Prueba: Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágatha Ruíz de la Prada 2013

Prueba: Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágatha Ruíz de la Prada 2013

El Nissan Micra acaba de recibir un lavado de cara que le sienta francamente bien, sobre todo en la vista frontal. Hemos podido probar la versión de 98 CV con el acabado especial Ágatha Ruíz de la Prada que añade al acabado Tekna Premium algunos detalles exclusivos. ¿Está a la altura de sus adversarios con esta actualización?

Nuestra valoración: 8,3 Sobresaliente

7

9

7

9

8

10

Destacable

  • Consumos.
  • Equipamiento completo.
  • Imagen desenfadada.

Mejorable

  • Detalles de acabado.
  • Tapicería "poco sufrida".
  • Suspensión seca.

El Nissan Micra es un coche bastante práctico para el día a día en la ciudad. Su peso y su eficiente mecánica de gasolina permiten unos consumos muy ajustados que lo hacen aún más interesante; si a eso le sumamos que los 98 CV dan mucho de sí y nos permiten movernos con una agilidad sorprendente, tenemos un conjunto de lo más apetecible.

Tan solo unos acabados mejorables empañan el resultado. Encontrarse una goma del vierteaguas mal sujeta, la toma de alimentación de 12 V tan cerca de los pies del pasajero (que nos desconectará el cargador del móvil cada dos por tres), etc… no cuadra con la excelente impresión general.

Con la puesta al día realizada hace unos meses y con el equipamiento de la serie especial Ágata Ruíz de la Prada, e lMicra DIG-S dispone de un equipamiento muy completo y el precio, aunque no es un regalo, es bastante interesante.

En definitiva, para el día a día en la ciudad y alguna que otra escapadita, el Micra puede ser una opción muy válida. Cierto, no es el mejor acabado ni el más “chic”, pero es más fácil obviar sus puntos débiles que sus virtudes.

Diseño La imagen del nuevo Nissan Micra

Prueba Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágata Ruíz de la Prada 2013, Baiona, Rubén Fidalgo
Las ópticas traseras también han crecido de tamaño con la puesta al día.
Ampliar

A lo largo de su vida, el Micra ha destacado por contar con un interior muy amplio en relación a su compacto tamaño exterior, algo que continúa así. Su “look” remodelado me resulta agradable, con unos faros delanteros más grandes y un frontal que dota a este nuevo Nissan de una “cara sonriente” que transmite “buen rollo” cuando lo vemos.

La serie especial Ágatha Ruíz de la Prada incorpora algunos elementos distintivos, como las llantas en dos colores (bastante atractivas), los anagramas en los pasos de rueda delanteros y el portón trasero, las alfombrillas ribeteadas, los umbrales de puerta decorados y un equipamiento muy completo. Toma como punto de partida el acabado más alto de la gama, denominado Tekna Sport: techo panorámico, navegador, sistema multimedia con manos libres integrado, llantas de aleación, climatizador automático

La buena impresión inicial se ve empañada con algunos detalles como la goma del vierteaguas del techo fuera de su ranura, el spoiler trasero sobre la luneta no muy bien ajustado (hace ruido al rodar sobre adoquines)… Restan puntos a un coche que, por lo demás, está correctamente realizado.

Interior El Nissan Micra 1.2 DIG-S 98 CV, en el día a día

Prueba Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágata Ruíz de la Prada 2013, interior, Rubén Fidalgo
El interior es amplio y luminoso.
Ampliar

La amplitud interior es una de sus principales virtudes, aunque en las plazas traseras el respaldo no está muy bien resuelto y los viajes largos se hacen algo incómodos debido a la postura de la espalda. En las delanteras, los asientos son sencillos y tienen un mullido duro, pero no fatigan y nos llevan muy erguidos, algo que, junto a una amplia superficie acristalada, favorece la visibilidad.

Aunque la posición al volante es buena, la ergonomía de los diferentes mandos no lo es tanto. El reposabrazos del asiento del conductor no deja alcanzar la palanca de cambios, las teclas que accionan los faros, retrovisores, sensores de aparcamiento, etc… están fuera del alcance de la vista, así como la toma de alimentación de 12 V para el cargador del móvil, que estorba en las piernas del pasajero delantero.

El Micra cuenta con un maletero muy espacioso, ideal para ir a hacer la compra de la semana.

Por la noche, la iluminación no es muy buena, pero por culpa de un mal reglaje de los faros. En la unidad de pruebas, el faro del lado del pasajero apunta muy alto y hacia la izquierda, por lo que para evitar deslumbrar al resto del tráfico he de bajarlos todo lo posible con el mando que hay para ajustarlos en función de la carga del maletero. Siempre me sorprende la poca atención que se presta al reglaje de los faros cuando se realizan las revisiones de pre-entrega en los concesionarios. La mayoría de los coches salen de la cadena de montaje con los faros mal regulados y, aunque es un apartado que está en el check list de la revisión de entrega al cliente, no son pocos los que “pasan la prueba” deslumbrando al resto, como es el caso de esta unidad.

Motor Los 98 CV del Nissan Micra

Prueba Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágata Ruíz de la Prada 2013, Chan da Lagoa, Rubén Fidalgo
Gracias a su mecánica, el Micra es respetuoso con el medio ambiente.
Ampliar

El motor 1.2 DIG-S de 98 CV mueve con un agradable desenfado el Nissan Micra, algo que me sorprende muy gratamente, pues aún tengo fresco el recuerdo de la prueba del Opel Adam 1.4 de 100 CV y, pese a contar con 2 CV menos, el Nissan lo supera en aceleraciones, velocidad… y consumos. Este pequeño propulsor de 3 cilindros es todo un prodigio de la economía: con cifras de apenas 6 l/100km, ahorra más de un litro de carburante respecto al Opel.

Como el coche es compacto, la visibilidad es buena y el motorcito tiene punch, callejear por la ciudad es una gozada.

Comportamiento El Nissan Micra by Ágatha Ruíz de la  Prada, en la pista de pruebas

Prueba Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágata Ruíz de la Prada 2013, Cabo Silleiro, Rubén Fidalgo
En la vista lateral se aprecian sus compactas dimensiones.
Ampliar

Con un esquema de suspensiones tan sencillo y unos frenos de tambor en el eje trasero no es de esperar un comportamiento dinámico excelente, pero el Micra tiene un gran aliado en su peso, bastante contenido, por lo que al final el resultado ha sido mejor de lo esperado.

Los frenos detienen el coche en unas distancias razonables y lo hacen de forma estable, sin zigzagueos de la parte posterior. Su tacto es bueno y se dosifican bien.

En la maniobra de esquiva, el Micra soluciona la papeleta de manera razonable, aunque hay que estar atentos a los movimientos del eje trasero, un poco “saltarín”. Puede darnos un susto si hay algún bache cuando estamos en pleno apoyo, pero afortunadamente el centro de gravedad de este Nissan no está muy elevado. Se agradece, en todo caso, disponer de ESP para mitigar casi por completo la posibilidad de vuelco.

En cuanto a las reacciones del coche, la dirección me gusta por ser bastante rápida. Aunque algo menos de asistencia sería conveniente en carretera, lo cierto es que es un coche con un claro enfoque urbano, donde agradeceremos la suavidad de la dirección en cada maniobra.

En definitiva, el Micra tiene un comportamiento sano y cierta agilidad gracias a su escaso peso, lo que lo convierte en un coche con una buena seguridad activa.

Consumo Nissan Micra: un gasto de combustible ajustado

Prueba Nissan Micra 1.2 DIGS 98 CV Ágata Ruíz de la Prada 2013, interior, Rubén Fidalgo
El motor 1.2 DIG-S es excelente.
Ampliar

En carretera tampoco se desenvuelve nada mal este pequeño nipón: la mecánica lo mueve con mucho desparpajo y los consumos siguen siendo muy ajustados. Si circulamos por zonas interurbanas con medias entre 60 y 80 km/h, podemos llegar a ver cifras que a duras penas llegan a los 5 l/100km.

Su escaso peso y su perfil bastante alto y corto hacen que el Micra sea algo delicado a la hora de conducir con viento lateral; debemos estar atentos en los adelantamientos a los camiones cuando tengamos estas condiciones climatológicas.

En autovía, a 120 km/h, el gasto de combustible se queda en 6,2 l/100 km, lo cual es un dato muy bueno para un motor de gasolina de tan poca cilindrada en un recorrido con 3 puertos de montaña. El par es importante para coronar sin tener que recurrir al cambio, lo que penalizaría los consumos.

Rivales

Micra 1.2 DIG-S Tekna Sport

Desde
15.825 €

Gasolina


marchas

Fiat Punto 0.9 Turbo S&S TwinAir

Desde
15.490 €

Gasolina


6 marchas

85

12,7

4,2

99

Ford Fiesta 1.0 EcoBoost Titanium

Desde
17.725 €

Gasolina


5 marchas

100

11,2

4,2

105

Peugeot 208 1.2 VTi Allure

Desde
16.750 €

Gasolina


5 marchas

82

12,2

4,5

104

Renault Clio TCe eco2 S&S Energy Expression

Desde
15.200 €

Gasolina


5 marchas

90

12,2

4,5

105

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Rubén Fidalgo 7 mayo, 2014

De los motores de 3 cilindros sobrealimentados que he probado, el de este Micra es uno de los más agradables de manejar.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba