Prueba Lexus NX 300h 2015

Prueba Lexus NX 300h 2015

11 septiembre, 2015

El Lexus NX 300h es uno de esos coches que entran por los ojos. Sus formas angulosas lo asemejan más a un avión espía que a un todo terreno y, en el color azul de la unidad de pruebas, atrae todas las miradas. Sin embargo, no todo brilla en este SUV de lujo japonés...

Nuestra valoración: 6,3 Bastante bueno

7

6

6

6

7

6

Destacable

  • Exterior llamativo.
  • Imagen de marca.
  • Confort de marcha.

Mejorable

  • Consumos.
  • Luz de cruce escasa.
  • Plásticos interiores.

Lexus sorprendió a todos con la presentación el año pasado del NX, un todo camino de formas angulosas y una estética casi de deportivo. Fiel a su apuesta por la tecnología híbrida, sólo está disponible con una única mecánica de 197 CV (sumando las potencias del motor de gasolina y el eléctrico) que puede ser acoplada a un sistema de tracción total o sólo al eje delantero. Sus precios van desde los 38.300 euros del modelo básico hasta los 65.000 euros del acabado más alto (F Luxury), mientras que la unidad de pruebas parte de los 55.000 euros del Lexus NX F Sport +pack Navi, que se acerca a los 60.000 euros al incorporar extras como la pintura azul eléctrico (1.100 euros).

Con este nivel de precio, el Lexus NX se aproxima demasiado a modelos como el Porsche Macan diésel, que ofrece 50 CV más y unos consumos más ajustados…. además de una imagen de marca superior. La gran ventaja del japonés frente al alemán es su completo equipamiento. Para gustos hay colores, pero siempre habrá quien prefiera tener un Porsche, aunque sea “pelao“, que un Lexus.

No hay muchos SUV híbridos en el mercado, apenas el Mitsubishi Outlander PHEV, pero su posicionamiento en el mercado es diferente al del NX, con un toque más premium, por lo que he preferido poner como rivales directos a modelos como el Audi Q5, el Infiniti QX50 o el BMW X4, cuyos datos puedes ver y comparar en esta tabla de rivales.

Personalmente, aunque su estética me parece muy lograda y diferente, no encuentro en este Lexus el valor añadido que se presupone a su marca, algo que me ha sucedido con los últimos modelos que he podido probar de la compañía de lujo de Toyoya. Es una lástima que, después del esfuerzo realizado para posicionarse en lo más alto del mundo del automóvil, ahora parece rendir honor a aquello de “crea fama y échate a dormir“, veamos por qué.

Diseño Lexus NX 300h: espectacular

Prueba Lexus NX 300h 2015, A Guarda, Rubén Fidalgo
El Lexus NX 300h tiene unas formas espectaculares.
Ampliar

Las formas del Lexus NX me recuerdan a las de un avión espía, con superficies muy complejas en las que se superponen distintos planos. Puede resultar algo chocante al principio, pero no cabe duda de que llama la atención, algo a lo que también contribuye el llamativo tono azul de la pintura (denominado Azul Eléctrico y que tiene un sobreprecio de 1.100 euros) que luce la unidad de pruebas.

Para mi gusto, la vista más llamativa es la frontal, con unos grupos ópticos en forma de flecha que parecen dirigir nuestra mirada hacia la característica calandra de Lexus. Los faros full LED tienen una imagen imponente, pero su iluminación es peor que la de los bi-xenón debido a las sombras que producen. Además, en cruce su alcance es escaso, mientras que las largas producen bastante deslumbramiento al conductor debido a lo blancas que son y los reflejos que provocan en las señales de tráfico de las autovías.

La vista lateral deja patente lo afilado que es su frontal y también está repleta de formas planas y angulosas que le dan un aspecto muy agresivo y futurista.

La parte trasera resulta muy llamativa, aunque para mi gusto los pilotos traseros son algo pequeños, especialmente las luces de freno, con mucha intensidad de luz, pero poca superficie.

Estas formas tan angulosas y complejas permiten integrar unas puertas de buen tamaño que facilitan un buen acceso al interior, pero también dejan muy expuestas las esquinas de los parachoques delanteros a los golpes de aparcamiento y rozaduras.

Aquí tienes todas las fotos del Lexus NX F Sport en la galería.

Interior Lexus NX 300h: luces y sombras

Prueba Lexus NX 300h 2015, interior, Rubén Fidalgo
El diseño del interior del Lexus NX es llamativo, aunque algunos materiales no son dignos de un coche de este precio.
Ampliar

Una vez dentro del Lexus NX, te sigues encontrando con formas angulosas y prominentes. Algunos elementos no me parecen bien integrados, como la moldura que divide en dos la parte del salpicadero frente al copiloto. Tampoco encuentro digno de un coche de este precio encontrar molduras de plástico imitando a fibra de carbono o aluminio cepillado. En lo que no hay crítica posible es en cuanto a la calidad de los ajustes de todo lo que nos rodea.

La postura de conducción es muy cómoda (aunque el codo nos lo golpearemos con la consola central frecuentemente) y la instrumentación, muy completa. Además, ésta cambia la información mostrada cuando seleccionamos el modo Sport o el Sport+. En lugar del clásico indicador de energía de los modelos híbridos, tenemos un cuentarrevoluciones, aunque éste es ficticio, lo mismo que el indicador de las marchas de su transmisión, que sólo son reales cuando reducimos, pero, en aceleración, el sistema transaxle de este Lexus se comporta como un variador continuo.

Las plazas delanteras son muy cómodas y tienen bastante espacio, mientras que en las traseras no habrá problema para estirar las piernas, pero falta anchura para que puedan viajar 3 adultos sin demasiadas apreturas.

El acceso resulta cómodo gracias a la altura a la que están las banquetas de los asientos, ni demasiado altas ni tan abajo como en una berlina. Además, las puertas dejan un espacio diáfano para entrar al habitáculo.

El maletero tiene unas formas bastante regulares, aunque, para sacar todo el partido a su capacidad, hay que levantar la tablilla del doble fondo, que deja espacio a una especie de baúl de buena capacidad, en el que también está el acceso a la batería de 12 V. Si abatimos los asientos traseros, tendremos un generoso espacio de carga completamente plano y fácil de cargar al quedar enrasado con el borde del portón trasero.

Aquí tienes todas las fotos del Lexus NX F Sport en la galería.

Motor Lexus NX 300h: condicionado por el transaxle

Prueba Lexus NX 300h 2015, motor, Rubén Fidalgo
El sistema híbrido de este Lexus resta "sensaciones" a sus casi 190 CV.
Ampliar

Como todos los híbridos del grupo Toyota, el Lexus NX emplea el sistema transaxle para combinar la potencia del motor de combustión y el eléctrico. Además, en el caso de esta versión con tracción total, hay un motor eléctrico que se encarga de mover el eje trasero bajo determinadas circunstancias, ya sea porque perdemos tracción en el eje delantero o bien porque hemos seleccionado el modo Sport y aceleramos con cierta alegría, para tener plena potencia.

Pese a los 197 CV de potencia total– y el buen par de arranque que proporcionan los motores eléctricos- las casi 2 toneladas que hay que mover en cuanto no viajamos solos hacen que las prestaciones resulten algo menores de lo que esperamos.

El motor de gasolina suena bastante en cuanto pisamos el acelerador y el sistema transaxle hace que se ponga a girar a régimen de potencia máxima. Resulta extraño, porque este Lexus parece estar muy bien aislado, de hecho me sorprende el espesor de los cristales de las ventanillas, por ejemplo.

Aunque el selector del cambio tiene 6 velocidades preconfiguradas, realmente sólo funcionan como tal a la hora de reducir. De hecho, me recuerdan más al funcionamiento del freno eléctrico de un camión que al de una caja de cambios como tal. Podremos elegir entre 6 niveles de freno motor, eso es todo. En cuanto pisemos el acelerador, el sistema híbrido elige cuál es la combinación de revoluciones del motor de combustión y el eléctrico más apropiado.

Comportamiento Lexus NX 300h: demasiados kilos

Prueba Lexus NX 2015, A Pastoriza, Miguel
El comportamiento del NX está muy lastrado por su peso y centro de gravedad.
Ampliar

Con un peso en orden de marcha de 1.700 kilos y un centro de gravedad algo elevado, no podemos esperar un coche ágil, por mucho que lleve la palabra Sport en su apellido. Las inercias son las que son y en el NX se notan.

Siempre que pruebo un híbrido de la familia Toyota, me queda claro que son unos verdaderos maestros en conseguir llevarte a su terreno. Aunque el Lexus NX tenga unas formas agresivas, unas llantas de aire deportivo, unos asientos envolventes…, en cuanto recorres los primeros kilómetros con él, acabas por rendirte a los encantos de la conducción que él mismo te pide. Nada de brusquedades, acelerones… el NX te transforma en un tipo de lo más civilizado, que disfruta circulando a ritmo tranquilo, y el cuerpo te pide estar más pendiente de conducir consumiendo lo mínimo posible que de disfrutar un puerto de montaña.

En ciudad es realmente cómodo poder moverte en medio de un atasco de manera totalmente silenciosa y sabiendo que no estás gastando ni una gota de gasolina. Además, es muy fácil de conducir y la visibilidad es buena. Es una lástima que no tenga un radio de giro algo menor para que fuera más ágil poder maniobrar en ciudad, pero el motor delantero transversal ocupa bastante espacio a lo ancho y no deja más hueco para que las ruedas puedan girar más con el volante, de excelente tacto, por cierto (aunque esas levas del cambio de plástico en un coche de casi 60.000 euros…).

En carretera, se nota que las suspensiones tienen un tarado que busca más el confort que la precisión, algo coherente con lo que comentaba antes, que el Lexus te lleva a su terreno. Al final, los vaivenes de la carrocería y la lentitud en la respuesta a nuestras órdenes con el acelerador acabarán por hacernos desistir de cualquier amago velocístico.

A la hora de realizar un adelantamiento, hay que tener en cuenta ese tacto remolón del pedal del acelerador, pues, desde que pisamos el gas hasta que el coche empieza a empujar con alegría, transcurren unos instantes que se hacen eternos cuando te ves en el carril contrario, así que mejor anticiparse antes de lanzarse al ruedo.

En autovía se encuentra más cómodo, aunque su aerodinámica hace que los consumos se disparen bastante en cuanto superamos los 100 km/h, lo mismo que el peso a la hora de subir un puerto.

Pese a su aspecto de todo terreno y su tracción total, el Lexus NX no se desenvuelve nada bien fuera del asfalto. Como mucho, podremos “pistear” con algo más de tranquilidad por su mayor altura libre, pero ni sus suspensiones, ni el sistema de tracción, ni el faldón delantero están adaptados para aventurarnos en el campo.

En la pista de pruebas de PTC Escuela, en A Pastoriza, salen a relucir los vicios típicos de un SUV  y el peso de las baterías sobre el eje trasero. En la maniobra de esquiva, el ESP tiene que venir en nuestro auxilio desde el primer volantazo a 80 km/h. La frenada de emergencia desde 100 km/h la soluciona en una distancia razonable, pero el tacto del pedal del freno no es bueno, algo típico en los híbridos, en los que uno no pisa la bomba de freno, sino un simulador hidráulico que la imita, y un potenciómetro que decide cuándo basta con el freno motor eléctrico y cuándo hay que activar los frenos hidráulicos. Como el freno motor eléctrico depende del estado de carga de las baterías, no siempre una misma pisada sobre el pedal tiene el mismo efecto de freno, algo que resulta incómodo.

Rodando rápido en las curvas y con la pista regada, sale a relucir otro detalle del ESP, que corrige la trayectoria del coche con claros golpes de freno en lugar de hacerlo de forma progresiva, aunque lo cierto es que consigue corregirla de manera más o menos eficaz.

En definitiva, el Lexus NX es un coche que destaca por su confort y por lo fácil que es de conducir, pero, si buscas sensaciones al volante, que no te despiste lo de F Sport.

Equipamiento Lexus NX 300h: completísimo

Prueba Lexus NX 300h 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
El equipamiento del Lexus NX 300h es muy completo.
Ampliar

Si por algo destaca, además de por su estética, el Lexus NX, es por su equipamiento. Con el acabado F Sport trae prácticamente de todo: faros full LED, un completo equipo multimedia con un sonido de gran calidad, sensores de aparcamiento, portón trasero eléctrico (algo lento, eso sí), llantas de aleación de 18 pulgadas en acabado grafito, climatizador bizona, control de crucero adaptativo (de buen funcionamiento)… incluso un cargador inalámbrico por inducción para el teléfono móvil.

Algunos elementos me parecen claramente prescindibles, como el ASC que emula el sonido de un motor deportivo, incluso cambios de marchas que no existen realmente… Afortunadamente se puede apagar, porque su sonido es claramente el de un “sintetizador” por más que hayan querido simular el de una poderosa mecánica.

La cámara de marcha atrás tiene una buena calidad y se ven bien las imágenes, pero se echan en falta unos sensores en el parachoques delantero, bastante expuesto a rozaduras por sus angulosas formas.

En definitiva, el equipamiento del NX en acabado F Sport es acorde con el precio a pagar por él, aunque algunos extras, como la pintura metalizada de 1.100 euros, requieren un desembolso algo exagerado.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Luces Bi-LED (cruce y carretera)
  • Antinieblas delanteros LED
  • Función Cornering
  • Luces traseras LED
  • Sensores de aparcamiento Del+Tras
  • Interruptor desconexión airbag pasajero
  • ABS+BA / TRC
  • Inmovilizador
  • Luces de día (L-shape)
  • Lavafaros
  • Luces de día LED
  • Cámara trasera
  • 8 Airbags
  • ISOFIX
  • Asistente de arranque en pendiente
  • Alarma
  • Sistema de Pre-Colisión (PCS)

Confort

Equipamiento de Serie

  • Retrovisores eléctricos calefactados y autoretráctiles
  • Parrilla con mallado F Sport
  • Barras de techo longitudinales
  • Palanca de cambios de cuero F Sport
  • Tapicería de cuero F Sport
  • Asientos delanteros calefactados
  • Soporte lumbar eléctrico
  • Control de crucero adaptativo (desde 0 km/h)
  • Espejo interior antideslumbramiento EC
  • Climatizador bizona
  • Elevalunas eléctricos
  • Reposabrazos traseros con posavasos
  • Toma 12V
  • Modos ECO/NORMAL/SPORT/SPORT+
  • Smart Entry
  • Tracción integral inteligente e-Fourd 4WD
  • Doble cierre
  • Suspensión F Sport
  • Suspensión Variable Adaptativa (AVS)
  • Techo solar eléctrico
  • Llantas aleación 18´´ F Sport
  • Cristales traseros tintados
  • Paragolpes F Sport
  • Anagrama F Sport
  • Espejos retrovisores exteriores en negro mate
  • Levas de cambio en el volante
  • Inserciones F Sport
  • Asientos F Sport
  • Asientos delanteros con ajuste eléctrico
  • Asientos delanteros con 8 ajustes (C+P)
  • Sensor de lluvia
  • Volante con ajuste eléctrico
  • Dirección asistida eléctrica F Sport (EPS)
  • Auto-cierre de puertas
  • Asientos traseros abatibles 60:40
  • Modo EV
  • Portón trasero eléctrico
  • Capacidad de remolque 1500kg (4x4)
  • Kit antipinchazos
  • Tracción integral inteligente e-Four 4WD

Equipamiento Opcional

  • 1100 €Pintura metalizada

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Volante de cuero F Sport con controles de audio/teléfono
    • Lexus Media Display: pantalla 8´´
    • Bluetooth (Teléfono y Audio)
    • Pantalla 4,2´´ multinformación
    • Sistema de sonido con 8 altavoces y reproductor de CD
    • Puerto USB + Aux
    • Radio digital DAB
    • Sistema de Navegación Navibox

    Otros

    Equipamiento de Serie

    • Cargador de móvil inalámbrico
    • Aviso de frenada de emergencia
    • Freno de estacionamiento eléctrico
    • Active Sound Control (ASC)

    Consumo Lexus NX 300h: cifras optimistas

    Prueba Lexus NX 300h 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
    Los consumos del Lexus NX son elevados.
    Ampliar

    Una vez más, los consumos homologados de un modelo híbrido no se corresponden con los reales con bastante diferencia. En el caso del NX de esta prueba, las cifras oficiales son:

    • Consumo medio homologado: 5,6 l/100 km.
    • Consumo en ciudad homologado: 7,2 l/100 km.
    • Consumo en carretera homologado: 3,9 l/100 km.

    El valor real que más se aproxima es el de consumo urbano, donde más partido se puede sacar de su sistema híbrido, que nos permite salir de los semáforos aprovechando la energía que ha recuperado el motor eléctrico al frenar, movernos en los atascos con el motor de combustión apagado, etc. Con todo esto a favor, el consumo en ciudad que he podido medir con este coche es de 7,8 l/100 km. Es un valor muy bueno si tenemos en cuenta que pesa 1.700 kg que se resisten a ponerse en marcha cada vez que paramos.

    En carretera es del todo imposible alcanzar los 3,9 l/100 km homologados. Lo normal será movernos en el entorno de los 5,5 l/100 k, si tenemos terreno a favor (en cuanto aparecen rampas, podemos olvidarnos de bajar de los 6 l/100 km) y no superamos los 90 km/h.

    En cuanto superamos los 100 km/h, la aerodinámica y los anchos neumáticos (235/55-18) juegan en contra. Con el control de crucero a 120 km/h y el coche sólo con conductor y sin equipaje, el consumo medio ha sido de 7 l/100 km. Tampoco es malo para un coche de este porte y de gasolina, pero no se parece en nada a lo anunciado por el fabricante. Lastrado con otros dos pasajeros y poco equipaje, la cosa sube hasta los 8,8 l/100 km.

    Aquí tienes la ficha técnica con todos los datos oficiales del Lexus NX de esta prueba.

    Rivales

    Lexus NX 300h F Sport 4WD + Navibox

    Desde
    58.849 €

    Híbrido


    6 marchas

    197

    9,3

    5,6

    121

    Infiniti QX50 3.0d Aut.

    Desde
    55.950 €

    Diesel


    7 marchas

    238

    7,9

    8,5

    224

    Bmw X4 xDrive 20iA

    Desde
    50.500 €

    Gasolina


    8 marchas

    184

    8,1

    7,2

    168

    Audi Q5 2.0 TFSI quattro Attraction 180

    Desde
    43.213 €

    Gasolina


    6 marchas

    180

    8,5

    7,5

    174

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Pablo 4 octubre, 2015

    Totalmente de acuerdo en lo de crear fama y dejarse dormir…pero creo que se extiende a la propia toyota, con productos que no creo que se correspondan con su posición de líder mundial. Además podrían terminar de limar el tacto de acelerador y freno, para al menos destacar en lo que los hace diferentes, los híbridos. Lo del cvt…más allá del retardo que mencionas (que no le encuentro justificación teniendo ese par eléctrico) no entiendo a la gente que critica su funcionamiento y luego elogia a los sucesivos cambios automáticos de más y más velocidades. En cuanto a lo de nike…seguro que en toyota city ha aparecido un nuevo lote de equpamiento en monos de trabajo…jajaja. Como siempre, gran trabajo y un saludo!

    Rubén Fidalgo 6 octubre, 2015

    Hola Pablo muchas gracias una vez más por tus palabras. UN saludo!.

    Lluís 6 marzo, 2016

    Leyendo la crítica, no parece que este sea el coche para alguién a quien le guste ir a ritmo alegre por montaña.
    ¿Es así?
    Buscamos un SUV que no consuma mucho, que no esté pasado de moda y que tenga un precio aceptable. Nos gusta este Lexus, pero tenemos serias dudas…
    ¿Alguna recomendación?

    Rubén Fidalgo 6 marzo, 2016

    Hola Lluis, este Lexus no es una buena alternativa para ir a ritmo alegre por la montaña, aunque no sé muy bien a qué te refieres con esa expresión. Si es para subir puertos de montaña, sí se puede hacer, aunque sus consumos en esas situaciones son elevados. Si es para hacer rutas de montaña con él, en absoluto, sus cotas como todo terreno son malas y su sistema híbrido tampoco es el ideal en situaciones complicadas. En montaña suele haber zonas escarpadas donde es imprescindible la reductora, así que te recomiendo un modelo con reductora. Una buena alternativa es el VW Touareg V6 TDi en sus versiones con reductora. Un saludo y gracias por tu consulta.

    Lluís 6 marzo, 2016

    Gracias Rubén.
    No me refiero a ir por pista, si no a tener fuerza suficiente para adelantar en una carretera de montaña, tipo el congosto del Ventamillo, subiendo a Benasque.

    Rubén Fidalgo 7 marzo, 2016

    Hola Lluís, en un puerto de montaña se queda algo justo, el sistema transaxle y el peso del coche hacen que tenga menos reprís del que uno espera de un coche con esta potencia, de todos modos todo depende de con qué lo coparemos, frente a un Qashqai de 130 CV éste es un avión… pero frente a otro coche de potencia similar, sus reacciones son un poco remolonas, la verdad. Un saludo y gracias a ti.

    jaumm 7 mayo, 2016

    probé este coche en noviembre. Versión 4×4. El interior es alucinante, digan lo que digan. Totalmente acogedor. La calidad de rodadura es infinita, sin duda lo mejor.
    Pero es un coche casi absurdo, perezoso, acelera de forma extraña,sobrerevolucionado, balancea en curvas.
    Si el consumo real fuera de 5,1 L aún me lo habría planteado. Pero es que ni eso. Se va fácilmente a 8 litros.

    Rubén Fidalgo 9 mayo, 2016

    Hola Jaumm, gracias por tu punto de vista.

    la polla en una olla 6 octubre, 2016

    Lexus NX300h no es más que un Toyota Rav4 Hybrid con los mismos caballos, más peso (129 kilogramos más), más costoso, menos seguro y mucho peor equipado incluso en los acabados con un precios muy superiores a los del Rav4: vean el siguiente enlace:
    http://comparandocoches.blogspot.com.es/2016/10/comparativa.html

    Rubén Fidalgo 7 octubre, 2016

    Cuando se publicó esta prueba no se comercializaba el Rav4 híbrido. Tampoco creo que sea menos seguro que el Rav4, aunque sí es cierto que técnicamente son el mismo coche, pero no sus materiales ni su equipamiento.

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba