Prueba

Prueba de la Mahindra GOA pick-up 2019: una aliada en el trabajo

33 fotos

Ampliar

23 de septiembre, 2019

Arrancamos, activamos la reductora y os contamos qué sensaciones nos ha dejado la nueva Mahindra GOA pick-up en conducción 4x4... ¿Es una buena opción para las labores de campo?

Mahindra ha decidido apostar fuertemente por el mercado español -uno de sus principales cobijos en Europa tras Italia- con una gama mejorada y con la disposición de aumentar el reducido número actual de concesionarios y locales de posventa. Para ello confía en el juvenil citySUV KUV100, en el 5+2 XUV500 y, por supuesto, en la punta de lanza que representa su pick-up. Además, en 2020 y 2021 lanzará el XUV300 (una especie de Ford EcoSport que se beneficiará de la asociación que los indios tienen con la marca del óvalo) y su versión eléctrica. De momento, nos vamos a centrar en el modelo que más conocemos. Durante esta prueba de la Mahindra GOA pick-up 2019, apellidada años atrás también como Bolero y Genio, vamos a analizar cómo ha evolucionado con respecto a la anterior versión y cuáles son sus cualidades camperas.

Estos son los Mahindra de ocasión que hay en España

La GOA lleva en nuestro país desde 2006 y ha registrado ya un volumen de ventas a nivel mundial que supera las 100.000 unidades. De ellas, más de 2.000 circulan por el Viejo Continente (como decíamos, Italia y España sobre todo) y se comercializa en más de 30 países distintos. En concreto, la nueva versión se denomina GOA Pik-up Plus y llega con una ligera mejora tecnológica en apartados como la seguridad, el infoentretenimiento o el confort. Sin embargo, pese a que pretende ser una alternativa más económica que las Toyota Hilux, Mitsubishi L200 o Ford Ranger, su precio hace que no podamos catalogarla precisamente como un producto muy asequible (al menos, no si medimos con la misma vara aspectos como el equipamiento o la comodidad.

Precios de la nueva Mahindra GOA pick-up 2019

  • Cabina simple 4×2 S6: 19.118 euros.
  • Cabina simple 4×4 S6: 23.353 euros.
  • Cabina simple 4×4 S10: 24.805 euros.
  • Cabina simple 4×4 S6 Tipper Trilateral: 27.528 euros.
  • Doble cabina 4×4 S6: 24.079 euros.
  • Doble cabina 4×4 S10: 25.592 euros.

*Los precios no incluyen la oferta de lanzamiento. Todos los modelos incluyen una garantía de 3 años o 100.000 km con asistencia.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Transmisión manual
  • Robustez mecánica
  • Mayor carga tecnológica
  • Tipos de caja variados

Mejorable

  • Precio
  • Espacio interior
  • Marcha atrás
  • Pocos puntos de posventa

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: fiel al original

La nueva GOA ya ha abandonado por completo las formas redondeadas que pudimos ver en ella hace años. Con la denominación de Bolero, su estética se volvió mucho más cuadrada, robusta y proporcional. El componente que la distingue como sucesora de su linaje es, sin duda, su calandra. Sigue el formato horizontal, alargado y dividido en varias partes por medio de lamas verticales que conocemos en el modelo prácticamente desde su aterrizaje en España. También el diseño de llantas, de 16 pulgadas en el acabado más alto, es calcado al original.

Lo que sí cambia son los paragolpes, que son más musculosos y añaden en la parte inferior una especie de protector en símil de aluminio. Además, hay disponible de forma opcional barras de protección y cubierta para la caja, y faros adicionales para la visión lateral en curva (esto último, en el acabado S10.)

En cuanto a la carrocería, se puede escoger en configuración de cabina sencilla o doble cabina. La gama cromática se compone de cuatro colores: Artic White, DeSat Silver, Napoli Black y Rage Red.

Las cotas de todoterreno son: 34º de ángulo de ataque, 18º de ángulo ventral, 15º de ángulo de salida y 21 centímetros de altura libre al suelo. Por su parte, su longitud llega hasta los 5,17 metros, con una batalla de 3,04 metros. Su altura es de 1,86 metros y su anchura, de 1,82.

Interior: Algo más actual

El interior de la GOA no pretende engañar a nadie. Está diseñado con el foco puesto en facilitar las labores de trabajo y, por tanto, en materia de confort está bastante limitado. El acceso es bueno y tanto los plásticos duros como las superficies que vemos en su habitáculo son fáciles de limpiar. Sus ajustes son aceptables y su tacto, también correcto para un coche de este concepto. Sin embargo, si ya de primeras el espacio no es muy abundante en ninguna de las plazas, las dos delanteras quedan aún más condicionadas, sobre todo para los conductores más corpulentos, por los enormes salientes que hay en los paneles de las puertas. Eso sí, la posición de conducción es realmente alta, por lo que la visibilidad es casi inmejorable (algo muy positivo cuando hacemos 4×4.)

La ergonomía también es buena, aunque hay un aspecto que puede llegar a ser muy peligroso: la marcha atrás -ubicada junto a la primera- entra sin hacer prácticamente fuerza y no tiene ningún tipo de bloqueo. Esto, cuando reanudamos la marcha en pleno ascenso offroad, puede derivar en una equivocación muy comprometida para el conductor.

Donde sí se notan algunas mejoras es en el tema tecnológico (al menos, en la S10 de Doble Cabina.) Equipa una nueva pantalla central de 7 pulgadas con navegación, conectividad y unos buenos gráficos. De serie, la tapicería de los asientos es de tela y el mullido de los extremos se aprecia demasiado blando. Las versiones S10 añaden un extra de comodidad gracias a la tapicería mixta de tela y cuero.

Motor: potencia suficiente

El único motor disponible para la Mahindra GOA es un 2,2 litros de cuatro cilindros turbodiésel que rinde 140 CV y 330 Nm de par. Comparte estructura mecánica con el SsangYong Rexton -recordemos que la marca coreana pertenece a Mahindra-, aunque este último es más potente. El bloque se asocia a una caja de cambios manual de seis relaciones y, dependiendo de las necesidades, se puede optar por la versión 4×2 (tracción trasera) o 4×4 con reductora. Monta también un diferencial trasero MLD con bloqueo automático.

Durante nuestra prueba de contacto sólo pudimos probar las versiones 4×4 en condiciones offroad y ahí se mostró un motor contundente, con un par más que suficiente para afrontar importantes desniveles sobre superficies difíciles y con una fiabilidad más que demostrada. Eso sí, al interior llega mucho ruido en aceleraciones. Además, cuando le dejamos en ralentí durante un ascenso, no logra mantenerse vivo y hay que recurrir al acelerador.

Comportamiento: alma campera

Como ya hemos comentado, nuestra breve toma de contacto con la GOA se ciñe a media hora de conducción sobre terreno offroad, por lo que tendremos que esperar a una prueba más profunda para saber cómo va en carretera. Lo que sí podemos deciros ya es que en roderas de fango y desniveles montañosos se maneja como pez en el agua. A su motor le sobra fuerza y el sistema de tracción ofrece una motricidad digna de un todoterreno auténtico.

La suspensión, con ballestas en el eje trasero, es bastante seca, pero se agradece en según qué puntos porque te transmite al 100% la experiencia de conducción 4×4. La dirección sobrepasa las tres vueltas de volante entre tope y tope, no es muy directa pero en campo sí se muestra lo suficientemente precisa como para guiar el coche por donde quieras que vaya. El radio de giro tampoco se puede definir como reducido, sin embargo, pese a los más de 5 metros de longitud, no resulta especialmente difícil maniobrar con la GOA incluso en situaciones complicadas con desniveles laterales.

Un aspecto que mejora la seguridad es el asistente de descensos. Aunque es un elemento que ya conocemos de otros muchos modelos, en la GOA es absoluta novedad y lo cierto es que funciona bastante bien.

En resumen, podemos asegurar que esta pick up no defrauda para nada desde el instante en que conectamos la tracción total (recomendable sólo en superficies complicadas -no en asfalto-, puesto que no cuenta con diferencial central), pero sí muestra carencias en lo referente a confort, por lo que imaginamos que en asfalto no será ninguna maravilla.

Equipamiento: básico para el día a día

El equipamiento de la GOA pick-up se divide en dos niveles: S6 y S10. El primero lleva de serie tapicería de tela, control de ascenso y descenso de pendientes,elevalunas eléctricas, cierre centralizado, reglajes en asientos y columna de dirección, luces con función Follow-Me Home, equipo de radio con MP3 y Bluetooth, faros antiniebla… El S10 añade un sistema de infoentretenimiento con pantalla central táctil de 7 pulgadas, navegación y conectividad, climatizador automático, control de crucero, volante multifunción, sensores de luces y lluvia y llantas de aleación, entre otros.

Consumo: cifras oficiales

El depósito de combustible tiene capacidad para 80 litros de gasóleo. Según Mahindra, los consumos homologados en uso extraurbano alcanzan los 7,9 l/100 km. En condiciones urbanas, la cifra aumenta hasta los 11 litros y la media en combinado se queda en 9.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche