Prueba

Probamos los Renault Clio, Captur y Megane E-Tech 2020 híbridos

51 fotos

Ampliar

21 de julio, 2020

La firma del rombo electrifica sus tres superventas para adaptarse a la nueva demanda y a las exigencias anticontaminación. Nosotros ya los hemos conducido... Estos son sus secretos.

Renault ha estrenado su nueva submarca de coches electrificados E-Tech con el lanzamiento de los Renault Clio, Captur y Megane híbridos (estos dos últimos, enchufables.) El utilitario y su hermano crossoverizado apenas añaden cambios estéticos con respecto a las demás versiones que ya conocemos. Únicamente incorporan unas insignias en el portón del maletero y en el pilar B con la denominación E-Tech y su condición de híbrido e híbrido enchufable. La idea, según Renault, era mantenerlos bastante discretos a la vista. Quien quiera destacar más tiene disponibles las ediciones especiales y limitadas E-Tech Edition, que sí cuentan con algún que otro vinilo más llamativo.

Los híbridos, la opción preferida por los conductores españoles

El que sí llama la atención por su imagen deportiva es el modelo compacto, cuya variante PHEV llega acompañada de una actualización en la que se ha mejorado sobre todo el aspecto tecnológico. De hecho, el cuadro de instrumentos está protagonizado ahora por una pantalla de 10,2 pulgadas y en el centro nos encontramos con una táctil de 9,3 pulgadas. Además, hay nuevos colores de carrocería, nuevas tapicerías y un nivel de conectividad en el que ya no se necesitan cables.

El Renault Megane híbrido enchufable solo estará asociado al nuevo acabado RS Line, que agrega elementos tan codiciados como los asientos semibaquets con tapicería Alcantara que podemos encontrar de serie en un Megane RS o las llantas con diseño exclusivo de hasta 18 pulgadas. Por el momento, a nuestro mercado solo ha llegado la versión Sport Tourer o familiar, aunque muy pronto lo hará también la hatchback de cinco puertas.

En el interior, los tres comparten una instrumentación digital acomodada para ofrecer información del sistema eléctrico (de 7,2 pulgadas en el Clio y 10,2 pulgadas en los enchufables) y el botón EV que permite al coche en cuestión circular en modo cero emisiones.

¿Cómo son los motores de los Renault E-Tech?

Los tres modelos utilizan el mismo motor de gasolina. Se trata de un 1.6 atmosférico de cuatro cilindros y 90 CV. A él se asocia un generador de alto voltaje, que además actúa como sincronizador de la caja de cambios, y un motor eléctrico. Todos montan también la misma caja de cambios sin embrague que permite hasta 15 combinaciones de funcionamiento (de ellas, 5 en modo térmico y 3 en eléctrico.) Su configuración, eso sí, prioriza siempre la eficiencia -a no ser que activemos el modo de conducción Sport.-

La potencia conjunta en el Clio híbrido se queda en los 140 CV, mientras que en los Captur y Megane híbridos enchufables asciende hasta los 160 CV. Según cuentan desde la marca, esta diferencia se explica por el distinto voltaje de las baterías (230 y 400 V.) En el menos potente tenemos una batería de 1,2 kWh firmada por Hitachi. En los plug-in, esta se modifica por una de 9,8 kWh desarrollada por LG que engorda el peso del conjunto en 115 kg y que, lógicamente, es enchufable. Los tiempos de recarga van de 3 a 5 horas y la autonomía en modo eléctrico puede alcanzar los 65 km en ciudad y los 50 km en ciclo mixto.

Otra particularidad del Clio es que combina el modo D (Drive) de la caja de cambios con el B para enfatizar la frenada regenerativa. Gracias en parte a esto, es capaz de recorrer el 80% del tiempo en ciudad en modo 100% eléctrico y ahorrar hasta un 40% de combustible en comparación con otros clios. Por su parte, el Captur y el Megane cuentan con el modo Pure para activar solo el motor eléctrico y el E-Save, que guarda la carga que la batería tenga en un momento determinado haciendo funcionar únicamente al motor térmico.

Los datos homologados por el procedimiento WLTP son los siguientes:

  • Clio Hybrid: consumo medio de 4,3 l/100 km y 96 g CO2/km de emisiones.
  • Captur PHEV: consumo medio de 1,4 l/100 km y 32 g CO2/km de emisiones.
  • Megane PHEV: consumo medio de 1,3 l/100 km y 28 g CO2/km de emisiones.

Por último, antes de ver la lista de precios y detallar cuáles han sido nuestras impresiones de conducción, cabe destacar que ninguna de las tres versiones pierde habitabilidad interior por el sistema eléctrico o las baterías. Solo en algunos casos se ve algo mermado el volumen del maletero.

Precios de los nuevos Renault Clio, Captur y Megane E-Tech

  • Clio E-Tech Intens: 23.130 euros.
  • Clio E-Tech Zen: 24.150 euros.
  • Clio E-Tech edición limitada: 25.750 euros.
  • Captur E-Tech Zen: 32.640 euros.
  • Captur E-Tech edición limitada: 33.990 euros.
  • Megane E-Tech RS Line Sport Tourer: 38.320 euros.

¿Cómo van los Renault Clio, Captur y Megane E-Tech?

Durante la breve toma de contacto en la que pudimos conocer cómo se comportan estos tres nuevos modelos, pudimos comprobar que cada uno de ellos tiene un carácter bien diferente.

El Clio, con poco más de 1.300 kg de peso, es una auténtica bomba. Sus dimensiones y su aplomo concuerdan a la perfección con la potencia y la respuesta de su motor, tanto que incluso nos permite salir de los entornos urbanos y seguir disfrutando de la conducción. En ciudad será mejor optar por el modo Eco para «capar» un poco la impulsividad de sus 140 CV, porque lo cierto es que como ahondemos más de la mitad el acelerador llamaremos la atención por exceso de entusiasmo.

Al Captur también le sobra con sus 160 CV. Eso sí, en este caso la mayor altura libre al suelo y los 115 kg adicionales de la batería condicionan un poco más la aventura si queremos pasar un rato de curvas. En ciudad se maneja de cine. No obstante, en los tramos más rotos y en los badenes más pronunciados se echa en falta un pelín más de suavidad en la suspensión.

El que más se disfruta conduciendo, da igual el sitio que sea, es sin duda el Megane. La marcada deportividad de la que goza este nuevo acabado RS Line y su condición ecofriendly y eficiente casan de manera sensacional. Además, pese a tratarse de una carrocería familiar y a declarar en la balanza 1,6 toneladas en vacío, brinda unas sensaciones muy positivas en zonas reviradas. Contiene bastante bien las inercias, transmite al conductor unas gratas impresiones y, por supuesto, para viajar es una opción genial, aunque a la larga en este sentido los asientos deportivos serán más engorrosos que cualquiera de los otros que hay en el catálogo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche