Prueba: VW Beetle Cabrio TDi 140 CV

Prueba: VW Beetle Cabrio TDi 140 CV

14 octubre, 2014

Siempre me ha parecido que el VW Beetle más recomendable es el descapotable. Puestos a tener un coche que lo sacrifica todo por su estética, mejor que por lo menos nos deje conducirlo al aire libre y disfrutar a sus mandos. Tras esta prueba, me reafirmo en esta idea, verás por qué.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

7

8

8

7

7

8

Destacable

  • Personalidad.
  • Calidad de la capota.
  • Consumos.

Mejorable

  • Tapa del maletero pequeña.
  • Es fácil rayar las aletas.
  • Precio opciones.

Siempre he pensado que el mejor VW Beetle que uno puede comprarse es el cabrio. El motivo es que el “Escarabajo” es un modelo que se adquiere por pura pasión, por diferenciarte y por gusto. Si buscas un coche versátil, ya tienes el Golf (por no salir de Volkswagen). Por otro lado, hay que tener en cuenta que si una versión “normal” busca cumplir una función práctica, un descapotable suele perder gran parte de esa cualidad para el día a día… Sin embargo, como el Beetle “cerrado” no cuenta de por sí con mucha practicidad debido a su peculiar y característico diseño, el cabrio no pierde ni un ápice de su utilidad diaria… y añade otras características importantes para disfrutar del coche no sólo cuando lo conducimos, sino también cuando nos paramos a admirarlo.

Tras una semana de convivencia con el VW Beetle Cabrio 2.0 TDI de esta prueba me reafirmo más en esta idea. Me ha parecido un modelo tan cómodo como la berlina de la que deriva (salvo por la ausencia de portón trasero) y que proporciona mucho más disfrute en su uso cotidiano. Es una alternativa muy interesante tanto si estás pensando en un Beetle -o un modelo de estilo retro- como si buscas un descapotable muy utilizable a diario. De hecho, me ha parecido uno de los cabrios más recomendables que he “catado”.

Como se trata de un vehículo que rememora las líneas de uno de los automóviles más carismáticos de la historia, me ha parecido oportuno unir “nieto y abuelo” para la sesión fotográfica. No siempre se tiene la ocasión de ver juntos uno de los primeros “Escarabajos” descapotables matriculados en España y uno de los últimos, algo que ha sido posible gracias a Luis, del Escaravello Club de Galicia, uno de los que cuenta con más integrantes en España y que tiene entre sus filas ejemplares tan excepcionales como el VW 1500 Cabrio Karmann que puedes ver en la galería fotográfica; se quedó en las Islas Canarias cuando iba rumbo a los EE.UU. para su venta al otro lado del Atlántico en 1965.

Diseño VW Beetle Cabrio TDi 140 CV: todo un "retro"

Prueba VW Beetle Cabrio 2.0 TDi 140 CV 2014, Sada, Rubén Fidalgo
El Beetle de esta generación sí se parece bastante al clásico.
Ampliar

Pocos coches hay en el mercado actual que tengan la personalidad del VW Beetle, máxime si se trata de la versión descapotable. Personalmente, esta generación del “Escarabajo moderno” me recuerda mucho más al original que la anterior, especialmente en la vista lateral y en la trasera con la capota puesta, pues la luneta y la caída posterior son muy similares, como puedes apreciar en las fotos de la galería.

Aunque no son comparables en cuanto a concepción, sí que reconozco detalles del clásico en el actual, como la aparente simplicidad de su salpicadero, las líneas generales, etc. Echo en falta que el nuevo no cuente con los característicos intermitentes sobre las aletas delanteras, un guiño al original que me parecería muy llamativo y apropiado en este modelo.

El Beetle consigue ser realmente bonito tanto con la capota cerrada como a cielo descubierto, algo que no es nada sencillo. Tradicionalmente, los descapotables alemanes han destacado por la formidable calidad de sus techos (hasta el punto de que las lonas de mejor calidad se comercializan con la denominación de “german style“): siempre se han preocupado de que su cierre fuese lo más hermético posible y que aislasen al máximo de las extremas temperaturas típicas del norte de Europa. Esto hacía que ocupasen mucho espacio al plegarse, algo que resulta evidente en las imágenes del modelo clásico. En el Beetle actual, el cierre es absolutamente perfecto; también abulta bastante al descapotar, pero no roba ni un milímetro de capacidad al maletero, algo que no pueden decir la mayoría de sus rivales.

Interior VW Beetle Cabrio TDi 140 CV: bien para cuatro

Prueba VW Beetle Cabrio 2.0 TDi 140 CV 2014, interior, Rubén Fidalgo
Una vista muy clásica.
Ampliar

El interior del Beetle resulta muy agradable a la vista, aunque unos asientos con una tapicería algo más lucida no le sentarían mal a un coche en el que se presta tanta atención al diseño y la estética.

Lo más llamativo de este descapotable es que apenas pierde centímetros de espacio en su habitáculo respecto al modelo cerrado. La mayoría de este tipo de vehículos anula una de las plazas posteriores debido al hueco que necesitan el arquillado de la capota y los refuerzos del bastidor. Sin embargo, tanto la anchura como la amplitud disponible para las piernas de los pasajeros traseros permite viajar con bastante confort a cuatro adultos en el Beetle Cabrio, exactamente igual que en el modelo de techo fijo.

Sólo hay dos detalles en los que el descapotable “cede” frente a la berlina: la pequeña tapa del maletero en vez del amplio portón y la visibilidad hacia atrás cuando circulamos “capotados”.

Pese a que la portezuela que da acceso al espacio de carga es algo angosta, el volumen interior es bastante bueno. Cuenta con detalles prácticos como la posibilidad de abatir los respaldos traseros fácilmente o la bandeja en la que se guarda el cortavientos, que no roba apenas espacio en el maletero. Además, tiene hueco para una rueda de repuesto y no sólo para un simple kit antipinchazos.

La capota ajusta de forma excepcional, siendo absolutamente hermética por más que arrecie la lluvia y aislando muy bien del ruido -tanto del tráfico como del viento-. También el aspecto del interior con el techo cerrado es tan bueno que parece que vamos en un modelo “normal” en vez de uno con el techo de lona.

El acceso al interior es cómodo aunque vayamos capotados gracias a la amplia puerta. La postura de conducción es muy buena debido a la multitud de reglajes con los que cuenta tanto el asiento como la columna de dirección.

Los mandos tienen una distribución bastante lógica, incluido el interruptor que acciona la capota. Ésta es de las más rápidas del mercado; en apenas 7 segundos podemos cubrir o descubrir nuestras cabezas, siempre que circulemos a menos de 50 km/h.

Motor VW Beetle Cabrio TDi 140 CV: ideal para las excursiones

Prueba VW Beetle Cabrio 2.0 TDi 140 CV 2014, Sada, Rubén Fidalgo
La capota de lona da una imagen muy clásica a este modelo.
Ampliar

Nunca he comulgado demasiado con la unión de un motor diésel y un coche descapotable, pero la verdad es que este Beetle me ha hecho dudar gracias a la buena respuesta del propulsor y su suavidad, sin apenas ruido ni vibraciones.

Los 140 CV de esta mecánica permiten unas prestaciones notables, con una actuación bastante contundente si necesitamos realizar un adelantamiento o incorporarnos a una vía rápida.

El tacto del cambio es bueno, con unos recorridos cortos y unos pasos entre marchas muy marcados; además, es bastante rápido.

A diferencia de la tendencia actual (sacar más o menos esta potencia con motores de 1,6 litros de cilindrada), esta mecánica es una 2.0, lo que proporciona un par natural más generoso y hace que resulte más agradable de utilizar, sin esa predisposición a calarse si no la aceleramos cuando salimos desde parado.

La sonoridad es un apartado importante en un descapotable y está bien resuelta en este caso. Con el techo cerrado, el propulsor apenas se oye cuando empezamos a rodar. Con el Beetle descapotado tampoco se escucha, aunque estemos parados en un semáforo.

Comportamiento VW Beetle Cabrio TDi 140 CV: ideal para 'cruising'

Prueba VW Beetle Cabrio 2.0 TDi 140 CV 2014, La Bañeza, Rubén Fidalgo
Gracias a su poco consumo apetece hacer excursiones al aire libre.
Ampliar

Un descapotable es una cura perfecta para nuestro sistema nervioso. Hace un día ideal para llevar a cabo una excursión al aire libre y disfrutar del paisaje. Pocos minutos antes de salir ha caído una de esas típicas tormentas de principios de otoño y el agua ha refrescado un poco el ambiente, pero estamos a unos 25ºC. Tras esperar a que se seque la capota (no debéis quitar el techo con la capota húmeda; esto envejece rápidamente la lona), abro el Beetle y me pierdo por una carretera que conozco bien y que discurre serpenteando entre robles y castaños, bordeando los cañones del río Sil.

No se trata de disfrutar del agarre en cada curva. No, un cabrio pide deleitarse con otras sutilezas: el olor tan característico de la tierra mojada tras la tormenta, el ruido de las hojas de los árboles al levantarse tras nuestro rebufo al pasar, la inmensidad del paisaje, la tremenda voz de Nina Simone cantando “My baby just cares for me” en el excelente sistema de audio Fender… el Beetle Cabrio lo borda. La suspensión tiene un tarado más bien tirando a suave; en mi opinión es lo más apropiado para un descapotable: con la falta de rigidez que supone para su bastidor no tener techo, por muy dura que sea su suspensión apenas ganaremos en precisión, pues lo que no absorba el amortiguador lo acabará haciendo el chasis, retorciéndose.

Con esta configuración, el Beetle es realmente cómodo tanto en ciudad como en carretera o autovía, pero no por ello resulta torpe si queremos avivar el ritmo. Al contrario, las geometrías son buenas y el “Escarabajo” se sujeta francamente bien, con un buen tacto de dirección y un bastidor bastante rígido pese a la ausencia de techo.

En el circuito de PTC Escuela queda patente que el Beetle Cabrio tiene una gran plataforma. Los tiempos de espera son algo mayores que en su hermano con techo, pero nada alarmante. El coche reacciona muy bien incluso en los giros más cerrados.

La maniobra de esquiva la solventa sin ningún problema, no llega a actuar el ESP ni hay el menor amago pese a la brusquedad del cambio de trayectoria a 80 km/h.

Los frenos también cumplen bien y detienen el Beetle en unas distancias muy buenas, aguantando el esfuerzo y la temperatura.

En definitiva, el Beetle Cabrio es un automóvil muy fácil de conducir, apto para todos los públicos y con el que puedes disfrutar de lo lindo tanto por su confort como por su buen comportamiento.

Equipamiento VW Beetle Cabrio TDi 140 CV: más que suficiente

Prueba VW Beetle Cabrio 2.0 TDi 140 CV 2014, La Bañeza, Rubén Fidalgo
Los días con poco sol son los ideales para un descapotable.
Ampliar

La dotación de serie del VW Beetle Cabrio es bastante completa; no es para menos teniendo en cuenta que el precio de partida de la versión Design es de 30.000 euros. Como buen Volkswagen, podemos ampliar su equipamiento casi todo lo que queramos… pero nos tocará “aflojar la cartera”. Eso sí, las llantas de 17″, el climatizador bizona, el control de crucero o el bluetooth ya están incluidos en ese importe.

Algo que me ha gustado y que demuestra que se han fijado en los detalles a la hora de sacar adelante el Beetle Cabrio es que el climatizador se apaga automáticamente al abrir la capota. Siempre podremos accionar la calefacción o el aire acondicionado si así lo deseamos, pero de entrada se desconecta para ahorrar combustible, pues se supone que si decidimos abrir es porque la temperatura es agradable.

Esta unidad cuenta con algunos extras como el navegador, los faros bi-xenón, los sensores de aparcamiento o el formidable equipo de audio Fender, que roba algo de espacio en el maletero para alojar el subwoofer, pero que ofrece un sonido con una calidad excelente. Durante años he disfrutado de un cabrio con el que hice muchas decenas de miles de kilómetros descapotado y créeme, hay pocos placeres comparables a conducir con el cielo por montera por una carretera en medio de un paisaje espectacular y acompañado de buena música.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Inmovilizador electrónico
  • Airbags delanteros conductor y acompañante
  • Luz de marcha diurna
  • Faros antiniebla delanteros y traseros con luz estática de giro
  • Apoyacabezas delanteros optimizados en seguridad
  • Programa electrónico estabilidad ESP: incluye ABS asistente frenada, ASR, EDL y EDTC
  • Asistente para arranque en pendientes
  • Anclajes de sujeción Isofix en los asientos exteriores de la segunda fila con sistema Top Tether
  • Airbags laterales, de cabeza y tórax para el conductor y acompañante
  • Cinturones de seguridad (delanteros y traseros) automáticos de tres puntos
  • Indicador de presión de neumáticos

Equipamiento Opcional

  • 218.24 €Cámara de marcha atrás Rear Assist
  • 100 €Llantas aleación 17´´ Type One Design
  • 425 €Paquete Tech
  • 540 €Llantas aleación 18´´ Disc
  • 358.54 €Detector de angulo muerto
  • 422.73 €Asientos infantiles
  • 315 €Alarma antirrobo volumétrica Plus

Confort

Equipamiento de Serie

  • Alfombrillas tela delanteras y traseras
  • Cierre centralizado con control remoto
  • Dirección asistida electromecánica, autorregulada en función de la velocidad
  • Toma de corriente 12V en consola central, delantera y trasera
  • Tapizado en tela Rous
  • Volante con ajuste en altura y profundidad
  • Elevalunas eléctricos delanteros, con interruptor confort y limitador de fuerza
  • Rueda de repuesto de tamaño reducido
  • Capota de lona eléctrica
  • Limpiaparabrisas automático con sensor de lluvia
  • Asientos delanteros con función Easy Entry
  • Reposabrazos central delantero
  • Espejo interior antideslumbrante
  • Llantas aleación 17´´ Talaia
  • Retrovisores exterior con ajuste electrónico y térmico por separado, plegables manualmente
  • Climatronic bi-zona con regulación temperatura independiente para conductor y acompañante
  • Control de velocidad de crucero ´´Tempomat´´
  • Asientos delanteros regulables en altura
  • Spoiler trasero parte superior en negro brillante
  • Asientos delanteros con apoyo lumbar

Equipamiento Opcional

  • 50 €Inscripción específica ´´Beetle´´
  • 50 €Inscripción específica ´´Escarabajo´´
  • 190 €Cristales laterales y luneta trasera tintados
  • 350 €Sistema de cierre y encendido sin llave Keyless access
  • 490 €Pintura metalizada y efecto perla
  • 50 €Inscripción específica ´´Volkswagen´´
  • 135.01 €Pintura lisa
  • 119.97 €Retrovisores exteriores plegables eléctricamente
  • 695 €Llantas aleación 18´´ Volkswagen R PG Design
  • 2425 €Paquete Excellence
  • 930 €Pintura Blanco Oryx
  • 320 €Paravientos

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Conexión multimedia Media In MDI vía USB
  • Volante multifunción tres radios piel con aplicaciones en color carrocería y pequeño paquete cuero
  • Display multifunción PLUS con computadora de a bordo
  • Preinstalación de teléfono VW Universal Bluetooth
  • Radio CD RCD 510: con función de reproducción MP3

Equipamiento Opcional

  • 375 €Integración Iphone
  • 25 €Conexión multimedia Media-In para iPod/iPhone
  • 615.01 €Radio-Navegador RNS 315 con pantalla táctil
  • 585 €Paquete Music&Sound Fender
  • 149.99 €Paquete Sport
  • 1590 €Radio-Navegador RNS 510 DVD con pantalla táctil
  • 610 €Paquete Music&Sound Fender con conexión para iPod

Otros

Equipamiento Opcional

  • 163.48 €Paquete CO2 Neutral, 20

    Consumo VW Beetle Cabrio TDi 140 CV: ahorrador

    Prueba VW Beetle Cabrio 2.0 TDi 140 CV 2014, Sada, Rubén Fidalgo
    La mirada del tiempo.
    Ampliar

    La mecánica 2.0 TDI del grupo Volkswagen es realmente eficiente no sólo por prestaciones, sino también a la hora de parar en las gasolineras. Gracias a ello, resulta una buena combinación con este Beetle descapotable, porque podrás perderte por los paisajes más inhóspitos sin temor a quedarte sin combustible: con una media de consumo de poco más de 5 l/100 km es fácil hacer más de 800 km sin repostar.

    Pese a no contar con Start & Stop, el gasto de carburante en ciudad se mantiene en cifras muy razonables, que rara vez van a superar los 6,5 l/100 km.

    Donde de verdad sorprenden los datos es a la hora de circular a cruceros entre 70 y 90 km/h, disfrutando del paisaje y la música a los mandos del Beetle. Aquí, el generoso par de la mecánica nos va a permitir viajar prácticamente en sexta con unos consumos de apenas 4,5 l/100 km, una cifra muy buena para un descapotable de 4 plazas.

    En autopista y autovía, con el control de crucero a 120 km/h, el gasto es igualmente contenido (y eso que un cabrio empieza a estar muy penalizado por la aerodinámica a esas velocidades), con el ordenador de viaje clavado en los 5,1 l/100 km.

    Sin duda, el VW Beetle Cabrio asociado a esta mecánica es una opción muy interesante por la cantidad de kilómetros de disfrute pleno que podremos realizar con un consumo realmente bajo.

    Rivales

    Volkswagen Beetle Cabrio 2.0TDI Design 140

    Desde
    31.130 €

    Diesel


    6 marchas

    140

    9,9

    5,1

    134

    Mini Mini Cabrio Cooper SD

    Desde
    30.549 €

    Diesel


    6 marchas

    143

    8,7

    4,5

    118

    Volkswagen Eos 2.0 TDI Excellence BMT

    Desde
    38.190 €

    Diesel


    6 marchas

    140

    10,3

    4,8

    125

    Opel Cabrio 2.0CDTi Excellence Aut. 165

    Desde
    35.000 €

    Diesel


    6 marchas

    165

    10,4

    6,2

    163

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    L.R 15 octubre, 2014

    Tremendas las fotos con el Escarabajo clásico, gracias por ellas Rubén y por el detalle de nombrar al club de escarabajos. Un saludo.

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba