Prueba

Prueba: Porsche Macan Turbo 2014

34 fotos

Ampliar

02 de julio, 2014

Los agoreros que anunciaron que un TT de la marca alemana no funcionaría tuvieron que rectificar cuando vieron el éxito de ventas del Porsche Cayenne. Ahora, con el Macan, la firma germana explora otro nicho de mercado en el que busca, evidentemente, el éxito. ¿Con qué armas cuenta este producto (además de uno de los emblemas más deseados en el capó) para triunfar?

Quizá no sea muy “ortodoxo” empezar por el Porsche Macan más potente, más “bestia” y más caro para una primera prueba a fondo del modelo, pero, si te ponen las llaves de un coche de 400 CV en la mano… ¿vas a decir que no? Además, hay que examinar todo lo que se ofrece al público, así que nos ponemos a ello. ¿Qué proporciona este SUV?

Para empezar, todas tus dudas respecto a si necesitas un coche de este tamaño teniendo un Porsche Cayenne, más grande y habitable, en un rango de precio similar, se desvanecen cuando compruebas su agilidad y rapidez (mucha), gracias a sus menores dimensiones. Suma a esto que el amante de la marca busca también la exclusividad -y, de momento, con el Macan la tiene asegurada-. Sin embargo, hay que tener en cuenta varias consideraciones.

Primeo, plantéate a quién vas a llevar en el Macan, porque está muy bien si eres un amante de la aventura sin cargas familiares (o con niños pequeños), pero si necesitas que las plazas traseras y el maletero sean generosos, mejor vuelve a pensar en el Cayenne. Después, echa cuentas sobre el mantenimiento: sabemos que si quieres un coche que cuesta más de 90.000 euros, la factura, probablemente, no será un problema, pero este SUV funciona con gasolina de 98 octanos y llenar el depósito… Te lo contamos en el apartado referido a los consumos. Además, en el habitáculo encontrarás detalles que podrían mejorarse y eso, hablando de este importe, desmerece un poco el conjunto. Pero llevas en la mano el emblema de Porsche y en la cabeza el sonido salvaje de sus 400 CV y un comportamiento que te acelera el pulso. Así que el corazón aquí cuenta mucho…

Nuestra valoración: 7,3

7

8

8

8

8

5

Destacable

  • Potencia y suavidad del motor.
  • Comportamiento dinámico.
  • Tracción total.

Mejorable

  • Comodidad asientos.
  • Consumos altos.
  • Plásticos mejorables en el interior.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Porsche Macan Turbo: de pleno derecho

Sus líneas estilizadas no son las del típico SUV; el diseño ha sido muy cuidado.

34 fotos

Ampliar

Así es: el Macan es integrante de pleno derecho de la familia Porsche, ya que su frontal es inconfundible. Muestra formas agresivas y deportivas, como corresponde a la marca, y es ahí donde empieza a diferenciarse de sus rivales, como el Audi Q5 (con el que comparte la base), el BMW X3 o el Mercedes GLK. También son musculosos y atléticos, pero las proporciones de nuestro protagonista -4,70 m de longitud, 1,92 de anchura y sólo 1,62 de altura- ayudan a que pensemos en un coche más estable, más pegado al asfalto.

La vista lateral refuerza esa impresión y, para dejarlo claro, ante nuestros ojos saltan unas aplicaciones en fibra de carbono y unas enormes llantas (21 pulgadas) encajadas en unos neumáticos de perfil 40. En principio, no estamos ante los “complementos” más adecuados para salir del asfalto, pero es algo que tendremos que comprobar luego.

Por el momento, seguimos examinando el modelo y nos vamos a la zaga, la parte que menos me gusta, pero donde Porsche ha intentado aportar un toque de aire fresco con unos faros originales. Las dobles salidas de escape, el spoiler sobre el portón y el logo “Turbo” te recuerdan que estás a punto de sentarte en un SUV muy especial. Por si se te había olvidado.

Interior: Conductor y pasajeros en un Porsche Macan Turbo

En las plazas traseras, la caída del techo restará comodidad a los pasajeros más altos.

34 fotos

Ampliar

Estábamos acostumbrados al espacio del Panamera o el Cayenne, pero de repente aparece el Porsche Macan y tenemos que cambiar nuestros conceptos. Nos han avisado, desde luego: este SUV es más pequeño, busca otro tipo de compradores, por lo que ya sabemos a lo que vamos. Sin embargo, nos sorprende que la correcta amplitud que hay para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras no se complemente con algunos centímetros más para la cabeza.

El diseño obliga a estas concesiones (el techo solar panorámico de nuestra unidad de pruebas tampoco ayuda), ya que las líneas del portón, con una pronunciada caída, restan espacio. Eso sí, abres dicho portón y encuentras un maletero de 500 litros muy aprovechables y muy cómodos, ya que el piso queda enrasado con la boca de carga; la colocación de las bolsas es tarea sencilla. Si necesitas más espacio, hay un cajón bajo el suelo o puedes abatir los asientos traseros.

Llega la hora de ir al “puesto de mando” y las sensaciones deportivas se reafirman: la postura de conducción es baja, similar a la de un turismo. Aquí encontramos la mil veces comentada profusión de botones de Porsche… Os diré algo: este sistema de “un botón, una función” es mil veces más cómodo que el de otros fabricantes, empeñados en hacernos pasar por menús y submenús que nos obligan a desviar nuestra atención de la carretera demasiado tiempo. Aquí, cada mando sirve para una cosa, te acostumbras a ellos en medio minuto y siempre están donde la mano va a buscarlos. ¿Qué la consola central parece la cabina de un avión? Sí, pero el diseño es limpio y todo está bien integrado. ¿Qué la calidad de los plásticos de estos botones -y también algunos de la consola central- es mejorable? También; he de confesar que esperaba un mejor tacto.

Los asientos deportivos del Macan Turbo son, sobre el papel, todo lo que un amante de lo “racing” puede desear: de cuero, con enormes “pétalos” que te abrazan con la firmeza del que sabe que ha nacido para esa misión, ventilados y calefactados en nuestra unidad de pruebas… Pero, con el paso de los kilómetros, te encontrarás removiéndote en ellos más de lo normal. Y ten en cuenta que quien te habla no llega a los 50 kilos de peso…

Motor: Porsche Macan Turbo: 400 CV

Su comportamiento en cualquier tipo de terreno te fascinará; es similar al de un auténtico deportivo.

34 fotos

Ampliar

Es evidente que, con esta cifra, al pisar el acelerador el Porsche Macan sale disparado, como si tras él se avecinara el fin del mundo, a pesar de sus casi 2 toneladas de peso.

Aquí no puedo decirte eso tan recurrente de “ve con cuidado, porque la entrega de potencia es lineal y suave; apenas te darás cuenta de que estás rebasando los límites legales de velocidad”. De eso nada. No es que la caja de cambios automática -no existe una opción manual- sea brusca, todo lo contrario (además, las levas en el volante te harán disfrutar del modo manual: Porsche ha adoptado el sistema tradicional de bajar marchas con la mano izquierda y subirlas con la derecha, abandonando los liosos pulsadores “gemelos” con las mismas funciones en ambas manos). Pero serás perfectamente consciente de que tu ritmo es alto, altísimo. Luego no digas que no te lo advertimos.

El par de esta mecánica V6 de 3,6 litros biturbo es de 550 Nm, más que suficientes para asegurarte fuerza en cualquier zona del cuentavueltas. Mi consejo es que si estás en ciudad o en una autopista, te dejes llevar por la transmisión en modo completamente automático y que sea ella la que decida cuál es la mejor relación para viajar. Así compensarás la subida en el gasto de carburante que se va a producir en cuanto entres en una carretera secundaria y quieras aprovechar el manejo manual de la caja, suave y obediente.

Comportamiento: El Porsche Macan Turbo y sus dos caras

La tracción total permite que el Macan se comporte como si fuera sobre raíles.

34 fotos

Ampliar

Una postura de conducción similar a la de un turismo, un motor diseñado para el mejor de los deportivos… Estaba claro que la actuación del Porsche Macan Turbo no podía “desentonar” con estos elementos. Para ello, la marca saca el arsenal de toda su tecnología y la pone al servicio del conductor, que siempre va a encontrar un botón que pulsar para sacar más jugo a la situación.

Empezamos por una dirección precisa, unos frenos que detienen el coche sin movimientos extraños y unos neumáticos que transmiten bien lo que sucede entre ellos y el asfalto. Hasta aquí, todo correcto. Nos metemos en una carretera retorcida y el Macan avanza con una pisada firme y segura gracias a su tracción total de serie, dotada del sistema Porsche Traction Management; este dispositivo es capaz de pasar hasta el 100% de la fuerza a las ruedas delanteras si es necesario.

Las curvas empiezan a sucederse y el Macan no se balancea en absoluto, se mantiene imperturbable ante los cambios de apoyo o los giros más cerrados. Aquí entra en juego la amortiguación electrónica PASM de serie, con un comportamiento soberbio, pero puedes ir más allá y elegir (en opción) una suspensión neumática que rebaja la carrocería 10 mm: pega este Porsche al suelo para que su actuación sea aún mejor. De repente, nos encontramos pensando en ese botón Sport y en un circuito que nos permita aprovecharlo como se merece, porque a estas alturas ya nos hemos dado cuenta de que el Macan saca lo peor de nosotros. O lo mejor, nunca se sabe. Y con sorpresa, recordamos que estamos en un SUV, lo que explica esos centímetros de más sobre el suelo.

Llega la hora de salir del asfalto y encontramos la posibilidad de subir la carrocería con la suspensión neumática adaptativa. Pulsamos el botón off-road para mejorar la tracción, lo que se consigue adaptando las revoluciones del motor y la velocidad del cambio y del sistema de reparto de par. Pisamos una pista en buen estado y nos dejamos llevar por la diversión, incluso nos atrevemos con alguna pendiente ayudados por la tecla del control de descenso. Como ves, si no sales de excursión es porque no quieres. Todas la ayudas están ahí.

Equipamiento: ¿Qué puedes pedirle a un Porsche Macan Turbo?

La opción del techo solar panorámico tiene un precio de 1.833 euros.

34 fotos

Ampliar

De todo. La dotación de serie ya es más que completa y, para que te hagas una idea, estamos hablando del sistema para rodar “a vela” (con el fin de rebajar el gasto de combustible), cambio automático de 7 marchas, la gestión de tracción Porsche –tracción total con diferencial central, diferencial de frenado automático, control antideslizamiento y control variable del par motor en retención-, suspensión activa Porsche, botón off-road, pinzas de freno en rojo, cristales tintados, portón del maletero eléctrico, navegador, altavoces Bose, faros bi-xenón con luz de curva estática y dinámica, asientos y volante deportivos…

Como ves, la lista es extensa y aún se pueden añadir caprichos… que salen caros: cubrebujes de las ruedas con el logo de Porsche (casi 200 euros), cinturones de seguridad en distintos colores (475 euros), una rueda de repuesto de tamaño normal (la mayoría de las marcas ya lo consideran un “extra”, aquí cuesta 231 euros) e incluso la recogida en la fábrica -suma otros 1.000 euros-. Sorprende que no estén incluidos ciertos dispositivos de seguridad como el control de velocidad o la alerta de cambio de carril, que sí forman parte del equipamiento de serie en los modelos “tope de gama” de firmas mucho más modestas.

Consumo: Porsche Macan Turbo: sólo 98 octanos

Su consumo es elevado; pero ten en cuenta su peso, sus prestaciones y su potencia.

34 fotos

Ampliar

Suponemos que si estás pensando en gastar casi 100.000 euros en un SUV de estas características, el consumo de carburante, la eficiencia y demás son cosas que te preocupan, desde luego, pero de forma más relativa que al común de los mortales. Aun así, déjame decirte que “dar de beber” a este sediento Porsche no es barato.

Para empezar, su poderoso y exquisito motor exige gasolina de 98 octanos. Tras disfrutar como enanos en la carretera secundaria de la que te hablaba antes, paramos en la estación de servicio para llenar el depósito (de 75 litros, para no obligarte a repostar con tanta frecuencia) y nos presentan una factura de 115 euros. El gasto medio oficial es de 8,7 l/100 km; el que hemos conseguido tras 1.200 kilómetros por todo tipo de vías, de 12 l/100 km… sin “volvernos locos” en los puertos de montaña, te lo aseguro. Y eso que tenemos sobradas razones para hacerlo, porque el comportamiento del Macan invita a exprimirlo al máximo.

Rivales

Vehículo

Porsche Macan Turbo Aut.

Mercedes-benz GLK 350 4M BE Aut.

Bmw X3 xDrive 35iA

Audi Q5 3.0 TFSI quattro Attraction Tip. 272

Precio Desde
98.533 €
Desde
56.349 €
Desde
63.400 €
Desde
56.303 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 7 marchas 8 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 400 306 306 272
Aceleración 0-100 km/h (s) 4,8 6,5 5,6 5,9
Consumo Medio (l/100 km) 8,7 8,1 8,3 8,5
Emisiones CO2 (g/km) 204 189 193 199

Comparte este artículo:

Comentarios

Noemí Alonso 9 julio, 2014

Os aseguro que devolver este coche es un trauma…

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche