Probamos el nuevo Nissan Micra: gasolina y 90 CV para comerte la ciudad41

Probamos el nuevo Nissan Micra: gasolina y 90 CV para comerte la ciudad

20 Julio, 2017 por

El Nissan Micra se renueva con un aspecto mucho más jovial y con unas dimensiones que lo incrustan de lleno en el segmento B, sin medias tintas como en sus anteriores generaciones. La marca nipona, tras la retirada del Note, deja a este modelo como principal protagonista del mercado urbanita; inmediatamente por encima queda el compacto Pulsar.

Nuestra valoración: 7,8 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 8

Notable

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Renovación completa y positiva
  • Nivel de personalización
  • Completo equipamiento

Mejorable

  • Plazas traseras
  • Reducida gama de motores
  • Navegación mejorable

Nissan está a la orden del día en cuanto a actualizaciones se refiere, signo de que le van bien las cosas. Hace pocos días, le tocaba el turno al Qashqai, el modelo SUV más vendido en nuestro país (aquí puedes leer la prueba que hicimos en la presentación del nuevo Nissan Qashqai). Algunos meses antes, a finales de 2016, los de Yokohama presentaban en el Salón de París la nueva generación de su pequeño Micra -como ya te contamos aquí (nuevo Nissan Micra 2017)-, con el que pretenden también romper las previsiones económicas y situarlo como uno de los vehículos preferidos para la ciudad.

Pues bien, esta renovación la han llevado a cabo no dando puntada sin hilo. Me explico: con esta nueva generación (y ya van cinco) de su utilitario, la marca japonesa ha dejado entrever las intenciones y las esperanzas que tiene puestas en él.

En primer lugar, Nissan deja el absoluto protagonismo (y, por ende, las consecuencias de los resultados mercantiles) de su segmento B al nuevo miembro de la familia Micra tras la desaparición del Note. Este cubrirá los dos patrones (Micra anterior y Note); es un buen razonamiento que explica el aumento de sus dimensiones.

Revolución (¿franco?)nipona

Prueba del nuevo Nissan Micra 90 CV gasolina.41
Prueba del nuevo Nissan Micra 90 CV gasolina.

Pero no sólo cambia el exterior -que cambia y mucho- y su tamaño. También lo hace el espacio interior, que se ve beneficiado por ese “estirón” que ha pegado la quinta generación del Nissan Micra y, sobre todo, la calidad de los materiales utilizados para su consecución. Además, a las previsiones del ámbito femenino como cliente objetivo se suman ahora, en un mayor grado, también los adeptos masculinos.

La alianza con la marca francesa del rombo es tangible en este Micra. Más allá de su verídico parecido en la silueta exterior con el nuevo Clio, el bloque motor tiene origen Renault y la pretensión de reducir los consumos con la filosofía downsizing acompañada de la sobrealimentación es una máxima en los modelos más pequeños de ambas compañías. Incluso en el interior se parecen, aunque he de decir que, en rasgos de personalización, gana, con creces, el asiático.

Si hablamos de precios, el nuevo Nissan Micra está disponible a partir de algo más de 10.000 euros en su versión de acceso (motor 1.0 gasolina de 70 CV con acabado Visia). Esta versión más equipada y potente, con un propulsor de 0,9 litros y 90 CV de gasolina con el nivel tope de gama Tekna, ronda los 20.000 euros, algo más de 13.000 euros si nos agarramos a una oferta específica que implica, entre otras cosas, entregar un vehículo en la compra. Se trata de una opción mucho más que recomendable por el completo equipamiento del que goza esta unidad de pruebas, si se tiene la oportunidad económica de escoger.

Las dimensiones del nuevo Micra han crecido considerablemente.41
Las dimensiones del nuevo Micra han crecido considerablemente.

El diseño exterior del Nissan Micra ha cambiado radicalmente. Con esta renovación se acaban las formas redondeadas y, en resumen, la burbuja sobre ruedas que era el anterior modelo -o todas las anteriores, exceptuando únicamente la primera cuadrada que estuvo en el mercado una década, hasta 1992.

Han cambiado, como decimos, sus formas, mucho más lineales, deportivas y atractivas, y han crecido sus dimensiones. Este nuevo Micra es 17 cm más largo, llegando hasta los 4 metros (3.999 mm, exactamente), con lo que hace una inclusión total en el segmento B. Ya no hay dudas entre si es mini o utilitario urbano; ahora su espacio interior aumenta y, por tanto, también el confort que permite sacarlo fuera de la ciudad con más alegría.

De ancho mide 1.743 mm y de alto, 1.455 mm. La batalla crece hasta los 2.525 mm, algo que permite a Nissan decantarse por comercializar exclusivamente el Micra en versión de cinco puertas. Su peso, unos 1.070 kg, lo posiciona como uno de los más ligeros en contraposición con sus rivales. Con todo esto, ahora es un Micra menos “micra”.

El frontal cambia, sobre todo, en longitud. El capó es mucho más largo que el anterior “pelotilla”. Los faros han sido rediseñados con una forma mucho más afilada y deportiva, que acentúan las luces diurnas de led. La parrilla hexagonal del nuevo Micra también da un soplo de aire fresco al modelo, dotándolo de mayor dinamismo y europeización en contraste con su antecesora rejilla fina y horizontal, demasiado asiática. Este rasgo está presente en toda la renovación estética del nuevo Micra, ya que ha sido pensado para el público del Viejo Continente -de ahí también el parecido con el Clio-.

Los parachoques concluyen en una configuración deportiva de pico en sus extremos, sobre los que se sitúan unos antiniebla reestilizados y horizontales que sustituyen los cristales redondos de la anterior generación. La parrilla V-Motion, seña característica de los últimos modelos de Nissan, es lo único que comparten los dos últimos modelos del Micra, aunque en este que probamos gana en tamaño y en sofisticación (la insignia de Nissan, en cromado y sin relieve, la incorpora una superficie cuadrada en negro brillante que preside el frontal).

En la vista lateral, toma importancia la sensación de techo flotante que le da el pilar C pintado en color negro, así como el pomo de apertura de las puertas traseras integrado en el propio pilar. Esta novedad es exactamente la misma que hemos visto con el Suzuki Swift (presentación y prueba del Suzuki Swift 2017) y que no nos termina de convencer. No lo del techo flotante, que evidentemente le da un aire más deportivo y juvenil al coche, sino lo de la maneta. Es una solución incomodísima; de hecho, durante la semana que estuve probando el vehículo, se me resbaló la mano unas cuantas veces cuando iba a abrir alguna de las puertas traseras.

Para hacerlo de forma efectiva, tienes que empeñarte en meter bien todos los dedos de la mano hasta el fondo y, entonces, ejercer la fuerza para abrir la puerta; de lo contrario, tu mano saldrá despedida hacia la dirección en que haces fuerza, arriesgándote a soltar un manotazo a quien quiera que pase por tu lado. Además, teniendo en cuenta que en numerosas ocasiones los ocupantes traseros serán niños, muy probablemente no llegarán a realizar la maniobra por sí solos debido a la altura en la que reposa el pomo. Un tirador tan simple y práctico como el que se acciona para entrar a las plazas traseras hubiera sido la mejor idea.

Por lo demás, la silueta lateral resulta mucho más deportiva, más afilada, con una forma de auténtica cuña que se corta casi súbitamente en la zaga, de no ser por la curva de la luneta trasera. Gracias al techo flotante y a los nervios que recorren la cintura del Micra, queda una atractiva imagen cóncava marcada por los grupos ópticos -delanteros y traseros- que se alargan hasta el lateral. Los espejos retrovisores, situados en un lugar más bajo de lo habitual, y las llantas de aleación Sapphire bitono de 17 pulgadas -exclusivas del acabado Bose- (el acabado Tekna tendría unas ONYX 17”) que montan unos neumáticos Bridgestone 205/45 R17 culminan un perfil con bastante encanto.

La parte trasera, por último, tiene más salida al exterior y abarca los nuevos faros en forma de bumerán. El parachoques termina en su parte más baja con una línea en color distinto al de la carrocería (en las versiones Tekna y Bose Limited Edition) que comparte con el paragolpes delantero y con los retrovisores exteriores, y con un faro antiniebla centrado en lugar de un falso difusor.

Nissan asegura que se pueden realizar 120 opciones de personalización distintas de la imagen del nuevo Micra, entre molduras, vinilos con rayas que atraviesan su figura, embellecedores, llantas…

Todos estos detalles y sus molduras tienen unos perfectos remates que dan una sensación de calidad con solo ver su exterior. La pintura llega hasta las hendiduras de las puertas y capó, lo que se agradece bastante. Después de haber convivido con él durante una semana, los acabados de su exterior me corroboraron la primera idea que vino a mi cabeza con solo verlo: sin ser un vehículo premium -ni pretenderlo-, se antoja, a simple vista, como un gran rival para el Mini 5 puertas (o similar) por la condición de su aspecto.

Te puede interesar...

Christian García

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba