Presentación y prueba del Nissan Leaf 2016

Presentación y prueba del Nissan Leaf 2016

23 octubre, 2015

La firma japonesa reafirma su apuesta en el vehículo eléctrico con la actualización del Nissan Leaf. Las mayores novedades residen en su nueva batería, que le permite aumentar la autonomía hasta los 250 kilómetros, y en el nuevo sistema multimedia.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

Diseño 6

Bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 10

Excelente

Destacable

  • Nueva batería
  • Sistema multimedia

Mejorable

  • Diseño
  • Precio

El primer Nissan Leaf salió al mercado en 2010 y, desde entonces, la firma japonesa ha logrado colocar 46.000 unidades en Europa y casi 200.000 en todo el planeta, por lo que se ha convertido en el vehículo eléctrico más vendido del mundo.

Según datos de la marca, un 92% de los clientes de Nissan Leaf se muestra satisfecho con su compra, un 96% lo recomendaría y un 50% nunca volverá a los motores tradicionales de combustión. Estos datos animan a la marca a seguir evolucionando su producto y ampliar la oferta de eléctricos que desde 2012 cuenta también con el Nissan e-NV200, tanto en versión comercial como de pasajeros, que se fabrica en exclusiva para todo el mundo en la planta que la firma tiene en Barcelona.

Sin embargo, cada mercado funciona con su propia lógica y en España los vehículos eléctricos apenas suponen un 1% de las ventas totales. Una de las razones de esta escasa cuota de mercado tiene que ver con la red de infraestructuras, ya que el número de puntos de carga es reducido. Además, los conductores no ven todavía en los vehículos eléctricos una alternativa real. En este sentido, Nissan ha reclamado un mayor esfuerzo a las administraciones públicas, que en países como Noruega se han volcado con la movilidad eléctrica y han llegado a situar al Nissan Leaf como líder del mercado.

Con una autonomía de 170 kilómetros cuando salió al mercado, Nissan realizó mejoras y en 2013 alcanzó una autonomía de 199 kilómetros. Ahora, tras la incorporación de una batería de 30 kWh, el Nissan Leaf alcanza los 250 kilómetros de autonomía. Precisamente, la mayor capacidad de la batería y el nuevo sistema multimedia son las principales novedades del Nissan Leaf 2016.

Llegará al mercado entre finales de 2015 y principios de 2016, pero Nissan seguirá ofreciendo la variante de 2013 con la batería de 24 kWh. Los precios quedan configurados de la siguiente manera:

Nissan Leaf 24 kWk

Leaf FLEX Visia 23.270 euros.

Leaf FLEX Visia+ 24.670 euros.

Leaf FLEX Acenta 27.070 euros.

Leaf FLEX Acenta Limited Edition 27.470 euros.

Leaf FLEX Tekna 29.470 euros.

Nuevo Nissan Leaf 30 kWh

Leaf FLEX 30 kWh Acenta 29.070 euros.

Leaf FLEX 30 kWh Tekna 31.470 euros.

A estos precios habría que sumar el alquiler de la batería que supone 79 euros en su opción más barata (contrato para 36 meses y menos de 12 500 kilómetros al año) y 142 euros en su opción más cara (contrato de 12 meses y 25 000 kilómetros al año). Nissan también ofrece al cliente la posibilidad de comprar la batería, lo que supondría un incremento en la factura final de 5.900 euros. Cabe señalar que, con descuentos y el Plan Movele incluidos, se puede acceder al nuevo Nissan Leaf desde 20.920 euros y al Nissan Leaf con la batería de 24 kWh desde 15.120 euros.

Los principales rivales para el eléctrico de Nissan son: el Renault Zoe, BMW i3, Kia Soul EV y Volkswagen Golf-e.

Diseño La aerodinámica manda

Con el Nissan Leaf 2016 no existe término medio: o te gusta o lo detestas. Es a lo que la marca se arriesga con un diseño tan peculiar. Un diseño que, por cierto, nada tiene que ver con el resto de modelos que ofrece la marca, no tiene ese aire de familia que normalmente encontramos entre los distintos modelos de una misma firma.

Por otro lado, el diseño del Nissan Leaf está totalmente condicionado por la aerodinámica, un punto fundamental en cualquier coche, pero más si cabe en un vehículo eléctrico, ya que puede suponer una diferencia importante en kilómetros de autonomía. En este sentido, resulta curioso, por ejemplo, el diseño de los faros, pensado para dirigir el aire lejos de los espejos retrovisores con el objetivo de eliminar ruidos aerodinámicos molestos.

En la parte frontal del vehículo y tras la insignia de la marca se sitúa la toma de recarga de la batería. De perfil, nos encontramos con un vehículo de 4,45 metros de longitud y en la parte trasera, para mí la más atractiva, unos estrechos faros colocados de forma vertical.

En definitiva, estamos ante un vehículo distinto en todo, también en su diseño, y que no dejará indiferente a nadie.

Interior Nuevo sistema multimedia

El Nissan Leaf está homologado para cinco pasajeros, pero el elevado túnel central hará muy molesto el trayecto para el ocupante de la plaza central. Por el contrario, cuatro pasajeros viajaran con total comodidad, ya que el habitáculo es espacioso. Por su parte, el maletero cubica 370 litros, lo que le sitúa por encima de todos sus rivales eléctricos, y puede llegar a los 912 litros con los respaldos de los asientos traseros abatidos, aunque la superficie de carga no queda plana. Si bien es cierto que supera a todos su rivales eléctricos, también los es que para un coche de 4,45 metros de longitud la capacidad es algo escasa.

Los materiales empleados son en su mayoría plásticos duros, pero son agradables al tacto y los ajustes parecen correctos. Además, más de un 60% de los plásticos utilizados son reciclados.

El panel de instrumentos se divide en dos zonas. En la parte superior se refleja la velocidad a la que circulamos e incluye reloj y temperatura exterior. La zona inferior, más grande, nos muestra, entre otras cosas, la carga de la batería, su temperatura y la autonomía disponible.

Pero la mayor de las novedades en el interior del Nissan Leaf 2016 tiene que ver con el sistema multimedia colocado en la consola central. Se maneja a través de una pantalla táctil de siete pulgadas, cuenta con radio digital de serie, la interfaz es  nueva y puede conectarse a un Smartphone o tablet para, por ejemplo, consultar los puntos de carga cercanos, si éstos están ocupados o no, cuánta carga tiene el coche y la autonomía restante. Además, la aplicación nos permite manejar el climatizador, por lo que podremos enfriar o calentar el habitáculo del coche antes de montarnos e iniciar la marcha.

Motor Silencio absoluto

La novedad principal del Nissan Leaf 2016 es la nueva batería de 30 kWh que lo propulsa. Gracias a un nuevo diseño interior y la introducción de otros elementos químicos en sus electrodos, la batería aumenta la autonomía del Nissan Leaf en 50 kilómetros. Está colocada en el suelo del coche y no ha variado sus dimensiones, pero si ha incrementado su peso en 21 kilos. El nuevo diseño de la batería, que sigue teniendo 192 celdas, ha logrado aumentar un 26% la densidad de la energía y, según Nissan, se usa hasta el 95% de la capacidad de la batería, algo poco habitual, ya que este porcentaje es inferior en el resto de vehículos eléctricos.

Los 109 CV de potencia y los 280 Nm de par máximo que desarrolla mueven con soltura los casi 1.500 kilos de peso del Nissan Leaf 2016. Además, sorprende la respuesta inmediata al acelerador y el empuje que muestra, todo ello combinado, por supuesto, con la ausencia total de cualquier ruido o vibración. Con este motor, el Nissan Leaf acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, un cifra equivalente a la de cualquier otro modelo de potencia similar propulsado por gasolina o gasóleo.

Por su parte, el manejo del cambio es realmente sencillo, ya que se realiza a través de un mando que empujando hacia arriba inicia la marcha atrás y tirando hacia abajo pone la directa. Si se tira una vez más hacia abajo se activa el modo B, el cual está indicado para descensos pronunciados, ya que retiene al vehículo y regenera energía para la batería.

Además del modo B, en el volante existe una tecla que activa el modo Eco. Al igual que el modo B retiene al coche en las fases de deceleración, por lo que la recuperación de energía es mayor, pero, además, limita la respuesta del acelerador.

Comportamiento Gran confort

El Nissan Leaf 2016 sorprende en el apartado dinámico, ya que resulta un coche realmente fácil de conducir y con un nivel de confort sobresaliente. A la espera de una prueba en profundidad, el Nissan Leaf está dotado de una dirección con un grado de asistencia óptimo, ni demasiado blanda ni demasiado dura, y una suspensión que filtra a la perfección las irregularidades del terreno, pero que da la sensación de llevar al coche bien sujeto si afrontamos un tramo de curvas.

Lo más destacado del Nissan Leaf 2016 es su suavidad. El grado de refinamiento es muy elevado, no hay sobresaltos, y resulta un coche muy cómodo, por momentos parece que fueras a los mandos de cualquier berlina Premium. A esta sensación contribuye, sin duda, el silencio que reina en su interior, gracias al motor eléctrico y el buen aislamiento acústico del vehículo.

En definitiva, estamos ante un vehículo perfecto para el circuito urbano. Asimismo, en carretera la sensación es igual de satisfactoria gracias, entre otras cosas, a que entrega su potencia de forma inmediata.

Equipamiento Muy completo el nuevo Nissan Leaf

El nuevo Nissan Leaf con la batería de 30 kWh solo estará disponible con los dos niveles de equipamiento más altos: Acenta y Tekna.

El nivel de acabado Acenta incluye, entre otras cosas, el sistema multimedia con navegación, NissanConnect EV que permite la conexión remota con el vehículo a través del teléfono móvil o PC, llantas de aleación de 16”, sensores de lluvia y luz y retrovisores plegables eléctricamente.

Por su parte, el acabado tope de gama, el Tekna, añade a lo anterior unas llantas de 17 pulgadas, cámara de visión trasera y de 360º, sistema de audio BOSE con 7 altavoces y subwoofer, faros LED y tapicería de piel, entre otras cosas.

Consumo Autonomía suficiente para la mayoría de conductores

El gran caballo de batalla de los eléctricos es la autonomía. El Nissan Leaf con la nueva batería de 30 kWh alcanza los 250 kilómetros, lo que le sitúa como líder frente a sus rivales, pero que algunos puede resultarle escaso. Sin embargo, para el uso que se hace a diario del coche, por la mayor parte de los conductores, estos 250 kilómetros resultarían más que suficientes. ¿Cuál es el problema entonces? La falta de puntos de recarga. En este sentido, hay todavía un largo camino por recorrer, pero si se dispone de garaje propio donde poder colocar un punto de recarga, la autonomía del Nissan Leaf no debería suponer un problema para la gran mayoría de los conductores.

Desde Nissan, han cifrado el coste de electricidad en 3 céntimos por cada kilómetro, es decir, 3 euros cada 100 kilómetros. A esto habría que añadir el coste del alquiler de la batería y el aumento en la factura de la luz por incrementar la potencia contratada.

Al igual que sucede con la cifras de consumo homologadas por los fabricantes para sus coches de combustión, la cifra de autonomía del Nissan Leaf 2016 en condiciones reales de conducción disminuiría frente a los 250 kilómetros homologados.

Durante la presentación, la marca preparó un trayecto de aproximadamente 160 kilómetros que incluía el ascenso y descenso del mítico Coll de Turini. La primera parte del recorrido discurrió por circuito urbano, con mucho tráfico y sin pendientes acusadas. En la segunda parte, hasta encarar la subida a Coll de Turini, circulamos por carreteras secundarias con pendientes y bajadas poco acusadas a una velocidad media de 50-60 km/h. Antes de iniciar el ascenso a 1.600 metros de altitud, la capacidad de la batería se encontraba en, más o menos, un 80%, pero tras coronar el puerto el nivel había caído  por debajo del 50%, algo lógico, ya que es un tramo muy exigente, y que, además, no será el habitual en el propietario de un Nissan Leaf.

Tras el ascenso, comenzamos  la bajada dirección Niza. En este tramo, el coche pudo recuperar hasta un 5% de energía para la batería y nos permitió llegar al punto de destino con el 41% de su capacidad. En definitiva, tras un trayecto exigente de aproximadamente 160 kilómetros, el Nissan Leaf 2016 casi conservaba la mitad de su batería. Es importante señalar que la autonomía se ve fuertemente condicionada por el tipo de conducción que se realice.

Por último, el tiempo de recarga es de 4 horas en una toma de 6,6 kW y 32 A y de 12 horas en una toma de corriente doméstica de 10 amperios. Además, con el sistema de carga rápido (CHAdeMO) en 30 minutos se pude recargar hasta un 80% de la batería.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Antonio 25 noviembre, 2015

A ver el coche convence por todo lo que comentais, pero el precio es muy elevado sinceramente y el diseño francamente mejorable, aunques esto es más subjetivo.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba