Prueba

Primera prueba del Skoda Octavia RS 2.0 TSI 245 CV: plural como pocos

39 fotos

Ampliar

23 de marzo, 2021

Tras conocer su versión híbrida enchufable volvemos a encontrarnos con el Octavia más deportivo, el Octavia RS, con su motorización de gasolina. Así es como va.

Desde sus inicios el Octavia ha sido el modelo fetiche para Skoda en todos sus ámbitos… incluyendo el del mundo de la competición. Una rama, la del motorsport, que ha formado parte de la firma checa prácticamente desde sus inicios. No en vano, de sus recién cumplidos 125 años de historia, 120 han estado ligado a la competición y más concretamente a los rallies. Tal es así que sus siglas RS son literalmente el acrónimo de Rally Sport. Pues bien, en ellas el Octavia RS ha tenido siempre un lugar destacado.

Te puede interesar: Skoda lanza una app que escucha e identifica las averías de tu coche

Basta un dato para comprenderlo. En los últimos cinco años, en España se han vendido nada menos que 3.000 Skoda Octavia RS. Cifra que pretenden seguir incrementando con la llegada de esta cuarta generación, la más plural de todas sin duda. Y es que la gama Octavia la conforman actualmente nada menos que 17 motorizaciones, de las cuales tres se pueden asociar a las siglas RS: 2.0 TSI de gasolina y 245 CV, 2.0 TDI diésel de 200 CV y el Skoda Octavia RS iV con una mecánica híbrida enchufable de 245 CV y una autonomía eléctrica de hasta 64 km.

Disponible igualmente en carrocería berlina y familiar, los precios de este nuevo Skoda Octavia RS son los siguientes:

  • Octavia RS 2.0 TSI 245 CV: 37.490 € (32.500 € financiado)
  • Octavia RS 2.0 TDI 200 CV: 38.110 € (33.100 € financiado)
  • Octavia RS iV 245 CV: 40.540 € (35.700 € financiado)
  • Octavia RS Combi 2.0 TSI 245 CV: 38.190 € (32.600 € financiado)
  • Octavia RS Combi 2.0 TDI 200 CV: 38.810 € (33.200 € financiado)
  • Octavia RS Combi iV 245 CV: 41.200 € (36.400 € financiado)

Nuestra valoración: 8,3

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 9

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Diseño exterior
  • Comportamiento
  • Capacidad del maletero

Mejorable

  • Equipamiento opcional que tendría que ser de serie
  • Peso de la versión RS iV

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Fácil de reconocer

La carrocería Combi aporta ese punto de practicidad.

39 fotos

Ampliar

Como no podía ser de otra manera, el diseño exterior ya nos anuncia sus aspiraciones deportivas. Lo primero que llama la atención es el color negro tanto de su parrilla específica como de los retrovisores exteriores, los marcos de las ventanillas y las barras de techo (en el Combi).Tono que también está presente en las salidas de aire frontales, los logos posteriores y el pequeño alerón trasero colocado sobre el portón en la berlina. Más detalles que ayudan a verle con facilidad, el logo plateado del capó, las llantas de 18 pulgadas, las pinzas de freno en rojo y los dos molduras de escape RS tras las que se esconden sendos tubos de escape. Opcionalmente se pueden adquirir otro juego de llantas de 18 pulgadas así como dos opciones de 19 pulgadas.

Interior: Espacio deportivo

Los diferentes detalles dan forma a un habitáculo muy deportivo.

39 fotos

Ampliar

De puertas para dentro se mantiene ese halo Racing gracias, principalmente a los asientos deportivos de tipo buquet tapizados en tela y Alcantara que se incluyen de serie o al volante multifunción con levas y diseño específico RS. También ayudan los paneles de Alcántara, los pedales de aluminio y el menú exclusivo del cuadro digital de 10,2 pulgadas con una vista mucho más deportiva o la iluminación ambiental LED. Sin coste también se incluyen el selector de modos de conducción y la pantalla central de 10 pulgadas. La guinda la pone un espacio interno excelente con un maletero de 600 litros en la berlina y 640 litros en el Combi. Volúmenes que se rebajan hasta los 450 y 490 litros, respectivamente, en el caso de la versión híbrida enchufable.

Motor: Mutienergía

Tres son las versiones mecánica a escoger.

39 fotos

Ampliar

En efecto, una de las principales peculiaridades de este nuevo Octavia RS es que podrá escogerse con tres versiones diferentes. Dado que hace unos meses nos pusimos al volante del Octavia RS iV, es decir, del híbrido enchufable, en esta toma de contacto hemos preferido optar por la que entendemos es la que más convence: el gasolina puro.

Monta el archiconocido bloque 2.0 TSI de cuatro cilindros turbo que entrega 245 CV entre las 5.250 y 6.500 rpm con un par máximo de 370 CV entre las 1.600 y las 4.300 vueltas. Frente al RS iV calca potencia pero tiene 30 Nm menos de par. Sin embargo, no le impide para ser el más veloz de los tres Octavia RS disponibles, homologando una punta de 250 km/h y, sobre todo, un 0 a 100 km/h de 6,7 segundos (225 km/h y 7,3 segundos en el iV).

La tercera pata la conforma el Octavia RS 2.0 TDI con una potencia de 200 CV entre las 3.600 y las 4.500 vueltas que acompaña de un par máximo de 400 Nm entre las 1.750 y las 3.750 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y alcanza los 245 km/h de punta aunque lo más destacable es sin duda su consumo medio, homologando 5 l/100 km. Por último, decir que todos son estrictos tracción delantera combinándose todos con la caja DSG siendo de siete relaciones en los de combustión al uso y del seis marchas en el RS iV.

Comportamiento: Traza líneas

Independientemente de la carrocería escogida, las sensaciones son muy altas.

39 fotos

Ampliar

En lo que a puesta a punto se refiere, el Octavia RS de gasolina no debería aportar cambios significativos frente a RS iV que probamos con anterioridad. Sin embargo, en marcha sí hemos notado ciertas diferencias entre uno y otro. La primera, el sonido, mucho más melódico y real en el 2.0 TSI de 245 CV que nos ha acompañado cuando activamos el modo Sport. No hay ecualizadores ni potenciadores que se cuelen por los altavoces y todo se presta a la naturalidad.

El segundo, la rapidez con la que se mueve. Parece una tontería pero los 175 kilos de menos que tenía nuestra unidad (conducíamos un Combi) frente a su homónimo iV se dejan notar y tenemos la sensación de ir en un coche mucho más reactivo si cabe. El empuje del motor es encomiable y alcanza con rapidez una velocidad elevada mientras que la gestión del cambio nos permite estirar la aguja hasta casi la zona roja (solo llegamos a ella en modo manual).

Pero lo que de verdad nos dibuja una sonrisa es lo ágil que se mueve por una carretera de curvas. La dirección es precisa e informativa, respondiendo casi instantáneamente a nuestra orden, los frenos cumplen con nota y la estabilidad general es muy alta. Únicamente cuando hemos subido un poco el listón notamos algo de subviraje, pero en líneas generales el aplomo que demuestra es increíble. El conjunto se redondea con el control de chasis adaptativo que, de momento, se oferta de serie como parte de una promoción especial.

Equipamiento: No le falta de nada

De serie monta llantas de 18 pulgadas aunque se pueden montar dos diseños de 19.

39 fotos

Ampliar

Como es obvio, al tratarse del nivel de equipamiento más alto de la gama incluye de serie prácticamente todo lo que podamos imaginar. En su listado de equipamiento destacan las ya comentadas llantas de 18 pulgadas, faros Matrix LED, pinzas de freno rojas, chasis deportivo, salidas de escape RS, cristales traseros tintados, asientos deportivos, acceso y arranque sin llave, cuadro digital, portón con apertura eléctrica, park assistant, sistema multimedia Bolero con pantalla de 10”, SmartLink y control por voz, climatizador bizona, cámara trasera…

Consumo: Ni nos preocupamos

El Octavia RS iV tarda 6 horas en cargar en una toma doméstica.

39 fotos

Ampliar

Dado que la presentación discurrió casi en su totalidad por tramos del rally de Madrid es de esperar que no te hagamos una review exhaustiva del consumo porque, como te puedes imaginar, apenas desconectamos el modo Sport. De ahí que nos ciñamos a los datos oficiales que nos proporciona la marca a la espera de poder probarlo más en profundidad. Empezando por nuestro protagonista, el 2.0 TSI de 245 CV en carrocería Combi homologa unos más que sobresalientes 6,8 l/100 km aunque es superado con creces por el 2.0 TDI que se queda estancado en los 5 l/100 km. No obstante, el auténtico campeón es el RS iV con los 1,2 l/100 km que consigue gracias a esos 64 km que es capaz de recorrer en modo eléctrico.

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche