Prueba

Prueba del SsangYong Rexton 2018: a otro nivel de su anterior

21 fotos

Ampliar

16 de febrero, 2018

Hemos podido poner a prueba en asfalto y en caminos embarrados al nuevo SsangYong Rexton 2018 en su versión 4x4 y podemos decir que ha mejorado considerablemente con respecto a la anterior generación. ¿Quieres ver en qué aspectos?

El buque insignia de la marca coreana más longeva estrena su cuarta generación con cambios visiblemente notorios e importantes. Ha ganado en cotas exteriores, en acabados y aislamiento del interior y en tecnología. Su enfoque todoterreno, como hemos podido comprobar durante esta prueba del SsangYong Rexton 2018, sigue siendo el mismo, a la antigua usanza: monta su carrocería sobre un chasis de largueros y travesaños, cuenta con reductora en su versión 4×4 y, en una futura variante para flotas profesionales, el eje trasero podrá ser rígido. Estos elementos, sin duda, acentúan de manera fuerte su alma aventurera.

Qué significa el logo de SsangYong

SsangYong Rexton 2018: varias opciones mecánicas con un solo motor

Además, el motor -único disponible- diésel de 2,2 litros y 181 CV ofrece sensaciones de vigor y casa de manera sensacional con la caja de cambios automática, aunque los más puristas también tienen la posibilidad de equipar de serie una manual de seis marchas. Su precio arranca en 27.500 euros con descuento, pero una de sus bazas es que el tope de gama está disponible por prácticamente la misma cifra que la versión de acceso de algunos de sus competidores directos. Entremos más en detalle sobre cómo es este nuevo todoterreno que acaba de desembarcar en nuestro mercado.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Mejora en aislamiento y materiales interiores
  • Caja de cambios automática
  • Aspecto de todoterreno

Mejorable

  • Sin navegador
  • Consumos algo elevados

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Más robusto y todoterreno

El SsangYong Rexton estrena cuarta generación.

21 fotos

Ampliar

El nuevo Rexton ha crecido y se ha hecho más todoterreno. Sus dimensiones llegan ahora hasta los 4.850 mm de longitud (90 mm más), 2.865 mm de batalla (30 mm más) y 1.960 mm de anchura (60 mm más).  También ha aumentado su anchura de vías en 70 mm, hasta los 1.640 mm, y, sin embargo, se ha reducido levemente su altura en 15 mm (1.825 mm).

Todos estos datos son reconocibles cuando vemos un modelo de nueva generación y su antecesor, pero todavía son más claros los cambios estéticos que ha experimentado. Su frontal ya toma el aspecto de la familia SUV de la marca, con una parrilla en disposición horizontal y formas que simulan unas alas abiertas y que también podemos apreciar en su nuevo paragolpes. No obstante, las dimensiones de la calandra dejan patente que estamos ante el rey de la gama. Las ópticas se alargan a los extremos para armonizar con la nervadura lateral y la iluminación está compuesta por tecnología HID y led en las luces diurnas y antinieblas.

El perfil remarca los pasos de rueda e incorpora un nervio superior que enlaza con los faros delanteros y traseros. Las llantas tienen nuevos diseños y pueden ser de 17 o 18 pulgadas.

En la zaga también notamos unas líneas más horizontales que están respaldadas por la nueva configuración de los pilotos, que integran tecnología led. Asimismo, una moldura cromada une los dos extremos dando todo el conjunto una sensación de mayor anchura. También es nuevo el paragolpes trasero, que toma las mismas líneas que vemos en el frontal y en la calandra.

Además de todo esto, es importante resaltar que se ha mejorado la aerodinámica en las instalaciones de Pininfarina, ya que Mahindra -máximo accionista de SsangYong- es también propietario de la famosa carrocera. El color exterior puede elegirse entre seis tonos diferentes.

Interior: Más calidad y mejor ergonomía

Interior del acabado Limited del Rexton.

21 fotos

Ampliar

Dentro del nuevo habitáculo nos encontramos con mejores materiales, una mejor ergonomía (que ha sido premiada en su país de origen) y con el característico espacio interior de los modelos SsangYong. Existen dos versiones de interior: de cinco (cuyo maletero tiene capacidad para 784 l o hasta 1.977 l) o de siete plazas (con maletero para 641 l, 236 l con las tres filas o 1.806 l con la segunda y tercera abatidas).

En la instrumentación se ha añadido, entre los dos relojes analógicos, una pantalla TFT de siete pulgadas para las versiones más altas en la que se puede seleccionar hasta tres velocímetros digitales distintos, configurar todos los sistemas de seguridad del SASS o acceder a la información del ordenador de a bordo.

La pantalla central táctil tiene un tamaño de ocho pulgadas y conectividad para Apple o Android, pero no cuenta ni en opción con la posibilidad de incorporar navegador interno. Por su parte, el climatizador bizona tiene salidas de aireación para todas las filas de asientos y, en los acabados más altos, las cuatro plazas principales tienen asientos calefactables y las dos delanteras, también ventilados; todos ellos de cuero. Además, la segunda fila es abatible 60:40 y reclinable hasta los 17,5 º, lo que permite a los ocupantes incluso dormir de forma cómoda en viajes largos.

También encontramos algunos otros elementos como el volante multifunción forrado en cuero, con acabados negro o plata, la toma de corriente desconectable de 220 V o la ruleta selectora del sistema de tracción en los 4×4 rematan las novedades interiores.

Motor: Diésel de 181 CV

El motor cuenta con un mejor aislante.

21 fotos

Ampliar

El único motor disponible es el cuatro cilindros turbodiésel de 2,2 litros, 181 CV de potencia a 4.000 rpm y 400 Nm de par para las versiones manuales. En las automáticas, esta última cifra aumenta 20 Nm más y lo entrega entre las 1.600 y 2.600 rpm. Comparado a su antecesor, este nuevo Rexton dispone de más potencia y más par. El bloque tiene una disposición longitudinal y cuenta con una caja aislante y unos nuevos tacos motor que reducen las vibraciones y los ruidos penetrantes al interior.

Se puede asociar a una caja manual de seis velocidades o a una automática de convertidor de par y siete marchas fabricada por Mercedes, que cuenta con dos modos seleccionables (Standart y Winter -este último recalibra la entrega de par en condiciones de nieve o hielo). Habitualmente (en 4×2), ambas transmisiones mandarán el trabajo del motor al eje trasero. También, tanto con la caja manual como con la automática, se puede optar por una versión 4×4 con reductora y control de descenso.

Comportamiento: Ágil, pese a sus más de dos toneladas

SsangYong Rexton en actividades offroad.

21 fotos

Ampliar

Durante la presentación tuvimos la oportunidad de conducir la versión 4×4 con cambio automático en su acabado Limited.

En el transcurso por autovías pudimos percibir sobre todo las mejoras del habitáculo, en cuanto a ergonomía y reducción de rumorosidad. El ruido del motor tan solo se percibe cuando afrontamos un repecho fuerte y aceleramos de forma brusca, pero ni en estas circunstancias se percibe molestia. Es además un sonido de motor grande y fuerte que va con ese aspecto exterior fornido e, incluso, se agradece. En cuanto a las suspensiones, (la delantera monta una doble horquilla y la trasera, en las versiones manuales una multibrazo de tres partes y en las automáticas, de cinco) se muestran bastante estables, sin producir balanceos violentos y filtrando de manera correcta las irregularidades. La dirección no está demasiado asistida -cosa que se agradece-, aunque en ocasiones puede parecer algo indirecta.

Sí notamos el enorme peso de este coche cuando circulamos en carreteras secundarias: al entrar en rotondas, curvas cerradas o cambios de sentido pronunciados, la carrocería cede bastante hacia un lado. No obstante, entrando de manera pausada y tranquila, la sensación de balanceo es bastante menor.

Por último, también pudimos comprobar en ruta enfangada sus cualidades offroad. Parece mentira que un vehículo tan pesado (2.095 kg) y robusto sea capaz de enfrentarse a cuestas y caminos quebrados llenos de barro con la solvencia con que lo ha hecho este nuevo Rexton, teniendo en cuenta que iba equipado con neumáticos de calle 255/60 R18. Las suspensiones hacen que los baches casi se esfumen para el conductor y la reductora compagina bien con la caja automática de origen Mercedes. Esta merece mención especial, tanto en asfalto como en caminos hace un trabajo excelente y es absolutamente recomendable para un uso cotidiano confortable.

Equipamiento: En SsangYong se han puesto las pilas

La transmisión automática del nuevo Rexton está fabricada por Mercedes.

21 fotos

Ampliar

El equipamiento del nuevo Rexton se divide en tres niveles de acabados: Line, Premium y Limited.

Desde el nivel Line, que arranca en 29.500 euros (aunque hay descuentos de 2.000 euros en promociones), equipa el paquete de seguridad SASS que presentaron con el Tivoli y 6 airbags, arranque en cuestas y descenso de pendientes, llantas de 17 pulgadas, cámara de visión trasera, control de crucero, luces HID, sensores de aparcamiento delanteros y traseros o luna delantera térmica, entre otros.

A todo esto, en el Premium se suman la opción de equipar tracción 4×4, el detector de ángulo muerto y aviso de tráfico trasero, una tercera fila de asientos, la pantalla TFT de siete pulgadas en la instrumentación, el climatizador bizona, los asientos delanteros y traseros calefactables, los asientos delanteros ventilados y la tapicería en símil de cuero. El acabado Premium con tracción trasera parte de los 33.600 euros (descuentos incluidos) y el 4WD, de los 37.200 euros.

Por último, el tope de gama Limited tiene un precio de 42.200 euros (2WD) o 44.900 euros (4WD) e incorpora de serie cambio automático, nueve airbags, llantas de 18 pulgadas, tapicería de cuero Nappa perforada, asientos delanteros con ajuste eléctrico, portón trasero con apertura eléctrica, techo solar panorámico o arranque y acceso sin llave, entre otros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche