Prueba: Opel Mokka 1.6 CDTI 136 CV 4×4 Excellence

15 enero, 2016

El Opel Mokka sale fortalecido con la refinada mecánica del motor 1.6 CDTI de 136 CV de Opel, donde los ruidos y las vibraciones casi no existen. En un segmento donde la competencia es cada vez mayor, el Mokka demuestra todo su potencial para mantenerse aun joven. La tracción 4x4 y un sistema de iluminación extraordinario le capacita para rodar por todos los sitios y a cualquier hora.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

8

7

7

8

6

Destacable

  • Iluminación exterior
  • Agilidad y suavidad del motor
  • Cantidad de equipamiento

Mejorable

  • Rueda de repuesto
  • Botonera info-entretemiento
  • Tacto de la dirección en autopistas

Presentado en el Salón Internacional de Ginebra del 2012, el Opel Mokka es un SUV urbano con 4,278 m de longitud, 1,777 m de anchura total y 1,658 de altura.

Con este tamaño compite directamente con el grupo SUV de reducidas dimensiones, que van desde el Renault Captur o el Nissan Juke, hasta el Honda HRV o el Peugeot 2008, pasando por nuevos Suzuki Vitara o Ssang Yong Tivoli.

Entre los años que lleva en el mercado, el Opel Mokka se ha vendido muy bien y entre el público tiene bastante éxito. Recordemos que ha ocupado el noveno puesto en el ranking de ventas en el 2014 y desde enero hasta octubre de este año se sitúa en el sexto puesto en su categoría.

Este año Opel ha introducido en el Mokka una importante novedad fruto de esta prueba; el nuevo motor 1.6 CDTI de 136 CV, que ya ha sido probado en otros modelos de la marca.

El nuevo motor aporta finura y refinamiento de uso, casi sin vibraciones ni ruidos, con gran capacidad elástica sobre todo desde bajas revoluciones, y sobre todo ligereza, uno de los aspectos que más debe cuidar el Mokka debido a su elevado peso.

Me gusta mucho tanto su imagen exterior, como la interior aunque, el tiempo que lleva en el mercado poco a poco le pasa factura, más que nada por lo inquieto de este segmento, que cada mes se están presentando nuevos modelos. Esta semana le tocaba el turno al Ford EcoSport.

Tanto la calidad percibida como la sensación que transmite al conducir son buenas, las butacas son muy agradables y el grado de confort es muy alto, tiene hasta calefacción en el volante, y las luces exteriores, solamente decir sobresalientes.

Podemos disponer de un Mokka 4×2 con el mismo acabado y el 1.6 CDTI de 136 CV desde los 25.000 euros. Habría que gastarse unos 2.500 euros más para equiparlo con los diferentes paquetes opcionales; luces inteligentes, GPS, techo, cámara trasera… que lleva la unidad de prueba.

El disponer del 4×4 conlleva otro desembolso de 2.500 euros. Por lo que la única cuestión que resulta más complicada de ultimar es el tema de la tracción.

Si realmente queremos una postura de conducción alta y una estética de todocamino para conducir por ciudad, nos podemos ahorrar el coste del 4×4, y por tanto reduciremos el peso total y el consumo. Pero, si vivimos en zonas de frio, lluvia o nieve, y encima ocasionalmente atravesamos alguna pista off-road, disponer del 4×4 nos puede resultar imprescindible, eso si, deberíamos incluir rueda de repuesto, que por un coste de 50 euros, nos puede salvar de muchos problemas.

Diseño Diseño atractivo, pero pasan los años

Su frontal ofrece gran fortaleza y seguridad
Ampliar

El Opel Mokka posee un interesante esquema musculoso muy llamativo que proporciona buen porte debido a su altura, que es de las más elevadas entre sus competidores, y por la anchura, que con los retrovisores extendidos pasa de los 2 metros.

Este conjunto llega a ser más atractivo aún por tener unos “zapatos” de 18 pulgadas, aunque las últimas novedades en el mercado, como son el Suzuki Vitara, el Mazda CX-3 o el SsangYong Tivoli, ponen de manifiesto que el diseño del Mokka empieza a quedarse algo pasado. Una pequeña actualización no le vendría nada mal, más que nada para competir en el segmento tan activo al que pertenece y en el que todavía faltan nuevos modelos de distintas marcas por llegar.

Cuenta con un frontal bastante alto y una parrilla no muy generosa, pero bien definida a través del marco cromado, lo que le da carácter, fuerza y distinción.

Los faros son en forma de ala e incluyen tecnología inteligente con luz diurna led.

El protector de bajos delantero va en un color metálico que le aporta mayor belleza en su conjunto, así como el trasero, que además incorpora el portabicicletas integrado FlexFix, una opción muy buena a tener en cuenta si te gusta el mundo de la bicicleta.

Podemos observar la apariencia todoterreno por todo el coche, ya que incorpora protecciones para que no se dañe la pintura de la carrocería al circular por gravilla, tierra, barro, etc.

Quizá la zaga del Mokka sea la parte menos atractiva. Sus faros traseros han servido de inspiración a los de algunos de sus competidores y tienen una forma muy corriente. Además, integran luces convencionales que, con las últimas tendencias que incluyen efectos 3D o led, se quedan algo caducas. Por otra parte, quedan muy expuestos ante cualquier golpe o roce los catadriópticos y pilotos colocados en el paragolpes trasero.

Interior Muy Opel, los asientos y el número de botones son lo mejor y lo peor

La combinación de colores realzan su estética
Ampliar

Me gustó mucho mirar la consola del Mokka, un diseño de salpicadero moderno, muy simétrico y estudiado entre las partes que lo componen.

Incluye plásticos de aparente calidad con acabados en metálico y en colores conjuntados con la tapicería de cuero “Lighthouse cacao” y el color exterior “Marrón Expresso”, que, junto con una iluminación original e indirecta, aportan al Mokka, y sobre todo de noche, distinción, modernidad, y elegancia con un toque de deportividad.

Todo este atractivo se redujo al evaluar su manejo.

La multitud de botones que tiene la consola central conlleva que te tengas que estudiar la ubicación de cada uno de ellos. Están bien distribuidos por zonas muy diferenciadas: por un lado, el “warning” y el control de tracción; por otro, todo el sistema de info-entretenimiento que está separado del climatizador por la ranura del cd, y por último, el referente a las asistencias de conducción y start&stop. Pero, al ser tantos y tan pequeños, entretendremos demasiado nuestra vista para localizar el botón requerido y reduciremos la concentración en nuestra conducción.

La zona que mayores problemas me ha dado fue la de info-entretenimiento. He llegado a encontrar diferentes botones para la misma función, sobre todo al usar el gps.

Por otro lado, tener que introducir el nombre de la ciudad o calle completa con todas las letras implica demasiada atención, no cuenta con texto predictivo. Un software más organizado con joystick mejoraría las cosas.

Dejar cualquier objeto no será problema, en el diseño del habitáculo han tenido muy en cuenta la gran cantidad de enseres que llevamos encima o que siempre nos gustaría tener a mano.  En la puerta existen dos tipos de vanos, también hay huecos en el salpicadero que incluyen dos guanteras y zonas privadas que se pueden cerrar y tapar para que no se vea su contenido.

Con el volante regulable en altura y profundidad, y con un completo sistema de regulaciones de los asientos, entre las que cabe mencionar el ajuste lumbar eléctrico y la inclinación de la butaca que incluye base extensible, no es nada complicado sentirse a gusto y disfrutar del viaje plácidamente. Podemos echar de menos el apoyabrazos si viajamos en el lado del copiloto, ya que solo es posible para el conductor.

Las butacas ergonómicas delanterasestán certificadas por asociación médica de fisioterapia alemana.

El espacio existente en la parte trasera es correcto. La altura es adecuada incluso para viajeros altos, aunque, debido al techo practicable, existe una doble altura que no llega a molestar, pero que para entrar o salir del habitáculo se debe tener en cuenta. Sin embargo, la posibilidad de viajar con 3 pasajeros detrás se reduce debido al diseño del asiento trasero.

Motor Sensacional, el 1.6 CDTI de 136 CV no parece diésel

La tracción total se activa al perder adherencia en el tren delantero
Ampliar

Nos encontramos con la verdadera novedad dentro de un modelo que ya lleva varios años en el mercado. Un 4 cilindros diésel de 1.598 centímetros cúbicos con turbocompresor que desarrolla 136 CV de potencia y 320 Nm de par máximo.

Esta unidad de potencia de 136 CV fue presentada el año pasado y poco a poco se ha ido introduciendo en los modelos de Opel. En esta ocasión se ha incorporado al Mokka y es exactamente el que lleva nuestra unidad de prueba.

Conocemos las características de este motor ya probado en el Opel Astra y en el Opel Meriva, y según Opel, los logros respecto a su antecesor: menor peso ya que está hecho en aluminio, menor ruido, vibraciones y consumo, y mayor potencia y par.

El resultado en el Mokka es muy parecido al resto. Es una mecánica muy refinada, las vibraciones son escasísimas una vez alcanzada la temperatura idónea de funcionamiento, la rumorosidad en ciudad es casi nula, y debido a la altura del Mokka, el ruido en autopista aumenta considerablemente, pero no por el motor.

Su elasticidad es muy buena ya desde bajo régimen, donde parece que se acelera por sí mismo al iniciar la marcha para que no se cale.

En carreteras cuenta con la alegría necesaria para lanzar al Mokka en adelantamientos o realizar incorporaciones brillantes. Incluso subir puertos sin desfallecer aunque vayamos 4 adultos con equipaje. Aunque, para que la respuesta sea aun más dinámica debería ponerse a dieta, pesa una tonelada y media.

Tiene una caja de cambios de 6 relaciones bien escalonadas entre si con un accionamiento algo lento al engranar.

Comportamiento La altura y el peso le restan dinamismo

Con la tracción 4×4 incluye el control de velocidad en descenso
Ampliar

Resulta extraño que durante el tiempo que tuve el Mokka deseaba que anocheciera cuanto antes, y sobre todo circular por lugares sin contaminación lumínica, ya que, como comenté anteriormente, la iluminación interior es muy agradable pero, sobre todo, por el sistema de iluminación exterior.

El conjunto formado por los faros adaptativos inteligentes AFL plus, la cámara frontal y los sensores de seguridad, consiguen un resultado sobresaliente en la iluminación exterior. Automáticamente, el sistema  emplea una de sus múltiples funciones para conseguir la mejor iluminación posible en cada situación de conducción, como por ejemplo, la combinación entre luces de carretera o de cruce si el sistema detecta a otros vehículos que circulen por delante o en sentido contrario.

Transmite una muy buena sensación al conducir por ciudad. La dirección es muy suave, su asistencia es muy correcta y aunque parezca un vehículo duro y pesado por la imagen que muestra, mover la dirección, que por cierto es bastante directa, es muy fácil.

El comportamiento de la unidad de potencia ofrece el mismo nivel de suavidad que la dirección. La rumorosidad es inexistente dentro del habitáculo y tiene un escaso índice de vibraciones, casi parece no ser diésel.

Esta buena sensación que tuve al circular por ciudad no me convenció tanto por autopista.  Debido a su altura, y a velocidades elevadas siempre dentro de lo establecido legalmente, la rumorosidad interna es notable y, aunque no llega a ser molesto, si que influye en las conversaciones que se puedan tener entre los pasajeros o al disfrutar de tu música preferida, pero no será por el ruido del motor, sino por el aire y rodadura.

La dirección resulta ser demasiado sensible, ya que al más leve toque o movimiento que se pueda producir por la fuerza del aire o por cualquier bache, consigue en la dirección cierta inestabilidad y se debe ir corrigiendo constantemente.

Dispone de unos reglajes más bien blandos de suspensión. El nivel de confort es indiscutible y las irregularidades de la carretera las absorbe sin problemas pero, con los neumáticos de medidas 215/55-18, el chasis es sujetado demasiado al asfalto y surgen balanceos de la carrocería.

La firmeza del Mokka se puede ver comprometida al unir curvas con alegría. En este punto y dadas las características del SUV de Opel, la actuación del control de estabilidad actúa casi imperceptiblemente para corregir las derivas que surgen.

Salir de la carretera y aventurarnos por los caminos o pistas forestales puede parecer sencillo al ver en el portón del Mokka el distintivo de 4×4. Ya puedo adelantar que no estamos frente a un vehículo todoterreno, aunque tenga la imagen. No tiene la altura adecuada, las suspensiones, las ruedas y neumáticos, ni cuenta con rueda de repuesto, y mucho menos la reductora.

Tan solo disponemos de un dispositivo que actúa sobre los frenos y controla la velocidad en descenso, y de su mayor baza 4×4, un embrague que transmite motricidad al eje trasero con una distribución máxima del 50/50, siempre y cuando falte adherencia en el tren delantero, que es el eje motriz en condiciones normales.

Su uso off-road está más bien limitado a pistas o caminos en buen estado, aunque, gracias a la capacidad del tren trasero, puede relacionarse con zonas de barro y nieve, no obstante, será mejor no imponer nuestra tenacidad o nos quedaremos tirados.

Equipamiento Pocas cosas le faltan, FlexFix y las luces adaptativas de lo mejor

El Flex-Fix es una gran opción para los amantes de la bicicleta
Ampliar

Empezando por el portabicicletas podemos decir, que aunque la primera vez que lo montas es un poco engorroso, con la práctica puedes montar una bicicleta cómodamente y sin herramientas en menos de 5 minutos, y lo mejor es que el sistema está en el mismo coche, no es un accesorio a parte. Es un sistema rápido, cómodo, y ofrece un buen nivel de seguridad.Podemos configurar nuestro Opel Mokka con multitud de opciones y accesorios. Nuestra unidad de prueba cuenta con el acabado más completo, “Excellence”, tracción a las 4 ruedas y varios paquetes de opciones entre los que incluye Opel OnStar, el techo solar, el navegador y el portabicicletas FlexFix.

No obstante, si quieres montar más bicicletas, tienes que optar al adaptador que se monta sobre el propio sistema. Al no contar con el adaptador no hemos podido probarlo, desde Opel nos indican que el accesorio puede extender la longitud del FlexFit hasta 3 bicicletas. Este adaptador ya es un accesorio externo, no se puede integrar al coche así que habrá que guardarlo en el maletero o en un trastero.

Pero, algo que sí puedo adelantar, es que cuando tienes el FlexFix abierto, un sensor provoca la desconexión de la cámara trasera, de los sensores de aparcamiento y de las luces del propio vehículo, activando las del soporte.

Por un lado, y sobre todo al llevar la bicicleta montada, la visión al maniobrar se reduce, por lo que nos ayudaría el disponer de la cámara trasera para tener mejor visión, incluso, el soporte podría tener uno o varios sensores de aparcamiento.  El soporte de la iluminación del sistema FlexFix es muy endeble, y parece que se pueda romper al más mínimo roce, que por otra parte, acusa una iluminación muy pequeña y demasiado baja.

Referente a la consola central, el navegador se muestra a través de una pantalla situada en una posición algo lejana, no es táctil, ya que de serlo sería incomodísimo manejarla y, al estar tan lejos, su tamaño de 7 pulgadas se queda pequeña.

Su contraste, brillo e iluminación, en general consiguen una pantalla bastante buena, cada modo tiene una relación lumínica definida pudiendo elegir entre día/noche/auto.

Pero, la intensidad se reduce siempre y cuando conectamos las luces exteriores, bien manual o automáticamente.

En este sentido debemos jugar con los modos de la pantalla, ya que si tenemos la pantalla en modo “auto” podemos tener un problema. No siempre que es de noche se encienden o debemos encender las luces. Cuando atravesamos túneles, empieza a caer el sol, o llueve con relativa firmeza, debemos llevar las luces conectadas. En estos casos, la iluminación del día o de los túneles es bastante intensa, por lo que la escasa luz que emitirá la pantalla será insuficiente para ver la  información que muestre, bien sea el mapa del gps, o la cámara de visión trasera.

En cuanto al Opel “On Star” podemos tener respuesta automática en caso de colisión, disponemos de un servicio de emergencia, asistencia en carretera y, en un futuro no muy lejano, una aplicación para móviles o tabletas, y zona wifi dentro del habitáculo.

Incorpora un “justito” equipo de música, aunque tiene vías separadas en la parte delantera y se le pueden regular los tres principales niveles de ecualización, bajos medios y agudos. Dentro del menú de configuración del Mokka encontramos la posibilidad de incorporar un sistema de audio premium firmado por la marca Bose, lástima que la unidad de prueba no lo lleva, me hubiera gustado probarlo.

La información de la carretera es constantemente dada a través del sistema de asistente de señales de tráfico, naturalmente, siempre que lo tengamos activo. Este sistema detecta y muestra en el cuadro de mandos, entre otras, los límites de velocidad, las prohibiciones de adelantamiento, etc.

También, dentro del listado de los sistemas de asistencia y seguridad, incluye la alerta del cambio involuntario de carril, el indicador de distancia de seguridad que se complementa con el de alerta de colisión frontal si la distancia se reduce peligrosamente.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Anclajes ISOFIX en plazas laterales traseras
  • Pack Visibilidad
  • Control de estabilidad en curva (CSC)
  • Asistencia de salida en Cuesta (HSA)
  • Faros antiniebla delanteros
  • Control Electrónico Estabilidad (ESP)
  • Freno de estacionamiento eléctrico (incorpora asist de salida en cuesta HSA)
  • ABS
  • Sensor presión neumáticos
  • Control de Tracción (TC)
  • Control de descenso de pendientes (HDC)
  • Control de estabilidad en línea recta (SLSC)
  • Airbag conductor & copiloto & laterales & cortina
  • Reposacabezas trasero central

Equipamiento Opcional

  • 1500 €Pack Tecno
  • 950 €Faros adaptativos inteligentes AFLPlus
  • 750 €Faros delanteros bixenon AFL+
  • 499.99 €Opel Eye

    Confort

    Equipamiento de Serie

    • Electro Pack
    • Toma 12v en salpicadero
    • Elevalunas eléctricos delanteros
    • Cierre centralizado con mando a distancia
    • Volante de cuero
    • Kit reparación pinchazos
    • Cristales oscurecidos
    • Dirección asistida eléctrica
    • Asiento conductor regulable 4 direcciones
    • Asientos traseros abatibles asimétricamente (40/60) con reposabrazos central trasero
    • Lunas traseras oscurecidas
    • Tapicería Mixta Lighthouse Morrocana
    • Toma 12v en consola central trasera
    • Elevalunas eléctricos traseros
    • Controlador electrónico velocidad de crucero
    • Comfort Pack
    • Asiento pasajero regulable 2 direcciones
    • Barras en el techo
    • Start & Stop
    • Llantas aleación 18´´ x 7J, 10 radios - 'Kilimanjaro'
    • Volante en cuero (Base plana)

    Equipamiento Opcional

    • 615.01 €Pintura Metalizada Tricapa
    • 180 €Pintura Blanco Alpino y Rojo Magma
    • 50 €Rueda de repuesto
    • 405 €Asiento AGR conductor con reposabrazos asiento conductor
    • 180 €Pintura Blanco Alpino
    • 515 €Pintura Metalizada/Mica Bicapa
    • 1500 €Tapicería de cuero negro/cacao
    • 875.01 €Pack Exterior
    • 950 €Portabicicletas Integrado FlexFix
    • 1950.01 €Pack Premium
    • 450 €Gancho de remolque
    • 900.01 €Sistema de carga Flex Fix

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Mandos al volante multifunción
    • Radio CD450 con 6 altavoces, Bluetooth y entrada aux de audio y USB
    • Ordenador de a bordo
    • Opel OnStar

    Equipamiento Opcional

    • 1199.99 €Pack Visión Excellence/Color Edition Navi 950 IntelliLink y Cámara trasera
    • 580 €Sistema premium de Audio Bose
    • 245 €Receptor de radio digital
    • 300 €Radio CD 600 IntelliLink (CD, MP3 Aux/in, USB)
    • 1110 €Pack Vision Excellence/Cross City

    Otros

    Equipamiento de Serie

    • Luces diurnas
    • Distribución electrónica de la frenada (EBD)
    • Sistema de pedales retráctiles (PRS)
    • Asistente de conducción ECO para transmisiones manuales

    Consumo A pesar de ser 4x4, obtiene buenos resultados

    El excesivo peso le resta dinamismo
    Ampliar

    Con todos los datos facilitados hasta ahora, ya podemos ir pensando que su consumo no va a ser de los más bajos. Contamos con un peso alto debido, entre otras, al 4×4 y FlexFix, por lo que el consumo notará esta sobrecarga.

    Opel ofrece unas cifras de consumo muy optimistas: 4,4 l circulando por carretera, 5,2 l en medio urbano y 4,7 litros de media.

    Conduciendo tranquilamente hice una media de 6,3 l a los 100 km recorridos, no está del todo mal, ya que solo ha sido un litro y medio más respecto a la dada por Opel.

    En el entorno urbano y con star&stop, la cifra se disparó hasta los 7,2 l. Mientras que circulando por autopistas y con el control de crucero ajustado, a veces a 90 km/h, y otras a 120 km/h, el consumo fue de 5,5 litros.

    Rivales

    Mokka 1.6CDTi S&S Excellence 4x4

    Desde
    27.832 €

    Diesel

    Manual
    marchas

    Juke 1.5dCi Tekna Premium 4x2

    Desde
    25.400 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    110

    11,2

    4,0

    104

    2008 1.6 BlueHDI S&S Crossway 120

    Desde
    23.150 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    120

    9,6

    3,7

    96

    CX-3 1.5D Luxury P.White+P.Travel AWD

    Desde
    28.229 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    105

    10,5

    4,7

    123

    Tivoli D16T Limited 4x4 Aut.

    Desde
    26.050 €

    Diesel

    Automático
    6 marchas

    115

    0,0

    5,9

    156

    Vitara 1.6DDiS GLX 4WD

    Desde
    25.262 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    120

    12,4

    4,2

    111

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    * He leído la Política de privacidad

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Víctor Ortiz 15 mayo, 2016

    Tengo este mismo coche. Dese hace 6 meses. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que se afirma en este artículo. A resaltar su homogeneidad en cuanto a la calidad de todos los elementos. Lo que más me está gustando es el \”Motor\” (por su forma de entregar la potencia) los asientos AFR (ergonómicamente perfectos) el sistema de alumbrado y la tracción 4×4. Es un coche en el que se recobra la ilusión por conducir. ¡FANTÁSTICO!.

    Sergio G. 16 mayo, 2016

    Hola Victor, muchas gracias por leer mi artículo y que coincida con todo lo que piensas respecto al Mokka, a parte de sentirme muy a gusto con todo el coche en general, a mi me impresionó el sistema de alumbrado exterior. Que lo sigas disfrutando por mucho tiempo.

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba