Prueba Hyundai Tucson CRDi 4×4 2015

Prueba Hyundai Tucson CRDi 4×4 2015

30 octubre, 2015

Hyundai resucita la nomenclatura de Tucson para definir al sucesor del iX35 en todos los mercados. La mejoría respecto a su predecesor es evidente y el nuevo Hyundai Tucson convence gracias a su facilidad de conducción y a sus soluciones prácticas.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

7

6

6

7

7

6

Destacable

  • Mejora frente al iX35.
  • Imagen cuidada.
  • Interior espacioso.

Mejorable

  • Calidad del sistema multimedia.
  • Sequedad del eje trasero.
  • Cinturón central trasero.

Hyundai abandona la complicada denominación empleada en Europa de iX35 para denominar a su SUV mediano y recupera el nombre que nunca ha abandonado en otros mercados. El Hyundai Tucson 2015 llega con la intención de superar en todos los aspectos a su predecesor… y lo logra.

Empezando por lo que se ve a simple vista, el nuevo Tucson resulta mucho más atractivo y tiene una imagen de coche de más empaque que el iX-35. También el interior está más cuidado, con mejores materiales, ajustes y mayor amplitud. Además, Hyundai se ha acordado por fin de que en las plazas traseras también tienen derecho a tener un ambiente acogedor e incorpora salidas de aire para la segunda fila.

En lo que no se ve, pero se siente, se agradece el trabajo llevado a cabo en cuanto a insonorización y mejora de la respuesta del motor, pese a tener que cumplir unas normas cada vez más severas (el motor 2.0 CRDi es Euro 6).

La versión probada dispone de tracción total y ofrece un buen rendimiento si queremos salir del asfalto, contando con un sistema Haldex que funciona francamente bien y sistema de control de velocidad de descenso automático. Las limitaciones vendrán impuestas por sus neumáticos de perfil bajo y unas cotas 4×4 condicionadas por los faldones delantero, trasero y laterales.

En definitiva, el Tucson llega al mercado con armas para luchar en un segmento que se está afianzando como uno de los más importantes para las marcas por su volumen de ventas y su crecimiento. Sin duda es un gran coche, pero la competencia también ha afilado sus cuchillos y no le va a poner las cosas fáciles al modelo coreano, que, además, tiene a su principal rival en su propia casa: el nuevo Kia Sportage presentado en el Salón de Frankfurt.

Diseño Hyundai Tucson CRDi 4x4: Santa Fe a escala

Prueba Hyundai Tucson CRDi 4x4 2015, Arnoia, Rubén Fidalgo
El Hyundai Tucson tiene un diseño muy atractivo.
Ampliar

El Hyundai Santa Fe ya nos tiene acostumbrados a la nueva imagen de la marca coreana y el Tucson casi parece un modelo escalado de su hermano mayor, con un frontal casi idéntico, lo mismo que la vista lateral.

La unidad que puedes ver en las imágenes, con el acabado Style y el color White Sand tiene una imagen con mucho empaque, en parte gracias a las enormes llantas de 19 pulgadas, de diseño muy plano y fácil de limpiar.

En el frontal llaman la atención las enormes aberturas de la coraza que cubre el radiador, por las que es fácil que se cuele gravilla proyectada por el coche que llevemos delante. Los faros también son muy llamativos, con unas formas rasgadas y detalles prácticos como la luz de posición que se prolonga hacia los laterales, lo que nos hace muy visibles en los cruces. Me llama la atención que cuente con tecnología LED para la luz de cruce y la función de luz de curva, pero que conserve las lámparas de incandescencia para las de largo alcance, lo que provoca un fuerte contraste por su luz muy amarillenta frente a la palidez de los LED.

La vista trasera también está protagonizada por unos grupos ópticos enormes que hacen que seamos muy visibles. Otro detalle interesante es que están bastante altos, alejados de los parachoques de otros coches.

Las puertas son amplias y abren un buen ángulo, lo que permite un fácil acceso al interior. La altura del Tucson no es excesiva, de modo que es cómodo entrar y salir de él. Es una pena que el faldón no esté más protegido de las salpicaduras. Tal y como está diseñado, es inevitable mancharnos los pantalones al bajarnos del coche despues de haber circulado por el campo… o por una carretera un día de lluvia.

Puedes ver todos los detalles de diseño del Tucson en la galería de fotos.

Interior Hyundai Tucson CRDi 4x4: espacioso y acogedor

Prueba Hyundai Tucson CRDi 4x4 2015, interior, Rubén Fidalgo
El interior del Tucson es espacioso y mejora notablemente al iX35.
Ampliar

Al abrir las puertas, la buena sensación que da el exterior del Tucson se confirma. El salpicadero tiene un diseño agradable y los materiales, buen aspecto y buen tacto. Los asientos de cuero microperforado también contribuyen a afianzar esa imagen de calidad y cuidado en los detalles.

La postura de conducción es correcta y se logra fácilmente gracias a la multitud de reglajes, tanto del asiento como de la columna de dirección. Los mandos están ubicados con lógica y son accesibles, por lo que rápidamente nos acomodamos y los manejamos con soltura.

La instrumentación es bastante completa y tiene una grafía muy nítida, con un ordenador de a bordo que muestra suficiente información.

El espacio en las plazas traseras es amplio y por fin se incorporan salidas de aireación para sus pasajeros, una carencia imperdonable en el iX35. Los respaldos de estas plazas se pueden regular en inclinación, para lo cual tendremos que desplazar la barra sobre la que se enrolla la cortinilla que cubre el maletero una muesca hacia atrás.

La anchura es correcta para 3 pasajeros, que podrán viajar con cierto confort. Es una lástima que el cinturón de la plaza central esté fijado al techo, lo cual hace que pase demasiado cerca de la cabeza del pasajero trasero derecho.

El maletero tiene unas formas muy cúbicas, aunque le falta algo de profundidad debido a que este Tucson cuenta con una rueda de repuesto de buenas dimensiones, algo de agradecer. Los asientos son algo engorrosos de abatir, con un mando que queda muy bajo. La mayoría de sus rivales ya cuentan con sistemas de abatimiento de un solo toque desde el propio maletero. Lo bueno es que en el Tucson, al abatir los respaldos, éstos dejan un suelo completamente plano. Su acceso es cómodo a través del amplio portón, que deja un umbral de carga enrasado con el paragolpes.

Puedes ver todos los detalles del interior del Tucson en la galería de fotos.

Motor Hyundai Tucson CRDi 4x4: en la media

Prueba Hyundai Tucson CRDi 4x4 2015, motor, Rubén Fidalgo
El motor del Tucson es robusto y de funcionamiento agradable.
Ampliar

Los 137 CV de esta motorización mueven con suficiente soltura los 1.600 kg que pesa en orden de marcha este Tucson, aunque tampoco es que sobren. Hyundai ha puesto mucho empeño en mejorar la suavidad de funcionamiento de sus mecánicas de 2 litros diésel, con un tacto mucho más fino que en generaciones precedentes, aunque se aprecian ligeras vibraciones en el pedal del embrague cuando lo pisamos.

Tecnológicamente no es un motor que recurra a artificios para conseguir ser eficaz, lo cual acaba siendo una ventaja de cara a la fiabilidad. Llama la atención que, por ejemplo, carezca de sistema start & stop en esta versión.

El cambio tiene un buen escalonamiento, acorde con la forma en la que entrega la potencia esta mecánica, más cómoda en la zona intermedia del tacómetro que a regímenes altos. Es por ello por lo que su relación de cambio no es demasiado cerrada y sus desarrollos tienden a ser largos, con el motor girando ligeramente por encima de las 2.000 rpm mientras circulamos en sexta a 120 km/h.

Un punto a mejorar es, precisamente, el tacto del selector del cambio, bastante rudo de accionamiento, aunque de recorridos correctos y bastante precisión.

Todas las cifras del Hyundai Tucson en la ficha técnica.

Comportamiento Hyundai Tucson CRDi 4x4: típico SUV

Prueba Hyundai Tucson CRDi 4x4 2015,Villabalter, Rubén Fidalgo
El Tucson tiene un comportamiento muy bueno fuera del asfalto.
Ampliar

El comportamiento en carretera del Hyundai Tucson probado está muy condicionado por su condición de SUV (con un elevado centro de gravedad), sus descomunales neumáticos 245/45-19 y una suspensión trasera bastante seca que produce incómodos rebotes al pasar por las bandas reductoras de velocidad.

En ciudad resulta muy cómodo contar con un puesto de conducción elevado, que proporciona una buena visibilidad del tráfico. El motor tiene buenas dosis de par en baja, lo que hace que sea muy cómodo de utilizar en la urbe. A la hora de aparcar, se agradece el buen radio de giro que ofrece su dirección y el sistema de asistencia de aparcamiento, pues las esquinas no se dominan muy bien y no se aprecia dónde acaba el coche y empiezan las columnas. La cámara de marcha atrás tiene una buena calidad de imagen, pero está demasiado expuesta a las salpicaduras y resulta inútil en cuanto llueve o si circulamos sobre asfalto mojado.

El eje trasero resulta algo seco a la hora de pasar por badenes, tapas de alcantarilla, guardias tumbados, etc., especialmente si no va nadie sentado en las plazas traseras. Con unos neumáticos más razonables probablemente mejore este apartado.

Una vez en carretera, el Tucson demuestra unas buenas dotes ruteras, con un interior bien aislado de ruido exterior y de la mecánica. El motor 2.0 CRDi tiene unas prestaciones correctas y permite unos adelantamientos seguros. En autopista tiene un buen aplomo y no se ve muy penalizado por el viento lateral pese a la altura y la superficie que expone a dicho elemento. En zonas viradas, la altura de la carrocería saca a relucir las limitacines propias de un SUV, aunque su comportamiento está entre los mejores de la categoría.

La dirección tiene un buen tacto y es suficientemente rápida, lo que ayuda a mejorar la sensación de agilidad al entrar en zonas viradas.

En autovía, a alta velocidad, la enorme anchura de las ruedas (245 mm de ancho) hace que aparezca rápidamente el aquaplaning y el Tucson flote, literalmente, sobre el asfalto. Otra razón más para recomendar una medida más apropiada para sus prestaciones, peso y condición de SUV.

Si decidimos salir del asfalto, sólo hay tres limitaciones: la falta de reductora para poder afrontar fuertes pendientes (aunque dispone de control de velocidad de descenso, no podremos subirlas), los neumáticos de perfil bajo y los faldones y taloneras que limitan sus cotas 4×4.

El Tucson equipa un sistema de tracción total Haldex. En condiciones normales es básicamente un tracción delantera, pero, si hay pérdidas de motricidad, rápidamente cambia el reparto y manda par a las ruedas con más adherencia. Además, el sistema se anticipa y, si pisamos con brusquedad el pedal del acelerador, ya prepara el embrague para repartir la potencia. El resultado es que sus reacciones son tan rápidas que prácticamente se comporta como si fuese de tracción integral permanente.

El control de estabilidad desconectable también es una ayuda extra a la hora de salir fuera del asfalto. Con todo ello, el Tucson destaca como un verdadero “todo camino”.

El día que pude meterlo en el circuito de A Pastoriza para examinar su comportamiento al límite caía un fuerte aguacero. De nuevo el sistema Haldex demostró ser muy eficaz a la hora de repartir el par y el control de estabilidad su efectividad para tratar de colocar las cosas en su sitio si nos equivocamos.

La maniobra de esquiva es crítica para este tipo de vehículos elevados, aunque, con la pista encharcada, el problema era más mantener la trayectoria que evitar el vuelco. Las reacciones del coche son sanas en todo momento, aunque la brusquedad de reacciones de la suspensión trasera provoca cierta inestabilidad en los cambios bruscos de trayectoria, pero nada grave.

La frenada de emergencia se ve beneficiada por la enorme anchura de los neumáticos, con unas distancias para detenernos muy correctas.

En definitiva, el Tucson brilla a gran altura en este apartado dentro del segmento SUV, con reacciones naturales y predecibles, lo que hace que su conducción sea segura para la mayoría.

Equipamiento Hyundai Tucson CRDi 4x4: no es barato

Prueba Hyundai Tucson CRDi 4x4 2015, La Coruña, Rubén Fidalgo
Los faros delanteros proporcionan una buena luz.
Ampliar

Con un precio de tarifa (sin descuentos) de casi 40.000 euros, el Tucson de esta prueba está demasiado cerca de un Hyundai Santa Fe, de tracción solo delantera, pero con más motor, espacio y empaque. Una de las ventajas del Tucson radica en que es un modelo de concepción muy reciente, por lo que dispone de sistemas de asistencia a la conducción de última generación (como la alerta de impacto, de pérdida de carril…) que le han permitido lograr las 5 estrellas en los test EuroNCAP.

Como la mayoría de las marcas asiáticas, Hyundai no ofrece demasiadas opciones de configuración en sus coches, casi todo se elige en packs cerrados. De hecho, con el acabado Style viene todo de serie y sólo se puede elegir el color de la carrocería (en este caso White Sand, con un sobreprecio de 490 euros).

Entre el equipamiento disponible destacan elementos como el volante o los asientos traseros calefactados (poco frecuentes en esta categoría), asiento del conductor con reglaje eléctrico, tapicería de cuero, volante multifunción, navegador, dirección de asistencia variable, techo panorámico, faros LED (lástima que las largas sigan estando confiadas a lámparas de incandescencia), climatizador bi-zona, llantas de aleación de 19 pulgadas, cristales tintados, airbags, sistema de arranque sin llave… lo cierto es que el Tucson ofrece mucho por lo que cuesta.

Puedes ver todo el equipamiento en la ficha técnica del Hyundai Tucson.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Airbag lateral conductor/acompañante
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Cámara de aparcamiento trasera
  • Airbags de cortina
  • Control de presión de los neumáticos
  • Sistema de alerta de cambio de carril
  • Intermitentes led integrados en los espejos retrovisores
  • Alarma antirrobo
  • Cierre de seguridad infantil para las puertas traseras
  • Airbag conductor/acompañante
  • Faros traseros de tipo LED
  • Detección de ángulo muerto
  • Reposacabezas delanteros y traseros regulables en altura
  • Seguro puertas para niños
  • Asistente de arranque en pendientes HAC
  • Control de estabilidad (ESP) y tracción (TCS)
  • Reposacabezas delanteros activos
  • Luces diurnas de LED
  • ABS + EBD + BAS
  • Sensor de aparcamiento delantero
  • Sensor de luces
  • Cierre de puertas automático con el vehículo en marcha (programable)
  • Cinturones delanteros con pretensores y ajustables en altura
  • Luces de alcance lateral
  • Alerta de aproximación de tráfico trasero
  • Sistema autónomo de frenada de emergencia (AEB)

Confort

Equipamiento de Serie

  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Red de sujección de carga
  • Volante y palanca revestido en cuero
  • Retrovisores eléctricos y calefactables
  • Sensor de lluvia
  • Reposabrazos trasero
  • Elevalunas eléctrico del conductor con función de seguridad
  • Llantas aleación de 19´´
  • Respaldo trasero abatible 60/40
  • Asiento conductor multirregulable
  • Llave inteligente con botón de arranque y detector de proximidad
  • Climatizador automático bizona con filtro y ventilación en las plazas traseras
  • Cristales tintados (ventanillas traseras y luneta trasera)
  • Asientos guarnecidos de cuero
  • Sistema Stop and Go
  • Reposabrazos central trasero con portaobjetos
  • Ajuste lumbar conductor
  • Luneta térmica trasera
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Parabrisas térmico
  • Asientos calefactables (delanteros y traseros)
  • Control de crucero con mandos al volante
  • Control de descenso de pendientes DBC
  • Retrovisores plegables automáticos
  • Techo solar de apertura eléctrica
  • Reposabrazos central delantero con caja portaobjetos
  • Espejo interior electro cromático
  • Dirección asistida regulable (Flex Steer)
  • Volante calefactable
  • Cierre centralizado remoto
  • Cristales ligeramente oscurecidos
  • Rueda de repuesto del mismo tamaño/diseño que las del vehículo
  • Ajuste lumbar asiento del conductor

Equipamiento Opcional

  • 149.99 €Pintura sólida
  • 450 €Pintura metalizada
  • 450 €Pintura mica

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Mandos en volante
  • Antena de techo tipo aleta de tiburón
  • Cuadro de mandos supervisión
  • Equipo de audio con conexiones USB y AUX
  • Bluetooth integrado con reconocimiento de voz y mandos en el volante
  • Ordenador de viaje
  • Sistema de navegación integrado con pantalla táctil
  • Equipo de audio con Radio/MP3 Conexiones USB y Aux

Otros

Equipamiento de Serie

  • Eco-indicador de conducción eficiente (propuesta de marcha)

    Consumo Hyundai Tucson CRDi 4x4: algo tragón

    Prueba Hyundai Tucson CRDi 4x4 2015, Arnoia, Rubén Fidalgo
    Los consumos del Tucson son algo elevados en la versión 4WD.
    Ampliar

    Con unas cifras oficiales de 6 l/100 km en ciuda, 4,8 l/100 km en carretera y un consumo medio de 5,2 l/100 km, los valores a lo largo de la prueba han sido claramente más elevados que los declarados por el fabricante. En su defensa hay que aclarar que la homologación se hace con una unidad mucho menos equipada que la probada, en la que hay elementos que penalizan bastante el consumo por su peso (techo panorámico, asientos de cuero con reglaje eléctrico…) y mayores rozamientos (neumáticos anchos con medidas 245/45-19).

    Pese a esta excusa, la diferencia es excesiva. A lo largo de la prueba la media de consumo real ha sido de 7,4 l/100 km, con unos valores de 8,2 l/100 km en ciudad; 5,8 l/100 km en carretera y 7,2 l/100 km en autopista a 120 km/h, unas cifras que, sin ser malas, son elevadas.

    Con estos consumos y un depósito de 62 litros de capacidad, el Tucson tiene una autonomía que supera los 800 km.

    Puedes ver todos las cifras oficiales en la ficha técnica del Hyundai Tucson.

    Rivales

    Tucson 2.0CRDI Style 4x4

    Desde
    38.844 €

    Diesel

    Manual
    marchas

    500X 2.0Mjt Cross 4x4 103kW

    Desde
    25.720 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    140

    9,5

    4,9

    130

    Kuga 2.0TDCI Titanium 4x4 150

    Desde
    31.650 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    150

    9,9

    5,2

    135

    CX-5 2.2DE Luxury (Navi) AWD 150

    Desde
    35.355 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    150

    9,4

    5,2

    136

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    * He leído la Política de privacidad

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    jcl 30 octubre, 2015

    buenas y bonitas fotografías….la verdad que aun no siendo ” santo de mi devoción” los suv este coche es precioso ( como el cr-v ,de honda) y este color lo borda…..ganas tengo de ver el próximo Hyundai elantra 2016 ( creo que para enero) que será estéticamente como este Tucson “sin estar inflado y alargado” ….bonitas llantas como inútiles fuera del asfalto…….un saludo.

    Rubén Fidalgo 1 noviembre, 2015

    Hola jcl, no estoy muy seguro de que el Elantra llegue a nuestro mercado. Estaremos atentos. Un saludo y gracias por tu fidelidad.

    jcl 2 noviembre, 2015

    pues seria una gran pena, personalmente me parece una buena berlina………

    Rubén Fidalgo 2 noviembre, 2015

    cuestión de números… teniendo el i30 y el i40 no hay demasiado espacio en el mercado español para el Elantra, y homologar el coche para el mercado vale pasta. La generación que hubo hasta ahora del Elantra no ha logrado una demanda suficiente como para hacer viable su comercialización… aunque sí, es un gran coche.

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba