Prueba

Probamos el nuevo Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020

31 fotos

Ampliar

25 de junio, 2020

Analizamos la que por ahora es la versión más prestacional de esta nueva generación del Opel Corsa, el 1.2 Turbo de 130 CV. ¿Cómo se abre paso en el reñido segmento B?

La sexta generación del utilitario de Rüsselsheim, que continúa siendo «made in Spain», ha llegado al mercado con motores diésel, gasolina y, por primera vez, también con una versión 100% eléctrica que ya hemos probado. Sin duda, una de las favoritas para el público será la que se posiciona como tope de gama dentro de las variantes térmicas y, precisamente por eso, hemos decidido examinarla a fondo. Lo cierto es que este Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line, hermano gemelo del 208 GT Line, tiene mucho que decir en un segmento que está plagado de rivales.

Avalancha de coches en stock: ¿por qué es una compra recomendable?

El Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line frente a sus rivales

El pequeño Opel juega con las importantes bazas de haber dado un gran salto en lo que se refiere a calidad y refinamiento, de contar con un rico equipamiento incluso en sus acabados más básicos y de montar, en este caso, una mecánica confortable y algo más prestacional de lo común en el segmento B (sin contar con los modelos deportivos.) Por ejemplo, en la gama Fiesta el motor más potente -sin contar con la versión ST- declara 100 CV; en la del Polo -sin contar con el GTI-, 116 CV; y en el i20, 120 CV. El que sí iguala al Corsa de 130 CV en potencia es el Clio 1.3 TCe, aunque también hay que decir que es más caro que el alemán. Sin extras, el Corsa GS Line 130 CV parte de los 18.800 euros (esta unidad supera los 26.000 euros), mientras que el galo de misma potencia y acabado similar, unos 21.400 euros. En cualquier caso, puestos a desembolsar cerca de 3.000 o 4.000 euros más, habría que pensar si nos decantamos por el Renault antes que por el Peugeot.

Dejando a un lado el aspecto económico, que irá en función de cada bolsillo, debemos apuntar un par de detalles -sobre todo uno- que impiden al Corsa ser un producto completamente redondo. Nos estamos refiriendo al maletero. Si bien es verdad que su capacidad no es de las peores del segmento (309 litros), muchos de sus competidores le barren tanto en volumen como en aprovechamiento de las formas.

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Calidad percibida
  • Posibilidades de equipamiento
  • Respuesta del 1.2 T

Mejorable

  • Precio algo elevado
  • Capacidad del maletero
  • Antinieblas trasero

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: más fino que su antecesor

Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020 dinámicas.

31 fotos

Ampliar

El diseño de esta nueva generación parece menos revolucionario, menos atrevido y, a mi juicio, más elegante sin dejar de ser divertido. La verdad es que la parrilla del anterior Corsa no tenía en mí uno de sus principales partidarios. En ese sentido, este nuevo modelo ha sabido evolucionar y combinar de manera más acertada la alegría y la frescura que debe transmitir un utilitario con la deportividad de este acabado GS Line.

Los rasgados grupos ópticos, con tecnología full led de serie, y la enorme toma de aire del paragolpes delantero le dan el toque necesario de agresividad, como también lo hacen las entradas y salidas de aire simuladas que toman protagonismo en los extremos del frontal y de la zaga. El antinieblas trasero le queda visualmente de cine a esta versión. Sin embargo, y aunque no hemos podido cerciorarlo al 100%, creemos que con una niebla intensa es más visible si está integrado en los pilotos o en una parte más alta de donde está.

El color Rojo Incandescente que viste la carrocería de nuestra unidad de pruebas tiene un sobrecoste de 500 euros, el mismo precio que cuesta elegir el techo en otro color (en este caso, negro.) Por último, las llantas opcionales de 17 pulgadas en diseño Diamond Cut (400 euros) calzan unos neumáticos con medida 215/45 que realmente, como veremos después, casan bastante bien con el comportamiento juguetón del coche. En lo que respecta a calidad percibida y ajustes, todo nos ha parecido correcto.

Interior: calidad de PSA

Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020 interior.

31 fotos

Ampliar

En el interior del nuevo Corsa lo primero que se percibe es una mejora sustancial en los materiales y una presencia innegable de elementos que ya conocemos de otros modelos PSA (pantalla y sistema de infoentretenimiento, selector del cambio, mandos del climatizador…) El espacio que hay en las plazas delanteras es muy bueno. El de las plazas traseras no es ninguna maravilla, pero tampoco lo es en ninguno de sus rivales. Lo importante es que dos personas de alrededor de 1,80 metros de estatura pueden viajar sin mucho fastidio.

El maletero sí deja un pelín que desear. La capacidad que homologa es de 309 litros (menos que los Hyundai i20, Kia Rio, Renault Clio o VW Polo) y sus formas hacen que a veces sea complicado cargar según qué objetos sin necesidad de ser demasiado grandes. Por ejemplo, hay que jugar un rato al tetris para lograr encajar dos maletas de cabina.

Por lo demás, el habitáculo del Corsa nos parece muy correcto: la visibilidad es buena; la instrumentación digital, aunque es algo sobria, se lee muy bien; la pantalla ahora está en un lugar mucho más alto de lo que estaba antes y, por tanto, es mucho más ergonómica y nos obliga a desviar mucho menos la mirada de la carretera y los asientos de tela son lo suficientemente confortables como para afrontar viajes largos sin mucha fatiga.

Motor: rabioso y eficiente

Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020 interior.

31 fotos

Ampliar

La combinación mecánica que equipa este Corsa es la misma que mi compañero Rubén Fidalgo probó a lomos del Peugeot 208 GT Line. Se trata del ya conocido 1.2 PureTech tricilíndrico turboalimentado de PSA que, en esta configuración, declara 131 CV a 5.500 rpm y 230 Nm de par a 1.750 rpm. Se asocia sí o sí a la fabulosa caja de cambios automática EAT8 de ocho relaciones y convertidor de par. Tanto el motor como la transmisión destacan por un funcionamiento muy suave a velocidades legales. No obstante, el pequeño bloque PureTech es capaz de brindar unas prestaciones bastante buenas y, como decía, poco habituales en los utilitarios no acompañados por siglas como ST, GTi, GSi…

Como es ya toda una costumbre en los coches modernos, el Corsa también cuenta con un selector de modos de conducción que permite modificar la respuesta mecánica entre Eco, Normal y Sport. El primero hace menos sensible el acelerador y configura la caja de cambios para que tenga engranada siempre la marcha más larga posible. El segundo es el modo más natural para el día a día y busca el equilibrio entre prestaciones y consumo. El más deportivo ordena a la transmisión engranar una marcha más corta (o incluso dos) de la que metería en condiciones normales para revolucionar más el motor y mantenerlo siempre cerca del régimen de máximo rendimiento. Además, el acelerador se vuelve más sensible.

Comportamiento: confort por bandera

Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020 interior.

31 fotos

Ampliar

El coche, pese a lo que pueda parecer su estética deportiva, es bastante cómodo en todas las situaciones. El tarado de su suspensión es más bien blandito, pero no es algo que implique demasiado desequilibrio o una desestabilidad muy acusada a la hora de meternos con él en una carretera de curvas. Lo cierto es que es bastante sencillo de manejar y maniobrar gracias a los sensores y cámara opcionales y, por supuesto, a la caja EAT8, que permite un engranaje de la directa o reversa rapidísimo.

La dirección con asistencia eléctrica, como suele ser habitual en este tipo de direcciones, tiene un tacto bastante artificial. En este sentido, durante una conducción algo más deportiva echaremos en falta una respuesta más directa y una mayor comunicación de lo que ocurre en el asfalto. En cualquier caso, con casi tres vueltas de volante, la dirección es suficientemente precisa. Además, el radio de giro es reducido, algo que facilita los aparcamientos y otras maniobras.

Por supuesto, la ciudad es el hábitat favorito del Corsa. Es una gozada moverte con él por cualquier centro urbano. Pasar por badenes o por trozos de asfalto roto no supone dejarte por el camino buena parte de la columna vertebral, como ocurre con algunos otros coches pequeños.

También es un coche muy válido para afrontar un viaje largo en autovía. Los ruidos por aerodinámica o rodadura, algo notables en el habitáculo, no son para nada molestos y, en este aspecto, no tiene mucho que envidiar a un compacto.

En cuanto a los frenos, se muestran en todo caso efectivos y su tacto es agradable, sin pecar de la esponjosidad que muchas veces vemos en coches destinados a ciudad.

Equipamiento: mucho extra a buen precio

Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020 exterior.

31 fotos

Ampliar

El acabado GS Line es el más alto de la gama y, como tal, dispone de todo lo que los clientes actuales desean en un coche del segmento B… y lo que no tiene, se puede equipar en opción.

De serie trae elementos como control de velocidad con limitador, faros y antinieblas led, luneta térmica, Start&Stop, lunas tintadas, pedales en aluminio, salida de escape cromada, volante de cuero achatado, equipo de audio con 6 altavoces, Bluetooth, pantalla de 7 pulgadas, conectividad por medio de Android Auto y Apple Car Play, kit antipinchazos, llantas de 16 pulgadas y una buena lista de asistentes a la conducción (alerta de cambio involuntario de carril, asistente de arranque en cuestas, asistente de mantenimiento de carril, aviso de colisión frontal con frenada autónoma de emergencia y detección de peatones, detección de fatiga del conductor, reconocimiento de señales de tráfico, etcétera.)

En opción se pueden elegir multitud de cosas más, como el arranque y acceso sin llave, techo panorámico practicable, aparcamiento asistido, control de crucero adaptativo, cámara de visión trasera, detector de ángulo muerto, faros matriciales, retrovisor interior fotosensible, sensores de aparcamiento, tapicería de cuero, ajustes lumbares y asientos eléctricos, climatizador automático, navegación integrada, pantalla táctil de 10 pulgadas, servicios TomTom Live, llantas de 17 pulgadas… Como veis, muchos de estos elementos son más propios del segmento C que del B.

Consumo: lejos del oficial, pero dentro de lo normal

Opel Corsa 1.2 T 130 CV GS Line 2020 dinámicas.

31 fotos

Ampliar

La media de consumo que homologa oficialmente este Corsa en uso combinado es de 5,6 l/100 km. Lo cierto es que durante nuestra semana de pruebas la cifra real ha sido bastante superior, pero en cualquier caso era un valor que esperábamos teniendo en cuenta la potencia que se saca de un motor tan pequeño. A ese número hay que sumar un par de litros más para obtener el valor real. En concreto, haciendo caso al ordenador de a bordo, hemos registrado una media de 7,3 l/100 km. De todo el recorrido, las vías rápidas coparon en torno a un 60%; la conducción en ciudad, un 25%; y las secundarias, el 15% restante. Eso sí, también nos topamos con algún que otro buen atasco…

Por tanto, con los 44 litros de gasolina que acepta el depósito, tendríamos una autonomía aproximada de unos 600 km.

Rivales: rivales del Opel Corsa 1.2 T 130 GS Line

Vehículo

Opel Corsa 1.2T XHT S/S GS-Line AT8 130

Peugeot 208 1.2 Puretech S&S GT Line EAT8 130

Renault Clio TCe GPF RS Line EDC 96kW

Ford Fiesta 1.0 EcoBoost S/S ST Line Red Edition 140

Precio Desde
22.750 €
Desde
24.850 €
Desde
23.310 €
Desde
21.295 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 8 marchas 8 marchas 7 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 130 130 130 140
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,7 8,7 9,0 9,0
Consumo Medio (l/100 km) 4,5 4,5 5,2 4,5
Emisiones CO2 (g/km) 103 103 118 116

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche