Range Rover Evoque 2.0 Si4 3p Dynamic: la prueba21

Range Rover Evoque 2.0 Si4 3p Dynamic: la prueba

14 Septiembre, 2012, modificada el 16 Septiembre, 2012 por

El Range Rover Evoque se ha convertido en el gran éxito de la marca Land Rover gracias a sus múltiples virtudes: su reconocida belleza, su comportamiento dinámico y su equipamiento tecnológico. Hoy probamos la versión 2.0 de gasolina, 4×4 automático, con carrocería de 3 puertas y acabado Dynamic, disponible por 52.600 euros.

No valorado

Destacable

  • Belleza y elegancia en el diseño
  • Máximo confort a bordo
  • Potencia del motor

Mejorable

  • Visibilidad
  • Agilidad en curva

El Range Rover Evoque puede presumir de una buena trayectoria en el mercado. Desde su puesta a la venta, a principios de este año, ha gozado de una aceptación a la altura de su diseño innovador y su apuesta por la tecnología. Pocos han discutido su atractivo y sus cualidades como SUV de los llamados “premium”, con propuestas, calidades y precios por encima de la media. En Autocasion.com hemos probado la versión de 3 puertas -carrocería coupé- con motor 2.0 gasolina de 240 CV, tracción total, cambio automático de 6 velocidades y el acabado superior (de denominación Dynamic). ¿Estás pensando en comprarlo? Te contamos nuestras impresiones.

El Evoque: un gran logro de diseño

RAnge Rover Evoque cenital21
El techo de cristal oscurecido ilumina el habitáculo y protege del sol.

No hemos encontrado a nadie que no sea sensible a la belleza del Evoque. Ya cuando se dio a conocer el prototipo del que deriva, el LRX, hubo unanimidad entre la prensa especializada. El modelo de serie no defraudó esas primeras opiniones. Lo primero que llama la atención es su línea de cintura (la que recorre un coche desde el capó y por debajo de las ventanillas): muy alta de origen y ascendente a lo largo del lateral del Evoque, transmite dinamismo y guía los ojos hacia la zaga, configurando una silueta compacta, musculosa gracias a sus rasgos marcados, con aristas suavizadas y un innovador frontal que ya se ha convertido en inequívocamente “Evoque”, con la calandra y, sobre todo, los faros distintivos. La “postura” sugiere aplomo por lo corto de los voladizos delanteros y traseros (como si las cuatro ruedas ocuparan las cuatro esquinas de la carrocería), con detalles como las rejillas de aireación o los respiraderos laterales que añaden al conjunto un halo de deportividad. Éste seduce a quien lo observa y se acrecienta en esta unidad de pruebas por las llantas de aleación de 19 pulgadas.

Tal belleza acaba teniendo ciertas servidumbres, y la visibilidad desde el interior paga aquí el pato. Esta carrocería coupé que hoy probamos requiere mucho movimiento de cabeza para asegurar la visibilidad en los giros; si uno viaja con niños pequeños –como fue el caso-, éstos no alcanzan a ver a través de las ventanillas traseras y se multiplica la probabilidad de paradas inesperadas en los viajes a causa de mareos intempestivos. Para compensar, el techo panorámico de cristal oscurecido llena de luz el interior.

Postura de conducción e interior del Range Rover Evoque

La postura de conducción es cómoda y, como es típico de los SUV, confiere por su altura una sensación psicológica de control que agrada a muchas personas. El ambiente de lujo que se respira en esta versión Dynamic viene dado por la calidad de los materiales (salpicadero tapizado, asientos y volante de cuero

Range Rover Evoque puesto de conduccion21
El puesto de conducción del Evoque es cómodo y bien estudiado ergonómicamente.

perforado con pespuntes vistos, pedales con acabado de aluminio, guarnecidos de puertas y techo cromados), por la sutil iluminación -iniciada, por cierto, con un juego de siluetas proyectadas en el suelo del garaje al pulsar la apertura del Evoque- y por la evidente presencia de elementos tecnológicos como los reglajes eléctricos de los asientos, el sistema de arranque electrónico, la pantalla táctil del ordenador de a bordo y (sí, también) la intensa calidad del sonido. Es éste un detalle no menor para un modelo que busca la excelencia y en Land Rover han trabajado para conseguir, por un lado, que el motor suene con ese tono deportivo que agrada sentir al conducir y, por otro, que en el habitáculo se pueda hablar, escuchar música o viajar con el aislamiento sonoro necesario cuando uno desea concentrarse a fondo en la conducción. Muy destacable es la calidad de los equipos de sonido, de marca Meridian.
Ya en movimiento, el Range Rover Evoque no defrauda la promesa que uno presiente al observarlo detenido. En trazados urbanos, muestra agilidad y responde rápido al acelerador y al uso habitual del freno (en frenadas de emergencia, quizás se le podría exigir más). Es aquí, en ciudad, donde, sin embargo, se echa de menos una mejor visibilidad. Trazar una rotonda es un ejercicio de cuello para asegurar que los retrovisores no esconden otro vehículo y para complementar lo que uno no alcanza a ver por esa línea de cintura que restringe la visión hacia afuera. Esa sensación de “querer ver más” surge también en giros, en cruces… y eso es algo a lo que el conductor difícilmente se acostumbra, incluso en un uso continuado.

El maletero se puede abrir en remoto, un “gadget” muy práctico cuando se va cargado de bolsas, y el Evoque ofrece como opción un sistema de ayuda al aparcamiento, útil cuando uno no se siente seguro ante plazas reducidas, que maniobra automáticamente hacia el sitio mientras el conductor maneja el acelerador, el freno y el embrague. Para aparcamientos más “artesanos”, este Range Rover cuenta con alertas de sonido y cámara trasera opcionales.

Range Evoque maletero21
El maletero, aparte de su capacidad, cuenta con una buena boca de carga, que facilita el acceso de bultos y maletas.

Disfrute de la conducción en vías rápidas

En carretera y autovía… disfrute total. Este 240 CV acelera y se mueve con soltura y seguridad, transportando a los ocupantes con suma comodidad, dándoles además la opción de hacerlo entretenidos gracias a la posibilidad -no incluida en esta unidad de pruebas- de equipar las plazas traseras con pantallas de vídeo con mando a distancia y auriculares inalámbricos. El conductor disfruta al mismo tiempo con sensaciones deportivas, transmitidas por una dirección muy precisa y bastante directa a pesar de ser eléctrica, un centro de gravedad muy bajo y un comportamiento estudiado para que no dé “sustos” a automovilistas menos avezados. La rigidez del chasis y el sistema de suspensiones con amortiguadores adaptativos proporcionan un buen equilibrio entre divertimento y seguridad. En paso por curva y cuando los trazados llegan al límite, el Range Rover Evoque queda lastrado por su peso y por su herencia de ADN Freelander.

Cualidades todo terreno del Range Rover Evoque

Como todo SUV, las cualidades offroad del Evoque son limitadas, pero estamos ante un Range Rover y su tracción 4×4 nos permite muchas alegrías en pistas de montaña y caminos abruptos (sus ángulos de entrada y de salida y su altura al suelo colaboran a esa buena aptitud todo terreno). También está disponible en tracción 4×2.

Range Rover Evoque en campo 321
Con un Evoque se puede circular por ciudad y darse alguna que otra alegría en campo.

Nuestro motor en esta prueba, el 2.0 gasolina de 240 CV con inyección directa y turbo, alcanza los 100 km/h en sólo 7,6 segundos y se combina con un cambio automático de 6 velocidades. Se trata de un 4 cilindros fabricado en aluminio especialmente tratado para minimizar emisiones, manteniendo al mismo tiempo un alto rendimiento y una banda de utilización muy amplia. Empuja desde abajo y permite recuperar muy rápidamente tras una frenada sin reducción de marcha, algo que, de nuevo, transmite sensación de deportividad y seguridad al mismo tiempo (este Evoque no te dejará tirado nunca en un adelantamiento, comprobado).

El Evoque como opción de compra

Como opción de compra, si dispones del montante que cuesta su posesión, el Range Rover Evoque permite combinar las necesidades de espacio y transporte de una familia con un uso más individual, si bien la carrocería de 5 puertas mejora la accesibilidad y practicidad de la coupé de 3 puertas que ha protagonizado nuestra prueba. Su atractivo, por un lado, llena de orgullo a su poseedor y comunica un status que en determinados usos y profesiones es un punto a tener en cuenta; por otro, la calidad de su fabricación y acabados, los elementos vistos y los tecnológicos que sustentan el comportamiento del Evoque… todo colabora a obtener un resultado final de alto valor que el comprador sabrá y podrá apreciar en el uso diario y en los viajes que quiera realizar por todo tipo de firmes y trazados.
Y precisamente ahora, cuando la marca acaba de anunciar cambios para el Evoque 2013, su compra puede beneficiarse de un mejor precio.

Vídeo del Range Rover Evoque Coupé

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

4 Comentarios

CamioneroCC 24 Septiembre, 2012

Un amigo lo tiene y me lo dejó una tarde, me encanto como va, pero es verdad que no se ve mucho desde dentro, a mi hacia atras me parece que tampoco tiene buena visibilidad. Eso si, bonito es muy bonito y a todo el mundo le gusta

Fernando 30 Enero, 2016

Imposible no darse un golpe màs pronto que tarde por no ver a los otros coches, Sin hablar de atropellos a personas lateralmente.
Un suplicio de coche con un consumo sin sentido.

Fernando 30 Enero, 2016

He comprado hace un mes el Mazda CX5 gasolina y la diferen ia xon el Evoque es absoluta, los de los asiemtos traseros no se marean, anda un monton con varios litros de diferen ia en el consumo y encima tiene puertas para entrar detras. En tres meses me entregan el BMW X6 ya contarè. Lo que es sevuro es que me quito de encima el Evoque

Jose 10 Mayo, 2016

Tanto consume?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba