Prueba

Prueba: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV

45 fotos

Ampliar

15 de julio, 2015

Aunque su relevo está ya a la vuelta de la esquina, el Opel Astra sigue siendo una alternativa muy recomendable, tal y como podrás comprobar en esta prueba. La mecánica 1.6 CDTi tiene un excelente rendimiento y casa a la perfección con este compacto.

Aunque ya conocemos la imagen de la nueva generación del Astra que se presentará en Frankfurt, no deja de ser interesante realizar una prueba del Opel Astra 1.6 CDTi  136 CV, tal vez el más interesante de la gama por su relación precio/prestaciones/equipamiento y, aunque su sucesor esté en ciernes, sigue siendo un coche moderno y en sintonía con sus rivales.

Al igual que en su día al someter a examen al Opel Astra 2.0 CDTi de 163 CV, el principal enemigo de este compacto es su peso. Opel llega tarde con el conformado en caliente de sus carrocerías, algo de lo que por fin podrá beneficiarse su sucesor, que anuncia una rebaja en el peso de 200 kg pese a contar con un equipamiento más completo.

El motor 1.6 CDTi de la unidad de pruebas es el mismo de la prueba del Opel Meriva 1.6 CDTi y me ha vuelto a sorprender por su silencioso funcionamiento, con una respuesta más alegre en el Astra, que es algo más ligero.

Esta versión me parece una de las más recomendables del Astra, con unas buenas prestaciones gracias a su potencia, que además logra unos consumos bastante ajustados al poder mover con cierta soltura este modelo. Además, resulta muy agradable tanto en ciudad como a la hora de realizar un viaje largo por carretera, con un nivel sonoro mínimo y una buena autonomía.

En definitiva, este Opel Astra 1.6 CDTi me parece una alternativa interesante de compra para quienes estén buscando un compacto versátil y cómodo. Además, al estar cerca su relevo, probablemente puedan sacar provecho de interesantes ofertas.

Nuestra valoración: 6,7

6

7

7

7

7

6

Destacable

  • Rendimiento de la mecánica.
  • Robustez constructiva.
  • Relación precio/producto.

Mejorable

  • Peso.
  • Relevo a la vista.
  • Mandos abigarrados.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV: relevo a la vista

El Opel Astra está a punto de ceder el testigo a su sucesor.

45 fotos

Ampliar

Pese a que ya está en ciernes su relevo (finales de 2015), lo cierto es que el Opel Astra de la prueba de hoy sigue teniendo una imagen atractiva y moderna. Tras el último lavado de cara en el que se introdujeron cambios sutiles en los paragolpes y el faldón delantero, se le dio un aire más moderno y agresivo.

La carrocería de 5 puertas (que son amplias y dejan un buen espacio para acceder al interior) está bien resuelta, con unas proporciones que resultan agradables y una buena distancia entre ejes que permite ofrecer buen espacio para las piernas de los pasajeros traseros.

El frontal es atractivo, con unos faros muy rasgados y una coraza que forma un pico que le da al Astra un aspecto agresivo y deportivo, pero que queda muy expuesto a golpes a la hora de aparcar en línea. Los intermitentes sobre los faros antiniebla y alejados de los principales se pueden ver bien sin necesidad de atenuar la luz de marcha diurna.

En la parte trasera también nos encontramos con unas formas agradables y una mayor anchura a la altura de los pilotos que hacen que el coche parezca más bajo y robusto.

Las llantas de 17 pulgadas (con neumáticos 225/45-17) tienen un diseño sencillo, algo pesadas visualmente para mi gusto, pero son fuertes y muy fáciles de limpiar.

Interior: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV: demasiados botones

La consola central del Astra está repleta de botones y mandos.

45 fotos

Ampliar

En algo en lo que se notan los años de este Astra es en la cantidad de botones que se amontonan en la consola central del salpicadero. Los modelos más actuales emplean pantallas táctiles que eliminan gran parte de todos esos pulsadores. Me suelen gustar más los mandos clásicos con teclas que las pantallas táctiles, pero, en el caso de este modelo, están demasiado juntos y su distribución es algo anárquica, por lo que su manejo requiere perder atención al tráfico.

Un mando que no comprendo en los coches del grupo GM es el que enciende las luces. Tiene una posición de apagado “0”, pero la posición de la ruleta vuelve a la de “Auto” con un muelle. Es imposible saber si está en modo auto o apagado sin comprobarlo en el ordenador de a bordo, lo cual es un engorro y hace que muchas veces vayamos con las luces apagadas cuando pensamos que se habrán encendido automáticamente.

Por lo demás, el habitáculo del Astra es espacioso y acogedor, con un salpicadero que tiene buenos materiales y unos ajustes correctos.

La instrumentación es muy completa y legible, aunque personalmente no me gusta el ordenador de a bordo con una luz roja que fatiga bastante en los viajes nocturnos y hace que no resalten tanto los indicadores de alerta cuando se encienden.

Los asientos tienen un mullido correcto y buenas tapicerías, con suficientes reglajes para que el conductor encuentre la postura correcta, pero se echa de menos un poco más de ajuste lumbar para reducir la fatiga en un coche capaz de hacer 1.000 km sin parar a repostar.

Las plazas traseras son amplias y con buen espacio para las piernas, pero falta anchura a la altura de los hombros si viajan 3 adultos en ellas.

El maletero es amplio y muy aprovechable. Esta unidad equipa el doble fondo (puedes verlo en la galería de fotos) algo engorroso de manejar cuando queramos bajar la altura de la tablilla para aprovechar todo el hueco disponible.

Motor: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV: excelente rendimiento

El motor tiene un excelente rendimiento.

45 fotos

Ampliar

La mecánica 1.6 CDTi 136 CV es realmente buena y, en mi opinión, la mejor alternativa diésel de la gama Astra, con unas prestaciones muy buenas y consumos contenidos.

Lo que más llama la atención de este motor es que apenas se oye en el interior, una vez ha cogido la temperatura de servicio, y que su respuesta al acelerador es muy lineal y progresiva.

Frente a otros rivales de cilindrada similar, este Astra tiene una salida muy agradable en la parte baja del cuentarrevoluciones, por lo que no es tan fácil calarlo al iniciar la marcha, a pesar de que tiene que lidiar con una carrocería bastante pesada.

La caja de cambios de 6 marchas tiene un tacto mejorable del selector, pero los desarrollos están perfectamente elegidos para las prestaciones de este motor, formando un matrimonio perfecto y un buen compromiso entre recuperaciones y consumos.

Comportamiento: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV: fácil de llevar

El Astra es muy fácil de conducir, con reacciones nobles y un tacto agradable.

45 fotos

Ampliar

El Astra es un coche pensado para resultar cómodo y fácil de conducir para la mayoría y esta condición la cumple a la perfección, con unas suspensiones correctas y bien puestas a punto que logran que sus reacciones sean seguras en todo momento sin necesidad de que sus amortiguadores sean una piedra.

En ciudad resulta muy agradable de conducir gracias a su mecánica, con pecho suficiente como para salir ágilmente sin necesidad de abusar del acelerador para que no se apague pese a su escasa cilindrada. La visibilidad es buena, aunque los marcos del parabrisas molestan bastante en las intersecciones, algo frecuente en los coches modernos, con gruesos pilares y parabrisas muy tendidos.

A la hora de realizar viajes por autovía resulta muy cómodo y está bien aislado, sólo se oyen los neumáticos y el aire, pero el motor pasa completamente inadvertido en cuanto superamos los 80 km/h.

En zonas viradas, sale a relucir el generoso peso de este coche, los 1.500 kg en vacío se notan y las inercias son las que son. Afortunadamente las suspensiones y los frenos están bien adaptados a ello, aunque es mejor bajar un poco el ritmo a la hora de descender un puerto para evitar “tostar” los frenos.

Dentro del circuito de pruebas puedo comprobar cómo se comporta al límite y la calibración del ESP. Se confirma que el Astra es un coche pesado, con reacciones algo más torpes que algunos rivales de su categoría que pesan casi 200 kg menos, pero no va nada mal; en absoluto.

La maniobra de esquiva la supera con nota, sin necesidad de que el ESP tenga que mantenernos en nuestro sitio, ni siquiera con la selección de chasis más confortable activada (el Astra cuenta con chasis adaptativo y 3 modos de funcionamiento: Normal, Sport y Tour).

Las diferencias de tiempos entre cada una de las tres durezas de suspensión son prácticamente imperceptibles en el circuito, aunque sí que se siente más precisión y confianza con el modo Sport, que reduce ligeramente los tiempos de espera en los cambios de trayectoria.

La frenada de emergencia saca buen partido de unos neumáticos con 225 mm de ancho (excesivos para un motor de 136 CV) y las distancias son correctas y sin extraños en el eje trasero, que no llega a ponerse de puntillas aunque pisemos a fondo el pedal de freno.

En definitiva, el Opel Astra me ha parecido un buen compacto, cómodo, muy fácil de conducir y con unas reacciones nobles y seguras al límite, por encima de la media de su categoría, y eso que es un peso pesado.

Equipamiento: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV: no falta nada

La relación precio/equipamiento es muy buena en el Astra.

45 fotos

Ampliar

Pese a que se trata de una versión casi sin opciones, el acabado Excellence tiene ya un equipamiento de serie muy completo, de modo que no es necesario añadir ni un euro más a los 24.600 euros del precio de partida. Concretamente, esta unidad equipa a mayores el pack Navi con el sistema Intellilink (722 euros) y el pack visibilidad con sensor de luz, de lluvia y espejo fotosensible (245 euros). Todo lo demás viene de serie.

Control de crucero, volante multifunción, climatizador automático, retrovisores eléctricos, asientos abatibles, ordenador de viaje, faros antiniebla, llantas de aleación, sensor de presión de los neumáticos… la verdad es que no necesitamos nada más para poder disfrutar del coche.

El sistema Intellilink tiene un buen funcionamiento y resulta fácil y cómodo de manejar; además, el navegador es bastante rápido de reacciones y sus indicaciones son precisas y con suficiente anticipación, por encima de la media de sus rivales.

Su relación precio/equipamiento es correcta y está dentro de la media de su segmento, aunque sus rivales más recientes equipan algunos sistemas de asistencia a la conducción de última generación (disponibles incluso en el Corsa) que llegarán al Astra con el lanzamiento de la nueva generación.

Consumo: Opel Astra 1.6 CDTi 136 CV: podrían ser excelentes

Los consumos son muy ajustados, pero lejos de los valores oficiales.

45 fotos

Ampliar

De no ser por el peso de 1.500 kg, los consumos que podría permitir esta mecánica serían realmente sorprendentes. A lo largo de la prueba las cifras han sido muy buenas, aunque no tanto  como las homologadas, con una media de 3,9 l/100 km complicada de lograr.

En ciudad, con recorridos cortos, el Astra de la prueba de hoy se conforma con una media de 6,3 l/100 km frente a los 4,6 l/100 km homologados.

También en carretera hay que esforzarse para conseguir la media oficial de 3,6 l/100 km, aunque no es difícil ver cifras en el entorno de los 4,4 l/100 km a cruceros entre 70 y 100 km/h.

Con el control de crucero a 120 km/h y 3 puertos de montaña en el recorrido, la media registrada en el ordenador del Astra ha sido de 5,1 l/100 km, un valor bueno que demuestra el buen rendimiento de este motor 1.6 turbodiésel.

Con estas cifras, los 56 litros del depósito de combustible dan para conseguir autonomías de 1.000 km con comodidad.

Rivales

Vehículo

Opel Astra 1.6CDTi S/S Selective 136

Citroen C4 2.0BlueHDI S&S Feel Edition 150

Ford Focus 1.6TDCi Titanium 115

SEAT

Precio Desde
22.750 €
Desde
25.660 €
Desde
22.475 €
Combustible Diesel Diesel Diesel -
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas -
Potencia (CV) 136 150 115 -
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,3 8,8 10,8 -
Consumo Medio (l/100 km) 3,9 3,8 4,5 -
Emisiones CO2 (g/km) 111 108 117 -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche