Prueba

Prueba del Porsche Macan S 2019: un SUV que no lo parece

50 fotos

Ampliar

01 de abril, 2020

Probamos el referente indiscutible de los todocaminos compactos deportivos en su versión de 354 CV. Así se mueve el Porsche Macan S...

Los SUVs llevan años encandilando a una inmensa parte de los clientes que van al concesionario a por un coche actual, ya sea nuevo o usado. Por fortuna, todavía algunos -quizá los más puristas- nos mantenemos firmes en el pensamiento de que la mejor opción sigue siendo la tradicional, la que se queda al margen del término crossover. Sin embargo, existe un pequeño grupo de todocaminos que por varias razones nos tientan a dar la razón a esa mayoría. Como veréis a lo largo de esta prueba del Porsche Macan S, ahora mismo estáis frente a uno de ellos… ¿Por qué con este SUV deportivo podríamos ser infieles a las berlinas convencionales? Sencillo: porque francamente no parece un SUV.

La próxima generación del Porsche Macan será completamente eléctrica

Lo cierto es que, dentro del segmento de los SUV compactos, muy pocas marcas ofrecen el escalonado catálogo de modelos deportivos que brinda Porsche en su gama Macan. Existen hasta cuatro versiones con potencias que van desde los 245 del Macan estándar hasta los 441 CV del salvaje Macan Turbo. Entre medias se quedan el GTS de 381 y el S de 354, que es desde mi punto de vista el más equilibrado de todos. Me explico: las prestaciones de su V6 son excepcionales, la calidad es la que todo el mundo espera ver en un Porsche y las sensaciones que transmite, tanto en viajes largos como en conducción dinámica, son inmejorables. Eso sí, esta unidad cuenta con un par de secretillos en forma de caros extras que ayudan a que ese comportamiento sea casi comparable al de un 718 Cayman S (salvando las distancias, claro.) Más adelante profundizamos.

¿Cuáles son los rivales del Porsche Macan S?

El rival más directo del Macan S es, por tamaño y potencia, el BMW X4 M40i. Ambos recurren a un motor 3.0 turbo de seis cilindros, aunque en el caso del bávaro están colocados en línea. El precio base es prácticamente calcado en los dos casos (parten de los 76.000 euros.) Por tanto, la decisión de compra habría que tomarla en base a las preferencias puras y duras de cada uno.

El Porsche 356 de Walter Röhrl esconde un secreto

En Mercedes, el GLC 300 4Matic se queda muy lejos del Porsche en materia de prestaciones y dinamismo, y el AMG GLC 43 4Matic, quizá algo más rápido que su vecino de Stuttgart, tampoco transmite más deportividad.

Si nos fijamos en la gama Audi, las diferencias son aún más drásticas. El SQ5 diésel de 347 CV no tiene nada que hacer contra el corazón del Macan S (como ocurre también con el Jaguar F Pace 2.0 de 300 CV) y el bravísimo RS Q3 de 400 CV se queda un peldaño por debajo en cuanto a espacio interior y confort de marcha.

Nuestra valoración: 8,0

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 9

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 6

Destacable

  • Prestaciones
  • Comportamiento y carácter deportivo
  • Calidad

Mejorable

  • Precio de esta unidad con extras
  • Tacto de las levas
  • Carné por puntos

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: un mini Cayenne

Porsche Macan S exterior.

50 fotos

Ampliar

La estética del Macan sigue la línea a la que Porsche nos tiene acostumbrados en todos sus modelos, incluidos los todocaminos: un frontal muy afilado con amplias tomas de aire y ópticas muy rasgadas, un perfil con un pilar C bastante inclinado y una zaga que da la sensación de pegar aún más el coche en el asfalto. Estas características las adopta de su hermano mayor, el Cayenne, que a su vez pretende ser el vivo reflejo en SUV de la joya de la corona, el Nueveonce. Eso sí, el Macan, con 4,7 metros de longitud, es unos 22 cm más corto que el Cayenne.

En el caso del Macan, los rasgos que enfatizan su carácter offroader son principalmente la altura libre al suelo (de 20,5 cm en modo estándar), la talonera y las partes plásticas que vemos en las zonas inferiores de los paragolpes y los raíles de techo opcionales. Por su parte, las llantas Macan Turbo de 20 pulgadas pintadas en negro que equipa nuestra unidad de pruebas (un extra que cuesta 4.338 euros) le dan el toque más deportivo al lateral. De serie, el Macan S monta llantas de 18 pulgadas con neumáticos 235/60 delante y 255/55 detrás.

La zaga es sin lugar a dudas mi parte favorita. El alerón integrado, los pilotos unidos por la fina tira led en la que se incrusta el nombre de Porsche y el sutil pero funcional difusor al que respaldan las cuatro salidas de escape propias de la versión S son, junto a la enorme parrilla delantera, los componentes que más dinamismo añaden a este SUV.

Los faros matriciales full led (Porsche Dynamic Light System Plus) ofrecen una iluminación muy buena y, pese a los más de 1.200 euros adicionales a los que hay que hacer frente, son más recomendables que los full led de serie. Como curiosidad, el que más puesto esté en la marca de Stuttgart sabrá que las cuatro lucecitas diurnas que incorpora cada faro han sido heredadas por los modelos de calle del 919 Hybrid y de los GT del Mundial de Resistencia.

En cuanto a ajustes y acabados, el exterior del Macan S derrocha la calidad que esperamos de una marca como Porsche.

Interior: todo queda a mano

Porsche Macan S interior.

50 fotos

Ampliar

El interior del Macan no defrauda. Ofrece a todos los pasajeros una sensación de calidad muy alta con ajustes perfectos y el uso de materiales nobles que brindan un tacto en todas las superficies realmente agradable. En esta configuración predomina el cuero negro que vemos, por ejemplo, en los asientos. La verdad es que no hay queja alguna en cuanto a sujeción ni a nivel de confort. Los viajes se completan de forma placentera y sin apenas presencia de fatiga incluso cuando recorremos grandes distancias sin descansar.

La posición de conducción, pese a ser un SUV, intenta ser más baja de lo habitual en este tipo de coches por la poca distancia que separa la banqueta del suelo. No hay que olvidar que en un Porsche, sea cual sea, prevalecerá siempre la deportividad. En cualquier caso, la visibilidad es buena en cualquiera de las partes que rodean nuestro entorno.

El volante de tres radios tiene un tacto muy bueno y un grosor anchito que a mí, personalmente, me agrada. En su parte inferior derecha encontramos el manettino que nos permite cambiar los modos de conducción, algo que mejora la ergonomía de manera notable cuando queremos pasar de un estilo de conducción a otro. En este sentido, lo cierto es que todo en el Macan queda muy a mano. En el túnel central encontramos un montón de botones que a primera vista pueden llegar a abrumar, pero una vez familiarizados con ellos los situamos con precisión. Ahí están los mandos de la climatización o las teclas que manejan algunos asistentes a la conducción y elementos mecánicos, como el grado de dureza y el nivel de altura de la suspensión, entre otros.

La pantalla táctil que comanda la consola central mide casi 11 pulgadas y cuenta con todo tipo de conectividad y con una navegación integrada que funciona a las mil maravillas.

Con una batalla de 2,8 metros, el espacio interior del Macan es bastante bueno en todas las plazas, con excepción de la trasera central, que como es costumbre en el segmento será mejor reservarla para niños o urgencias. El acceso también es bueno en todas ellas. Por último, el maletero cubica 500 litros con las dos filas de asientos disponibles y se pueden aprovechar hasta 1.000 litros más si abatimos los respaldos traseros, una media mejor que la de los X4 y F-Pace.

Motor: un maravilloso turbo acompaña al V6

Porsche Macan S motor.

50 fotos

Ampliar

El corazón del Macan S es un V6 de tres litros turboalimentado que declara 354 CV de potencia entre las 5.400 y las 6.400 rpm y 480 Nm de par entre las 1.360 y las 4.800 vueltas. En teoría, con estos datos, tenemos cubiertos todos los regímenes desde el arranque hasta prácticamente el corte de inyección con una fuerza y un empuje más que suficiente para cualquier contexto. La teoría, por supuesto, se traslada a la realidad. Este V6 ofrece unas prestaciones buenísimas incluso en un SUV que se acerca peligrosamente a las dos toneladas de peso. Si las definimos con cifras concretas, completa el 0-100 km/h en 5,3 segundos y alcanza una punta algo superior a los 250 km/h. Esa entrega de potencia la realiza de una forma más bien progresiva, pero también contundente. Con respecto al sonido que emite el seis en «V», creo que se queda en un equilibrio perfecto entre discreción y deportividad. De lo que no hay duda es de que tanto en ralentí como en aceleraciones resulta bonito escucharlo.

A este bloque se asocia una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones, la conocida PDK, cuya respuesta varía en función del modo de conducción que escojamos. En todo caso, su funcionamiento es siempre rapidísimo y, cuando circulamos en el modo estándar, también muy suave. El conductor puede recurrir al cambio secuencial siempre que quiera con solo tocar una de las levas que hay tras el volante.

En la ecuación entra además un sistema de tracción total permanente que, no obstante, recibe una configuración para entregar más par al eje posterior. Esto explica que, si giramos el manettino al modo más radical (Sport Plus) y desactivamos el ESC de manera manual, es bastante fácil propiciar el sobreviraje. A los cuatro modos del manettino (Normal, Sport, Sport Plus e Individual) se une uno más si equipas el Sport Chrono Package. Se trata del Sport Response que se activa pulsando el botón del centro para brindarnos el máximo rendimiento del conjunto durante 20 segundos.

Comportamiento: un auténtico deportivo

Prueba del Porsche Macan S

50 fotos

Ampliar

El secreto de este Macan S en cuestión reside, como decíamos al principio, en el punto extra que añade la suspensión neumática opcional con amortiguadores variables. Este elemento traza un Macan mucho más estable y versátil, de modo que lo acondiciona a la perfección tanto para la conducción deportiva como para afrontar largos viajes con un enorme confort. Con ello, es capaz de variar su altura libre al suelo en diferentes posiciones y de graduar el tarado de los amortiguadores en tres niveles de dureza distintos. En cualquier caso, la carrocería va a estar siempre colocada paralela al suelo sin balanceos o inercias.

La dirección cambia su respuesta en función del modo escogido, pero sobre todo la vamos a notar rápida y directa, y con un grado óptimo de asistencia para cada situación. Lo cierto es que el Macan S va sobre raíles.

En cuanto a los frenos, aunque Porsche ofrece en opción un equipo de carbocerámicos, desde mi punto de vista los que equipa de serie ya entregan una efectividad muy buena incluso cuando abusamos de ellos. Tardan bastante en fatigarse y, aun así, logran volver a un estado eficaz muy pronto gracias a su buena ventilación.

En ciudad, el coche brinda la comodidad propia de este tipo de suspensión. Notaremos un ligero bache al pasar por un badén o por algún roto de la carretera debido al bajo perfil de las ruedas, pero con algo más de balón prácticamente no nos daríamos cuenta. Para maniobrar no origina ningún problema adicional al que vinculamos un coche de casi 4,7 metros. Los sensores de aparcamiento y la cámara trasera (ambos componentes, opcionales) facilitan mucho las cosas a la hora de aparcar en línea. Su altura de 1,62 metros tampoco impide el acceso a los párquines subterráneos de grandes ciudades como Madrid. Más bien, deberíamos tener cuidado con los bordillos que nos encontramos en muchas de sus cuestas porque las llantas negras, al menos estas, son muy propensas a ralladuras.

En resumen, el Macan S es un ejemplo de perfecto equilibrio entre deportivo y SUV devorador de kilómetros.

Equipamiento: con los extras te compras otro coche

Porsche Macan S interior.

50 fotos

Ampliar

El Porsche Macan S está disponible desde unos 76.000 euros (a fecha de abril de 2020) y equipa de serie elementos como faros led, retrovisores exteriores electrónicos y térmicos, asiento del conductor con ajuste eléctrico, climatizador automático trizona, acceso y arranque sin llave, portón del maletero eléctrico, cuatro salidas de escape, sistema de infoentretenimiento con navegación, conectividad y pantalla de 10,9 pulgadas, molduras interiores en Negro Piano, tapicería de cuero artificial y Alcantara, volante deportivo y kit antipinchazo, entre otras cosas.

Sin embargo, admite una interminable lista de equipamiento extra que puede hacer crecer la factura por encima de los 104.000 euros, como es el caso. Entre las opciones más destacadas de esta unidad podemos enumerar la suspensión neumática con Porsche Active Suspension Management, el paquete Sport Chrono con modos de conducción, el interior en cuero negro, las llantas Macan Turbo de 20 pulgadas, los faros led Porsche Dynamic Light System Plus, los asientos delanteros deportivos con calefacción y ventilación, el cargador por inducción para smartphone y el sistema de sonido Bose con 14 altavoces.

Consumo: acostúmbrate a los dos dígitos

Porsche Macan S interior.

50 fotos

Ampliar

Porsche homologa un consumo medio en uso combinado de 11 litros a los 100 km. Realmente en muy pocos casos bajaremos de esa cifra. Durante nuestra prueba, hemos registrado una media bastante cercana a la cifra oficial (rondaba los 13 l/100 km), pero en cuanto nos pasemos con el acelerador o nos pongamos a subir un puerto con alegría nos acercaremos más a los 20 litros (o incluso podremos superarlos) que a los 10. Teniendo en cuenta este dato y que el depósito de gasolina tiene capacidad para 65 litros, la autonomía media será de unos 500 km. Para quienes les parezca poco, Porsche ofrece la posibilidad de montar un depósito más grande para 75 litros por 136 euros.

Rivales: rivales del Porsche Macan S

Vehículo

Porsche Macan S Aut.

Bmw X4 M40i

Mercedes-benz GLA AMG 45 4Matic 7-DCT

Jaguar F-Pace 2.0 i4 300 Sport Aut. AWD 300

Precio Desde
76.100 €
Desde
76.300 €
Desde
71.750 €
Desde
80.450 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 8 marchas 7 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 354 360 381 300
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,3 4,8 4,4 6,1
Consumo Medio (l/100 km) 8,9 8,1 8,5 8,5
Emisiones CO2 (g/km) 204 184 193 182

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche