Prueba

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico: rugiendo en silencio

44 fotos

Ampliar

15 de septiembre, 2020

Ponemos a prueba la versión más novedosa del nuevo Peugeot 2008, el e-2008 100% eléctrico. Con 136 CV y unos 300 km de autonomía se posiciona como una de las alternativas más atractivas del segmento urbanita.

El mercado ha recibido la nueva generación del Peugeot 2008 con innumerables elogios gracias en buena parte a su atractiva y musculosa estética. El lenguaje de diseño que estrenó por primera vez el elegante 508 está repercutiendo muy positivamente en las ventas del león y lo cierto es que ese nuevo rostro le queda de cine al SUV más pequeño de la gama. Ahora bien, no solo llega con el argumento de una cara bonita. De hecho, con él debuta una versión 100% eléctrica que, sin duda, será uno de sus grandes reclamos si tenemos en cuenta que este segmento urbanita cada vez se orienta más a la movilidad de cero emisiones. Por eso hemos decidido analizarla a fondo y ver cuáles son sus atributos. Empecemos con la prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico, un modelo que hereda todos los genes de su hermano pequeño, el nuevo 208, poniendo más énfasis al concepto aventurero.

Probamos la gama electrificada de Peugeot: cero emisiones para todos

Cuáles son los rivales del Peugeot e-2008 eléctrico

Llama la atención que el competidor más directo de este e-2008 viva en su propia casa. Estamos hablando del DS3 Crossback E-Tense que, si bien tiene una carrocería algo más pequeña y detalles como los tiradores enrasados que lo catalogan como un modelo premium, comparten por completo el sistema de propulsión.

Además, otros vehículos como el Mazda MX-30, el Hyundai Kona EV o los Kia e-Niro y e-Soul también pueden considerarse principales alternativas a los galos. En cualquier caso, de todos ellos, el que cuenta con una tarifa base más baja es el Peugeot (a excepción del Kona EV con batería de 39 kWh que, aunque homologa el mismo caballaje, goza de menos autonomía.)

Entonces, ¿qué nos parece el nuevo e-2008? Pues, como vamos a ver a continuación, es un coche de bastante buena calidad para tratarse de un segmento B con el que vamos a sentirnos los reyes de la ciudad tanto por el fácil manejo que brinda como por lo seductor que resulta a quienes están a nuestro alrededor.

Nuestra valoración: 7,5

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Diseño
  • Calidad percibida
  • Manejabilidad en ciudad

Mejorable

  • Peso
  • Instrumentación
  • Precio de esta unidad

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: un coche que gusta

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico exterior.

44 fotos

Ampliar

El exterior del 2008 es prácticamente calcado al de su hermano pequeño, el 208, pero con la particularidad de todo SUV: mayor altura libre al suelo, pasos de rueda cubiertos de plástico y paragolpes con imitaciones de protectores inferiores. En concreto, la versión eléctrica cuenta con una parrilla tapada repleta de pequeñas lamas azules y con una toma de carga que se encuentra ubicada en el mismo lugar donde iría en una versión térmica la boca de repostaje. Además, por supuesto, este e-2008 también se caracteriza por la ausencia de tubo de escape en su parte trasera.

Por lo demás, es la misma estética del 2008 que, a su vez, se inspira en el nuevo lenguaje de diseño que la firma del león estrenó con la nueva generación del 508. Su frontal es bastante agresivo, con unas líneas muy afiladas y unas ópticas full led que evocan la mirada de un felino. De hecho, las luces diurnas verticales representan los colmillos de un león, seña indiscutible de Peugeot. Yendo más allá de lo puramente estético, hay que decir que las luces ofrecen un haz muy claro y su función es más que correcta.

En el perfil llaman la atención las llantas de 18 pulgadas que montan de serie las unidades en este acabado GT con neumáticos 215/55. Le sientan bastante bien y, aunque es posible que las de 17 pulgadas de acabados inferiores sean algo más eficientes, también brindan un buen confort. Por cierto, el color de carrocería Azul Vértigo cuenta con tres capas de pintura y está disponible por 700 euros adicionales.

En la zaga cabe destacar el generoso umbral de carga que queda al abrir el maletero de 405 litros de capacidad. Además, para tratarse de un todocamino, el umbral no queda demasiado alto para cargar los bultos más pesados y las formas del propio espacio de carga son regulares y bastante aprovechables.

En lo que respecta a la funcionalidad, las puertas ofrecen un acceso muy bueno tanto a las plazas delanteras como a las traseras, incluso a personas con alguna dificultad. Los 17 cm de altura libre terminan por facilitar las cosas.

El cuidado que vemos en los ajustes de los distintos paneles que constituyen la carrocería, así como en las juntas y demás detalles, hacen que en general la calidad percibida también sea buena.

Interior: personalidad y espacio

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico interior.

44 fotos

Ampliar

El interior del e-2008 tan solo se diferencia del de los demás por la tapicería de Alcantara gris que equipa este acabado GT (exclusivo del eléctrico) y por la visualización de la información del sistema eléctrico que se refleja tanto en la pantalla central como en la instrumentación digital con sensación 3D del i-Cockpit. Lo cierto es que, una vez que nos acostumbramos a esta configuración del puesto de conducción, del que ya hemos hablado largo y tendido en otros modelos de la marca, el conductor encuentra un buen confort y una correcta ergonomía. La instrumentación ofrece una buena visualización, pero también es verdad que está muy limitada en cuanto a personalización se refiere.

El resto de mandos, elementos y componentes son idénticos a los que nos encontramos en un 2008 de combustión.

La calidad percibida es bastante positiva gracias a unos materiales que son nobles tanto al tacto como a la vista y a unos buenos ajustes.

Motor: pequeño pero matón

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico motor.

44 fotos

Ampliar

El motor eléctrico del Peugeot e-2008, fabricado por Continental, está ubicado en posición delantera transversal. Declara 100 kW de potencia (136 CV) y 260 Nm de par motor máximo. Su respuesta es muy buena desde el instante en que pisamos el acelerador. Acelera de 0-100 km/h en poco más de 8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 150 km/h. La verdad es que la sensación es que en ningún momento falta fuerza en ninguno de los contextos, ni en ciudad, ni en la periferia ni siquiera cuando vamos cargados. Lo que sí se nota es un exceso de peso del conjunto que, como veremos luego, puede afectar en el comportamiento dinámico, pero no en la respuesta del motor. Para que os hagáis una idea, la diferencia de peso entre un e-2008 y un 2008 de gasolina supera los 350 kg.

A este motor se asocia una transmisión automática, una batería de iones de litio de 50 kWh que se ubica bajo el suelo y que firma la compañía CATL. Ofrece una garantía de 8 años o 160.000 km para el 70% de su capacidad y homologa una autonomía de 320 km, según el ciclo WLTP. Los tiempos de recarga son 30 minutos con un puerto de 100 kW de potencia, 1 hora a 50 kW, 2 horas a 22 kW (en estos tres casos, del 0 al 80%), 5 horas a 11 kW, 8 horas en una Wallbox de 7,4 kW y 16 horas en un enchufe doméstico de 3,7 kW.

El conductor puede cambiar la respuesta del motor a través del selector de modos de conducción. Cuenta con tres diferentes: Eco, Normal y Sport. Según el que elijamos, el acelerador será más o menos directo.

Comportamiento: un e-208 con sobrepeso

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico exterior.

44 fotos

Ampliar

Sin duda, la principal diferencia en el comportamiento de este e-2008 con respecto a una versión térmica viene determinada por la diferencia de peso. Esto supone que notemos un coche más rebotón en según qué circunstancias, como por ejemplo cuando pasamos en pleno apoyo por una junta de dilatación. También salen a la luz algunos balanceos más acusados en zonas reviradas, pero teniendo que el coche no tiene ninguna aspiración deportiva no supone un hándicap demasiado grande. Bastará con reducir la velocidad cuando circulemos por vías en peor estado o con mayor número de curvas y listo.

En cualquier caso, el grado de confort es elevado. Gracias a un tarado de suspensión que podíamos definirlo como un término medio entre suave y firme, los ocupantes viajarán suficientemente cómodos tanto en los trayectos urbanos como en los extraurbanos. En ciudad tampoco resulta incómodo a la hora de afrontar pasos sobreelevados o zonas con el asfalto en peor estado. Además, como sus cotas son bastante reducidas, las maniobras de aparcamiento y los recorridos por calles estrechas no son ningún suplicio.

La dirección tiene un grado de asistencia muy elevado, lo que facilita aún más el manejo en núcleos metropolitanos. Su guiado es correcto y, de todas formas, si requerimos un pelín más de resistencia, la obtendremos simplemente con activar el modo de conducción más deportivo.

Equipamiento: el GT suma 6.000 € a la tarifa

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico interior.

44 fotos

Ampliar

El Peugeot e-2008 GT es el tope de gama y lo cierto es que va muy cargado de tecnología y equipamiento. No se echa en falta ningún asistente de conducción (cuenta con alerta por cambio involuntario de carril, alerta de fatiga, frenada autónoma de emergencia, mantenimiento en el carril, sensor de ángulo muerto, sensores de aparcamiento, cámara de visión trasera, ayuda al arranque en pedientes, control de crucero y limitador de velocidad, etc.) e incorpora elementos que todavía no son muy comunes en el segmento B, como instrumentación digital, iluminación ambiental o tapicería de Alcantara. Además, incorpora una pantalla central táctil de 10 pulgadas con navegación integrada y conectividad, acceso manos libres, climatizador automático, volante de cuero, llantas de 18 pulgadas… En opción, puede equipar cargador inalámbrico de smartphone, sistema de aparcamiento automático, techo panorámico, alarma antirrobo y un cargador trifásico de 11 kW de potencia para cargas semirápidas.

Como vemos, el nivel de equipamiento es muy bueno. Eso sí, los que queráis todo esto deberéis hacer frente a los casi 39.000 euros que piden por ello (unos 6.000 euros más de lo que cuesta el e-2008 más básico.)

Consumo: Casi 300 km de autonomía real

Prueba del Peugeot e-2008 2020 eléctrico exterior.

44 fotos

Ampliar

Como ya hemos comentado, los tiempos de carga van desde los 30 minutos hasta las 16 horas (o más en caso de que la potencia sea menor de 3,7 kW. El coche trae de serie un cargador con boca Mennekes para conectarlo a un cable doméstico Schuko y otro monofásico, también Mennekes, para conectarlo a una Wallbox de 7,4 kW máximo. Opcionalmente, se puede pedir otro trifásico para una carga de hasta 11 kW.

En cuanto a consumos, el ciclo WLTP homologa en uso combinado un consumo medio de 17,5 kWh/100 km. Lo cierto es que los datos reales no son muy lejanos a los oficiales. Durante nuestra prueba, con un 70% de recorrido en ciudad y un 30% restante en periferia, hemos registrado una media de 19,5 kWh/100 km. La autonomía real, por tanto, quedará cerca de los 300 km.

Rivales: rivales del Peugeot e-2008

Vehículo

Peugeot 2008 GT Eléctrico 100kW

Ds DS3 Crossback E-Tense La Premiére

Kia E-Niro Emotion

Hyundai Kona EV Klass 100kW

Precio Desde
43.250 €
Desde
45.450 €
Desde
40.499 €
Desde
35.050 €
Combustible Eléctrico Eléctrico Eléctrico Eléctrico
Cambio 1 marchas 1 marchas 1 marchas 1 marchas
Potencia (CV) 136 136 136 136
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,1 8,7 9,8 9,7
Consumo Medio (l/100 km) - - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - - -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche