Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015

Con la cuarta generación del Mazda MX-5, la marca japonesa sublima un concepto de automóvil que existe desde antes del origen de esta saga en 1989, una idea que nació cuando en 1962 el genio de Colin Chapman presentó el primer Lotus Elan.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

7

8

9

7

7

6

Destacable

  • Es un icono.
  • Diversión y facilidad de conducción.
  • Relación precio/disfrute.

Mejorable

  • Pantalla multimedia fija.
  • ABS con mal asfalto.
  • Consola central.

La fórmula de la Coca Cola puede que sea secreta, pero la de un roadster que te arranque una sonrisa es una vieja conocida.Existe casi desde que se inventó el automóvil y se sublimó cuando Colin Chapman fundó su propia marca de automóviles y creó el Lotus Elan en 1962. Chapman era un visionario, siempre tuvo claro que el peso era el enemigo a batir, fue pionero en aprovechar la aerodinámica para anclar el coche al asfalto (efecto suelo) y patentó el chasis “backbone“. Este tipo de bastidor es una espina dorsal (de ahí su nombre) con forma de doble “Y”. Las ramas de una de las “Y” soporta las suspensiones delanteras y la otra las traseras, mientras que su unión forma una viga central. Esta construcción logra una rigidez extrema y es muy ligera.

Los ingredientes para cocinar un Lotus Elan son:

  • Un peso reducido.
  • Un motor ligero, ágil y colocado entre el eje delantero y el trasero para evitar los pesos en voladizo.
  • Un centro de gravedad bajo.
  • Un bastidor rígido.
  • Una dirección precisa.
  • Unas suspensiones con una buena geometría.
  • Tracción trasera.

Ni más ni menos, éste parece haber sido el requisito en el cuaderno de cargas del proyecto del Mazda MX-5, tanto en el original presentado en 1989 como en el de la prueba de hoy, el Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, la cuarta generación del “Miata, como se conoce en medio planeta.

Con esta receta, la marca japonesa ha logrado un éxito rotundo de ventas, siendo uno de los descapotables más vendidos de todos los tiempos y mejor valorados, algo que no me extraña: en cuanto lo pruebas, quieres uno.

Sí, los hay más potentes, los hay más lujosos, los hay más equipados… incluso los hay más bonitos, pero los coches con los que uno puede disfrutar tanto como con el Mazda MX-5 se cuentan con los dedos de las manos y, si buscamos uno por debajo de los 30.000 euros, nos sobra una mano y media.

El secreto del MX-5 es que enamora tanto a los que nos apasiona conducir como a los que simplemente quieren tener un coche bonito y que ande bien. Sólo hay un momento en el que uno deja de disfrutar del MX-5, cuando lo tiene que dejar aparcado y alejarse de él.

La prueba del Mazda MX-5 2015 en vídeo

Diseño Mazda MX-5 2015: cariño, he encogido el F-Type

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, Puebla de Sanabria, Rubén Fidalgo
El Mazda MX-5 tiene un diseño que parece un Jaguar F-Type a escala.
Ampliar

No hay duda de que el MX-5 recuerda al Jaguar F-Type, pero a escala. Tanto por sus proporciones como por sus líneas, especialmente en la vista trasera (donde los característicos pilotos son claros protagonistas) el pequeño roadster japonés recuerda al felino británico. Esto no es malo en absoluto, no creo que nadie se ofenda porque le digan que se parece a Paul Newman, pero sí le resta algo de originalidad.

En el caso concreto de la unidad de pruebas, me encanta la combinación de su pintura “Soul Red” con la capota en negro. Tal vez las llantas de 17 pulgadas se vean pequeñas con el color grafito, pero su medida es perfecta, no necesita más diámetro (205/45-17), aunque algo más de perfil sí le vendría bien para llenar mejor el paso de rueda y de cara al comportamiento dinámico, como veremos más adelante.

Los acabados son muy buenos y la pintura los resalta con su peculiar brillo metalizado. La capota tiene un buen ajuste y no entra nada de agua ni de aire por sus juntas, pero aísla poco del ruido y del frío, aunque tenemos una buena calefacción, reforzada por los asientos, así que esto no supone un problema.

Siempre he creído que un descapotable debe tener el techo de lona. Ha nacido para ir descubierto, cerrarlo es, simplemente, un mal necesario a veces. En ese sentido me encanta ver que el nuevo MX-5 dispone de una capota clásica y que ésta es de accionamiento manual, lo cual aporta varias ventajas:

  • Menos peso.
  • Más rápida (puedes ver en el vídeo, en apenas 2 segundos descapotas).
  • Más segura.
  • Menos averías.
  • Más barata.

Al ser tan pequeño, capotar y descapotar se hace con un solo gesto y sin tener que movernos demasiado.

Una vez descapotado es cuando mejor se aprecia lo bonito que es este coche. Los arcos antivuelco están perfectamente disimulados tras los reposacabezas de los asientos, la inclinación del marco del parabrisas, las anchas caderas que dejan espacio al eje trasero, los cortos voladizos… el Mazda MX-5 es precioso se mire por donde se mire, aunque personalmente me habrían gustado más unos faros algo más grandes.

Las puertas tienen un buen tramaño y dejan un buen acceso al interior aunque tengamos el techo cerrado. Su ajuste también es bueno y transmiten sensación de robustez al cerrarlas.

Para no comprometer la rigidez del chasis, la tapa del maletero es muy reducida. Tampoco es que haya mucho espacio en el que meter grandes bultos una vez abierta, pero sí que resulta algo estrecha y su apertura te obliga a mancharte las manos pulsando un botón sobre la matrícula, expuesto a las salpicaduras y suciedad que levantan las ruedas traseras.

Un detalle que me parece imperdonable es la antena de la radio fija. Además de parecerme anti estética, por dos veces salieron disparadas mis gafas al intentar coger bultos del maletero, no entiendo por qué no la integran en el parabrisas delantero o la hacen retráctil.

Puedes ver todos los detalles del Mazda MX-5 en la galería de fotos.

Interior Mazda MX-5 2015: fuera lo superfluo

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, interior, Rubén Fidalgo
El interior del Mazda MX-5 tiene todo lo necesario para disfrutar de cada minuto en él.
Ampliar

El interior del Mazda está pensado para disfrutar del coche y de la conducción. Sus materiales son buenos y logran combinar detalles retro, como los paneles de puerta en el color de la carrocería, con las últimas tecnologías de su sistema multi media.

Un detalle que me parece imperdonable en un coche en el que el conductor y la conducción son protagonistas es que no tenga regulación en profundidad del volante. También me habría gustado que el selector del cambio estuviese en una postura algo más elevada. La consola en la que se ubica es completamente horizontal y hace que rocemos con la muñeca la ruleta del sistema de info entretenimiento en algunas ocasiones, además de golpear con el codo en los posavasos que hay entre los respaldos traseros.

Por lo demás, la postura de conducción es perfecta. Los pedales no pueden estar mejor colocados para hacer un punta tacón de libro, el volante es redondo y de dimensiones perfectas, la instrumentación muy clara, los mandos tienen buen tacto… todo ayuda a sentirnos agusto en el MX-5.

Con este acabado se dispone de unos asientos firmados por Recaro (que este año está de aniversario) y que son una garantía de confort y buena sujección.

La buena sensación que transmite en el exterior se confirma en el interior, con unos materiales y ajustes de calidad. La única nota negativa la he encontrado en el forro interior de la capota en el contorno superior de la luneta trasera, que a veces se salía del sitio y quedaba colgando y tapando la mitad de la luneta, pero en un minuto vuelves a colocarla en su sitio.

Los mandos están bien ubicados y rápidamente le coges la medida al coche. Un buen detalle de ergonomía es que los altavoces del sistema manos libres están en los reposacabezas, de forma que te oyen y se oye la conversación perfectamente aunque vayamos descapotados.

No hay guantera, ni tampoco gavetas en las puertas. Los únicos huecos que tendremos para dejar cosas son una pequeña tapa en la consola central y un cajón en el mamparo entre los asientos. No hace falta nada más, así no hay cosas dando tumbos por el coche cuando nos sintamos retozones en una zona virada.

Aunque el habitáculo es pequeño, no resulta claustrofóbico. Yo mido 1,85 m y soy corpulento y en ningún momento me he sentido encajonado o he tenido dificultad de movimientos en el interior de esta mascota.

Puedes ver todos los detalles del interior del Mazda MX-5 en la galería de fotos.

Motor Mazda MX-5 2015: para qué quieres más

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, motor, Rubén Fidalgo
El motor tiene una buena respuesta y el cambio un tacto delicioso.
Ampliar

Con 160 CV y 200 Nm puede que a más de uno le parezcan pocos, pero la verdad es que no hacen falta más para disfrutar como un niño en una juguetería, hacer adelantamientos con seguridad, o simplemente movernos con soltura en el tráfico urbano gracias al buen par motor que entrega esta mecánica de 2 litros.

Aunque tiene una zona entre 4.000 y 6.000 rpm muy buena, la verdad es que su progresión es muy lineal, algo que facilita mucho su conducción para cualquiera. Entre los elementos de tecnología Skyactiv que están presentes en este motor (a la última en tecnología) está el sistema i-eloop. Este dispositivo permite que el alternador sólo recarge en las fases en las que levantamos el pie del acelerador o frenamos. Esto reduce el consumo. Para cargar bien la batería (que me ha sorprendido por sus compactas dimensiones) se ayuda de un sistema con condensadores.

La caja de cambios manual de 6 velocidades tiene un selector con un tacto delicioso, de recorridos mínimos y bien marcados. Mazda siempre ha dado en el clavo en este apartado, pero en el MX-5, además, tiene la ventaja de que el selector y el cambio están muy juntos, por lo que su timonería es mínima y su precisión máxima. Sus desarrollos son correctos para esta mecánica, aunque personalmente me habría gustado tener una primera un poco más larga, acortar los desarrollos de segunda y tercera y dejar las 3 últimas tal y como están. De este modo se podría disfrutar más todavía en zonas muy retorcidas, que es donde de verdad uno se enamora perdidamente de este roadster.

Todos los datos del Mazda MX-5 en su ficha técnica.

Comportamiento Mazda MX-5 2015: para todos los gustos

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
El Mazda MX-5 está pensado para disfrutar de la conducción en todo momento.
Ampliar

Si hasta ahora me ha gustado mucho este coche, en este apartado es donde definitivamente me enamoro del MX-5, aunque confieso que me gustó más en su día el Subaru BRZ, que me resultó más cómodo para sacarle la quintaesencia al volante. El Mazda tiene algo menos de potencia pero su peso también es menor (sólo 1.090 kg, una gozada), por lo que su relación peso/potencia es muy pareja. El problema tampoco está en que uno sea coupé y otro roadster. El Mazda MX-5 tiene un chasis que me ha encantado por su rigidez, sin apenas torsiones aunque estemos forzando al máximo en los peraltes, impresiona en este aspecto. El motivo por el que me gustó más el BRZ es porque me resultó más progresivo y dócil a la hora de recuperar el control. El Mazda es más nervioso y tiene un ángulo de giro en la dirección algo menor, por lo que no permite que “crucemos” tanto el coche como el Subaru y podamos volver a enderezarlo. La dirección también tiene menos autocentrado, lo que hace que uno tenga que ser más rápido de manos para deshacer el contravolante cuando recuperamos al línea recta. El escaso perfil del neumático (un 45% de 205 mm) tampoco ayuda a que sea muy progresivo cuando uno rompe la adherencia. Para mi gusto (seguramente un piloto con más manos lo encuentre perfecto como está…) subiría un poco el perfil del neumático para hacerlo más progresivo y que no rompa tan bruscamente al iniciar la derrapada. También le daría un poco más de avance al eje delantero para que tuviese un poco más de autocentrado sin tocar convergencias.

Como digo, esto es por rizar el rizo, porque tal y como es el MX-5 me ha parecido una auténtica pasada y te hace disfrutar como un adolescente enamorado tanto si quieres ir a fondo con él como si te apetece pasear tranquilamente, disfrutando de un día soleado de otoño, una noche de verano o cualquier día, porque si no está para descapotar, lo cierras y la diversión sigue.

La agilidad del MX-5 es impresionante y reacciona a los cambios de masas que provoquemos con los pedales de forma casi instantánea. El poco peso hace que tenga pocas inercias. Su reparto de masas natural casi del 50% sobre cada eje hace que resulte fácil transferir masa a uno u otro eje según necesitemos, su bajo centro de gravedad hace que apenas balancee… es un coche diseñado por amantes de la conducción, pero que han logrado que cualquiera, hasta la más tranquila de las abuelitas, disfrute a sus mandos.

El diferencial trasero autoblocante pone la guinda a un pastel delicioso y es imprescindible en un coche como éste.

En ciudad no resulta demasiado incómodo y la visibilidad es correcta aunque llevemos el techo cerrado. El problema es ir sentado tan bajo en un océano de ballenas SUV que apenas nos dejarán ver lo que pasa delante de nuestras narices.

A la hora de viajar por autovía, su corta batalla no supone un problema en curvas rápidas, aunque, como es lógico, no podemos pretender el aplomo de una berlina familiar en estas situaciones.

En el circuito de A Pastoriza, explorando al máximo los límites, el MX-5 sobresale. La maniobra de esquiva es un juego de niños, la frenada de emergencia no supone el menor problema y su capacidad para enlazar curvas es prodigiosa. Un detalle que sí que cambiaría es la forma en la que se desactiva el control de estabilidad. Me parece maravilloso que sea 100% desconectable, pero su inhabilitación debería requerir un pequeño protocolo para evitar desconectarlo por accidente cuando lo que realmente querías desconectar era el start & stop, por ejemplo. Basta una leve pulsación para desactivar el ESP. Creo que una pulsación debería desconectar el control de tracción y una segunda pulsación prolongada (algo que no puede suceder de forma accidental) sí desactive el ESP.

En definitiva, el Mazda MX-5 me ha parecido una maravilla en el apartado dinámico, capaz de hacer disfrutar al más purista y al más tranquilo. Como anécdota, y como muestra de su docilidad, en el viaje me sorprendió una fuerte nevada nocturna en el Alto del León. Pese a ir con neumáticos de verano, tratarse de un tracción trasera y con temperaturas de 0ºC con nieve sobre el asfalto, simplemente usando marchas largas y algo de mimo con el gas, no tuve el menor problema para superar la situación.

Todos los datos del Mazda MX-5 en su ficha técnica.

Equipamiento Mazda MX-5 2015: tiene lo más importante

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, Sanabria, Rubén Fidalgo
El Mazda MX-5 está muy bien equipado para lo que se ha diseñado: disfrutar.
Ampliar

EuroNCAP ha negado la quinta estrella en sus ensayos al nuevo Mazda MX-5 por no contar con algunos elementos de seguridad proactiva y asistencia a la conducción que se están estandarizando en la actualidad. En mi opinión, el concepto de “asistencia a la conducción” y roadster son antagónicos. Para que otro conduzca por mí ya está el taxi y el autobús. Esto no significa que el MX-5 no cuente con alerta de cambio de carril, sensores de ángulo muerto, sensor de lluvia y de luz…. al contrario, todo ello se une al navegador, a los faros full LED, al equipo de sonido, control de crucero automático con limitador de velocidad, asientos de cuero calefactados… la verdad es que por poco más de 30.000 euros tener un descapotable precioso y que va de cine me parece un regalo, sinceramente.

El sistema multimedia cuenta con una pantalla de buenas dimensiones que es táctil siempre que estemos detenidos. Una vez en marcha, todo debe manejarse desde la ruleta que hay entre los asientos para evitar distracciones al conductor. Su funcionamiento es bueno y su manejo intuitivo tras unos breves minutos de aprendizaje.

Cierto que hay coches más equipados en el mercado, pero ninguno tiene la capacidad de seducción de este coche por este precio.

Todos los datos del Mazda MX-5 en su ficha técnica.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • DSC + TCS
  • Luces diurnas LED
  • Control de Ángulo Muerto (BSM)
  • Pack Sport Sistema de iluminación direccional (AFLS)
  • Control de estabilidad (DSC) con control de tracción (TCS)
  • Sensores de aparcamiento
  • Barra antitorsión
  • Faros antiniebla
  • ABS + EBD
  • Airbags frontales y laterales
  • Faros Full LED: Luces delanteras y traseras con tecnología LED
  • Detector de tráfico trasero (RCTA)
  • Control de luces de largo alcance (HBC)
  • Testigo presión neumáticos
  • Sistema de iluminación direccional (AFLS)
  • Airbags frontales y de cortina
  • Sistema de alerta de cambio involuntario de carril (LDWS)
  • Control de Ángulo Muerto avanzado (BSM)

Confort

Equipamiento de Serie

  • Climatizador
  • Cierre centralizado
  • Tapicería cuero
  • Dirección asistida
  • Pomo y palanca de cambio exclusivos en cuero
  • Retrovisor interior antideslumbramiento automático
  • Control de crucero
  • Acceso inteligente sin llave
  • Llantas aleación 17´´ Bright Silver 205
  • Retrovisores eléctricos
  • Diferencial trasero autoblocante
  • Climatizador automático bi-zona
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Retrovisores exteriores en color de la carrocería
  • Deflector trasero
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Techo de lona
  • Asientos calefactados delanteros
  • Retrovisores exteriores plegables eléctricamente y calefactados
  • I-Stop & i-Ellop
  • Aire acondicionado
  • Sensor lluvia y luces
  • Suspensión deportiva (amortiguadores Bilstein)
  • Retrovisores calefactados y eléctricos
  • Volante y palanca de cambios de cuero
  • Asientos Recaro

Equipamiento Opcional

  • 550.01 €Pintura metalizada Premium Soul Red
  • 400 €Pintura metalizada
  • 550.01 €Pintura metalizada Premium Machine Gray

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Navegador
  • Bluetooth
  • 2 conectores USB y entrada Auxiliar (AUX)
  • Radio AM/FM con 4 altavoces
  • 6 altavoces
  • 9 altavoces
  • Ordenador de abordo
  • Sistema de sonido BOSE
  • Volante de cuero con mandos de control de audio
  • Radio digital DAB
  • Sistema MZD Connect con pantalla táctil de 7´´ y mando HMI Commander
  • Ordenador de viaje

Otros

Equipamiento de Serie

  • Botón de arranque

    Consumo Mazda MX-5 2015: gracias por ser ligero

    Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
    El Mazda MX-5 tiene unos buenos consumos gracias a su ajustado peso.
    Ampliar

    El peso es siempre un enemigo para conseguir unos buenos consumos y el Mazda tiene una importante aliada en su ligereza. No hay muchos deportivos que homologuen unos consumos de 6,6 l/100 km de media, con un gasto de 8,7 l/100 km en ciudad y 5,4 l/100 km en carretera. En esta ocasión tampoco he logrado las cifras homologadas, salvo en ciudad (que es donde suele haber más divergencia), donde apenas he llegado a los 9 l/100 km, casi un calco de la cifra homologada.

    En carretera, con cruceros entre 70 y 100 km/h, el consumo medio practicando una conducción natural asciende a 6 l/100 km, si bien es cierto que con algo de esfuerzo se puede reducir esa cifra.

    A la hora de viajar por autovía a 120 km/h la media sube hasta los 6,5 l/100 km con la capota cerrada y 6,7 l/100 km si vamos descapotados, un valor muy bueno.

    Con apenas 48 litros de capacidad, el depósito proporciona una autonomía que ronda los 600 km sin problemas.

    Todos los datos del Mazda MX-5 en su ficha técnica.

    Ficha

    Carrocería

    • Largo 3.915 mm
      Ancho 1.735 mm

      Alto
      1.230 mm

    • Batalla (mm)
    • Capacidad del maletero min/max (l) /
    • Peso (kg)1.260
    • CarroceríaRoadster
    • Número de puertas2
    • Número de plazas2

    Motor

    • CombustibleGasolina
    • Cilindrada (cm3)1.998
    • Número de cilindros4
    • Sobrealimentación--

    Transmisión

    • TracciónTracción trasera
    • Tipo de transmisiónManual
    • Número de marchas6

    Prestaciones

    • Potencia (kW)118
    • Potencia (CV)160
    • Par (Nm)200
    • Velocidad máxima (km/h)214
    • Aceleración 0-100 km/h (s)7,3

    Consumos y emisiones

    • Urbano (l/100 km)8,7
    • Carretera (l/100 km)5,4
    • Medio (l/100 km)6,6
    • CO2 (g/km)154
    • Depósito de combustible (l)48

    Rivales

    MX-5 2.0 Luxury Sport Soft Top

    Desde
    30.800 €

    Gasolina

    Manual
    6 marchas

    160

    7,3

    6,6

    154

    BRZ 2.0R Sport

    Desde
    30.900 €

    Gasolina

    Manual
    6 marchas

    200

    7,6

    6,9

    161

    Z4 sDrive20i

    Desde
    43.500 €

    Gasolina

    Manual
    6 marchas

    184

    6,9

    6,8

    159

    Abarth 595C 1.4T-Jet Competizione180

    Desde
    28.000 €

    Gasolina

    Manual
    5 marchas

    180

    6,7

    6,0

    139

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Paco González 22 enero, 2016

    Muy buena prueba y precioso coche. ¿Donde la habéis realizado? El sitio es precioso.

    Rubén Fidalgo 22 enero, 2016

    Hola Paco, me alegro de que te haya gustado la prueba y hayas disfrutado con la galería de fotos y el vídeo. Gran parte de las fotos están hechas en la zona de Puebla de Sanabria y el Lago de los Peces, también en la zona de Sanabria. Otras están realizadas en las inmediaciones del circuito de A Magdalena (en el ayuntamiento de Forcarei) y en Baiona. Un saludo!.

    Daniel 20 abril, 2016

    Estoy pensando seriamente en comprar este coche en la versión de 160cv. He probado la de 131cv y se me queda muy corta. Vengo de 250cv

    No lo he podido probar pero tengo pánico a que no sean suficientes esos 160cv. Quiero un deportivo divertido y también me gusta mucho correr. ¿Culminara mis expectativas este coche?

    Rubén Fidalgo 22 abril, 2016

    Hola Daniel, todo depende del peso del coche que tengas actualmente. El Mazda MX-5 tiene un peso bastante contenido que hace que 160 CV rindan bastante y su chasis es muy ágil. Si sigues teniendo dudas al respecto, siempre puedes esperar a la llegada del Abarth 124 Spider, con 10 CV más y más par gracias a la sobrealimentación. UN saludo y gracias por tu comentario.

    Ir arriba