Prueba de la Toyota Proace Verso Family 180D automática50

Prueba de la Toyota Proace Verso Family 180D automática

24 Octubre, 2017 por

Analizamos a fondo una de las mejores alternativas para las familias numerosas que recorren decenas de miles de kilómetros al año, que buscan un alto nivel de confort y una habitabilidad digna de una amplia furgoneta. Probamos la Toyota Proace Verso en su acabado más alto y con su motor más potente, la hermana “inmigrante” de las PSA.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 8

Notable

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Transporte para ocho ocupantes
  • Aspecto muy atractivo
  • Grip Control

Mejorable

  • Precio elevado
  • Asientos de tela
  • Ergonomía mejorable

Fue en 2012 cuando un acuerdo de colaboración estrechó lazos entre Toyota y el Grupo PSA (Peugeot y Citroën). Entonces, la marca japonesa anunció la producción en serie de un vehículo comercial basado en las Peugeot Expert y Citroën Jumpy: la Toyota Proace.

En diciembre de 2015, la compañía de Aichi comunicaba para el año entrante una nueva etapa en dicha cooperación de la que saldría el monovolumen que probamos a fondo en este artículo. De esta forma, se crea la consanguineidad entre las Toyota Proace Verso, Citroën Spacetourer y Peugeot Traveller, que son presentadas en el Salón de Ginebra de 2016. En el caso de la gama japonesa, “Proace” hace referencia al espacio interior propio de una furgoneta y “Verso” al carácter familiar del modelo; en ambos casos, denominaciones tradicionales en Toyota.

Hoy examinamos las cualidades de la Toyota Proace Verso con la configuración de batalla larga (ocho ocupantes), acabado Family y motor 2.0 D-4D diésel de 177 CV con cambio EAT6 y Grip Control, un vehículo ideal para familias numerosas aficionadas al viaje, taxistas autónomos o alternativa esencial de alquiler para un grupo de amigos durante sus vacaciones.

La longitud roza los 5 metros.50
La longitud roza los 5 metros.

La trilogía Toyota Proace, Peugeot Expert y Citroën Jumpy únicamente se distingue entre sí en los rasgos que diferencian al modelo de cada marca, es decir, donde se inserta la insignia de Toyota, Citroën o Peugeot. Estas zonas exteriores son el frontal, la zaga y las llantas. Nada más. Dichos elementos tienen una conformación diferente, pero las dimensiones son absolutamente las mismas.

Esta unidad corresponde al acabado Family y tiene la estructura de mayor batalla, conocida como Medio, que está un escalón por encima de la Compact. Así pues, esta Proace Verso mide 4.959 mm de largo, 1.920 mm de ancho, 1.899 mm de alto y tiene una distancia entre ejes de 3.275 mm.

Si ponemos a las tres furgonetas en un mismo marco, las diferencias generales son muy pequeñas. Sin embargo, esas diferencias me parecen más atractivas en la Toyota que en las otras dos de PSA, me explico: la parte delantera de la Proace, que es la zona más libre que ha tenido cada marca para plasmar su identidad, es la más natural, elegante y deportiva de todas, con ese gran hexágono refrigerante en la parte inferior del parachoques.

En el caso de la Citroën, el morro se hace demasiado redondo y las luces diurnas en los extremos del paragolpes sobre los antiniebla no dan una sensación total de lógica. En la Peugeot, el frontal queda algo más rematado y distinguido que en su hermana, pero la línea horizontal de la parrilla -misma configuración que en los turismos- da una impresión de escalonamiento de capó a paragolpes muy característico pero poco sencillo que resulta algo forzoso a la vista. No obstante, es una cuestión de gustos.

En los perfiles tenemos dos puertas -una por cada lado- laterales correderas y acristaladas de apertura electrónica que, además de dejar un facilísimo acceso a todo aquel que vaya a montar en este vehículo, permiten ser utilizadas como puertas de emergencia o comodín si se ha estacionado en batería y se tienen los coches muy pegados.

Las puertas delanteras tienen un gran tamaño y ofrecen un generoso ángulo de giro, por lo que en estas circunstancias se dificultaría bastante la maniobra de salida. Basta con accionar un botón en la consola central para abrir la puerta corredera y salir por el hueco entre el asiento del conductor y el del copiloto; después volveremos a pulsar un botón que hay por el interior del pilar B o cerrar la puerta desde el propio mando de la llave y listo.

Las llantas de aleación y bitono son de 17 pulgadas y montan neumáticos con medidas 215/60. Su diseño entona con el estilo elegante de la furgoneta y realmente quedan muy bien a la vista, pero en el acabado inferior Shuttle o en la carrocería Proace comercial estas llantas se sustituyen por embellecedores.

La zaga, como en la inmensa mayoría de las carrocerías monovolumen familiares, viene con un único portón de carga, aunque en este caso trae un doble acceso de portón completo o de apertura de la ventanilla, una solución bastante práctica para cuando vayamos a introducir objetos ligeros o cuando vayamos a abrir el maletero para introducir o sacar algo en lugares en los que hayamos pegado la parte trasera a una pared. No obstante, la opción de puerta trasera con doble hoja acristalada también entra dentro del catálogo de Toyota como opción, la cual resulta más funcional.

La iluminación de los faros de xenón, pese a estar ubicados en una posición demasiado alta, es correcta. Los antiniebla también realizarán una buena función cuando sean necesarios. Las luces diurnas de led, a diferencia de sus hermanas galas, están insertadas dentro de los grupos ópticos, algo que desde mi punto de vista en este tipo de vehículos queda mejor rematado.

Por poner algún pero, especificaría que el sensor automático no trabaja a la perfección, ya que en varias ocasiones me ha cambiado de modo de luces en zonas que estaban lo suficientemente iluminadas como para no necesitarlo. No obstante, también es cierto que rápidamente, cuando activa las luces de carretera y percibe la luz de un coche o una farola, cambia a las de cruce sin esperar un tiempo que podría resultar largo o sin necesidad de dar la orden manual.

Te puede interesar...

Christian García

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba