Prueba Volvo XC60 D5 Momentum

Prueba Volvo XC60 D5 Momentum

El Volvo XC60 D5 Momentum con cambio automático convence por su excelente confort (no cabe duda de que los suecos dominan la anatomía humana) y la sensación de seguridad que transmite. Sólo unos consumos elevados y algunas muestras de su veteranía le restan puntos.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

7

7

7

7

6

Destacable

  • Confort de sus asientos.
  • Iluminación.
  • Seguridad.

Mejorable

  • Consumos elevados.
  • Sin pantalla táctil.
  • Freno de estacionamiento.

Tras haber podido probar el último y más grande de los todo camino suecos, el Volvo XC90, ahora le toca el turno a su hermano menor, curiosamente con la misma potencia de 220 CV: el Volvo XC60 D5 4WD en el acabado Momentum.

Con unas dimensiones más compactas y razonables que las de su hermano mayor, me ha sorprendido encontrarme unos consumos más elevados en un coche que pesa 300 kg menos y tiene que “romper” mucho menos aire cuando avanza. Sin embargo, la caja de cambios automática de 6 velocidades del XC60 es claramente menos eficaz que la de 8 relaciones de su hermano mayor y, en mi opinión, la culplable de gran parte de unos consumos elevados pese a que estemos hablando de un crossover grande, pesado y de más de 200 CV de potencia. Por supuesto, la nueva generación del motor D5 del XC90 también saca provecho en este apartado frente a la veterana del XC60.

En lo que el XC60 no sorprende es en lo excelente que es su habitáculo. Los suecos son verdaderos maestros en lo que a anatomía humana se refiere, algo que queda patente tras plancharte un viaje largo en sus formidables asientos y bajarte del coche sin arrugas, ni en la ropa ni en la espalda.

Es difícil encontrar rivales para el XC60, cuyas dimensiones lo aproximan a modelos como el BMW X3, Audi Q5… pero con un interior mucho más amplio, cercano al de modelos mayores como el VW Touareg. Tal vez sus principales rivales estén en marcas algo más generalistas, como el Hyundai Santa Fe o el Kia Sportage, a los que supera en cuanto a sistemas de seguridad y confort interior de forma notable.

Diseño Volvo XC60 D5: acero sueco

Prueba Volvo XC60 D5 Momentum 2015, Vigo, Rubén Fidalgo
El Volvo XC60 tiene unas líneas típicas de la marca sueca, atractivas y elegantes.
Ampliar

La marca con el símbolo de la fragua en su calandra hace honor a ésta y a la reconocida calidad del acero sueco. Su carrocería tiene un buen acabado y transmite sensación de robustez sin necesidad de recurrir a las poco estilosas formas cúbicas de antaño.

Aunque ha recibido un lavado de cara que lo ha actualizado hace algunos meses, tras el lanzamiento de modelos como el XC90 o el nuevo Volvo S90, el diseño del XC60 se queda algo desfasado, pero para nada deja de ser atractivo.

Sus dimensiones resultan proporcionadas y han logrado que los detalles que caracterizan el diseño de los Volvo actuales cumplan la premisa del arquitecto Louis Sullivanla función hace la forma“. Los marcados hombros de la trasera consiguen que uno lo identifique como un Volvo al instante, pero, además, prorporcionan rigidez a la carrocería y albergan unos grupos ópticos que se prolongan hasta el techo, muy visibles tanto lateralmente como desde atrás.

En el frontal han tratado de disimular el radar del sistema de alerta de colisión y del control de crucero adaptativo, pero sigue siendo evidente su presencia.

Las puertas son amplias y dejan un buen acceso al interior, al igual que el portón trasero. Como tampoco es un coche excesivamente alto, resulta cómodo entrar y salir de él, sin necesidad de subirse o bajarse.

Interior Volvo XC60 D5: excelente confort

Prueba Volvo XC60 D5 Momentum 2015, interior, Rubén Fidalgo
El interior del Volvo XC60 vuelve a destacar por sus formidables asientos.
Ampliar

Una vez más, Volvo vuelve a clavar a la perfección la anatomía humana con unos asientos formidables, sin duda uno de los aspectos en los que la marca sueca más sobresale respecto a sus competidores. Además de cómodos, su aspecto es impecable y el interior del Volvo resulta acogedor.

El diseño del salpicadero acusa ya el paso de los años, especialmente tras el lanzamiento del Volvo XC90, que marca un antes y un después en cuanto a cómo serán los futuros modelos de la marca. Elementos como la pantalla multimedia no táctil y la enorme cantidad de pulsadores para cada una de las infinitas funciones disponibles en este XC60 son ya un anacronismo a estas alturas, aunque su funcionamiento y calidad no admiten crítica.

La postura de conducción es perfecta y la visibilidad, muy buena. Con este nivel de acabado, la instrumentación puede variar su presentación y la información que muestra al conductor, que es bastante completa. El volante tiene unas buenas dimensiones, un tacto excelente y, además, está calefactado.

Las plazas traseras son amplias y dejan bastante espacio para las piernas. Tres viajarán algo apretados, pero, sobre todo, el de la plaza central irá incómodo por la altura del túnel central.

Algunos mandos están algo a desmano, especialmente los que están por la izquierda de la columna de dirección, que agrupan las funciones del alumbrado, apertura del depósito de combustible y portón trasero. También la posición del mando que acciona el bloqueo y desbloqueo del freno de estacionamiento está en esa zona, algo muy del gusto del mercado americano, uno de los principales destinos de Volvo.

El maletero tiene una capacidad razonable y un acceso muy cómodo. Sus cifras no son de récord, pero sus formas son aprovechables y hay huecos donde colocar cosas y espacio para una rueda de repuesto. Abatir los respaldos es algo sencillo y, al hacerlo, éstos dejan un suelo de carga completamente plano.

En definitiva, el Volvo XC60 tiene un interior que resulta acogedor, muy confortable, amplio y con buenos materiales y acabados, pero que empieza  a acusar el paso de los años en cuanto a diseño y funcionalidad.

Motor Volvo XC60 D5: demasiado ruidoso

Prueba Volvo XC60 D5 Momentum 2015, motor, Rubén Fidalgo
El motor tiene unas buenas prestaciones, pero es ruidoso.
Ampliar

El motor de 2.400 cm3 y 5 cilindros D5 es ya un viejo conocido que se ha puesto al día para cumplir con la normativa Euro6. Sus prestaciones son buenas y su tacto resulta agradable a la hora de conducir. El pecado de esta mecánica (además de sus consumos, como veremos más adelante) es su rumorosidad. Es cierto que, gracias a sus 5 cilindros, tiene un sonido más agradable que los de cuatro, pero es bastante elevado, especialmente al ralentí, tanto exterior como interiormente.

Con 220 CV mueve francamente bien al XC60, pese a que su masa se va hasta los 1.800 kg. La respuesta al acelerador es contundente y permite unos adelantamientos seguros, sobre todo si hacemos un buen uso de su caja de cambios.

En este caso está unido a una caja de cambios automática de 6 velocidades que cuenta con levas en el volante y accionamiento secuencial, además de 3 programas de funcionamiento (Comfort, Sport y Advanced). Resulta agradable para viajar y movernos por ciudad, pero sus reacciones son lentas y conviene que usemos las levas para prepararnos a la hora de hacer un adelantamiento o si nos movemos en una zona virada, donde ni siquiera en modo Sport sus reacciones son las correctas.

En modo manual es muy conservadora, a veces no reduce y salta a la marcha siguiente si nos acercamos a la zona roja del tacómetro. Esto es un inconveniente a la hora de conducir fuera del asfalto, donde el resbalamiento del convertidor de par también provoca algunas situaciones de riesgo, aunque por suerte disponemos de un eficaz sistema de control de velocidad de descenso.

El sistema de tracción total es eficaz a la hora de repartir el par motor disponible, con unas reacciones rápidas en cuanto detecta que perdemos motricidad en alguna de las ruedas.

Puedes ver todos los datos de este Volvo XC60 en su ficha técnica.

Comportamiento Volvo XC60 D5: se nota el peso

Prueba Volvo XC60 D5 Momentum 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
El peso y su centro de gravedad penalizan el comportamiento en situaciones límite.
Ampliar

Está claro que el principal objetivo de Volvo en la actualidad es el mercado asiático y el americano. El tacto del XC60 es muy de su gusto, con una clara predisposición hacia el confort frente a la eficacia. Esto no significa que el XC60 sea torpe, pero sí es algo menos vivo de reacciones que otros rivales, principalmente los alemanes.

En ciudad, la visibilidad es muy buena, salvo con la cámara de marcha atrás, que deforma tanto la imagen que apenas nos servirá para ver la maniobra. Las suspensiones blandas son una ventaja para superar los pasos de cebra elevados y el mal estado de algunas calles.

A la hora de viajar por autopistas y autovías, nuestros principales aliados serán sus excelentes asientos y la reserva de potencia que tenemos bajo el pie derecho. Los kilómetros caen sin fatiga para nosotros y podremos mantener cruceros al máximo legal sin apenas esfuerzo para la mecánica aunque llevemos el coche cargado hasta los topes.

En zonas viradas salen a relucir las limitaciones de su elevado centro de gravedad y unas suspensiones blandas que no casan perfectamente con unos neumáticos 235/55-19. Esto hace que el balanceo sea bastante acusado y haya bastante deriva, aunque el Volvo sigue bajo control. La dirección tiene un buen tacto y, aunque no da más de 3 vueltas de volante, tampoco gira demasiado, lo cual es un inconveniente a la hora de maniobrar en espacios reducidos, tanto en los garajes como en conducción todo terreno. Este comportamiento de la suspensión, unido a la lentitud de reacciones del cambio, hace que acabemos por desistir de cualquier amago velocístico y vayamos como este Volvo nos pide: disfrutando del viaje, a buen ritmo gracias a la potencia disponible, pero sin alardes.

En el circuito de pruebas se demuestra la tendencia subviradora de este Volvo, especialmente en la maniobra de esquiva, donde el coche tarda en reaccionar al primer volantazo y hace que el ESP entre en acción rápidamente. Las reacciones son seguras y en ningún momento se aprecia riesgo de vuelco ni llegamos a invadir el carril contrario, pero es más torpe que la mayoría de berlinas equivalentes, con un centro de gravedad más bajo que este SUV.

Los frenos tienen un tacto al que hay que acostumbrarse. El primer tramo del recorrido apenas provoca reacción, pero, si pisamos con decisión, las distancias de frenado son correctas. Eso sí, con 1.800 kg de peso, con un convertidor de par con bastante resbalamiento y con una caja de cambios que en modo manual no nos permitirá reducir con mucha alegría, es fácil acabar calentando los frenos. De nuevo está claro que Volvo sabe que sus clientes son gente con un perfil calmado, así que no me parece en absoluto un problema, el XC60 es para lo que es.

En la pista de 4×4 se revelan las limitaciones de sus cotas, con un ángulo de ataque poco favorable con el que es fácil dañar el faldón al afrontar un obstáculo. Las suspensiones tampoco tienen excesivo recorrido y enseguida entramos en cruce de puentes con él. Aquí queda patente la enorme rigidez estructural del chasis del XC60, que, incluso en las posturas más incómodas, no se retuerce. También el buen funcionamiento del control de tracción y el sistema AWD, que repartirá el par a las ruedas que estén apoyadas en el suelo.

En definitiva, el Volvo XC60 es un coche muy agradable para viajar cómodamente y con seguridad. Es fácil de conducir y su sistema de tracción total nos permitirá algunas excursiones, siempre que tengamos en cuenta que no es un 4×4 de verdad.

Puedes ver todos los datos de este Volvo XC60 en su ficha técnica.

Equipamiento Volvo XC60 D5: tope de gama

Prueba Volvo XC60 D5 Momentum 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
El equipamiento del XC60 sobresale en sistemas de seguridad.
Ampliar

Con un precio en el borde de los 50.000 euros, este XC60 se posiciona en la parte alta de los SUV medio-grandes del mercado. La cifra es elevada, pero, si tenemos en cuenta todo lo que ofrece en este acabado, sale rentable respecto a sus rivales. Si igualamos un BMW X3, por ejemplo, en detalles como los asientos de cuero, la tracción total con cambio automático, el techo panorámico, control de crucero adaptativo, volante y asientos calefactados…, el alemán sale bastante más caro y sigue sin disponer de elementos de seguridad que funcionan francamente bien en este XC60.

Está claro que quien da primero da dos veces. Volvo ha sido pionera en sistemas como el sensor de ángulo muerto (BLIS), el de alerta de colisión, reconocimiento de peatones, alerta de pérdida de carril, etc. y su funcionamiento es de los mejores. Hay muchos coches que equipan estos sistemas, pero, personalmente, encuentro que funcionan mucho mejor en Volvo. Un ejemplo sencillo: el sensor de ángulo muerto. Mientras la mayoría de rivales ponen la luz de alerta en el propio cristal del retrovisor (lo que provoca que por el día sea poco visible e ineficaz), en Volvo está en el interior del marco de la puerta, lejos de los reflejos y de la luz del sol, por lo que resulta mucho más visible. Lo mismo sucede con el sistema de alerta de colisión: tanto la luz que nos advierte de la distancia con el vehículo que nos precede como el sonido de alerta son mucho más intuitivos y eficaces a la hora de informarnos del peligro.

Otro detalle excelente de la seguridad activa (la que evita el accidente) del Volvo XC60 es su formidable sistema de faros inteligentes. Su luz es muy buena y, además, equipa el mismo sistema que puedes ver en este vídeo. En pocas palbras, este dispositivo nos hace ir siempre con las luces largas puestas y simplemente proyecta una sombra donde están los demás vehículos para no deslumbrarlos, pero nosotros tendremos siempre el mayor campo de visión posible: excepcional.

De acuerdo, no dispondremos de los últimos dispositivos multimedia, mirror link, apps…, pero su equipamiento es muy completo y sus sistemas de seguridad tanto activa como pasiva están por encima de la media y con un precio que, sin ser barato, me parece acorde con lo que ofrece.

Puedes ver todos los datos de este Volvo XC60 en su ficha técnica.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ABS
  • Airbag conductor/pasajero
  • SIPSBAG (Airbag laterales)
  • WHIPS (Sistema protección contra latigazo cervicales)
  • Inmovilizador electrónico del motor
  • EBL (Luces de frenada de emergencia)
  • Freno electrónico de aparcamiento con liberación automática
  • Luces LED en paragolpes delantero
  • TPMS (Sistema de Monitorización de presión de neumáticos)
  • Control electrónico de estabilidad (ESC)
  • RSC (Control de estabilidad antivuelco)
  • SIPS (Sistema de protec
  • Airbag de techo lateral
  • Columna de dirección plegable
  • Control distancia aparcamiento trasero
  • Fijaciones Isofix
  • EBA (Asistencia en Frenada de Emergencia)
  • City Safety Sistema de ayuda al conductor a evitar o reducir los efectos de los choques a baja velocidad que se dan habitualmente en el tráfico urbano y en las caravanas
  • SIPS (Sistema de protección impactos laterales)

Equipamiento Opcional

  • 289.23 €Silla niños integrada en dos etapas (x2)
  • 100.6 €Cierre electrónico seguridad para niños
  • 188.63 €Reposacabezas traseros abatibles eléctricamente
  • 880.25 €Sensus Volvo On Call
  • 1383.25 €Pack Light
  • 88.03 €Desactivación del airbag del acompañante
  • 880.25 €Volvo On Call
  • 1383.25 €Pack Security
  • 364.68 €Pack Family
  • 2263.5 €Pack Intellisafe Pro

Confort

Equipamiento de Serie

  • Kit de reparación de neumático
  • Retrovisores retractables eléctricamente con iluminación inferior
  • Volante ajustable - vertical/horizontal
  • Respaldo trasero divisible en 40/20/40
  • HDC (Control de descenso en pendientes)
  • Tapicería Textil Lomma
  • Volante y pomo de palanca de cambios de cuero
  • Retrovisor interior con sistema antideslumbramiento automático
  • Raíles de techo negros
  • Dirección asistida
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Alfombrillas textiles
  • Cierre centralizado con control remoto
  • Espejos retrovisores eléctricos térmicos
  • Tapicería Textil/ T-Tec Eriksberg
  • Control de velocidad constante
  • Reposabrazos delantero
  • Spoiler de techo
  • Sensor de lluvia con sistema de detección de túnel
  • ECC (Climatizador automático bizona)
  • Tapicería Textil/vinilo
  • Clean Zone
  • Ajuste lumbar eléctrico asientos delanteros
  • Ajuste altura asientos delanteros

Equipamiento Opcional

  • 364.68 €Calefacción en los asientos delanteros
  • 238.93 €Dirección asistida variable con la velocidad
  • 62.88 €Rueda de repuesto
  • 251.5 €Calefacción en los asientos traseros
  • 1509 €Tapicería parcial Cuero
  • 980.85 €Pintura metalizada
  • 2452.13 €Llantas de aleación Avior 20´´
  • 1546.73 €Crystal White Metalizado
  • 176.05 €Levas de cambio en el volante
  • 1823.38 €Tapicería de Cuero Sport
  • 974.56 €Llantas aleación Leda 7,5x18´´ (235/60)
  • 848.81 €Llantas Tucan 7,5x18 (235/60)
  • 2326.38 €Llantas Altais 8x20 (255/45)
  • 1141.18 €Chasis activo Four C
  • 1169.48 €Pintura metalizada especial (477)
  • 565.88 €Nivomat
  • 125.75 €Sistema sujetabolsas en maletero
  • 817.38 €Asiento conductor con regulación eléctrica y memoria
  • 503 €Portón trasero eléctrico
  • 125.75 €Red de seguridad de nylon
  • 75.45 €Mando a distancia
  • 50.3 €Toma de corriente 12V en maletero
  • 251.5 €Volante calefactado
  • 2326.38 €Llantas de aleación Titania 20´´
  • 1603.31 €Llantas aleación Lesath 7,5x19´´ (235/55)
  • 974.56 €Llantas Leda Negro brillante 7,5x18' (235/60)
  • 1207.2 €Pintura metalizada especial (720)
  • 486.9 €Cristales tintados en ventanillas puertas traseras y área de carga

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Indicador temperatura exterior
  • Mando multifunción en el volante
  • Equipo de sonido de Alto rendimiento, USB y Bluetooth (pantalla 5´´)
  • IDIS (Sistema inteligente de información para conductor)
  • Equipo sonido Rendimiento Medio conector AUX y pantalla color 5´´

Equipamiento Opcional

  • 880.25 €TV Digital
  • 1288.94 €Sensus Connect Premium Sound
  • 88.03 €Brújula integrada en retrovisor interior
  • 408.69 €Sensus Connect Alto Rendimiento
  • 408.69 €Panel instrumentos digital sin perfil cromado

Otros

Equipamiento de Serie

  • Centro de información electrónico
  • HSA (Ayuda de arranque en pendientes)

    Consumo Volvo XC60 D5: algo tragón

    Prueba Volvo XC60 D5 Momentum 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
    El Volvo D5 AWD resulta bastante tragón.
    Ampliar

    Aunque Volvo homologa unos consumos para el motor D5 del XC60 de 6,7 l/100 km en ciudad, 5,1 l/100 km en carretera y una media de 5,7 l/100 km, los valores de consumo real obtenidos durante la prueba difieren mucho de estas cifras, algo que me ha sorprendido, porque han llegado a ser incluso superiores a los del Volvo XC90, mucho más voluminoso y pesado. Esta diferencia a favor del más grande la atribuyo al mejor funcionamiento de su caja de cambios de 8 velocidades, que permite un mejor desahogo de la mecánica y al mejor rendimiento del nuevo 4 cilindros.

    Aunque este XC60 pesa casi 300 kg menos que su hermano mayor, los consumos en autovía a 120 km/h han sido de 8 l/100 km, medio litro más que el XC90. En las condiciones más favorables, por carretera y con cruceros entre 70 y 90 km/h, es posible bajar hasta los 6,9 l/100 km, un valor muy diferente al homologado y que es muy elevado pese a que estemos hablando de un coche de más de 200 CV y de este tamaño, aerodinámica y peso.

    En ciudad, la diferencia es todavía mayor, rozando los 10 l/100 km, nada que ver con los poco más de 6 l/100 km homologados.

    Con estos valores, el depósito de 70 litros de combustible se agota en poco más de 700 km.

    Puedes ver todos los datos de este Volvo XC60 en su ficha técnica.

    Rivales

    Volvo XC60 D5 Momentum AWD Aut. 220

    Desde
    49.950 €

    Diesel


    6 marchas

    220

    9,7

    5,7

    149

    Hyundai Santa Fe 2.2CRDi 4x4 Style Safe 7s Aut.

    Desde
    50.025 €

    Diesel


    6 marchas

    200

    10,3

    6,6

    174

    Bmw X3 xDrive 20dA

    Desde
    49.344 €

    Diesel


    8 marchas

    190

    8,1

    5,9

    156

    Audi Q5 3.0TDI quattro Advance S-Tronic

    Desde
    55.980 €

    Diesel


    7 marchas

    245

    6,5

    6,4

    169

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Pablo 10 febrero, 2016

    Hola, tengo dos preguntas y ambas enfocadas en el tren motriz de este Volvo. La primera viene por el sonido de su motor. Cuándo hablas de un sonido más bonito que los de 4 cilindros,¿te refieres a un sonido \”acelerado\”? He podido oir ciertos 6 cilindros diésel por la calle (V6, en su mayoría TDI ,y algún 6L de BMW) y la mayor diferencia que aprecio es una especie de ralentí elevado (supongo que por tener 2 cilindros más) y algo más de suavidad en la transición de marchas (por su condición de automático, imagino). La segunda pregunta incide más en la transmisión. Con las nuevas cajas de 8 o más velocidades todo el mundo coincide en que mejoran los consumos porque mantiene al motor en su zona óptima; pero eso contrasta con algunas opiniones que sitúan tantas velocidades como rozamientos extra e innecesarios. Un ejemplo sería VW, que mantenía las 5 velocidades en sus modelos \”eco\”. Un s

    Rubén Fidalgo 11 febrero, 2016

    Hola Pablo, el sonido de los motores depende del número de cilindros y de su orden de encendido, porque generan unas frecuencias y unas resonancias diferentes. No es lo mismo el sonido de un 4 cilindros en línea que el de un 4 cilindros bóxer porque aunque la frecuencia es la misma (una explosión decalada 180º en el cigüeñal en un motor de 4 tiempos), en el bóxer, el escape sale independiente de cada bancada y se unen luego en un tramo intermedio del silencioso, lo que produce unos armónicos y unas resonancias diferentes. Un 6 cilindros reparte la circunferencia del cigüeñal entre 6, es decir, cada explosión sucede cada 120º de giro, en un V8 cada 90º de giro, etc… pero tampcoo suena igual un V8 italiano que un V8 americano porque sus órdenes de encendido varían, se alternan de distinta manera entre una bancada de cilindros y la otra…
    Los motores de 5 cilindros tienen una sonoridad..

    Rubén Fidalgo 11 febrero, 2016

    …caracaterística porque dividen 360 grados entre 5 cilindros y sus explosiones se generan con una frecuencia característica en el escape.
    En cuanto a lo de las transmisiones, hay un equilibrio entre el mayor peso de la caja de cambios, sus rozamientos, etc y el poder mantener más tiempo el motor en la zona óptima de rendimiento. VW emplea cambios de 5 marchas en sus modelos ECO porque lo que buscan es que el motor tenga que trabajar con un leve exceso de carga, con desarrollos muy abiertos entre sí y largos. Optimizan la inyección para que el motor trabaje bien en esos regímenes, a costa de perder prestaciones, con unas recuperaciones y aceleraciones muy pobres. Un saludo!

    Jose Estors 7 junio, 2016

    Hola Rubén, quería preguntarte si recomiendas mejor el nuevo motor D4 190 cv, de 4 cilindros aunque no sea tracción integral, o si por el contrario es mejor el D5 aun siendo el motor antiguo adaptado para cumplir con la normativa Euro6.
    Gracias de antemano

    Rubén Fidalgo 7 junio, 2016

    Hola Jose, personalmente me ha gustado más el tacto del nuevo motor, con unos consumos más bajos y más fino de funcionamiento. Un saludo y gracias por tu consulta ;-).

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba