Prueba

Prueba Mitsubishi ASX 200 MPI Kaiteki AWD automático 2020

43 fotos

Ampliar

03 de septiembre, 2020

Aunque se ha renovado hace poco, el Mitsubishi ASX es en realidad uno de los SUV compactos más veteranos del mercado. Gracias a su excelente relación precio/producto es una compra interesante y por eso hemos decidido probarlo a fondo.

Mitsubishi ha tomado la decisión de dejar el mercado europeo y tiene lógica. Ya no somos el segundo mercado más importante del mundo y sin embargo seguimos siendo demasiado exigentes en materia de homologaciones y gustos así que nos vamos a perder productos muy interesantes como el Mitsubishi ASX. Durante esta semana probando este Mitsubishi ASX Kaiteki AWD me ha quedado claro que no es el más moderno, ni el que menos consume o el que mejores prestaciones tiene, pero su relación precio/producto sí está entre las mejores del mercado.

Si buscamos un SUV compacto con cambio automático, tracción total, asientos de cuero, techo panorámico… va a ser difícil encontrar algo mejor que este ASX.

Su conducción es muy fácil gracias al cambio CVT y unas suspensiones bastante confortables. El planteamiento del coche es muy coherente con el público al que va dirigido y hace fácil el día a día. Lo más criticable de este coche son sus consumos, que se mueven en el entorno de los 8 l/100 km de media, una cifra alta, aunque no exageradamente.

El Mitsubishi ASX 2020 frente a sus rivales

El Mistubishi ASX milita en el segmento más reñido del mercado, el de los SUV compactos, repleto de novedades y con cada vez más rivales. Sus armas para combatir en esta guerra están en su precio y en la buena imagen que tiene Mitsubishi en nuestro mercado, donde puede presumir de ser una de las marcas con más experiencia en SUV (no olvidemos el formidable Mitsubishi Montero Io).

Los principales rivales de este modelo los tenemos en el Seat Ateca con el motor 1.5 TSi de 150 CV, con el cual el ASX sólo puede competir en equipamiento y precio, ya que si igualamos la dotación de ambos, el Seat sale claramente más caro. Sin embargo, el Seat tiene un diseño más moderno y sus asistentes avanzados a la conducción son de una generación más moderna y eficaces, como el asistente de mantenimiento en el carril, que es más eficaz a la hora de evitar que nos salgamos del carril por un despiste o cansancio.

El otro gran rival es el Renault Kadjar con el nuevo motor 1.3 sobrealimentado de 163 CV. Frente a él el ASX tiene la ventaja de una menor complejidad mecánica, que suele traducirse en un menor coste de mantenimiento. Pero el Renault tiene unos consumos más ajustados y un diseño más actualizado.

Por último, su tercer gran rival lo tiene en su propia casa y es el Mitsubishi Eclipse Cross, con el que comparte algunos elementos. El Eclipse tiene una imagen más moderna y no pierde demasiado en cuanto a espacio interior.

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Confort de marcha
  • Sencillez

Mejorable

  • Sistema multimedia
  • Veteranía
  • Poca variedad mecánica

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Estilo Mazinger

El frontal es la parte más característica del ASX.

43 fotos

Ampliar

El ASX es un joven veterano. Lleva ya una década en el mercado pero su aspecto se ha renovado por completo hace pocos meses con un estilo muy «japo» que no le sienta mal. El frontal es la parte más llamativa, con unos faros muy rasgados (por cierto, full led y con muy buena iluminación, aunque el asistente de luz de carretera no es muy eficaz) y unos antiniebla e indicadores de dirección con forma de «cubitos de hielo», similares a los empleados por Kia.

Las molduras cromadas y la parrilla terminan de configurar un frontal que se ve rotundo y muy llamativo. En la vista lateral lo más destacable son las llantas, con neumáticos 225/55-18 que son excesivos para las prestaciones y tipo de vehículo, pero que cumplen su misión de hacer más atractivo al ASX. Al menos son fáciles de limpiar, aunque perjudican las prestaciones y consumos.

En la parte trasera llama la atención el difusor inferior imitando un cubrecárter de aluminio y el amplio portón, que deja un acceso cómodo al maletero.

Los acabados y ajustes son buenos y el ASX no decepciona. Su relación precio/producto es excelente.

Interior: Sencillo y práctico

El interior es espacioso y práctico, aunque sobrio.

43 fotos

Ampliar

En el interior hay menos cambios estéticos que en el exterior y se nota en él más el paso del tiempo. Esto no es necesariamente malo, porque lo cierto es que la calidad de materiales y ajustes es muy buena y que los mandos giratorios de la climatización son más cómodos de manejar que los táctiles de las pantallas digitales, pero los rivales tienen un aspecto más moderno, no necesariamente mejor.

La postura de conducción es correcta y podemos ajustar el asiento y la columna de dirección a nuestro antojo. Las plazas delanteras tienen mucho espacio y son cómodas para viajar, aunque los asientos son excesivamente duros y no sujetan nada la espalda, que resbala en el cuero en cada curva.

Las plazas traseras tienen buen espacio para las piernas y entrar y salir del coche es cómodo por la altura a la que están los asientos respecto a nuestra cadera cuando estamos fuera del coche.

El maletero tiene una buena capacidad y unas formas muy aprovechables. Podemos aumentar su volumen abatiendo los respaldos traseros, que están divididos en 2/3-1/3.

La vida a bordo del Mitsubishi ASX es cómoda, con un buen aislamiento acústico y bien dotado en elementos de confort. Los mandos principales están bien ubicados y son accesibles, salvo algunas teclas como las que accionan el start & stop o el asistente de mantenimiento en el carril, demasiado bajas y apartadas de la vista del conductor.

Motor: Voluntarioso

El cambio automático condiciona su temperamento.

43 fotos

Ampliar

Aunque en la ficha técnica adjunta veas que se trata de un motor sobrealimentado por turbo, no hagas caso. Se trata de un 2 litros atmosférico, el mismo que equipa el Outlander, pero con una unidad de mando con la electrónica modificada para rendir 150 CV y un par máximo de 195 Nm.

Es una mecánica muy sencilla y robusta que va asociada a una caja de cambios de variador continuo que cuenta con 6 relaciones predefinidas para «simular» un cambio manual cuando accionamos las levas. Este tipo de transmisión es muy confortable y fácil de utilizar y, aunque suelen ser un poco escandalosas porque el motor se pone a régimen de potencia máxima cuando pisamos el acelerador y recuerda a un coche manual cuando le patina el embrague, en el caso del ASX no se comporta nada mal ni es muy escandalosa. Tras un período de adaptación resulta muy cómoda y suficientemente eficiente.

En el caso de la unidad probada disponemos del sistema AWD de tracción total con reparto variable. Realmente el ASX podríamos decir que es un tracción delantera que acopla el eje trasero cuando el delantero patina. Con una tecla ubicada en la consola por delante del selector del cambio podemos variar el tipo de tracción entre tres modos:

  • 2WD: es un tracción delantera. En este modo ahorramos algo de combustible.
  • Auto: es tracción delantera pero predispuesto a mandar algo de potencia al eje trasero. Es el ideal para condiciones adversas como lluvia, frío, etc.
  • AWD Lock: simula un bloqueo del diferencial central. Es el modo que debemos emplear en condiciones de muy baja adherencia (mucha nieve, hielo, barro…) o si estamos practicando conducción off-road.

Comportamiento: Confortable y fácil

El confort manda sobre la eficacia.

43 fotos

Ampliar

En el ASX prima el confort y la facilidad de conducción por encima de otras cualidades, como es lógico en un vehículo de estas características. Las suspensiones filtran bien las irregularidades, aunque el eje trasero es algo brusco en el rebote a la hora de pasar por bandas reductoras de velocidad o pasos de cebra elevados.

El ASX es un coche muy fácil de conducir en ciudad gracias a su cambio automático, una buena visibilidad y que sus dimensiones no son exageradas. El cambio CVT es muy suave en las maniobras de aparcamiento y muy adecuado para un uso urbano.

En carretera tiene unas reacciones seguras en todo momento. La dirección puede resultar demasiado blanda por una excesiva asistencia, pero es coherente con el tipo de coche y el público al que va dirigido principalmente. Los frenos tienen un buen tacto y se dosifican bien. En tramos virados la carrocería balancea bastante, pero esto no afecta a la trayectoria. Los problemas vienen por el eje trasero, que tiende a rebotar si en pleno apoyo pasamos por algún corte en el asfalto o bache.

A la hora de realizar adelantamientos el cambio CVT proporciona las máximas prestaciones y mantiene el motor a régimen de potencia máxima mientras mantengamos el acelerador pisado a tope. No son fulgurantes las aceleraciones pero sí suficientemente seguras y correctas para un coche de 150 CV.

En los viajes por autopista se agradece el confort y el silencio de la mecánica que se mantiene a un régimen por debajo de las 3.000 rpm salvo en las pendientes más pronunciadas, donde el CVT eleva el régimen y sí se oye claramente el motor dentro.

En curvas rápidas tiene suficiente aplomo y resulta un coche muy agradable para viajar en familia. Es fácil de conducir y sus reacciones no nos meterán en compromisos.

Aunque esta versión cuenta con tracción total, sus neumáticos 100% de asfalto y su altura libre al suelo hacen que no podamos hablar de un todo terreno. Pese a ello, no se desenvuelve nada mal fuera del asfalto, siempre que tengamos en cuenta sus limitaciones. El sistema de tracción total es rápido a la hora de mandar par al eje trasero cuando el delantero se satura y con el bloqueo central (que se desbloquea automáticamente al aumentar la velocidad) podemos salir del apuro en varias ocasiones.

Equipamiento: Excelente para su precio

Su equipamiento es muy completo para su precio.

43 fotos

Ampliar

El acabado Kaiteki es el más alto que ofrece Mitsubishi y está muy bien dotado. Es uno de los principales motivos del éxito de ventas del Mitsubishi ASX, que su relación precio/equipamiento es de las más competitivas del mercado.

Este ASX viene muy bien dotado en materia de confort, con elementos como el asiento del conductor con reglaje eléctrico, climatizador automático, techo panorámico (además con una persiana de gran calidad y completamente opaca que aísla también del calor y del frío), tapicería de cuero, asientos calefactados, volante multifunción, etc.

En el apartado de la seguridad y ADAS (asistentes avanzados a la conducción), también está bien servido y ofrece sistemas como el asistente de luz de carretera, la alerta de salida del carril, cámara de marcha atrás con guías, control de crucero adaptativo, alerta de colisión, etc.

El otro gran grupo de elementos de equipamiento es el que tiene que ver con la conectividad, y aquí nos encontramos con un sistema que carece de navegador integrado, pero que cuenta con Android Auto, de modo que vamos servidos para no perdernos. La calidad del sistema multimedia es correcta, con una pantalla táctil grande y de buen funcionamiento, aunque dispone de pocas aplicaciones y menús y sus gráficos son un poco anticuados.

En definitiva, por lo que cuesta este Mitsubishi ASX Kaiteki obtenemos un coche muy bien equipado y a un precio muy competitivo, que es su principal atractivo.

Consumo: Algo elevado

Los consumos son elevados.

43 fotos

Ampliar

La aerodinámica y el cambio CVT pasan factura en los consumos de este Mitsubishi, que supera las cifras homologadas. Su autonomía ronda los 600 km.

En ciudad el consumo medido durante la prueba ha llegado a los 9,7 l/100 km, frente a los 8,7 l/100 km homologados.

En carretera, la cifra oficial es de 6,5 l/100 km, un valor que sólo es obtenible si nada de tráfico y siendo muy cuidadosos con el acelerador. En condiciones normales, manteniendo cruceros entre 70 y 90 km/h y con algún adelantamiento, el consumo medio en carretera ha sido de 7,3 l/100 km.

Esta cifra sube hasta los 8,4 l/100 km de media de consumo en autopista a 120 km/h.

Rivales: Rivales del Mitsubishi ASX 2020

Vehículo

Mitsubishi ASX 200 MPI Kaiteki+ 4WD CVT

Seat Ateca 1.5 EcoTSI S&S Xcellence 4Drive DSG

Mitsubishi Eclipse Cross 150 T Kaiteki Black Edition CCS 4WD 8CVT

Renault Kadjar 1.3 TCe GPF Black Edition 117kW

Precio Desde
33.000 €
Desde
34.730 €
Desde
39.100 €
Desde
31.520 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 1 marchas 7 marchas 8 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 150 150 163 160
Aceleración 0-100 km/h (s) 12,2 9,2 10,4 9,9
Consumo Medio (l/100 km) 7,3 6,5 7,7 5,9
Emisiones CO2 (g/km) 167 149 175 134

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche