Prueba

Primera prueba del nuevo Volkswagen T-Cross 2019

56 fotos

Ampliar

22 de mayo, 2019

Los todocaminos del segmento B (el de los utilitarios sobre los 4 metros) está en plena ebullición y es el que más crece del mercado. ¿Conseguirá el nuevo Volkswagen T-Cross ser una referencia en su categoría?. Éstas son sus armas para intentarlo.

Volkswagen tiene claro que el mercado está loco por los SUV y no puede permitir que sus rivales se coman este jugoso pastel, aunque lanzar un nuevo SUV en el segmento de los utilitarios signifique robarle ventas al Polo, al fin y al cabo, ya no los iban a vender porque hoy en día los clientes prefieren un modelo más alto. Así llega al mercado el nuevo Volkswagen T-Cross que hemos podido catar en esta toma de contacto.

Confieso que no me parecen una buena idea los SUV porque me parecen ineficientes, con un coste de utilización más elevado por su peor aerodinámica y peso, un peor comportamiento dinámico, etc. Sin embargo, tal vez sea en la categoría de los utilitarios donde más sentido les encuentro. ¿Por qué? pues porque son un tipo de coches que se usan más en ciudad, a poca velocidad (de modo que la aerodinámica y la mayor altura del centro de gravedad no son problemas graves) y el tráfico se ve mejor desde una posición más alta y, además, al sentarnos más erguidos se aprovecha mejor el espacio en las plazas traseras pese a que sean carrocerías más cortas y es más cómodo entrar y salir de ellos.

El Volkswagen T-Cross ha dejado claro en esta toma de contacto estas ventajas y, además, algunas otras como su práctica banqueta trasera corredera para dejar más espacio a las plazas traseras o al maletero. Posicionado un poco por debajo del T-Roc, el T-Cross es algo así como la versión SUV del Polo, con el que comparte plataforma, o el mellizo del Seat Arona, al que supera en confort y seguridad.

Tal vez te interese leer la prueba del Volkswagen T-Roc

¿Es mejor el T-Cross que el Arona o el Stonic?

De todos los SUV-B que he probado hasta ahora, el Kia Stonic es el que me ha parecido un producto más interesante, claramente más recomendable que el Arona, cuyas reacciones demasiado bruscas y sus duras suspensiones le restaron puntos a la hora del veredicto en el examen.

Con idéntica plataforma que el Seat, pensaba que el T-Cross iba a heredar los malos vicios del Arona, pero para nada. Los de Volkswagen han elegido unos tarados de suspensión más suaves para su modelo y esto hace que los molestos rebotes del eje trasero del Seat no estén presentes aquí. Además de más confortable, las reacciones también son más progresivas y seguras para la mayoría de conductores.

Sí, con un precio que oscila entre los 18.990 euros del acabado básico Edition hasta los 23.240 euros del Sport, el T-Cross es claramente más caro que el Arona o el Stonic, pero es más cómodo, fácil de conducir y seguro que el primero y más versátil que ambos gracias a un maletero de mayor capacidad y a la posibilidad de desplazar la banqueta trasera longitudinalmente.

Además, al tratarse de un recién llegado, el T-Cross cuenta con algunos detalles tecnológicos que superan a sus rivales e incluso a su hermano mayor, el T-Roc, cuya pantalla del cuadro de instrumentos virtual es más pequeña que la del recién llegado (dependiendo de las versiones). El nuevo SUV de Volkswagen llega a la última en materia de asistentes avanzados a la conducción y de conectividad, dos factores claves en el automóvil actual.

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 8

Motor 6

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Versatilidad
  • Imagen de marca
  • Maletero

Mejorable

  • Algunos plásticos interiores
  • Desarrollos del cambio
  • Precio

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Tras los pasos del T-Roc

El T-Cross es más atractivo en directo que en las imágenes.

56 fotos

Ampliar

Volkswagen ha hecho claramente más que subir el Polo o acortar ligeramente el T-Roc y el T-Cross cuenta con un diseño diferenciado que está muy logrado.

La vista frontal es muy maciza con un morro alto y en el que los grandes faros (tanto los principales como los antiniebla montados en el faldón) y la forma del faldón delantero imitando un cubre cárter metálico le dan un toque muy campero y moderno.

Ya que hablamos de faros, integran las luces de marcha diurna LED en todas las versiones, reservándose los faros full led sólo para el acabado superior, el Sport.

Cuando lo miras de lado se notan claramente los 12 cm extra de altura que permiten un acceso más cómodo al habitáculo, no sólo porque el techo esté más alto sino porque también lo está el plano donde posaremos nuestra cadera al sentarnos.

Este cambio de las proporciones y el juego con las formas geométricas con trucos como las luces traseras que se prolongan de lado a lado logran que el T-Cross parezca mucho más grande de lo que es, cuando en realidad apenas supera al Polo en 3 cm de longitud.

Los acabados y ajustes de la carrocería son buenos y e T-Cross entra por los ojos con un diseño atractivo y muy del gusto de la moda actual.

Interior: Plazas traseras amplias, pero de segunda

El interior es muy versátil, pero es una pena que los pasajeros traseros tengan peores materiales y acabados que los delanteros.

56 fotos

Ampliar

Al abrir las puertas del T-Cross te encuentras con un habitáculo muy típico de las marcas del grupo alemán. El salpicadero tiene unas formas modernas y buenos ajustes, pero es demasiado sobrio y, al igual que le pasa al Polo y al T-Roc, los plásticos tienen un tacto algo pobre para el precio de de este coche.

Algo que se está generalizando demasiado en el sector y que me parece mal es que los fabricantes, para ahorrar costes, usan materiales de mucha peor calidad para las plazas traseras que para las delanteras, algo que se ve claramente en los paneles de puerta. Mientras que los delanteros tienen el reposabrazos y la parte superior del panel de tacto blando, en los traseros son de plástico rígido como el que encuentras en modelos mucho más económicos, por ejemplo Dacia. La moldura decorativa que envuelve el tirador de apertura de la puerta también es de peor calidad en la puerta trasera que en la delantera, el guarnecido del pilar C…

Entiendo que es cierto que en las plazas traseras no suele ir nadie o suelen ir niños pequeños que lo rozan todo con sus pataditas, lo golpean y lo maltratan más que los adultos, pero no entiendo por qué dentro del mismo coche en el que viajan los miembros de una misma familia parece que hay pasajeros de primera y de segunda categoría.

Lo que sí que me ha gustado es que las plazas traseras se puedan configurar de varias maneras gracias a que los respaldos son abatibles y la banqueta corredera, para ampliar el maletero o el espacio para las piernas en función de nuestras necesidades y preferencias.

Las plazas delanteras son cómodas, con mucho espacio, buena visibilidad y los mandos bien distribuidos. Las pantallas del sistema multimedia y de la instrumentación virtual se ven con nitidez y son cómodas de utilizar y hay huecos para dejar el móvil, portalatas, monedas, etc.

Atrás el espacio para las piernas es correcto, no podemos decir que sobren los centímetros, pero sí es claramente más cómodo que el Polo a la hora de sentarse detrás, además de tener un acceso mucho más diáfano.

El maletero es grande y tiene unas formas muy regulares, siendo una de las principales bazas de este modelo, que se posiciona como uno de los mejores en cuanto a versatilidad y espacio interior de su categoría.

En resumen, el T-Cross tiene un interior muy bien aprovechado, de líneas modernas y con buena ergonomía y en el que su mayor pecado es la racanería germana a la hora de elegir algunos plásticos.

Motor: Una gama razonable

La gama no es muy numerosa pero sí están las versiones más razonables.

56 fotos

Ampliar

Mientras es esperable que lleguen más motorizaciones, por ahora la gama del T-Cross se fundamenta en tres mecánicas de gasolina (1.0 TSi de 95 CV, 1.0 TSi de 115 CV y el 1.5 TSi de 150 CV) y una diésel (1.6 TDi de 95 CV) estando disponible el cambio automático DSG de manera opcional en el 1.0 TSi de 115 CV y exclusivamente de serie en el 1.5 TSi de 150 CV.

La plataforma MQB-A0 no admite un sistema de tracción total, de modo que todos los T-Cross son de tracción delantera, más que suficiente para el uso real que los clientes suelen dar a la inmensa mayoría de SUV.

Durante esta toma de contacto he tenido oportunidad de probar el 1.0 TSi de 115 CV con el cambio manual de 6 marchas y el acabado intermedio, el Advance, tal vez el más razonable.

Las prestaciones de este motor son más que suficientes y resulta agradable de conducir, pero lo sería todavía más con una caja de cambios que tuviese unos desarrollos más cerrados. El salto que hay de una marcha a la siguiente es exagerado y, como el motor tiene poco par natural con tan poca cilindrada, si no andamos atentos al cambio nos quedaremos tirados sin fuerza ni respuesta al acelerador.

Comportamiento: Mejor que el Seat Arona

Las suspensiones filtran mejor de lo esperado las irregularidades y la conducción es más agradable que en otros modelos de la misma plataforma.

56 fotos

Ampliar

Junto con la versatilidad de su banqueta corredera, el comportamiento del T-Cross ha sido otro de los aspectos que más positivamente me ha sorprendido, con un rodar mucho más confortable y con reacciones más seguras en el T-Cross que en el Seat Arona, modelo con el que comparte plataforma y muchos otros órganos.

El gran truco está en que las suspensiones tienen un tarado más suave y esto hace que a parte trasera rebote menos, ganando en confort y adherencia.

La dirección es suficientemente rápida y tiene un radio de giro correcto, dos buenas cualidades para hacer muy fácil su uso en ciudad, donde no se nos atragantarán los parking.

En carreteras secundarias es también un coche agradable de llevar y, sobre todo, muy fácil. El lugar elegido por Volkswagen para presentarnos el T-Cross ha sido por la zona de la Selva de Irati, en los alrededores de Pamplona (por cierto, si tienes ocasión, no te pierdas el hacer una visita a ese paraje porque es precioso). Con unas carreteras de buen firme pero con multitud de curvas y paellas, el T-Cross se ha defendido mejor de lo esperado gracias a un eje delantero que no es demasiado remolón para meterse en los giros y una zaga que no hace amagos extraños.

Sobre carreteras tipo autovía y a velocidades más elevadas, también ha demostrado ser un buen compañero de viaje, con un paso por curva rápida que se siente aplomado.

La insonorización del habitáculo es correcta y no se oye demasiado en su interior ni el sonido de la mecánica ni los ruidos provocados por la aerodinámica  o la rodadura de los neumáticos.

Equipamiento: Seguridad y conectividad

La conectividad y la seguridad son las estrellas.

56 fotos

Ampliar

La gama T-Cross se ofrece con 3 niveles de acabado (Edition, Advance y Sport, ordenadas de más básica a más equipada) y a mayores se ofrecen dos packs de equipamiento especial personalizado sobre el acabado Sport denominados Orange y Green que añaden una serie de detalles en esos colores en las llantas y en los espejos retrovisores, así como en las molduras del interior.

Lo más destacable es la clara apuesta por la seguridad en el T-Cross al ofrecer, ya desde el nivel Edition, una interesante lista de asistentes avanzados a la conducción como:

  • Asistente de mantenimiento en el carril
  • Sistema de alerta de colisión con frenado de emergencia
  • Llamada de emergencia
  • Detector de fatiga del conductor
  • Sensor de ángulo muerto
  • Faros antiniebla con luz de giro

Además, esto se puede mejorar con accesorios o subiendo un peldaño en el nivel de acabado para tener sistema de alerta de tráfico transversal, asistente automático de aparcamiento, etc.

Otro de sus puntos fuertes está en la conectividad. A los ya inevitables sistemas multimedia con Apple Car Play y Android Auto, Volkswagen ofrece a los clientes del T-Cross la posibilidad de contar con App Connect. Mediante un dispositivo conectado en la toma OBD2 del T-Cross, es posible importar itinerarios del móvil al navegador, consultar dónde está estacionado el vehículo, información sobre nuestra eficiencia en la conducción, consultar el historial de rutas, solicitar una cita para la revisión del coche, etc.

Consumo: Datos oficiales

Los consumos durante esta toma de contacto son los oficiales.

56 fotos

Ampliar

Una vez más, la breve toma de contacto no da como para medir consumos con precisión, de modo que nos tenemos que conformar con las cifras oficiales que ofrece Volkswagen para cada una de las motorizaciones del T-Cross y que puedes ver en las fichas técnicas junto a esta prueba.

Rivales: Rivales del nuevo VW T-Cross 2019

Vehículo

Volkswagen T-Cross 1.0 TSI Advance

Volkswagen T-Cross 1.0 TSI Sport 85kW

Volkswagen T-Cross 1.6TDI Advance

Volkswagen T-Cross 1.0 TSI Advance DSG7 85kW

Precio Desde
20.936 €
Desde
23.586 €
Desde
24.106 €
Desde
22.856 €
Combustible Gasolina Gasolina Diesel Gasolina
Cambio 5 marchas 6 marchas 5 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 95 115 95 115
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,5 10,2 11,9 10,2
Consumo Medio (l/100 km) 5,1 4,9 4,1 4,9
Emisiones CO2 (g/km) 116 113 107 112

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    creo que lo mejor que tiene este tipo de coches ( si lo tiene …claro) es que la banqueta trasera se deslice para aumentar el maletero…como el renault captur…..no soy tampoco de los que el gusta ( para comprarlo pero si para verlo en la calle) este tipo de coches pero admito que su estetica agrada al ojo…creo que es un error que el 1.5 tsi solo venga con el dsg por varias razones entre ellas que se encarece el producto ya de si caro por ser vw…asi que entre que el 1.0 tsi si cae de vueltas no tira y el 1.5 solo lo tiene con dsg los que necesitamos gasolina no lo veo claro…

    Un saludo y como siempre buenas fotos

    • Rubén Fidalgo

      Hola jcl, muchas gracias por tu comentario. En este caso las fotos no son mías, son las oficiales de VW, yo no tuve tiempo de hacer las fotos que siempre me gusta hacerle a los coches que pruebo, en las presentaciones vamos con una agenda muy apretada y no siempre es posible “escaparse” para unas sesiones fotográficas. Un abrazo.

      • jcl

        ok, ya me parecia a mi…..je je; pues nada la proxima vez será…un saludo

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche