Mazda3 5p Skyactiv-G 2.0 Luxury Premium, a prueba un compacto muy especial59

Mazda3 5p Skyactiv-G 2.0 Luxury Premium, a prueba un compacto muy especial

22 Junio, 2017 por

Hemos probado la versión ‘hatchback’ del compacto Mazda3 en su variante 2.0 gasolina 120 CV y nos ha dejado un aliento de auténtico coche premium. ¿Quieres conocer más sobre el pequeño modelo de la “M” voladora? Lee nuestro análisis exhaustivo.

Nuestra valoración: 8,8 Sobresaliente

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 8

Notable

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 10

Excelente

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Confort
  • Dirección
  • Respuesta del motor atmosférico en altas

Mejorable

  • Aislamiento interior
  • Cuero blanco fácilmente ensuciable
  • Potencia en bajas vueltas

Hablar de Mazda es hablar de calidad. En los motores y en los acabados, aunque, muchas veces, la gente lo desconozca por no tratarse de una marca puntera en ventas o tradicionalmente europea. No por eso es una marca sin historia o sin su correspondiente bagaje a las espaldas. Como te explicamos en este reportaje (Qué significa el logo de Mazda), su nacimiento se remonta hasta 1920.

Si bien debemos entregar el honor de ser el modelo icono del fabricante japonés al roadster líder del mercado, el MX-5 o Miata, para los amigos y amantes más cercanos al biplaza, no es menos cierto que cada vez más gente conoce cómo son los demás modelos de la “M” voladora y qué características los constituyen. A esto añadiría que quien se monta y conduce un Mazda termina repitiendo.

En esta ocasión, ponemos a prueba el compacto de la serie: el Mazda3. Y en un segmento tan competido como es el de los compactos, la firma tenía que añadir un plus. Junto a este coche se encuentra una variante de cuatro puertas conocida como SportSedán. Se diferencia del modelo básico del segmento C en que su parte trasera es más alargada y deportiva. Pero no hemos probado (todavía) esta carrocería. Nos hemos enfocado en la versión más vendida de ambas, la hatchback. Las medallas del negocio siguen siendo para los dos SUV de la casa: el CX-5 es el Mazda más vendido en nuestro país en lo que llevamos de año, con 2.017 unidades, seguido del CX-3, con 1.723.

Pero, si hablamos de cómo está el mercado español en relación a esta firma nipona, tendremos que subrayar que, pese a esa cierta incomprensión de la que os hablaba antes y según los datos de Anfac, Mazda lleva vendidos 6.700 coches en el presente 2017 (de los cuales 1.642 corresponden al Mazda3). Por comparar con toda otra leyenda del Sol Naciente, ha matriculado poco menos del doble que Honda.

Novedades en el Mazda3 de 2017

El color Soul Red es ya un distintivo de Mazda.59
El color Soul Red es ya un distintivo de Mazda.

El Mazda3 se actualizó a finales de 2016 con cambios estéticos muy sutiles en el exterior -paragolpes, faros y parrilla- y aún más leves en el interior, que sí ganó en ergonomía. La modernización del lavado de cara llegó cargada, eso sí, en el apartado de equipamiento. Sobre todo en lo referente a asistentes de conducción y seguridad.

La unidad de pruebas que ha pasado por nuestras manos es la de gasolina con motor 2.0 de 120 CV y acabado Luxury Premium con paquetes Safety, cuero blanco y navegador. Esta motorización (con bloque atmosférico) es la que más clientela de Mazda3 comprende.

La versión de acceso de este modelo está disponible a partir de 18.350 euros. No obstante, con el nivel de equipamiento citado, el precio de esta unidad asciende a 27.465 euros (sin contar con la pintura metalizada Soul Red, que tendría un sobrecoste de otros 670 euros). Se trata de una cifra que para nada se antoja elevada con la cantidad de elementos que incluye, entre ellos una dirección amparada por el G Vectoring Control que tanto me ha sorprendido.

Hay que destacar que me ha dejado un sabor de boca de absoluto premium, a pesar de no estar considerado como tal. Los detalles del habitáculo, las líneas originales y tan poco comunes de su diseño y la buena respuesta de su motor han hecho que así me lo pareciese (hasta que ves la llave, que bien podría tratarse del mando con el que se pasan las diapositivas de una presentación). Con estas dosis de anticipo que pueden equipararlo a un modelo de carácter selecto -siendo bastante más barato- y sin más dilación, entramos en el análisis en profundidad de este Mazda3.

El exterior del Mazda 3 es atractivo y posee un alto grado característico.59
El exterior del Mazda 3 es atractivo y posee un alto grado característico.

Como apuntábamos anteriormente, el reciente restyling que ha experimentado el Mazda 3 ha resultado bastante tenue. (Por no hacerte coger una lupa y revisar una a una las esquinas de cada fotografía, te los explicaré con palabras). Sus dimensiones se componen de los 4.470 mm de longitud, 1.795 mm de anchura y 1.450 mm de altura, con una batalla de 2.700 mm. La anchura de vía delantera es de 1.555 mm y la trasera, de 1.560 mm. En perfectos estándares de compacto.

El frontal ha sido retocado, sí. Pero muy poco. Que, por otra parte, se entiende: si las cosas están bien, ¿para qué cambiarlas? En concreto, su parrilla, sus parachoques y -en mayor medida- los faros. Continúa con las líneas horizontales muy marcadas en su cara, muy agresiva. El logo de la marca se ha situado ahora más céntrico en la rejilla. Los faros se han pulido para incorporar la luz diurna de led alargada y lo que sí es más notorio es el nuevo antiniebla (sí, tiene antiniebla; deja la lupa y ve a por el microscopio), ubicado en los extremos del paragolpes, bajo los intermitentes.

No vamos a negar que su tamaño es ridículo, pero lo cierto es que me sorprendí a mí mismo cuando los encendí en la noche. ¡Alumbraban! Sí, ya sé que no se deben encender cuando no hay niebla, pero -tranquilos- sólo lo hice para probarlos en un entorno sin circulación. No pude, evidentemente porque las condiciones climatológicas no me dejaron, probarlos con niebla. Y esa es la espinita que me llevo, porque de haber alumbrado como lo hacían sin niebla, me hubieran sorprendido aún más gratamente. Nos apuntamos esa asignatura pendiente para próximamente.

También son minúsculos los intermitentes incrustados en los retrovisores exteriores. Estos, incluso, se ven menos que los antiniebla.

El aspecto lateral es todavía más deportivo, con una imagen de cuña que resalta su largo capó acabado en corte. Las llantas que monta esta unidad son de aleación de 18 pulgadas, calzadas en unos 215/45 R18. Los voladizos tienen unas dimensiones generosas y, a pesar de tener una suspensión blanda y unas grandes llantas, el comportamiento dinámico es fabuloso. No hay ni un ápice de molestia por botes o réplicas en baches.

La zaga es, desde mi punto de vista, el contrapunto a la parte delantera. Contrarresta la belicosidad de las líneas horizontales con formas redondeadas, acentuadas con los grupos ópticos en forma de bumerán y con la configuración del portón del maletero. La deportividad no cesa y la doble salida de escape, una en cada extremo, da un punto canalla y precioso a la trasera del Mazda 3.

Para acabar este punto sobre el diseño, hay que decir que el color Soul Red no sólo le sienta de maravilla (como a cualquier Mazda, ya se ha convertido en una seña de la marca), sino que está conseguido hasta en las zonas plásticas de los parachoques y cualquier hendidura exterior. Los acabados son, insisto, de automóvil selecto. Superan con creces los generalistas. Por dar alguna de arena, las cubiertas de los retrovisores exteriores me parecieron algo endebles al tacto, pero en realidad no es nada que afecte a la estética ni a la seguridad. También podría ser mejorable la parte baja del parachoques trasero; ese plástico negro afea la belleza de la doble salida y bien podría estar pintada del mismo rojo carrocero.

Te puede interesar...

Christian García

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba