Probamos el renovado Renault Captur dCi 110 CV Zen 2017

Probamos el renovado Renault Captur dCi 110 CV Zen 2017

14 noviembre, 2017

El Renault Captur ha dado un enorme salto adelante en cuanto a calidad percibida se refiere, especialmente en el interior. La puesta al día ha sido buena, pero le han salido más rivales que setas en otoño... y muy buenos. Vamos a ver cómo mantiene el tipo.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Consumos ajustados
  • Interior versátil
  • Iluminación

Mejorable

  • Grillos interiores
  • Tiradores para abatir los respaldos
  • Los asientos fatigan en viajes largos

Hace poco que Renault ha renovado el Renault Captur para mantenerlo al día y seguir siendo uno de los modelos más vendidos del mercado. Aunque las mejoras son claramente palpables y se siente como un coche más cuidado, el segmento en el que milita es el que más ha crecido y, a la inversa que con los donetes, le han salido enemigos por todas partes.

Hace ya bastante tiempo de la comparativa del Renault Captur contra algunos de sus rivales y entonces demostró ser un coche muy práctico y de diseño atractivo, pero con un interior de calidad mejorable y un comportamiento en carretera que tampoco lucía demasiado. Tras este lavado de cara, el Captur deja claro que ha madurado y que es un producto mucho más refinado, sobre todo en lo que a calidad percibida se refiere.

Por desgracia, el comportamiento en carretera sigue sin ser tan bueno como el resto del coche. En carretera le afecta mucho el viento lateral: en caso de tener que hacer una maniobra imprevista, el ESP tiene que tomar el control para no acabar con el techo por debajo de las ruedas…

Seat Arona, Opel Crossland X, Citroën C3 Aircross, Hyundai Kona, Kia Stonic… 2017 ha sido un año muy prolífico en este segmento, y el Captur se ha quedado algo desfasado pese a esta puesta al día, aunque en lo que supera a sus rivales es en su sentido práctico y versatilidad.

Diseño Más LED

La mayor parte de los cambios se concentran en el frontal.
La mayor parte de los cambios se concentran en el frontal.
Ampliar

Uno de los principales argumentos de venta es siempre el diseño y el aspecto del coche. Es curioso que, pese a tratarse del bien más caro que adquirimos en nuestra vida (tras la vivienda), seguimos juzgando más al libro por la portada, pero así es.

En este caso, el Captur no está nada mal, aunque se pueda considerar algo veterano, rodeado de modelos recién nacidos. El diseño original era bueno y la actualización ha sabido sacarle mucho partido a los pocos cambios que se han introducido, que, con pocs pinceladas, logran darle un aspecto mucho más atractivo.

Lo que más cambia es el frontal, con un nuevo parachoques que integra los leds de marcha diurna, un faldón más agresivo y una coraza en la que el rombo es todavía más grande. Los faros principales también varían ligeramente su fisonomía, sobre todo si, como es el caso en esta unidad de pruebas, son los equipados con iluminación full led, bastante buena, por cierto.

En la vista lateral, los únicos cambios son los nuevos diseños de las llantas de aleación y los nuevos colores, entre los que está la combinación que puedes ver en esta galería de fotos, con el techo en color gris plata (a juego con los retrovisores) y el resto de la carrocería en un atractivo tono anaranjado metalizado.

La parte trasera también recibe ligeros cambios en la iluminación y en el parachoques, detalles sencillos que hacen que el Captur haya rejuvenecido.

Los ajustes son correctos, sin más, y están en la media de la categoría. El tacto al abrir las puertas es bueno (aunque en esta unidad la trasera izquierda no cerraba bien del todo) y su generoso tamaño y la altura de la carrocería hace que sea un coche con un acceso muy cómodo.

Interior Lo que más ha mejorado

El interior tiene unos materiales de mucho mejor aspecto y tacto.
El interior tiene unos materiales de mucho mejor aspecto y tacto.
Ampliar

Lo que más ha mejorado del Captur con su puesta al día es, sin duda, el interior. Los anteriores plásticos rígidos y de color grisáceo que dejaban un aspecto algo “cutre” dan paso a un salpicadero de tacto gomoso, lo mismo que los paneles de puerta y en un color negro de mucha mejor apariencia.

Por desgracia, esta calidad percibida tan agradable se desvanece en gran medida cuando circulamos por una zona con asfalto algo rizado o por una calle adoquinada y empiezan a surgir molestos grillos, la mayoría de ellos focalizados en el panel de puerta del conductor… una lástima.

Donde el Captur no necesitaba mejorar era en el espacio interior y en la versatilidad de éste. Se nota que Renault es una de las marcas con más experiencia en el mundo de los monovolúmenes  y no sólo ofrece amplitud, también soluciones muy prácticas para sacarle partido a todo.

En la consola central tenemos varios huecos (forrados de goma que podremos sacar para limpiar) donde dejar cosas, las fundas de los asientos desmontables y lavables, la guantera con forma de cajón, la banqueta trasera corrediza para aumentar el espacio del maletero o para las piernas de los pasajeros…

Lo que ya no me ha parecido tan bien discurrido son las gomas tras los respaldos delanteros. Para empezar, no son tan prácticas como un saco para dejar cosas (muchas se escurren entre las gomas) y, para colmo, les damos un juguete a los niños que vayan en las plazas traseras para que saquen de quicio a los padres usando las gomas a modo de tirachinas contra el plástico del respaldo.

La postura de conducción es correcta, pero la banqueta es demasiado corta y esto hace que los viajes se nos hagan más largos de lo deseable. Tampoco la ergonomía es perfecta y en Renault insisten en poner las teclas del modo Eco y de la conmutación del control de crucero o el limitador de velocidad en la consola tras la palanca de cambios. Tampoco me parece buena idea que las teclas del volante no estén iluminadas.

El maletero tiene una buena capacidad y sus formas son muy aprovechables. Además, hay suficiente hueco bajo la tablilla para una rueda de repuesto, algo que se agradece.

Motor Diésel en declive

El motor dCi de 110 CV tiene una respuesta muy agradable y consumos ajustados.
El motor dCi de 110 CV tiene una respuesta muy agradable y consumos ajustados.
Ampliar

Las mecánicas diésel no son las más vendidas en este segmento y menos todavía con la crisis de imagen que están sufriendo estos motores. Pese a ello, siguen siendo las más recomendables para aquellos que tengan que recorrer un buen número de kilómetros al año (por encima de 15.000), máxime si éstos son en carretera y viajes largos, donde el consumo de esta mecánica de 110 CV es muy ajustado y, además, ofrece unas buenas prestaciones.

Gracias a sus 110 CV y a una caja de cambios de 6 marchas, el Captur dCi resulta agradable de conducir en carretera por su buen reprís, que permite unas recuperaciones y aceleraciones bastante ágiles para realizar adelantamientos o a la hora de tener que afrontar un puerto con el coche cargado.

Entre los asientos delanteros econtramos una tecla que pone “Eco”. Con ella se reduce la presión de sobrealimentación del turbo (salvo que pisemos a fondo el acelerador) y se suaviza la sensibilidad del pedal del acelerador. De este modo se reducen los consumos, pero también la respuesta del coche se hace algo remolona.

Aunque se trata de una mecánica diésel, sorprende que el Captur sea un coche más bien silencioso en su interior. No tiene detalles como los cristales de las puertas dobles ni demasiado material fonoabsorbente, pero resulta más suave que otros diésel del segmento B.

Comportamiento Demasiado alto

El Captur no ha mejorado tanto en comportamiento como en aspecto.
El Captur no ha mejorado tanto en comportamiento como en aspecto.
Ampliar

En un coche pensado para la ciudad podríamos pensar que no hace falta un chasis demasiado elaborado, pero nos equivocamos. Un mal chasis es peligroso a cualquier velocidad. Las ciudades están repletas de circunvalaciones en las que rodamos a 100 o 120 km/h y una maniobra de esquiva (porque se cruza de carril el SUV que va delante sin mirar por sus retrovisores o se incorpora una furgoneta alquilada para recoger los muebles en Ikea conducida por una persona que jamás ha llevado un vehículo así…) en el Captur puede ponernos los pelos de punta.

La gran ventaja del Captur en uso urbano viene dada por sus proporciones. Es más bien estrecho (de modo que maniobra bien en espacios reducidos) y alto (lo que nos proporciona una buena visibilidad y hace más cómodo entrar y salir de él), pero esas proporciones son también las responsables de que le afecte mucho el viento lateral y que tenga una tendencia al vuelco más acusada que otros coches con las ruedas formando una base de mayores dimensiones y un centro de gravedad más bajo.

Las suspensiones tampoco son una maravilla y, pese a que no son muy duras, sí resultan secas y algo incómodas, especialmente el eje trasero a la hora de pasar por las típicas bandas reductoras de velocidad.

El radio de giro es bueno y la dirección tiene un nivel de asistencia muy apropiado para un coche con este enfoque, tirando a blanda para realizar maniobras.

En autopista no inspira demasiada confianza cuando pasamos por las juntas de dilatación o badenes con el coche apoyado en una curva. Se nota que las suspensiones no son muy sofisticadas y que el coche lleva demasiada rueda (205/55-17) para sus prestaciones y tipo de amortiguación, con las ruedas más atadas al asfalto que la carrocería a la suspensión.

En carreteras secundarias, el balanceo es muy acusado y las reacciones del coche, muy torpes, de modo que mejor ir a un ritmo tranquilo. Mientras vayamos a una velocidad más bien conservadora, todo irá bien, siempre que no surja ningún imprevisto que nos haga dar un volantazo, ahí sí que vamos a echar de menos un chasis mejor resuelto.

En el circuito de pruebas la maniobra de esquiva no varía respecto a la primera generación del Captur. El control de estabilidad es consciente de que este coche tiene una clara predisposición al vuelco, de modo que su tarado está pensado para evitarlo y la forma de hacer que un coche no vuelque al darle un volantazo es que no obedezca a la orden del volante.

El ESP del Captur provoca un excesivo subviraje para que el coche no vuelque, a la vez que lo frena todo lo posible hasta casi pararlo. El vuelco lo evita, pero a costa de dejarnos casi parados (lo cual es bueno y seguro) y hacernos casi imposible dirigir el coche hacia donde queríamos (lo que ya no es tan bueno).

Las distancias de frenado son buenas pese a que monta tambores en el eje trasero y aguantan bien el calor en las sucesivas pruebas. La mayor limitación de los tambores traseros frente a los discos la notaremos en cómo trabaja el ESP.

Los tambores tienen una mayor tendencia a bloquear las ruedas cuando actúan, de modo que el ABS libera su presión antes. En una frenada de emergencia apenas importa, porque casi todo el peso de la frenada recae sobre las ruedas delanteras. Sin embargo, cuando el ESP tiene que corregir una trayectoria aplicando los frenos, los tambores son poco progresivos y el resultado es que el control de estabilidad nos devuelve a la senda correcta a trompicones y con más dificultad que cuando tiene unos discos como herramienta de trabajo.

En resumen, el Captur es un coche fácil de conducir y seguro gracias a la electrónica, pero en esta categoría hay rivales mejor dotados.

Equipamiento Tope de gama

Los faros full led son de buena calidad en el Captur.
Los faros full led son de buena calidad en el Captur.
Ampliar

En este nivel de acabado no echaremos nada en falta en el Captur, que cuenta con sensores de ángulo muerto, cámara de marcha atrás, faros full led, llantas de aleación, pintura metalizada en dos colores, volante de cuero, control de crucero y limitador de velocidad, climatizador automático, un completo ordenador de viaje…

A pesar de todo este equipamiento, no todo es positivo en este apartado. Por ejemplo, los sensores de ángulo muerto dan muchísimas falsas alertas y, cuando viajamos por la noche lloviendo, veremos cada poco cómo se encienden las alertas en los retrovisores. La cámara de marcha atrás no tiene demasiada nitidez, el sonido del manos libres es mejorable… pero bueno, al menos lo tenemos.

El sistema multimedia R-Link ha mejorado y es compatible con más teléfonos, pero carece, por ejemplo, de un puerto de carga inalámbrico (que ya empieza a ser algo corriente en la categoría).

En este apartado se le notan los años al Captur, algo lógico si tenemos en cuenta que todo este tipo de sistemas evolucionan muy rápidamente y de un año a otro tiramos a la basura smartphones que funcionan perfectamente pero no hacen las chiribitas de la última manzana.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Airbag de conductor y acompañante
  • Airbags laterales de cabeza y tórax en plazas delanteras
  • Asistente de arranque en pendiente
  • ABS con SAFE, ESC y ayuda al arranque en pendiente
  • Ayuda al aparcamiento trasero
  • Faros antiniebla con función de giro
  • Sistema Isofix en las plazas laterales traseras y pasajero delantero
  • Luces traseras de LED
  • Faros Full LED Pure Vision

Equipamiento Opcional

  • 395 €Pack Tecno
  • 300 €Pack Visibilidad

Confort

Equipamiento de Serie

  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Climatización automática
  • Elevalunas traseros eléctricos
  • Cierre automático de puertas en circulación
  • Volante regulable en altura
  • Tapicería desenfundable negro y marfil
  • Banqueta trasera deslizante, abatible 1/3 2/3 con 3 reposacabezas regulables en altura
  • Decoraciones interiores cromado satinado
  • Retrovisores abatibles eléctricamente y automáticamente
  • Sensor de lluvia
  • Dirección asistida eléctrica con asistencia variable
  • Kit de reparación de neumáticos
  • Regulador / Limitador de velocidad
  • Elevalunas delanteros eléctricos
  • Llantas aleación 17´´ Emotion diamantadas negras
  • Retrovisores eléctricos y anti-escarcha
  • Cierre centralizado con mando a distancia por radiofrecuencia
  • Pack Look interior cromado satinado + Embellecedor cajón Easy Life marfil satinado
  • Tarjeta manos libres
  • Volante de cuero
  • Carrocería bitono
  • Embellecedor cajón EASY life marfil satinado

Equipamiento Opcional

  • 495 €Carrocería naranja Atakama + Techo negro
  • 395 €Carrocería Azul Ocean + Techo negro
  • 395 €Gris Casiopea
  • 250 €Blanco Marfil
  • 99.99 €Pack Look exterior naranja
  • 99.99 €Pack Look interior naranja
  • 50 €Tapicería desenfundable negro y azul
  • 550.01 €Techo fijo panorámico
  • 395 €Gris Platino
  • 495 €Blanco Nacarado
  • 395 €Carrocería Gris Casiopea + Techo negro
  • 395 €Carrocería Negro Brillante + Techo gris platino
  • 395 €Carrocería marrón capuccino + Techo negro
  • 495 €Carrocería naranja Atakama + Techo gris platino
  • 99.99 €Rueda de repuesto de emergencia
  • 420 €Carrocería azul volga + Techo gris platino
  • 495 €Carrocería Rojo Deseo + Techo gris platino
  • 99.99 €Embellecedor cajón EASY life azul
  • 99.99 €Llantas aleación 17´´ Explore negras
  • 99.99 €Lunas traseras sobretintadas
  • 395 €Carrocería Azul Ocean + Techo gris platino
  • 495 €Naranja Atakama
  • 395 €Azul Ocean
  • 99.99 €Pack Look exterior azul
  • 99.99 €Pack Look interior azul
  • 50 €Tapicería desenfundable negro y naranja
  • 395 €Marrón Capuccino
  • 395 €Negro brillante
  • 200 €Pack Premium
  • 250 €Carrocería marfil Delhi + Techo negro
  • 495 €Carrocería Blanco Nacarado + Techo negro
  • 395 €Carrocería Gris Platino + Techo negro
  • 395 €Carrocería marrón capuccino + Techo gris platino
  • 420 €Carrocería azul volga + Techo negro
  • 99.99 €Embellecedor cajón EASY life naranja
  • 515 €Carrocería Rojo Deseo + Techo negro

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Ordenador de a bordo
  • Pantalla Multimedia de 17
  • Navegador media Nav Evolution 3

Equipamiento Opcional

  • 640.01 €Sistema multimedia RLink Evolution compatible con Android Auto (TM)
  • 1000 €Sistema multimedia RLink Evolution con BOSE Sound System compatible con Android Auto (TM)

Otros

Equipamiento de Serie

  • Cartografía estándar
  • Sistema de conducción ECO con botón de activación
  • Captadores de lluvia y luminosidad

Equipamiento Opcional

  • 120 €Cartografía ampliada Europa
  • 120 €Cartografía de Europa Oeste

Consumo Un mechero

Los consumos de este Captur son muy ajustados.
Los consumos de este Captur son muy ajustados.
Ampliar

Gracias a los ajustados consumos del motor dCi, este Captur puede hacer que te olvides del depósito de combustible, con una autonomía de algo más de 700 km gracias a sus 45 litros de capacidad.

Aunque podemos decir que es un coche poco gastón, sigue sin cumplir con los valores homologados, con un consumo real en ciudad de 6,5 l/100 km en lugar de los 4 l/100 km declarados oficialmente.

En carretera, el valor oficial es de sólo 3 l/100 km, cifra que sólo podremos ver si lo conducimos en uno de los tubos envasados al vacío del HyperLoop de Tesla. En condiciones normales, los consumos reales en carretera del Captur dCi de 110 CV están en el entorno de los 4 l/100 km.

Si viajamos por autovía a 120 km/h, la aerodinámica deja claro que no es el fuerte del Captur, elevando la cifra de consumo hasta los 6 l/100 km.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba