asientos elegidos para esta versión del modelo son todo un acierto, sensación que confirmamos una vez iniciamos la marcha. Mezclan a la perfección comodidad y sujeción; el paso de los kilómetros no será un problema.

Durante los primeros compases de conducción, nos damos cuenta de dos de los “peros” del Range Rover Evoque. Al encarar las curvas a izquierdas, el enorme marco del parabrisas nos dificulta la visión, con lo que nos vemos obligados a buscar un punto de referencia no habitual para dar con el radio de giro correcto.

El segundo es la disposición de la consola central. Si bien su diseño es muy atractivo, con una inclinación que aporta algo diferente a sus competidores, su “usabilidad” se resiente: será complicado llegar a todos los botones sin tener que moverse del asiento (salvo que seas una persona alta y con los brazos largos).

El diseño del interior del Evoque es atrevido, contando además con materiales de calidad.25
El diseño del interior del Evoque es atrevido, contando además con materiales de calidad.

Os decía también al principio que si hay un SUV que me compraría, sería éste. Una de las principales razones es mi rechazo a conducir en una posición elevada; me siento más seguro cerca del asfalto… cuestión de gustos. Y entonces, ¿por qué me haría con el Evoque? Porque la sensación al volante no es la de ir “altísimo”. Llama la atención cuando sabes lo que se siente en otros modelos de este segmento.

Si hablamos del espacio disponible para los ocupantes, no encontramos ninguna pega; más bien todo lo contrario. Cinco personas pueden viajar en el Range Rover Evoque sin problemas. Los de atrás no irán sobrados de centímetros, pero tampoco los echarán en falta. Es similar a  moverse en una berlina convencional, salvo por la altura respecto al suelo.

En cuanto al maletero, tiene unas cifras más que aceptables, ya que homologa 575 litros con todos los asientos disponibles y 1.445 si plegamos los traseros. Sin embargo, las formas de la zona de carga hacen que, en la práctica, no contemos con una capacidad de transporte superior a la de una berlina convencional. No siempre es fácil aunar el diseño vanguardista con la funcionalidad.

Range Rover Evoque: diésel, 150 CV y tracción delantera

El marco del parabrisas tiene un tamaño considerable, impidiendo una visión óptima en algunos casos.25
El marco del parabrisas tiene un tamaño considerable, impidiendo una visión óptima en algunos casos.

¿Bastarán los 150 CV del motor 2.2 diésel del Evoque para mover sus 1.700 kg? Ésa era mi primera duda cuando consulté la ficha técnica de este SUV. Y más después de haber probado anteriormente el Range Rover Evoque de gasolina de 245 CV. Pues bien, mi pregunta quedó resuelta en los primeros kilómetros de la prueba. Es un propulsor más que suficiente, muy bien trabajado y que ofrece una buena respuesta en todo su rango de revoluciones.

Que sea una versión solo con tracción delantera deja bien claro que este Range Rover Evoque está destinado principalmente a una vida en ciudad y carretera. Por constitución y altura lo podremos meter por el campo, pero su capacidad para sacarnos de las situaciones más difíciles se ve -lógicamente- mermada. Aunque para eso están las versiones 4×4, ¿no?

Además de unas prestaciones acordes con lo esperado, también observamos unas cifras de consumo buenas, teniendo en cuenta el tipo de vehículo del que estamos hablando. Durante la semana que convivimos con este Evoque, el ordenador de viaje marcó una media de 8,5 l/100 km. Supera el gasto de combustible homologado, pero no por ello deja de ser un dato que merece elogios, favorecido por la presencia del sistema Stop/Start.

Al motor diésel de esta versión se asocia una transmisión manual de cinco relaciones cuya única pega es el tamaño de la palanca de cambios, ligeramente pequeña para mi gusto. No obstante, salvando este “defectillo”, su funcionamiento es perfecto, con un tacto agradable y preciso.

Comportamiento dinámico del Range Rover Evoque

Como os contaba un poco más arriba, si no es por la altura del puesto de conducción, en el Evoque muchas veces olvidaríamos que conducimos un SUV. Esto es aplicable también a las sensaciones que ofrece el modelo al volante. Inercias en las frenadas aparte, tenemos un vehículo muy estable, noble y neutro. Incluso el exceso de peso y la tendencia al subviraje cuando encaramos fuerte alguna curva apenas se dejan notar; muy buen trabajo realizado por Land Rover en este apartado.

El espacio disponible es suficiente para cinco ocupantes.25
El espacio disponible es suficiente para cinco ocupantes.

El tarado de las suspensiones ofrece un equilibrio que roza la perfección entre estabilidad y confort. No notaremos en ningún caso balanceos o pérdida de aplomo, sin que ello signifique que estemos ante un coche duro o incómodo.

Mención aparte merece también la dirección, cuyo tacto suave y directo hace que el placer de conducción sea alto en cualquier circunstancia, ya sea por ciudad o en carretera abierta.

Conclusión

Quizás los dos rivales más próximos de este Range Rover Evoque sean el Audi Q3 (que cuenta con una versión de 140 CV diésel comparable a la que hemos probado en el modelo británico) y el Volkswagen Tiguan. Ambos se quedan, especialmente en el caso del Tiguan, un paso por detrás en lo que a exclusividad y diseño se refiere… Pero también son más baratos, y es que el Evoque más económico tiene un precio de 33.900 euros.

Si la exclusividad y el diseño no son lo que buscas -aquí el Evoque no tiene contrincante, bajo mi punto de vista-, debes plantearte si realmente quieres un SUV y para qué. Este Range Rover Evoque es ideal para una vida urbana. Sin embargo, si necesitas un “crossover” que ofrezca algo más, especialmente capacidades off-road, debes mirar otras opciones (no necesitas ir a otra marca, ésa es la ventaja).

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Range Rover Evoque, pero quizá con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Range Rover Evoque puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba