Prueba Mini John Cooper Works

Prueba Mini John Cooper Works

14 diciembre, 2015

Los 231 caballos que propulsan la variante más radical de la marca lo convierten en el Mini más potente de la historia. Examinamos a fondo el Mini John Cooper Works.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

7

8

8

7

6

6

Destacable

  • Imagen
  • Cambio automático
  • Sonido

Mejorable

  • Precio
  • Equipamiento de serie
  • Ventanillas sin marco

Mini John Cooper Works. El histórico apellido que acompaña a esta variante del compacto coche británico ya nos da una pista de lo que nos encontraremos tras el volante: potencia y deportividad.

Pero hagamos un poco de historia, ¿quién era John Cooper? Este inglés, nacido en 1923, fue una de las personalidades más destacadas del mundo del motor durante finales de los años 50 y la década de los 60. Su compañía Car Cooper Company, fundada en 1947, revolucionó el mundo de la Fórmula 1 gracias, entre otras cosas, a la obtención del campeonato mundial en 1959, siendo la primera vez que un monoplaza de motor trasero se alzaba con la victoria. ¿Y su relación con Mini? Atraído por la original concepción del coche creado por Sir Alec Issigonis, que le otorgaba gran estabilidad y agilidad, John Cooper decidió potenciar el motor y dotarlo de los elementos necesarios para convertirlo en un coche de rally. De esta forma, logró ganar el mítico Rally de Montecarlo en 1964, 1965 y 1967. En 1966, una decisión de los organizadores le arrebató injustamente la victoria al coche británico. Desde entonces, John Cooper y Mini estarían ligados para siempre, de forma que las versiones más potentes y prestacionales  del Mini llevarían el apellido Cooper.

Pero volvamos al presente. Esta es la segunda generación del Mini John Cooper Works desde que BMW tomó las riendas de la compañía británica y, gracias a los 231 CV y 320 Nm de par que desarrolla su motor de 2 litros, se ha convertido en el Mini más potente fabricado hasta la fecha.

El Mini John Cooper Works cuenta con un precioso diseño, un original interior y un comportamiento a la altura de su motor. ¿Lo malo? Un precio que supera los 30.000 euros y que, en el caso de la unidad de pruebas, se va por encima de los 40.000 euros debido al equipamiento opcional.

Entre los rivales del Mini más radical podemos encontrar el Ford Fiesta ST, Volkswagen Polo R WRC o Audi S1.

Diseño Un Mini con músculo

Prueba Mini JCW
El Mini John Cooper Works radicaliza su imagen.
Ampliar

Si a un coche  ya de por si atractivo le añadimos una serie de elementos que radicalizan su imagen, el resultado es perfecto. Este es el caso del Mini JCW, que, gracias al kit exterior que incorpora, subraya su carácter exclusivo y señala que estamos ante un vehículo de altas prestaciones.

En el frontal, el Mini John Cooper Works sustituye la parrilla de lamas horizontales por una de nido de abeja, sin duda mucho más agresiva y atractiva. Además, cambia la línea cromada de las versiones normales por una en color rojo que resalta la deportividad del modelo. Pero lo más impactante de su vista frontal es el prominente paragolpes y las grandes entradas de aire con las que cuenta. No solo estética es lo que mueve a este diseño, ya que las tomas de aire que están situadas en los extremos, ocupando el lugar de los faros antiniebla, responden a la necesidad de una mayor ventilación para el motor y los frenos. Por contra, la abultada parte inferior del paragolpes la hace más propensa a recibir golpes al aparcar. El diseño se completa con una entrada de aire adicional sobre el capó y unos faros de LED bordeados del anillo de luz diurna.

En el lateral, nos encontramos con taloneras y pasos de rueda específicos para este modelo, y unas llantas de 17 pulgadas, que en el caso de la unidad de pruebas son las opcionales y tienen un precio de 100 euros. A diferencia del Mini 5 puertas, el John Cooper Works ha optado por unas ventanillas sin marco, por lo que su habitáculo queda menos aislado del exterior y, además, da la sensación de una peor calidad de construcción.

En la parte posterior, toman el protagonismo un alerón de techo y, de nuevo, un voluminoso paragolpes trasero que integra en el centro la doble salida de escape.

Además, el logo de John Cooper Works se puede encontrar en la parrilla, portón trasero y, de perfil, integrado en las luces intermitentes. Otro de los elementos que contribuyen a aumentar el atractivo del Mini más radical es el color rojo de techo y retrovisores en contraste con el de la carrocería que, por cierto, es exclusivo de esta versión, se denomina “Rebel Green” y tiene un sobrecoste de 880 euros.

El Mini John Cooper Works tiene una longitud de 3,87 metros y un coeficiente aerodinámico de 0,34 Cx. Resulta curioso que la resistencia al aire de la versión más deportiva del Mini sea superior a la de su versión inmediatamente inferior, el Cooper S, que registra 0,31 de Cx. Sin embargo, desde la marca se justifica este incremento por la necesidad de añadir unos elementos que aumenten el caudal de aire y proporcionen una mayor ventilación.

En definitiva, el diseño y detalles con los que cuenta el Mini JCW denotan que estamos ante un vehículo especial. Uno de esos coches que consiguen que las cabezas se giren a su paso para volver a verlo.

Puedes ver todos los detalles del exterior del Mini JCW en la galería de fotos.

Interior Luces y sombras en el habitáculo del Mini JCW

Mini JCW interior
Diseño original y atractivo como corresponde a la marca.
Ampliar

El diseño de la consola no tiene pega, es original y encaja a la perfección con esa necesidad de diferenciación y exclusividad de la marca. Sin embargo, el panel de instrumentos, montado sobre la columna de la dirección, no es lo suficientemente grande, por lo que la pantalla digital que incluye y nos proporciona datos como el consumo o autonomía es demasiado pequeña. Por otro lado, la marca ofrece de manera opcional el sistema Head Up Display (550 euros), que muestra, entre otras cosas, datos de navegación de forma muy clara y mitiga las deficiencias de un panel de instrumentos demasiado minimalista.

En cuanto a la calidad de los materiales y acabados, no hay queja, son buenos  y los ajustes muy correctos. Solo una cosa decepciona en este apartado, y es el tacto de los interruptores de estilo vintage colocados en el techo y bajo los mandos de la climatización. No esperaba que fueran de metal, pero el plástico empleado no da la talla para un vehículo de estas características. Por otro lado, el Mini JCW cuenta con varios detalles exclusivos, como los pedales de acero inoxidable combinados con un apoyapié del mismo material, el guarnecido del techo en color oscuro o la palanca de cambios y umbrales de puerta con diseño John Cooper Works.

Además, la unidad de pruebas contaba con varios detalles opcionales que contribuían a aumentar el atractivo visual del habitáculo: detalles en rojo para la consola y paneles de puerta (100 euros), volante Mini Yours (100 euros) y la tapicería mixta de Alcantara y piel (1.700 euros).

Uno de los puntos más destacables en el interior del Mini John Cooper Works son sus asientos con el reposacabezas integrado, ya que cuentan con un diseño llamativo y una comodidad y sujeción lateral notables. Además, una buena postura de conducción se alcanza con facilidad gracias, también, a la regulación en altura y profundidad del volante. Por el contrario, las plazas traseras son exiguas, prácticamente testimoniales, si piloto y copiloto miden 1,80 metros o más. Por su parte, el maletero cubica 211 litros, cuenta con un doble fondo y carece de rueda de repuesto.

Por otro lado, el sistema multimedia, aunque en un principio no es demasiado intuitivo, una vez te haces con él es rápido y fácil de manejar a través de los mandos situados tras la palanca del cambio. Sin embargo, que la marca no haya optado por incluir, también, el manejo táctil de la pantalla me parece imperdonable a estas alturas. Por ejemplo, introducir una dirección en el navegador, que, por cierto, cuenta con unos gráficos sobresalientes, sería mucho más sencillo.

En definitiva, el habitáculo del Mini John Cooper Works tiene luces y sombras. Unas sombras que empañan el resultado final, que podría haber sido muy bueno de no ser por esos detalles que le restan algunos puntos.

Puedes ver todos los detalles del interior del Mini Joh Cooper Works en la galería de fotos.

Motor El Mini de serie más potente de la historia

Mini-John-Cooper-Works-motor
El Mini John Cooper Works monta un bloque de dos litros que desarrolla 231 CV y 320 Nm de par.
Ampliar

El motor de la versión más radical del Mini es, básicamente, el mismo que monta el Mini Cooper S, pero convenientemente modificado para alcanzar los 231 CV de su ficha técnica y convertirse en el Mini más potente fabricado hasta la fecha.

Los cambios efectuados al bloque gasolina de 4 cilindros y 2 litros de cubicaje afectan principalmente al turbo, que está construido  con un material que soporta mayores temperaturas y ofrece mayor presión de carga, por lo que los pistones también han sido rediseñados reduciendo su nivel de compresión para soportar esa mayor sobrealimentación. Asimismo, el sistema de escape deportivo, responsable del delicioso sonido que emite el coche, también ha sido desarrollado de forma específica para el Mini John Cooper Works.

La unidad de pruebas montaba un cambio automático de convertidor de par y seis relaciones. Funciona muy bien, la transición entre marchas es rapidísima y merece la pena el desembolso extra que conlleva (1.950 euros). El comportamiento del cambio es todo lo deportivo que uno pueda esperar. En modo manual, se puede manejar mediante las levas colocadas en el volante o con la palanca, que sube de marchas si tiramos de ella y que reduce empujando. Además, es completamente obediente, ya que, al fijar una marcha, no pasará a la siguiente hasta que lo ordenemos, a pesar de estar en el corte de inyección.

Con este motor y asociado a la caja automática, el Mini John Cooper Works es una autentica bala que acelera de 0 a 100 km/h  en 6,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 246 km/h.

Puedes ver todos los datos técnicos del Mini JCW en Autocasion.com

Comportamiento El Mini John Cooper Works es un coche muy ágil

Prueba Mini John Cooper Works
El Mini JCW cuenta con tres modos de conducción.
Ampliar

El Mini John Cooper Works se encuadra en el selecto club de los coches hechos por y para el disfrute del conductor, donde atributos como la comodidad, practicidad o funcionalidad pasan a un segundo plano. De esta forma, estamos ante un coche con el que, sin duda, nos lo pasaremos bien, muy bien, en una carretera de curvas, pero que en ciudad o por una autovía o carretera con el asfalto en malas condiciones no nos resultará tan gratificante.

Al igual que el motor, el chasis del Mini John Cooper Works también ha sido revisado y cuenta con varias modificaciones respecto a la versión convencional. Así, la suspensión recibe cambios en ambos ejes con la incorporación de materiales más rígidos y ligeros y unas barras estabilizadoras más gruesas. Además, es el primer Mini en contar con suspensión adaptativa que se modifica a través de los distintos modos de conducción: MID, Sport y Green.

En modo Sport, el Mini John Cooper Works saca a relucir todo su potencial. El motor responde con inmediatez a las demandas del pie derecho, la dirección y suspensión se endurecen y el cambio automático modifica su gestión para retener el cambio de marcha. Además, aumenta el sonido del motor a través de unos altavoces colocados en el suelo del habitáculo y el sistema de escape “petardea” de tal manera que de inmediato se nos dibuja una sonrisa en la cara.

En modo Green, el Mini JCW prioriza el mínimo consumo posible. Para conseguirlo, actúa, entre otras cosas, sobre el cambio automático, ya que cambia antes de marcha y reduce el régimen del motor. Además, un indicador nos señala, en el panel de instrumentos, los kilómetros de más que hemos ganado. Por su parte, el modo MID es el que está establecido por defecto cuando arrancamos el motor y el que usaremos la mayor parte del tiempo.

En ciudad, el buen radio de giro y las compactas dimensiones del Mini JCW nos permiten ratonear con facilidad y se convierte en buen aliado para callejear o encontrar aparcamiento. Sin embargo, la suspensión penaliza el confort, ya que, a pesar de contar con amortiguadores de dureza variable, la rigidez es notable en cualquiera de sus dos posiciones y sentiremos el paso por cada badén o bache con el que nos crucemos en nuestro camino. Además, la reducida altura respecto al suelo y una visibilidad algo limitada pueden hacer que nos sintamos algo encajonados, si, por ejemplo, nos encontramos en mitad de un atasco.

En vías rápidas, el Mini John Cooper Works muestra un comportamiento impecable. La sensación de aplomo es sobresaliente y la inmediata respuesta al acelerador hace que los adelantamientos sean coser y cantar, lo que aumenta la sensación de seguridad a sus mandos. Sin embargo, si transitamos por una autovía con el asfalto en mal estado o irregular, la sonoridad que se filtra al interior llega a ser molesta. La suspensión, neumáticos de perfil bajo y unas ventanillas sin marco son los responsables de romper nuestro buen feeling con el Mini.

Sin duda, donde más se puede disfrutar el  Mini John Cooper Works es en una carretera de montaña o tramo con curvas. La dirección Servotronic no llega a tres vueltas de volante entre topes y es extremadamente precisa. Además, el sistema de control dinámico de tracción (DTC) incluye el sistema EDLC, una especie de diferencial autoblocante electrónico,  y el Performance Control, que limita el subviraje. Estos efectivos sistemas, unidos al bajo centro de gravedad, hacen que el Mini John Cooper Works vaya agarrado al asfalto y consiga un excelente paso por curva, eso sí, siempre que el firme esté en buen estado. Con un asfalto en malas condiciones, la excesiva rigidez de la suspensión y los neumáticos de bajo perfil hacen que el coche pierda precisión, ya que las ruedas van botando y se pierde adherencia debido a que el coche va por las crestas de los baches.

Para terminar de redondear el conjunto, cuenta con un equipo de frenos firmados por el especialista Brembo y unos faros con tecnología LED de serie. Al realizar una frenada de emergencia, la estabilidad es total en el Mini JCW. Por su parte, la intensidad que nos proporciona el sistema de alumbrado permite un mayor descanso cuando se circula de noche.

En definitiva, el Mini John Cooper Works es divertido, pero además seguro. Rápido de reacciones y muy ágil, disfrutaras enlazando una curva tras otra.

Equipamiento El equipamiento de serie del Mini JCW es escaso

Prueba Mini John Cooper
La unidad de pruebas contaba con las llantas de 17 pulgadas opcionales.
Ampliar

El Mini John Cooper Works cuenta con un equipamiento de serie que no es ni mucho menos generoso, ya que por un elemento tan básico como el Bluetooth habrá que desembolsar 160 euros.

Entre el equipamiento de serie del Mini John Cooper Works encontramos, entre otras cosas, llantas de 17 pulgadas, control de crucero con función de frenado, sensor de luces, climatizador y faros con tecnología LED.

Como es habitual en la marca, la lista de opcionales es amplia. Concretamente, la unidad de pruebas contaba, entre otros extras, con asistente de aparcamiento (830 euros), Head Up Display (550 euros), acceso sin llave (300 euros), sistema de navegación profesional con pantalla de 8,8 pulgadas (2.200 euros) y equipo de audio Harman Kardon de 12 altavoces (850 euros).

En definitiva, el Mini John Cooper Works cuenta con lo más básico; el resto se deberá pagar como un extra y la factura final puede ser más abultada de lo razonable. En el caso de la unidad de pruebas, el precio final supera los 43.000 euros, una cifra nada desdeñable, si tenemos en cuenta que el precio de partida es de 32.400 euros.

Puedes ver todo el equipamiento del Mini John Cooper Works en su ficha técnica.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ABS
  • Indicación presión neumáticos
  • Piloto antiniebla trasero
  • Control dinámico de estabilidad (DSC)
  • ESP
  • Llamada de emergencia inteligente
  • Airbag frontales conductor y acompañante, 6 airbags: 2del
  • Sensor de colisión
  • Fijación para asiento infantil Isofix
  • Airbag
  • Distribución electrónica de la fuerza de frenado

Equipamiento Opcional

  • 360 €Control de distancia en aparcamiento (PDC) trasero
  • 149.99 €Faros LED con función ampliada
  • 260 €Paquete de visibilidad
  • 100 €Sistema de fijación para asiento infantil Isofix
  • 360 €Cámara para marcha atrás
  • 1050 €Driving Assitant
  • 830 €Asistente de aparcamiento
  • 265.01 €Faros antiniebla de LED
  • 335 €Dispositivo de alarma

Confort

Equipamiento de Serie

  • Dirección asistida
  • Línea interior Carbon Black
  • Cambio automático
  • Combinación Tela/Dinámica Carbon Black
  • Toberas del limpiaparabrisas calefactables
  • Bisel del panel central Schwarz
  • Juego de reparación de neumáticos
  • botón de arranque/parada incl
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Cierre centralizado mando a distancia
  • Spoiler trasero
  • Superficie interior Black Chequered
  • Servotronic
  • Paquete de iluminación
  • Alfombrillas de velours
  • Paquete de compartimentos
  • Asientos JCW
  • Control de crucero con función de frenado
  • Llantas aleación 17´´ John Cooper Works Race Spoke plateadas 7Jx17 con neumático 205/45R17, funcionamiento en caso de avería como opción
  • Tren de rodaje de serie
  • Caja de cambios Steptronic Sport
  • Función Start/Stop automática

Equipamiento Opcional

  • 100 €Color interior Satellite Grey
  • 100 €Superficies interiores Dark Silver
  • 300 €Acceso confort
  • 880 €Pintura MINI Yours Lapisluxury Blue
  • 200.01 €Pintura sólida Pepper white
  • 200.01 €Neumáticos con funcionamiento en caso de avería
  • 1199.99 €Llantas aleación 18´´ Cone Spoke plateadas
  • 1500 €Cuero Cross Punch Carbon Black
  • 1700 €Cuero Lounge Satellite Grey
  • 100 €Línea interior Dark Truffle
  • 100 €Línea interior Glowing Red
  • 1300 €Llantas aleación 18´´ Mini Yours Vanity Spoke 2 tonos
  • 115 €Franjas JCW
  • 499.99 €Pintura metalizada Melting Silver
  • 160 €Retrovisor interior antideslumbrante automático
  • 525.01 €Pintura metalizada British Racing Green
  • 525.01 €Pintura metalizada Thunder Grey
  • 115 €Líneas negras en el capó
  • 235 €Carriles longitudinales para la baca
  • 650 €Combinación tela/leatherette Black Pearl
  • 525.01 €Control electrónico de la suspensión
  • 210 €Paquete de retrovisores exteriores
  • 310 €Calefacción de los asientos delanteros
  • 950 €Techo de cristal panorámico
  • 260 €Pintura super sólida Moonwalk Grey
  • 880 €Pintura MINI Yours Rebel Green
  • 100 €Llantas aleación 17´´ Track Spoke negras 7Jx17 con neumático 205/45R17 88W, funcionamiento en caso de avería como opción
  • 1700 €Combinación Dinámica/Cuero Carbon Black
  • 250 €Mini Yours Interior Style Fibre Alloy
  • 499.99 €Pintura sólida Volcanic orange
  • 260 €Pintura Moonwalk Grey
  • 100 €Superficie interior Piano Black
  • 100 €Superficie interior Firework
  • 425 €Espejos retrovisores interior y exteriores ajuste automático antideslumbramiento
  • 300 €Acristalamiento de protección solar
  • 50 €Línea cromada exterior
  • 1199.99 €Llantas aleación 18´´ Cone Spoke blancas
  • 650 €Combinación tela/cuero Diamond Satellite Grey
  • 1500 €Cuero Cross Punch Dark Truffle
  • 100 €Línea interior Satellite Grey
  • 100 €Línea interior Shadow Grey
  • 1700 €Cuero Lounge MINI YOURS Carbon Black
  • 350 €Mini Yours Interior Style Dark Cottonwood
  • 446.66 €Control de crucero activo
  • 160 €Reposabrazos delantero
  • 525.01 €Pintura metalizada Midnight Black
  • 525.01 €Pintura metalizada White Silver
  • 115 €Líneas blancas en el capó
  • 95 €Carcasas de los espejos retrovisores exteriores cromadas
  • 650 €Combinación tela/cuero Diamond Carbon Black
  • 155 €Línea cromada interior
  • 390 €Volante deportivo de cuero MINI Yours
  • 525.01 €Pintura metalizada Electric Blue
  • 100 €Llantas aleación 17´´ track Spoke plateadas 7Jx17 con neumático 205/45R17, funcionamiento en caso de avería como opción
  • 800 €Llantas aleación 18´´ Cup Spoke 2 tonos 7,5J x 18 /neumáticos con funcionamiento en caso de avería 205/40 R18
  • 250 €Mini Yours Interior Style Off-White
  • 499.99 €Pintura sólida Chili Red
  • 260 €Pintura Moonwalk Grey

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Paquete de fumadores
  • Ordenador de a bordo
  • Teleservices
  • Volante multifuncional
  • Radio MINI CD
  • Mini Connected

Equipamiento Opcional

  • 212.04 €Paquete Cockpit Chrono
  • 2000 €Wired
  • 420.01 €Intercambiador DVD de 6 discos
  • 160 €Dispositivo manos libres Bluetooth
  • 550.01 €Mini Head-Up Display
  • 849.99 €Sistema de altavoces HiFi Harman Kardon
  • 849.99 €Sistema de navegación Mini
  • 200.01 €Sintonizador DAB
  • 530 €Radio MINI Visual Boost
  • 400 €Preparación para teléfono móvil ampliada Bluetooth

Otros

Equipamiento de Serie

  • Tornillos antirrobo para las llantas
  • Cierre automático al arrancar
  • Selección de vehículos relevantes para el COP
  • Velocímetro con totalizador kilométrico
  • Versión de idioma español

Consumo En ciudad, el consumo del Mini JCW se dispara

Mini JCW
El Mini JCW tiene un depósito de 44 litros.
Ampliar

Las cifras oficiales que ofrece la firma británica para su Mini más radical están bastante alejadas de la realidad, ya que los  5,7 l/100 km de media, los 7,2 l/100 km de consumo urbano y los 4,9 l/100 km en carretera son difícilmente alcanzables.

En autopista a una velocidad de 120 km/h, el ordenador de a bordo del Mini marcó una cifra media de consumo de 6,1 l/100km. Sin embargo, a esa misma velocidad, pero con el control de crucero activado, la media subía a los 6,8 litros. Esta diferencia se debe a que con el control de crucero se desactiva la función de rueda libre.

En ciudad, el consumo no bajó en ningún momento de los 8 litros con tráfico fluido. Si tropezabas con un atasco, la cifra de consumo se iba con facilidad a las dos cifras.

Además, el Mini John Cooper Works cuenta con un depósito de tan solo 44 litros, por lo que el indicador de la gasolina baja con rapidez y las visitas a la gasolinera son más frecuentes de lo deseado.

Puedes ver aquí todos los datos técnicos del Mini JCW.

Ficha

Carrocería

  • Largo 3.874 mm
    Ancho 1.727 mm

    Alto
    1.414 mm

  • Batalla (mm)
  • Capacidad del maletero min/max (l) /
  • Peso (kg)1.700
  • CarroceríaBerlina
  • Número de puertas3
  • Número de plazas4

Motor

  • CombustibleGasolina
  • Cilindrada (cm3)1.998
  • Número de cilindros4
  • SobrealimentaciónTurbo

Transmisión

  • TracciónTracción delantera
  • Tipo de transmisiónAutomática secuencial
  • Número de marchas6

Prestaciones

  • Potencia (kW)170
  • Potencia (CV)233
  • Par (Nm)320
  • Velocidad máxima (km/h)246
  • Aceleración 0-100 km/h (s)6,1

Consumos y emisiones

  • Urbano (l/100 km)7,2
  • Carretera (l/100 km)4,9
  • Medio (l/100 km)5,7
  • CO2 (g/km)133
  • Depósito de combustible (l)44

Rivales

Mini John Cooper Works Aut.

Desde
35.249 €

Gasolina

Automático
6 marchas

233

6,1

5,7

133

Fiesta 1.60 EcoBoost ST

Desde
22.825 €

Gasolina

Manual
6 marchas

182

6,9

5,9

139

S1 2.0 TFSI quattro

Desde
36.352 €

Gasolina

Manual
6 marchas

231

5,8

7,0

162

208 1.6 GTi by Peugeot Sport

Desde
27.800 €

Gasolina

Manual
6 marchas

208

6,5

5,4

125

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Alfonso 15 diciembre, 2015

Pepinazo!!!!

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba