Prueba

Prueba: Porsche Panamera S E-Hybrid

36 fotos

Ampliar

28 de mayo, 2014

Conducir un Porsche con el silencio más absoluto se hace raro, pero basta acostumbrarse a lo que uno tiene entre manos para disfrutar de las virtudes, que no son pocas, de un modelo como este Panamera S E-Hybrid.

La tecnología híbrida sigue su evolución y, tras los primeros coches con un motor de gasolina y otro eléctrico impulsado con unas baterías de níquel-cadmio que se recargaban con las propias frenadas del vehículo, ahora llegan los híbridos con baterías de ión-litio. Éstas ofrecen mayor capacidad, más prestaciones, una recarga más rápida y se pueden conectar también a la red eléctrica, además de permitir recorrer un mayor número de kilómetros sin gastar gasolina.

El Panamera S E-Hybrid es la demostración de que esta tecnología ya está madura para llegar a coches más populares. Y más si se reduce el precio, se aumenta la autonomía y se recorta el tiempo de recarga, como sucede en este caso.

Esta versión híbrida es casi perfecta, ya que une el ahorro de un diésel con la potencia de los Panamera más deportivos y con una altísima calidad. De este modo, con el híbrido enchufable podemos ahorrar mucho si hacemos trayectos cortos. En caso contrario, la opción lógica es el Panamera diésel, que cuesta unos 30.000 euros menos. Y si lo que queremos son prestaciones, los Panamera GTS son muy
tentadores.

Nuestra valoración: 8,5

9

9

9

8

8

8

Destacable

  • Circular sin gasto de combustible.
  • Prestaciones.
  • Calidad general.

Mejorable

  • Peso.
  • Opciones caras.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño

Pocos detalles diferencian a esta versión híbrida.

36 fotos

Ampliar

Para diferenciar el Porsche Panamera S E-Hybrid del resto de versiones del modelo hay que prestar atención a los pequeños detalles en color verde flúor que lo delatan. Estos son las enormes pinzas de freno, el logotipo Panamera S de la parte trasera y la inscripción e-hybrid en el lateral.

Las otras modificaciones tienen lugar en el interior, donde el velocímetro habitual ha sido sustituido por un indicador similar al de otros modelos híbridos, que nos muestra la potencia usada. El reloj situado a la derecha del cuentarrevoluciones refleja el uso de cada motor (eléctrico y gasolina) en cada momento, mientras que junto a la información sobre la temperatura del aceite encontramos también la de la carga de la batería.

Interior

Calidad propia de un Porsche.

36 fotos

Ampliar

El Panamera ofrece una gran calidad de fabricación y, con respecto a otros Porsche –a excepción del Cayenne–, mucho espacio. En la zona trasera pueden ir dos adultos (está homologado para cuatro personas) de casi dos metros de alto sin ninguna pega. Y es que Porsche prefiere que los dos ocupantes de las plazas posteriores viajen con la máxima comodidad en banquetas individuales, por lo que ha reservado el espacio central para la consola.

Los asientos delanteros son cómodos y deportivos, de lo mejorcito; el conductor encuentra la postura óptima al volante de forma rápida. Eso sí, necesitará algo más de tiempo para aprender todas las funciones que es posible manejar desde la consola central, repleta de botones.

El maletero también es amplio y cuenta con las ventajas de la bandeja con cortinilla flexible. En el modelo normal tiene 435 litros de capacidad… que se quedan en 335 del híbrido; sólo pierde en altura para alojar las baterías. Esto nos permitió meter un carrito de bebé del tipo ‘bugaboo’. En este sentido, el Panamera es bastante práctico.

Motor

Potente motor V6 para este Panamera.

36 fotos

Ampliar

El Panamera S E-Hybrid añade a su motor V6 de 333 CV de gasolina uno eléctrico de 95 CV, que se sitúa entre el propulsor de gasolina y el cambio de marchas, dando un rendimiento conjunto de 416 CV y unas prestaciones fulgurantes.

El motor eléctrico se alimenta con unas baterías ubicadas bajo el piso del maletero, lo que supone un sobrepeso final de unos 90 kilogramos y una capacidad de recarga de 4 horas en un enchufe convencional (o 2 en un cargador específico de Porsche). Con esta carga se pueden recorrer entre 20 y 40 kilómetros -según nuestro tipo de conducción– sin usar el motor de combustión ni gastar gasolina.

Dado que esta tecnología se irá implantando poco a poco en diferentes modelos y cada vez será más asequible, hemos decidido probarlo a fondo para saber qué ventajas ofrece a los consumidores. También para que aquellos clientes que buscan un Panamera conozcan más a fondo los detalles de esta excelente versión de una berlina de altísima calidad, representación y prestaciones.

Comportamiento

El Panamera no renuncia a un toque deportivo.

36 fotos

Ampliar

Pero quien compra esta berlina no sólo busca espacio, ecología, calidad y, en cierto modo, ahorro, sino una conducción apasionante. Para ello, nuestra unidad equipa algunas opciones, como los modos Sport de suspensión y conducción o el escape deportivo. En carreteras de curvas se nota que es un coche grande, pero también que el modo ‘Sport Plus’ cambia el carácter del vehículo, con una suspensión rígida que mantiene el coche en su sitio. Como en todos los Porsche, hay un buen equipo de frenos.

El sistema permite combinar las funciones más deportivas de respuesta mecánica y cambio de marchas con la suspensión más suave, y lo único que echamos de menos son unas levas en el volante para la transmisión. Aun así, este coche es muy grande y ancho para ir ‘de tramo’, y como tampoco se puede explotar su potencial en autopista sin jugarnos el carnet, poco a poco se impone un ritmo más calmado.

Equipamiento

El equipamiento, a la altura.

36 fotos

Ampliar

El equipamiento no es un gran problema en el Porsche Panamera S E-Hybrid. Es de esperar que un coche que parte de los 114.000 euros cuente con los elementos suficientes para no echar nada en falta. Así, tenemos de serie llantas de aleación de 18 pulgadas, asientos parcialmente en cuero, sistema de control de presión de los neumáticos, suspensión neumática adaptativa, apertura eléctrica del portón, sensores de aparcamiento, diez altavoces, faros bi-xenón, navegador…

Eso sí, añadir opciones adicionales incrementa la factura considerablemente. Por ejemplo, si elegimos otro color que no sea blanco o negro tendremos que pagar 1.198 euros como mínimo, 2.686 euros por el sistema de faros LED o 1.452 euros por las llantas de 19 pulgadas.

Consumo

¿Qué consumos logramos con el Panamera híbrido?

36 fotos

Ampliar

Porsche homologa un consumo de sólo 3,1 litros en los primeros 100 kilómetros –casi imposibles en conducción real, como ocurre con la mayoría de los consumos homologados–. El coche lo recogemos en Madrid y salimos por la atascada M-30 en busca de la A-3. El Panamera ‘arranca’ en modo eléctrico y nos saca de la capital sin que el cuentarrevoluciones, y por tanto el motor de gasolina, se ponga en marcha.

El camino, ya sin carga en las baterías, lo hacemos sin explotar sus fulgurantes prestaciones y disfrutando de la alta calidad de conducción. El motor eléctrico entra en marcha cuando el coche ‘llanea’ apagando el motor de gasolina, lo que hace que lleguemos a Valencia con un consumo medio de 8,1 litros, bajo para un coche de gasolina de estas características.

Realizamos la primera recarga en nuestro domicilio particular. El enchufe es sencillo y rápidamente detecta que está cargando. Si cerramos el coche, se bloquea también el cable, de modo que nadie podría robarlo si estuviéramos en un sitio público… Aunque sí desenchufarlo, motivo por el que Porsche recomienda instalar su cargador ‘de pared’, que además reduce el tiempo de recarga.

Al día siguiente desenchufamos el cable, ‘arrancamos’ y… alehop. El Panamera se vuelve a mover sin ruido mecánico, sin consumo y con la carga de la batería a tope. La autonomía marca 26 kilómetros,
así que salimos de casa hacia el trabajo con la idea de conocer cuándo se conecta el motor de gasolina. Lo hace en tres casos: cuando se superan aproximadamente los 140 km/h, cuando se agotan las baterías o cuando damos un pisotón al acelerador y el sistema detecta que requerimos potencia extra, por ejemplo, para un adelantamiento o incorporación. En cualquier caso, el conductor casi ni lo nota… de no ser por la llegada de potencia.

En un coche híbrido uno siempre tiende a conducir más suave, así que la carga nos da para ir y volver a casa con algunos recados extra sin que el motor de gasolina sea necesario. Muy tentador.

Repetimos la operación de recarga, al tiempo que descubrimos en la guantera un iPhone con una aplicación instalada por Porsche que nos permite saber si el coche carga, cuánto tiempo le queda para estar cargado, conectar la alarma y hasta plegar los retrovisores.

Rivales

Vehículo

Porsche Panamera S e-Hybrid Tiptronic

Bmw ActiveHybrid 7

Mercedes-benz S 400 Hybrid

Precio Desde
107.850 €
Desde
106.050 €
Desde
100.800 €
Combustible Híbrido Híbrido Híbrido
Cambio 8 marchas 8 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 416 354 333
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,5 5,7 6,8
Consumo Medio (l/100 km) 3,1 6,8 6,8
Emisiones CO2 (g/km) 71 158 159

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Pablo

    Esas luces diurnas puestas en plan «pegote´´ me recuerdan al nuevo c3 o a la dupla partner/berlingo

  • Julio F.

    Gran prueba y gran coche. La verdad es que tiene todo lo necesario para satisfacer las aspiraciones de cualquiera….menos por el precio. Obviedad lo de las opciones cara.

  • Rubén Fidalgo

    Ya lo decía Groucho Marx: «El dinero no da la felicidad. Hay otras cosas, pero son tan caras…»

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche