Publirreportaje: Volvo XC60

13 noviembre, 2009, modificada el 24 enero, 2011 por

El moderno todocamino medio sueco apuesta por el diseño, la calidad, la seguridad, las prestaciones y el medioambiente sin olvidar una notable aptitud campera.

22

Fascinante e inteligente, el nuevo todocamino XC60 comprende todo lo que demanda el cliente crossover más exigente. Su espectacular y deportivo diseño supone un nuevo enfoque en Volvo, un elemento diferenciador de la marca que pasa por aumentar el volumen visual de sus modelos con rasgos que los identifiquen claramente como automóviles de lujo y representación.


Entre otros sobresale el tradicional símbolo de hierro ocupando el protagonismo que merece en la parrilla trapezoidal lleno de expresión, personalidad y confianza en sí mismo. Esta actitud vigorosa se vuelca en cada elemento de diseño del XC60: sus esculpidas líneas son especialmente seductoras en el lateral, y quedan rematadas por hombros cuya amplitud excede lo habitual. Con llantas de 17 a 20 pulgadas, acentuados pasos de rueda, rasgos dinámicos y fluidos, y un atrevido contorno de techo el aspecto general es el de un SUV coupé.


Su espacioso habitáculo es un compendio de calidad y versatilidad, con asientos traseros divididos en 3 secciones abatibles; también lo es el respaldo del acompañante. Por su parte, el portón puede contar con movimiento motorizado para facilitar el acceso al área de carga, una función cómoda y práctica cuando se llega con bultos pesados en las manos. El puesto de conducción, con una estudiada ergonomía y una visibilidad óptima hacia cualquier ángulo, goza entre otros de consola flotante.

Los equipos telemáticos previstos pueden incluir sonido Perfomance, High Perfomance o Premium Sound Dynaudio, conectividad Blutooth, Interfaz USB e iPod e incluso infoentretenimiento a partir de un dispositivo DVD completamente integrado que dispone sendos display en el dorso de los reposacabezas de los asientos delanteros. A todo ello, ofrece 3 niveles de tapicería -textil, textil/T-Tec y cuero- en diversos colores y contrastes, con un marcado corte en X de asiento y respaldo.


Ideal para satisfacer las necesidades de los clientes más exigentes, independientemente de si el coche se utiliza en ciudad, autopista o caminos rurales, el XC60 equilibra a la perfección dinamismo y confort. Para ello, une a excepcionales mecánicas una regulación del chasis agresivamente deportiva que no renuncia al esperado confort. Sentarse a sus mandos supera la experiencia de conducción.


Para hacer frente a todo tipo de trazados, una carrocería de gran rigidez torsional (20 kNm/grados) se alía con un deportivo chasis que confiere precisión reduciendo al mínimo las tendencias de balanceo hasta en las situaciones más exigentes. El peso se distribuye de forma uniforme entre los trenes delantero y trasero, lo que contribuye a un equilibrio y tracción óptimos reforzados por la posición transversal del motor y la adopción de tracción integral con Instant Traction mediante embrague inteligente y automático tipo Haldex, y control de descensos HDC activable desde un botón situado en la consola.


Gracias a sus llantas de gran tamaño y a una distancia de 230 mm hasta el suelo -ángulo ventral de 22º-, el XC60 puede abrirse paso en terrenos imposibles para turismos convencionales. La suspensión trasera Multilink garantiza confort y contacto óptimos en la carretera y en terrenos desnivelados, mientras que la delantera McPherson y la amplia distancia entre ejes contribuyen a lograr una estabilidad direccional excelente. Puede dotarse de dispositivo Four-C, que permite seleccionar desde el puesto de conducción la dureza de la suspensión estre posiciones Comfort, Sport y Advanced, y cuenta con dirección asistida progresiva, que suaviza la resistencia a baja velocidad y la acrecienta cuando se rueda rápido. Una función adicional seleccionable permite elegir entre 3 niveles de fuerza para adaptarla al gusto del conductor, según el estilo de marcha o las condiciones de la ruta.


Las encuestas indican que el 75% de las colisiones denunciadas se producen a un máximo de 30 km/h. En el 50% de los casos, el conductor no frenó en absoluto antes del impacto, principalmente por distracción. En estos casos, el City Safety instalado en el XC60 marca una diferencia crucial, pues frena automáticamente si el conductor está a punto de chocar con el vehículo precedente, lo que permite evitar la colisión o, al menos, reducir el daño a coches y ocupantes. Para ello, se vale de un sensor láser integrado en la parte superior del parabrisas que detecta si el vehículo que va delante frena bruscamente. De ser así, el City Safety percibe que se puede producir una colisión y precargará los frenos. Si el conductor permanece inactivo, el XC60 los aplica automáticamente. Se activa hasta 30 km/h y viene equipado de serie junto a otras innovaciones de seguridad, como la función de estabilidad de remolque TSA o un programa de control de estabilidad y tracción DSTC específicamente calibrado.


El XC60 puede solicitarse con motor de gasolina turboalimentado de 6 cilindros T6 automático/secuencial, de 285 CV/400 Nm, pero también con dos modernos turbodiésel de 5 cilindros, manuales o automático/secuenciales, con alimentación common rail mediante piezoinyectores que liberan 175/420 Nm (2.4D) y 205 CV/420 Nm (D5), los 2 con filtro de partículas capaz de retener el 95% de las sustancias nocivas contenidas en los gases de escape -cumplen la normativa EU5-. Los más enérgicos incluyen de serie tracción integral Instant Traction AWD, mientras que el 2.4D, inscrito en el programa Drive para lograr bajos consumos y emisiones -6,0 l/100km y 159 gr/km-, opta por la tracción delantera 4×2.

Para lograr sus objetivos medioambientales, esta variante contempla diversas mejoras técnicas, entre otras reducción en la fricción y las pérdidas de bombeo del motor; disminución en la presión en los conductos de admisión y escape, presión de inyección incrementda con la última generación de bombas de alta presión common rail y perfeccionamiento de los inyectores piezoeléctricos. También adopta la última generación de software de control y gestión. Como resultado, una compresión menor y una combustión más eficaz. Adicionalmente optimiza el turbocompresor para lograr mayor par motor a menor número de revoluciones, y modifica y alarga las relaciones finales de la transmisión.

La marca también ofrece un espectacular programa de personalización especialmente ideado y adaptado al XC60. Se trata de la línea R-Design que e el exterior integra acabado de metal de seda mate de molduras y decoraciones, protectores de bajos y tubos de escape dobles cromados. Sus llantas de aluminio de 18 pulgadas modelo Cratus también son exclusivas -opcionalmente pueden ser de 20-, mientras que la sección inferior del vehículo a juego con el color de la carrocería genera la impresión de que el coche está más cerca del suelo, lo que le otorga un aspecto más dinámico y asentado. Su chasis es más rígido y la amortiguación se endurece, si bien la distancia al suelo no cambia para mantener intactas su capacidad offroad. Además, el mecanismo de la dirección es más directo y refleja mejor lo que acontece en la superficie de la calzada.


Dentro, predomina el acabado metálico con inserciones de aluminio en el volante -deportivo, con inserciones de cuero perforado y emblema R-Design grabado-, molduras en las puertas y una consola central icónica. Los pedales deportivos son de aluminio cepillado con inserciones de goma para conseguir precisión en el agarre, mejor tacto y control. Los asientos esculpidos exhiben 2 combinaciones de color en diseño oblicuo, con preponderancia de beige claro o negro oscuro.


Más información en www.volvocars.com

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba