Prueba

Prueba de la Renault Kangoo Z.E. 33 Maxi: el reparto en ciudad más eficiente

38 fotos

Ampliar

03 de julio, 2018

Probamos la versión 100% eléctrica de la Renault Kangoo en su versión de carrocería más larga. ¿Será la mejor alternativa para flotas de reparto urbano?

En los tiempos actuales en los que la lucha contra la contaminación juega un papel esencial a nivel global, los vehículos de energías alternativas y eléctricos toman cada vez más protagonismo en el mercado. No solo en las ventas a particulares, sino también en las de las empresas. Las administraciones de las grandes ciudades se están poniendo muy exigentes en la permisión del acceso a núcleos urbanos, por lo que rearmarse con una flota más limpia resulta crucial para tener garantizada esa posibilidad de entrar en episodios de protocolos antipolución. El reparto a domicilio y a comercios es una de las labores diarias más comunes en cualquier municipio y, por tanto, Madrid y Barcelona -con sus respectivas normativas medio ambientales- no quedan exentas. En Autocasión hemos conducido y examinado una de las furgonetas más interesantes para estos menesteres; estas son nuestras impresiones sobre la prueba de la Renault Kangoo Z.E. 33.

Renault, éxito y experiencia con vehículos de cero emisiones

Renault es una de las marcas que más éxito está logrando en su proceso de electrificación. Con esta Kangoo Z.E. dejan claro que apuestan por que el futuro en las ciudades vaya cambiando poco a poco. Es una alternativa real a las furgonetas que se pueden ver repartiendo hoy en día en los núcleos urbanos. ¿Por qué? Tiene una gran capacidad de carga, permite un fácil manejo a su conductor y encima cuenta con total libertad legal. Puede moverse por donde quiera y cuando quiera, sin una sola restricción. Es un vehículo enfocado al trabajo y pensado para ser eficaz en ello. Homologa 270 km de autonomía, por lo que no será difícil hacer 200 km reales entre carga y carga, para lo cual, lo ideal sería equipar cargadores propios -y, por tanto, a hacer una pequeña inversión adicional-. ¿Queréis conocer más en profundidad cómo son los nuevos coches que os llevan los paquetes de Amazon a casa?

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Espacio de carga
  • Cable Mennekes de serie
  • Etiqueta "Cero Emisiones" DGT

Mejorable

  • Capacidad de la batería
  • Infraestructura de carga limitada
  • Menos de 200 km de autonomía

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Toda la practicidad de una Kangoo

Prueba de la Renault Kangoo ZE.

38 fotos

Ampliar

La Renault Kangoo eléctrica toma la base del restyling lanzado en 2013. Con esta carrocería Maxi, el cliente se beneficiará de un contundente crecimiento de longitud. En concreto, de unos 40 cm más. Pese a tener una estética de casi un lustro, tiene unas proporciones y unos elementos que no resultan anticuados. Es más, incluso para ser un vehículo profesional se le aprecia un exterior cuidado y que incluye detalles como los antinieblas, que en algunas condiciones pueden resultar prácticos.

En el frontal vemos una gran zona protagonizada por plásticos. Esto se debe en buena parte a que con ello quieren aligerar algo de peso, que nunca viene mal en un eléctrico. También se ve en sus principales rivales francesas. Hay que tener en cuenta que cada gramo ahorrado supone también el ahorro de un buen puñado de vatios. Su iluminación es halógena, debido al ahorro de costes. Es cierto que no se echa en falta un haz más potente o brillante, puesto que en ciudad obtendremos en conducción nocturna la ayuda de farolas e iluminación municipal.

Todas las puertas se notan ligeras, pero contundentes en el cierre y la apertura; sin sensación de blandura. Además, son grandes, por lo que el constante entrar y salir no será un suplicio para el conductor. Igualmente es amplia su puerta corredera (aunque sería más práctico que tuviera dos -una por cada lado-) y el acceso trasero, algo que debería facilitar la acción de carga y descarga. También tienen un buen ajuste todas las hendiduras y los paneles de la carrocería, así como las citadas molduras de plástico.

Interior: Duro y de trabajo

Consola central de la Kangoo.

38 fotos

Ampliar

El interior también está enfocado al trabajo. Pese a ello, no es un vehículo incómodo. Todos los plásticos son duros y no vamos a apreciar ningún tipo de lujo o extravagancia que se salga de la idea o del enfoque de esta Kangoo al mundo profesional. Todo está a mano y busca cubrir una función meramente laboral. Por eso no encontramos grandes pantallas centrales o cuadros digitales que no servirían de mucho a un trabajador y que, además, consumirían más electricidad. Un aspecto importante en todo eléctrico tiene que ver con la climatización. En este caso funciona de un modo bastante eficaz sin demasiada exigencia.

No obstante, tenemos un volante multifunción bastante agradable de tacto que incorpora los mandos del control de crucero. También, al más puro estilo de principios del nuevo milenio, bajo la palanca del limpiaparabrisas encontramos los mandos del audio y de la radio. El selector del cambio es bastante ergonómico, pero en ocasiones no es sencillo meter el modo que se desea porque los distintos engranajes están muy juntos.

Lo que resulta más peculiar es el cuadro de instrumentos. Tenemos un gran reloj analógico que nos informa de la velocidad y, junto a él, otro de generoso tamaño para saber cuánta carga nos queda en la batería. Al otro lado, una pequeña aguja nos indica cuánta energía estamos consumiendo en cada aceleración. Además, una pequeña pantallita LCD nos completa la información con otros datos, como la autonomía estimada en kilómetros que nos queda, el consumo medio o el trip de viaje.

En cuanto a espacio, los ocupantes no encontrarán ningún tipo de problema, ni en las plazas delanteras ni, en este caso que es de 5 asientos, en las traseras. Tres adultos podrán ser transportados en la segunda fila sin demasiados agobios. El acceso, gracias a las enormes puertas, es inmejorable.

Por último, el maletero tiene una capacidad para 650 kg o un metro cúbico. Su umbral es muy bajo y el marco que queda para la carga es bastante amplio, gracias a la doble puerta de apertura 180 grados.

Motor: 60 CV son suficientes

El motor declara 60 CV de potencia.

38 fotos

Ampliar

El motor es el mismo que equipa el Zoe, pero con cifras de rendimiento menores. Se trata de un motor síncrono denominado R240 que se caracteriza por montar una bobina en el rotor, algo que hace que funcione con buen rendimiento a bajas revoluciones. Declara una potencia de 60 CV y un par de 223 Nm que entrega desde el arranque y que permite mover a la Kangoo sin ningún tipo de problemas por debajo de los 100 km/h. La respuesta, como en todo eléctrico, es inmediata. En la Kangoo se nota sobre todo en el primer rango desde parado. Una vez que cogemos velocidad, esta se suaviza y la lentitud es mayor. Este va asociado a un grupo reductor que tiene un funcionamiento correcto.

Como novedad, Renault introdujo una batería de iones de litio más capaz a la Kangoo. Ahora pasa de 22 a 33 kWh y ofrece una autonomía homologada por el ciclo europeo de 270 km. En realidad, prácticamente nunca se conseguirá completar más de 200 km. Para que la carga llegue al 80% desde vacío, deberán emplearse cerca de 4 horas en una Wallbox o en un punto de recarga público con cable Mennekes. Evidentemente, en un toma Shuko convencional, los tiempos se elevarán de forma considerable.

Comportamiento: Una furgoneta muy práctica y sencilla de manejar

Imágenes dinámicas de la Renault Kangoo ZE.

38 fotos

Ampliar

Esta Renault Kangoo sorprende por su facilidad de conducción, pese a lo larga que parece. El puesto de conducción no es el más cómodo que hay, puesto que el volante está ubicado en una posición algo tendida y alejada, pero una vez que uno se acostumbra no resulta incómodo.

El peso de la batería, ubicada en el suelo, en la parte central de la carrocería, hace posible una buena estabilidad. No hará ningún extraño si conducimos de manera normal. Si, por el contrario, entramos en alguna curva un poco pasados, sí notaremos un fuerte subviraje causado por el motor eléctrico, que está colgado bajo el capó, delante del eje delantero. Las suspensiones son ideales para andar por ciudad, ya que tienen un tarado bastante blandito que hace que pasar por los badenes o, incluso, por zonas bacheadas no resulte ningún suplicio. Y eso que a priori parece una furgoneta mucho más dura y robusta…

La dirección no es muy directa, pero sí lo precisa que se pide a un coche urbano. Tampoco va a costar mucho trabajo realizar maniobras, a pesar de sus más de 4,5 metros, gracias a su amplio ángulo de giro.

Al pisar a fondo el acelerador tenemos de golpe todo el par disponible, pero esto hace que sacrifiquemos muchísimo la autonomía. Por eso, lo mejor será circular con el modo Eco activado, que ralentiza un poco más la respuesta del acelerador, y con la «B» en el selector del cambio para aprovecharnos al máximo de las frenadas regenerativas.

Evidentemente, el uso principal de esta furgoneta será urbano. En este sentido, cabe destacar que, pese a que el manejo por ciudad es sencillo y no resulta incómoda a la hora de pasar badenes o baches, sí encontraremos dificultades cuando busquemos un sitio para aparcar. Eso sí, una vez que lo veamos, la etiqueta 0 de la DGT nos permitirá estacionar sin coste alguno en zonas SER.

Equipamiento: No necesita nada más que lo básico

El volante multifunción incorpora las teclas del control de crucero.

38 fotos

Ampliar

El acabado al que pertenece esta Kangoo eléctrica, como decimos, tiene como principal función la laboral. Además, cuenta con el handicap de que no le sobra demasiada autonomía, por lo que es vital huir de elementos innecesarios que puedan consumir más energía de la ideal. Así pues, contaremos con una asistencia de arranque en pendiente, elevalunas delanteros electrónicos, llantas de 15 pulgadas y cierre centralizado.

Como extras, pueden seleccionarse diferentes mamparas con rejilla para separar la carga; la opción de que se pliegue el asiento del copiloto; un reposabrazos central; sensores de iluminación y lluvia; un sistema multimedia R-Link con conectividad para Android y iPhone; pantalla en la zona superior del salpicadero y sistemas TomTom; climatización automática; Bluetooth, puertos USB y CD; cámara de visión trasera con sensores de aparcamiento…

La versión Maxi de dos plazas con alquiler de batería tiene un precio que parte en los 16.793 euros; comprando las baterías, la cifra crece hasta los 24.337 euros. La variante larga de batalla pero con una fila de tres asientos más, con alquiler de batería, se queda en 17.398 euros, mientras que si se opta por comprar la batería, el precio queda en 25.022 euros.

Consumo: Autonomía justa para la rutina diaria

La maniobra de carga se realiza de forma sencilla.

38 fotos

Ampliar

El consumo urbano que registramos durante la prueba se estableció en los 14 kWh teniendo, eso sí, mucho cuidado con la carga en el acelerador durante las salidas. En carreteras de circunvalación con límites legales de 100 km/h, el consumo que obtuvimos fue de 15,5 kWh. Por último, en autovías se acerca muy rápido a los 20 kWh.

Pese a que el poco realista ciclo europeo homologa 270 km de autonomía, lo cierto es que, haciendo una conducción muy eficiente, no se logrará conseguir más de 170 o 180 km.

Rivales: Rivales de la Renault Kangoo Z.E. Maxi

Vehículo

Renault Kangoo Z.E. Furgón Maxi 5pl.

Peugeot Partner Tepee Electric Access L1

Citroen Berlingo Furgón Electric Largo

Nissan e-NV200 Furgón Profesional 5p. 40kwh

Precio Desde
36.549 €
Desde
34.620 €
Desde
33.939 €
Desde
35.459 €
Combustible Eléctrico Eléctrico Eléctrico Eléctrico
Cambio 1 marchas 1 marchas 1 marchas 1 marchas
Potencia (CV) 60 67 67 109
Aceleración 0-100 km/h (s) 22,4 18,7 19,1 -
Consumo Medio (l/100 km) - - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - - -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Ofertas en Autocasion.com

Aquí está tu coche