Prueba

Prueba del Kia ProCeed diésel: familiar con carácter propio

33 fotos

Ampliar

18 de febrero, 2020

Nos ponemos a los mandos del 'shooting brake' más accesible del mercado actual. ¿Un coche barato y para todo?

Poca gente escapa del atractivo de una carrocería shooting brake que aúna al mismo tiempo la funcionalidad de un familiar y la deportividad de un coupé. El año pasado Kia nos dio una grata noticia lanzando una variante así en la gama de su compacto Ceed. Lo cierto es que no estamos acostumbrados a ver este tipo de coches en marcas generalistas y, por supuesto, siempre son bienvenidos. Ahora ha llegado el momento de ponernos a los mandos de su versión más eficiente. Vamos con la prueba del Kia ProCeed diésel que, en el caso de nuestra unidad, está equipado con el cambio automático DCT.

Así es el nuevo logo de Kia

Si hablamos de rivales, resulta complicado encontrar algún modelo equivalente al ProCeed en el mercado actual, al menos en términos económicos. Quizá el contrincante más directo sería el Mercedes CLA Shooting Brake, que goza también de una gama mecánica bastante variada. Sin embargo, el alemán está muy por encima del Kia en cuanto a tecnología, calidad y, evidentemente, precio. El Porsche Panamera Sport Turismo, del que por cierto el ProCeed adopta demasiados elementos, está aún a más años luz. Por eso, en el mercado generalista solo podríamos compararlo con algún que otro station wagon como su primo el i30 SW, el Focus Sportbreak o el León ST. El Kia gana a todos ellos en dinamismo estético. De hecho, hablando del modo más sencillo y franco posible, diríamos que no tiene rival.

¿Kia ProCeed diésel o gasolina?

¿Merece la pena ir a por el ProCeed diésel antes que a por el GT de 200 CV? Pues en mi opinión, al igual que ocurre por ejemplo con el Mustang, la compra conveniente de este coche es la más potente (al menos, nació con la excusa de ser la alternativa más picante del Kia Ceed.) Dicho esto, es de agradecer que la marca haya querido ofrecer posibilidades más mundanas o, mejor dicho, más lógicas para el día a día. Siendo honesto, tengo que decir que la versión diésel me ha sorprendido para bien hasta el punto de considerarla la más acertada tras la GT. Entremos en profundidad con este ProCeed.

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Diseño 'shooting brake'
  • Gama de motores
  • Relación precio/producto

Mejorable

  • Umbral del maletero alto
  • Aspecto de algunos plásticos
  • ¿Muy Panamera?

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Atractivo pero copión

Kia Proceed diésel exterior.

33 fotos

Ampliar

De pilar B hacia delante, el ProCeed no cambia con respecto a la versión hatchback de la que deriva. Su particularidad estética viene marcada justo desde ese punto hasta la zaga. La caída del techo es mucho más pronunciada que en cualquiera de los otros ceeds. Esto implica que tanto la luna trasera como la parte posterior del marco de las ventanillas tengan un peculiar aspecto dinámico que es seña en los shooting brake. Esta deportividad también se refleja en el paragolpes trasero, que cuenta con una especie de difusor en negro brillante y con dos salidas de escape cromadas que resultan ser falsas (como tristemente viene siendo cada vez más habitual.)

Lo cierto es que el diseño del ProCeed es muy llamativo y, desde mi punto de vista, también atractivo. La forma redondeada del portón del maletero y la modernidad que reflejan los pilotos a mí me gustan. El problema es que, si vemos la zaga de un Porsche Panamera Sport Turismo antes y después volvemos a centrar la vista en este ProCeed, apreciamos muy pocos cambios -o, mejor dicho, muchas similitudes-: pilotos muy rasgados y unidos por medio de una misma tira led, insignia en horizontal sobre el portón, portamatrículas situado en la zona superior del paragolpes, salidas de escapes y de aire en ambos extremos inferiores…  Es el único aspecto lo que creo que es criticable en el ProCeed. Ahora bien, esto mismo podemos mirarlo con otros ojos y entonces agradeceríamos a Kia la oportunidad que nos ofrece de ponernos en bandeja un shooting brake en el mercado generalista y su intento de popularizar este tipo de coches.

En lo que respecta a lo demás, hay que decir que los neumáticos de serie 225/45 en llanta de 17 pulgadas brindan un buen confort de marcha. La iluminación es full led y su funcionamiento es correcto, con unos intermitentes que además son bastante visibles desde la vista lateral. Eso sí, un hándicap al que tendremos que enfrentarnos en este tipo de carrocerías es que, a pesar de la funcionalidad de su maletero, en general encontraremos un umbral demasiado elevado que nos dificultará la carga de los bultos más pesados (como es el caso.) De todos modos, lo compensa con una boca de carga muy amplia, algo que también vemos en las puertas, que dejan un acceso cómodo para todos.

Interior: un Ceed con más maletero

Kia Proceed diésel interior.

33 fotos

Ampliar

El habitáculo del Kia Proceed no cambia en nada con respecto a las versiones estándar del Ceed hatchback de cinco puertas. Encontramos los mismos elementos y el mismo espacio, ya que la batalla también es la misma. Así pues, vemos unos materiales con ajustes y aspecto correctos, una buena ergonomía y una posición de conducción agradable que se consigue rápido gracias a los amplios ajustes tanto de los asientos como de la columna de dirección.

En la zona central del salpicadero destaca una pantalla táctil de ocho pulgadas que cuenta con navegación integrada y conectividad por medio de Apple Car Play y Android Auto. Eso sí, como único aspecto criticable podríamos comentar que en Kia podrían haber dado la opción de equipar una instrumentación digital, dado que ya la mayoría de sus rivales pueden montarlo y que este ProCeed es un modelo nuevo.

El confort para sus ocupantes también es correcto. Si bien en la segunda fila de asientos las personas más altas podrán rozas con las rodillas en los respaldos delanteros, es algo generalmente habitual en coches del segmento C.

Donde realmente se nota la funcionalidad del ProCeed es en el maletero. Cubica casi 600 litros de capacidad (1.545 litros si abatimos los asientos traseros), cifra que supera en 200 litros el volumen del modelo de cinco puertas y que se queda a tan solo 25 litros de la del Ceed Tourer familiar. Las formas además son muy aprovechables y, para más inri, existen unos raíles y unas barras de sujeción que confieren más seguridad con la carga. No obstante, el umbral puede quedar demasiado alto a la hora de cargar los bultos más grandes y pesados.

Motor: la opción menos pasional y más lógica

Kia Proceed diésel motor.

33 fotos

Ampliar

Decíamos en la entradilla que lo normal cuando nos decantamos por un Mustang es hacerlo por la versión GT con motor V8. Sin duda, en lo referente a sensaciones y diversión, no hay color. Lo mismo pasa con este ProCeed… la variante que más se disfrutará será la GT, al menos, en lo que a deportividad se refiere. Sin embargo, hay que renunciar a otras cosas importantes: el consumo y el precio, como pasa también con el icónico ponycar, son los más altos de la gama. Ahora bien, una vez vista la opción más pasional, hay que dejar claro que quizá para el uso que se le vaya a dar es mejor optar por una versión más sensata. De todos los ProCeed, es seguramente este 1.6 CRDi el más polivalente y funcional y, a la larga, económico.

Monta un bloque turbodiésel de cuatro cilindros y 1,6 litros que declara 136 CV a 4.000 rpm y 280 Nm de par entre las 1.500 y las 3.000 vueltas, por lo que prácticamente desde el arranque hasta un alto régimen tendremos una muy buena respuesta mecánica. Lo cierto es que, incluso cargado hasta arriba, ofrece unas buenas prestaciones y la fuerza necesaria para mover sin problemas el conjunto. En nuestra unidad, se asocia a una transmisión manual de seis relaciones que tiene buen tacto y un recorrido de marchas correcto.

Opcionalmente se puede elegir con la caja de cambios automática de doble embrague DCT con siete relaciones. Este cambio ya lo hemos probado en otros modelos del Grupo Hyundai, como el i30 hatchback, y funciona realmente bien. Las transiciones en modo de conducción estándar son bastante suaves y rápidas. Quizá sea la opción más confortable si buena parte de la vida útil del coche va a ser en ciudad, aunque el manual permitirá reducir muy levemente los consumos. En todo caso, la tracción será delantera.

Comportamiento: convence

Kia Proceed diésel exterior.

33 fotos

Ampliar

En cuanto a comportamiento, el Kia ProCeed se diferencia muy poco con respecto al Ceed de cinco puertas o al Tourer familiar. Todos tienen la misma batalla y, en el caso del último, prácticamente también la misma longitud. Por tanto, es un coche bastante fácil de conducir que nos va a resultar siempre cómodo y estable a la par. A pesar de que no cuenta con una anchura exagerada y de que su tarado de suspensión no es especialmente duro, tampoco acusa demasiado las inercias o los balanceos cuando lo metemos por zonas más reviradas y le buscamos las cosquillas. Eso sí, en conducción deportiva será más efectivo un León ST o un Focus Sportbreak.

La dirección es precisa y, aunque el tacto es más bien artificial, muy eléctrico, se adapta bastante bien al estilo de conducción que hagamos en cada momento. El grado de asistencia también es el correcto, sobre todo cuando nos disponemos a realizar maniobras en ciudad. Con el modo Sport conseguimos un poco más de peso para cuando no queramos una dirección tan blanda.

En autovía se aprecia un habitáculo bien aislado que no deja pasar ningún tipo de ruido. Además, el control de crucero trabaja bien, sin frenadas bruscas en las aproximaciones, y te permite una todavía mayor facilidad de conducción.

Por último, sus 4,6 metros no suponen ningún inconveniente al adentrarnos en el núcleo urbano ni al maniobrar con él gracias a los asistentes que equipa. Quizá sí podamos encontrar más problemas al intentar aparcar en plazas públicas que no sean de batería, pero eso es algo absolutamente común en coches de este tipo.

Equipamiento: bien cargado

Kia Proceed diésel interior.

33 fotos

Ampliar

Tan solo el ProCeed GT de 204 CV está un pasito por delante del resto de la gama en cuanto a equipamiento. Este 1.6 CRDi únicamente está disponible en el acabado GT Line y cuenta de serie con elementos como acceso y arranque sin llave, aviso por cambio involuntario de carril, aparcamiento asistido, asistencia a la frenada y al arranque en pendientes, frenada autónoma con detección de peatones, sensores de aparcamiento y cámara trasera, iluminación con tecnología led, control de crucero, reconocimiento de señales de tráfico, retrovisor interior electrocromático y exteriores calefactados, columna de dirección ajustable, climatizador bizona, sensores de lluvia y luces, techo panorámico practicable, cargador inalámbrico para smartphones, equipo de sonido JBL, pantalla central de ocho pulgadas, sistema de infoentretenimiento con navegación y conectividad, llantas de 17 pulgadas, etcétera. La única pega que podemos criticarle, sobre todo con respecto a su competencia, sería la ausencia de cuadro de instrumentos digital, aunque la instrumentación analógica de este ProCeed es muy clara y se lee de cine.

Además, se puede equipar de forma opcional asientos delanteros electrónicos, calefactados y ventilados con ajuste lumbar, asientos traseros calefactados, volante calefactado, tapicería de cuero, portón trasero con apertura electrónica… Teniendo en cuenta todo este equipamiento, está bien justificado su precio de algo más de 27.000 euros (a fecha de enero de 2020.)

Consumo: correcto, pero lejos del homologado

Kia Proceed diésel interior.

33 fotos

Ampliar

Según el ciclo WLTP, este ProCeed homologa un consumo medio en uso combinado de apenas 5 l/100 km, casi un litro más de lo que decía el anterior ciclo NEDC. Sin embargo, durante nuestra semana de pruebas, la media se ha estabilizado en unos lejanos pero contenidos 6,5 litros. Con esta cifra y los 50 litros de gasóleo que le caben en el depósito, rondaremos una autonomía media de 770 km.

Rivales: rivales del Kia ProCeed diésel

Vehículo

Kia Proceed 1.6CRDI GT Line DCT

Hyundai i30 CW 1.6CRDi Tecno Sky DT 116

Ford Focus Sportbreak 1.5Ecoblue Trend+ Aut.

Mercedes-benz CLA Shooting Brake 200d 8G-DCT

Precio Desde
32.825 €
Desde
29.789 €
Desde
26.945 €
Desde
39.825 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 7 marchas 7 marchas 8 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 136 116 120 150
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,1 11,5 10,7 8,4
Consumo Medio (l/100 km) 4,2 4,4 4,5 4,3
Emisiones CO2 (g/km) 110 107 104 112

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche