Prueba

Prueba del Seat Arona 1.5 TSI 150 CV DSG FR: líder… ¿para rato?

09 de diciembre, 2021

Si nada cambia, el Arona será el modelo más vendido de nuestro mercado. Nosotros lo hemos probado en profundidad en su versión más potente. ¿Merece esta actualización ser el coche más demandado?

Hay modelos que nacen con algo y eso es precisamente lo que le ha pasado al Seat Arona. ¿Por qué? Muy sencillo, porque en menos de un lustro se ha colado entre los modelos más vendidos de la firma española, en concreto, es ahora mismo el cuarto modelo más demandado por los clientes y a fecha de publicación de esta prueba, el vehículo más vendido de España en el 2021.

Te puede interesar: VÍDEO| Comparativa Seat León vs Seat Ateca

Un galardón que, de no ocurrir una hecatombe, mantendrá sin problemas porque a falta de un mes para que cierre el mercado le saca 1.200 unidades al segundo clasificado, el Hyundai Tucson. Lo consiga o no (nosotros creemos que sí), el éxito ya no se lo quita nadie, más cuando está luchando en una de las categorías más voraces de los últimos tiempos, la de los B-SUV.

Segmento que no para de crecer ya que en la actualidad representa el 22% de cuota en nuestro mercado, superado solamente por los todocaminos compactos (con un 27,1%) y en el que, todo dicho sea de paso, Seat entró un poco tarde. Pero como reza el dicho, “más vale tarde que nunca” porque a los datos nos remitimos claramente y aunque en la actualidad haya más de 30 modelos luchando en nuestro país, el que eligen los conductores nacionales es el Seat Arona.

Eco pero no electrificado

Las previsiones hablan también por sí solas al colocar al segmento de los B-SUV como el más demandado del continente europeo, en general, y de España en particular. Un crecimiento que vendrá impulsado por la electrificación, cualidad que como analizaremos en el apartado correspondiente, no está presente en este Seat Arona. Pero ojo, porque el todocamino español no prescinde de su etiqueta ECO, todo lo contrario, la mantiene con orgullo en su versión TGI alimentada por gas natural comprimido y con un coste por kilómetro irrisorio.

Nuestra valoración: 7,8

Diseño 7

Motor 9

Comportamiento 7

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Diseño versión FR
  • Maletero y habitabilidad
  • Respuesta mecánica

Mejorable

  • Comportamiento dinámico
  • Precio de partida de esta versión

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Pinceladas maestras

La imagen exterior no se ha modificado en exceso. Esta versión FR mantiene su estética más deportiva.

37 fotos

Ampliar

Como ya te contamos en la presentación, Seat se ha limitado a retocar los puntos clave de este coche para mantenerlo vigente otros tres o cuatro años más. En este caso, el acabado que lucía nuestra unidad de pruebas era el FR, de aspecto más deportivo gracias a las llantas de 17 pulgadas, los paragolpes más prominentes, el difusor trasero, las molduras en negro o las taloneras laterales.

Elementos únicos que no hacen sino enfatizar esa deportividad y que se suman a los cambios comunes a toda la gama: el alerón del techo más grande, los faros Eco-LED de serie que en este acabado FR son Full LED, los nuevos juegos de llantas de aleación con unas tan llamativas como las nuestras de 18 pulgadas, opcionales y el nombre del modelo en tipografía manuscrita. Todo ello manteniendo intacto los 4,14 metros de largo.

Interior: Más digital

La pantalla central crece de tamaño.

37 fotos

Ampliar

De puertas para dentro los cambios son los esperados al centrarse principalmente en la digitalización del modelo. La pantalla centrar crece hasta los 8,25 pulgadas aunque de manera en el nivel FR viene de serie la de 9,2 pulgadas. Un monitor que le hace parecer más moderno (porque en realidad lo es) pero que al tener mayor carga tecnológica también puede ocurrir que falle algo más de la cuenta.

Sin embargo, cuando funciona (que es la mayoría del tiempo) lo hace con un nivel de rapidez e intuición que deja en la prehistoria al anterior sistema. Permite sincronización móvil total e incluso puede ser inalámbrica (este es uno de los aspectos que más le cuesta conseguir) y cuenta con muchas más funciones de conectividad como el asistente vocal que responde al comando de “Hola”. El cuadro de instrumentos también puede ser digital aunque en este caso cuesta 310 euros equiparlo.

Pero si por algo destaca esta actualización del Seat Arona es, sin duda, por haber paliado uno de sus grandes defectos cuando salió: la calidad percibida. Ahora toda la parte superior y frontal del salpicadero está revestida de un material más blando y mullido, agradable al tacto que aleja el plástico duro y poco vistoso de su predecesor.

En cuanto a espacio, no se ha tocado una pulgada la habitabilidad percibida destacando principalmente unas plazas traseras aptas para adultos de estatura media y, sobre todo, por un maletero que cubica 400 litros. Solo por pedir, no hubiera estado de más tener salidas de aire y puertos USB en la zona trasera.

Motor: El más potente

No hay versiones diésel y el único ECO es el TGI.

37 fotos

Ampliar

Como ya sabes, la gama mecánica del Arona ha prescindido por completo del gasóleo dejando como alternativa ECO el mencionado TGI de Gas Natural Comprimido (GNC). Aunque el grueso de las ventas irá a parar al TSI de 110 CV con caja manual, para esta prueba y aprovechando que teníamos el acabado FR hemos optado por el más potente: el TSI de 150 CV.

Un bloque resultón y con mucho poderío que entrega los 150 CV entre 5.000 y 6.000 rpm y los 250 Nm de par máximo a tan solo 1.500 vueltas. Combinado única y exclusivamente con caja automática DSG de siete relaciones homologa un 0 a 100 km/h de 8,2 segundos con una velocidad punta de 210 km/h.

Comportamiento

Dinámicamente se muestra como un coche equilibrado.

37 fotos

Ampliar

Como te hemos dicho, somos conscientes de que esta combinación no será la más demandado, menos cuando es la más cara de toda la gama, pero en marcha se notan ciertas diferencias (lógicas) respecto al TSI de 110 CV. Más allá de las prestaciones, está el empuje y la sonoridad, mucho más contundente y melódica. Además, el hecho de que combine la caja de cambios DSG da un punto de suavidad (aunque la manual es excelente) y de despreocupación.

No hay grandes cambios en marcha, por no decir que ninguno. Con el acabado FR no se gana además en dureza de amortiguación ni de dirección más reactiva aunque sí tenemos a nuestra disposición el Seat Drive Profile con los modos Eco, Normal, Sport e Individual permite cambiar el carácter del coche a nuestro gusto. De lo que sigue sin haber ni rastro es de soluciones de motricidad avanzadas o de un control de descenso de pendientes que mejore ligeramente la conducción fuera pista.

Equipamiento: No es barato

El equipamiento del acabado FR es muy completo, pero la versión resulta cara.

37 fotos

Ampliar

Ojo, combinar ambos, el motor de 150 CV con caja DSG y el nivel de acabado FR no es una labor precisamente barata ya que el precio de esta unidad parte de los 25.160 € aunque con los 3.200 euros de descuento que aplica Seat se puede quedar en 21.960 euros que es una tarifa  más aceptable para un vehículo de estas características.

Ahora bien, si quieres tener esta unidad en concreto has de desembolsar otros 3.100 euros en extras entre los que están: la pintura bicolor en azul Saphire con techo en negro, las llantas de 18 pulgadas, la alarma volumétrica, cuadro digital, Winter pack, equipo de sonido Beats, asistentes de seguridad ampliados, cristales tintados o aireadores iluminados.

Consumo: Sensible

La caja de cambios intenta mitigar el consumo.

37 fotos

Ampliar

Respecto al consumo, como nos imaginábamos, al tener el Arona con nosotros más tiempo hemos podido comprobar que el gasto no era tan alto como en la toma de contacto. En condiciones de circulación diaria y cotidiana hemos acabado por medir 7,1 l/100 km que no se encuentran muy lejos de los 6,1 l/100 km que homologa oficialmente.

Por autopista y autovía el gasto puede rebajarse hasta los 5,9 l/100 con facilidad si hacemos un uso intensivo del modo Eco mientras que el ciudad quizá veamos un valor cercano a los 7,5 l/100 km. Sea como fuere, los 600 kilómetros están asegurados gracias a los 40 litros de depósito de combustible.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche